Asens emula a Domènech e inspira su candidatura en el catalanismo popular

  • Se separa del independentismo asegurando que se ve más reflejado en el Madrid del 15M que en las élites catalanas "que tanto nos han robado"
  • Se distancia del discurso que ve a España como irreformable

BARCELONA.- En Comú Podem será el nombre de la coalición que se presentará a las elecciones generales del 28 de abril. El mismo nombre con el que Podem, ICV, EUiA y Barcelona En Comú ya concurrieron a los comicios de 2015, siendo la primera fuerza en Catalunya. Este domingo, en un acto en Barcelona, en Cotxeres de Sants, en el que participaban la alcaldesa Ada Colau, el candidato a las europeas Ernest Urtasun y Jaume Asens, cabeza de lista al Congreso, los comunes dieron el pistoletazo de salida a una campaña que se perpetuará hasta finales de mayo.

Los comunes, como la izquierda estatal en general, viven un momento interno complicado. Por un lado, la plataforma Sobiranistes, en la que se encuentran el coordinador general de EUiA, Joan Josep Nuet, y la que fuera portavoz del grupo en el Parlament, Elisenda Alamany, está llegando a pactos para concurrir con ERC conjuntamente a las generales, el primero, y a las municipales bacelonesas, la segunda. Por otro lado, el portavoz adjunto de Unidos Podemos en el Senado, Óscar Guardingo, anunciaba que no participará en la candidatura al Congreso, para la que había sido elegido por primarias de Podemos, al no compartir el perfil independentista del cabeza de lista, Asens.

El conflicto catalán sigue dando dolores de cabeza a una izquierda, la de los comunes, que ha surfeado entre dos posiciones antagónicas en los últimos años de enconamiento político. Asens, de claro perfil soberanista, próximo a algunos postulados independentistas, tiene como principal reto el moldear un perfil propio durante una campaña en la que lo territorial será uno de los principales temas a debate.

Publicidad

Y el domingo, Asens dibujó las líneas por las que discurrirá su discurso esta campaña. El todavía teniente de alcalde de Barcelona recogió el guante del catalanismo popular, ese que históricamente ha compaginado los derechos sociales con los nacionales, y mostró cuáles son los referentes históricos y presentes del espacio de los comunes para concurrir a esta elecciones generales. El actual candidato emuló el discurso que Xavier Domènech, cabeza de lista victorioso en las dos últimas generales, pronunció en noviembre de 2016 en el Ateneu Barcelonés, un acto que sirvió como inicio simbólico de la creación del nuevo sujeto político que se haría llamar, meses después, Catalunya En Comú.

Asens, de este modo, hizo guiños a la "solidaridad y fraternidad" entre los distintos pueblos del Estado español, con quien la Catalunya de los comunes quiere compartir proyecto, diferenciándose del independentismo unilateralista de los últimos años. "Nos sentimos más identificados con este Madrid que con las élites nuestras (catalanas) que nos han robado tantos años", dijo, en referencia al Madrid "popular, del 15M, feminista, ecologista, del No Pasarán, del de la manifestación del pasado sábado en Cibeles"...

Apuesta, Asens, por "reforzar los lazos de fraternidad y solidaridad con el resto de pueblos de España". "No compartimos la idea reaccionaria de que España es irreformable. Hacen falta alianzas amplias con las fuerzas de progreso de Europa y del resto del Estado. No es verdad que solos podemos. Queremos que Catalunya sea reconocida como una nación, que los presos políticos y exiliados puedan volver a casa, ejercer el derecho a decidir y eso no lo podemos hacer solos", explicaba el candidato, ante un público entregado.

Este abogado penalista, defensor de los derechos humanos y de gran cantidad de activistas sociales, parafraseó al mítico dirigente del PSUC, Joan Comorera, estableciendo también el vínculo rojo con el marxismo catalán. "Comorera decía que Catalunya no será libre si España no es libre". También hizo un guiño al republicanismo de ERC, parafraseando al president de la Generalitat fusilado por el fascismo, Lluís Companys: "Decía que España no podía cambiar sin Catalunya y Catalunya no podría decidir sin que cambiara España".

"Defender el autogobierno por un lado y la modernización de España por la otra", un doble anhelo de los comunes por el que ya apostaron algunos presidents de la Generalitat, como Pi i Margall, Francesc Macià o el propio Companys, en palabras de Asens. Acto seguido, citó algunas de las fuentes de las que quiere beber su candidatura al Congreso: PSUC, la ERC de los 30, Bloc Obrer, Sindicalisme Llibertari, Moviment Socialista de Catalunya...

Dotó de simbolismo que el acto se celebrara en el barrio de Sants, barrio en el que el movimiento obrero y cooperativista ha tenido una gran importancia histórica. "No olvidamos quién es nuestra gente, quiénes somos ni de dónde venimos", arengó. "Es un orgullo volver a este barrio y recordar que en el parque de la Espanya Indistrial hubo la primera gran huelga general, trabajadores como Simó Piera, Salvador Seguí o Joan Peiró conquistaron la jornada laboral de ocho horas", pronunciaba, Asens. "En este barrio se crearon las Comisiones Obreras de Catalunya. Este legado lo representa Aina Vidal", dijo, en referencia a la diputada de ICV, que será la número dos por Barcelona de los comunes. También dijo verse reflejado en las luchas de sindicalistas de este sindicato, como el catalán Alfons Comín o el propio Marcelino Camacho.

Además, Asens mandó mensajes a sus rivales en las próximas elecciones. A las derechas y ultraderechas de Colón, les aseguró, mientras el público entonaba el grito del "No Pasarán": "No dejaremos que se nos hiele el corazón al grito de 'A por ellos', no dejaremos que Franco salga del Valle de los Caídos para instalarse en la Moncloa. No pasarán". Al PSC, le pidió "que recupere su identidad, su pasado socialista y catalanista". Por último, advirtió a los independentistas que "hay que dialogar y recoser".

"El tiempo de hojas de ruta inevitables ha fracasado. El tiempo de pecho y cojones ha fracasado. Les decimos que el tiempo de la testosterona ha fracasado, necesitamos feminizar la política catalana", interpeló a los independentistas y les advirtió de que no pueden ir al Congreso a bloquear el Gobierno de España. "¿A bloquear qué? ¿La bajada de las tasas universitarias? ¿La regulación de los alquileres, la subida de las ayudas a la independencia, un gobierno del cambio que no abra la puerta a la extrema derecha?", se cuestionaba. "Nosotros vamos a Madrid a gobernar, si queremos bloquear algo es a la coalición del Ibex 35 y del tripartito de Colón", advirtió.