La crisis del periodismo ataca a las emisoras de radio locales

Logotipos de las emisoras Prisa Radio y ABC Punto Radio.

Que la crisis del periodismo es galopante no hace falta repetirlo, según «El libro negro del periodismo en España» desde que la situación económica empezó a ser alarmante, hace tres años, se han producido más de 5.000 despidos en el sector, aunque hasta la fecha se había cebado sobre todo en los medios escritos y en la televisión. Ahora parece que le toca también a la radio.

En estos días la Inspección de Trabajo ha autorizado el ERE de Prisa Radio, que supone la salida de 258 profesionales; 176, como cifra máxima, forzosos y el resto voluntarios, que percibirán 45 días por año trabajado y, en el caso de los forzosos, una cantidad lineal que irá en función de cuantos sean finalmente. Hay una cifra de 24 ó 25 personas que podrían no ser despedidas sino trasladadas o modificado su contrato. La medida fue acordada por la dirección de la empresa y el comité de empresa y ratificada por los trabajadores en asamblea.

Publicidad

A pesar de lo duro del ajuste y del elevado número de personas que perderán su puesto de trabajo,  el resultado final no ha sido tan malo como se esperaba al principio, cuando el grupo Prisa anunció su plan de eficiencia, por el que pretendía despedir a 2.500 personas de todas las empresas del grupo. En ese primer momento a la radio se le asignaron más de 500 despidos. Sin embargo esa cifra hacía incluso peligrar la continuidad de muchas emisoras por lo que al final, la propia dirección ha reducido el número de salidas.

Prisa Radio está formada por más de 80 emisoras y la reducción afectará principalmente a las más pequeñas, de onda media o radiofórmula, pues verán significativamente reducida su programación local, emitiendo prácticamente sólo en cadena.

Otra emisora que pasa por dificultades es Punto Radio, la emisora del grupo Vocento, que a partir del próximo lunes 24 de octubre se llamará ABC Punto Radio. Después de varios años en los que ha visto disminuir sus ingresos y con unas pérdidas acumuladas de más de diecinueve millones de euros, la empresa editora Radiopubli, despedirá a 15 personas de la redacción en Madrid, diez de plantilla y cinco de la productora. No serán despidos aleatorios, esperan que haya un número suficiente de personas que de manera «voluntaria» decida salir. Se han negociado las condiciones de salida con el comité y los despedidos cobrarán una cantidad superior a 45 días por año.

Además, varias emisoras locales, que estaban asociadas a Punto Radio han dejado de emitir programación local, al no resultar rentable para la cadena. Al igual que en el caso de Prisa Radio se ve perjudicado el contacto de las radios con sus oyentes más cercanos. Sin embargo, ABC Punto Radio no ha perdido cobertura en esos lugares, pues se seguirá escuchando la programación nacional. Ello ha supuesto también la salida de un importante número de profesionales en Asturias, Murcia, Málaga, entre otros lugares, que no eran personal de Radiopubli sino de cada una de las emisoras.

Con el cambio de nombre, también llegan caras nuevas a la emisora, Melchor Miralles dirigirá un programa por la mañana e Isabel San Sebastián hará lo propio por la noche. La plantilla no está muy satisfecha con los nuevos fichajes pues no considera que vayan a servir para aumentar la audiencia, al no ser periodistas con experiencia en comunicación radiofónica.