Doctor familia y mister jauría, simplemente Polanski

2

Lo que más nos gusta de las historias representadas es la fuerza del texto y el poder de la interpretación, sin olvidarnos del trabajo de la dirección, claro. Por eso somos grandes admiradores del teatro y también del teatro en el cine. Películas como La huella, Quién teme a Virginia Wolf o La gata sobre el tejado de cinc nos traen gratos recuerdos y hace tiempo que echábamos de menos volver a ver buen cine basado en una obra de teatro.

Ha sido Polanski quien nos da otra vez esa satisfacción con Un Dios salvaje, un texto excelente de la dramaturga francesa Yasmina Reza -conocida en España sobre todo por ser la autora de Arte, aquella estupenda obra interpretada por Flotats, Pou e Hipólito- donde nos cuenta la reunión que mantienen dos matrimonios para solucionar de manera cordial y civilizada el enfrentamiento que han tenido sus hijos adolescentes.

Polanski,  un director que a lo largo de toda su carrera, y especialmente en películas como El cuchillo en el agua, Callejón sin salida o La muerte y la doncella, ha mostrado interés en las relaciones complejas, intensas y a veces obsesivas que surgen en los espacios cerrados, dos elementos medulares en el teatro, vuelve a mostrarnos las dotes de director que le han dado fama: dominio de los espacios, mantenimiento del ritmo narrativo, coordinación de las intervenciones de los actores y protagonismo de los diálogos y situaciones del relato sin distracciones de artificios sonoros o visuales.

En esta ocasión consigue que cuatro actores encerrados en una habitación durante poco menos de una hora y media mantengan nuestro interés creciente por ver cómo una situación aparentemente anodina y en cierta manera habitual evoluciona hacia terrenos psicológicos turbulentos donde fluyen de manera incontrolable convicciones, sentimientos y deseos profundos que la educación y las convenciones sociales y mantienen embridados.

Estas dos parejas educadas que intentan que el incidente que han protagonizado sus hijos sirva para extraer algo provechoso para su educación no se imaginan cuando empiezan a dialogar durante la visita que rinden una a la otra que en poco tiempo se desatará el infierno. Desde un comportamiento inicial de cortesía, buenas maneras y madurez, que la autora hace caminar hábilmente sobre un filo de estabilidad bajo la amenaza de desastre y que el público, que lo intuye desde el principio, desea evitar inconscientemente pero que razones como la casualidad, la culpa o el deseo parecen impedir en un comportamiento que recuerda al de El Ángel exterminador, llegamos paulatinamente al enfrentamiento soterrado entre ambos matrimonios primero, a la discusión más evidente después, luego a la lucha de roles en una natural alianza sexual y finalmente a la disputa personal entre miembros de la pareja y entre todos.

Reza y Polanski utilizan el microcosmos de un hogar y la excusa de la pelea infantil para mostrarnos los fantasmas que habitan en el interior de estas parejas y sus componentes. La grandeza de esta historia es precisamente que éstos se manifiestan ante extraños y en un contexto inadecuado, lo que proporciona grandes dosis de ironía, cinismo, drama y humor, y por tanto de interés.

Las sinceras, exigentes y admirables interpretaciones de cuatro actores a los que no estamos muy acostumbrados a ver en este tipo de cine (Jodie Foster, John C. Reilly, Kate Winslet y Christoph Waltz) contribuyen en proporción tan importante como la dirección del polaco y el texto de la francesa a sustentar la rotundidad de esta estupenda película en la que Polanski, en cierta manera, se toma metafórica venganza dramática de la corrección política y social que le ha llevado al exilio y a la cárcel.


loading...

2 Comments
  1. icoman says

    Totalmente recomendable para pasar un buen rato de cine. Me pareció interesante con puntos divertidisimos. Es la explicación de como con no mucho presupuesto y una buena historia se pueden hacer grandes peliculas.

  2. Jonatan says

    Talento y buenos actores. ¿No le da envidia a la industria del cine española?

Leave A Reply

Your email address will not be published.