Roures anuncia que ‘Público’ cerrará en dos o tres semanas si no encuentra inversores

2
Jaume Roures, propietario de 'Público', en una imagen de archivo. / Efe

No hay buenas noticias en Público. Jaume Roures, editor del diario, se reunió ayer con los trabajadores y les dio un ultimátum: si en dos o tres semanas no encuentra inversores que aporten entre 6 y 9 millones de euros, el periódico cierra.

Tras la presentación de un concurso de acreedores la semana pasada, la intranquilidad en la plantilla ha ido en aumento y el comité de empresa solicitó una reunión urgente, para conocer el futuro del medio. La respuesta de Roures no ha dejado tranquilo a nadie. Según él, esa cifra sería necesaria para asegurar la viabilidad del periódico durante este año, si se consiguiera una cifra inferior, se podría buscar una fórmula alternativa, que ya ha contemplado la dirección: editar el periódico en papel sólo los fines de semana y mantener la edición digital todos los días. En cualquier caso, si el periódico sobrevive, bien como lo conocemos ahora o sólo en versión digital, se producirá una reestructuración de la plantilla, con los consabidos despidos.

La reunión se ha prolongado durante más de dos horas y ha estado presente toda la plantilla de Madrid y por teléfono, la de Barcelona. También estaba presente el director de La Voz de Asturias, la otra cabecera de Mediapubli, que también está en el concurso de acreedores.

Roures ha manifestado que no tienen intención, ni él ni Tatxo Benet, de poner más dinero en el medio y cuando le han preguntado por su patrimonio, en relación con el cuadro que posee de Antonio López, valorado en cinco millones de euros, ha manifestado que no tiene patrimonio y que si alguien le compra el cuadro por cuatro millones de euros, pone el dinero en el periódico, aunque cuando le han exigido que les abone la nómina de diciembre, ha dicho que hasta que no llegue el administrador concursal no se va a pagar nada. Sin embargo, para eso aún queda tiempo. Primero debe nombrarlo la juez del concurso, aceptar el nombramiento y ponerse a trabajar. En cualquier caso, hasta la aceptación del cargo por los administradores concursales el deudor podrá realizar los actos propios de su giro o tráfico que sean imprescindibles para la
continuación de su actividad, por lo que, de haber dinero en la caja, se podría pagar a los trabajadores sin esperar la llegada del administrador.

El principal interés de Roures es que el periódico siga saliendo mientras aparecen los deseados inversores, por ello se está pagando la impresión y distribución semanalmente. "Si deja de salir estamos muertos todos" ha afirmado.

Por otro lado, parece que la campaña de apoyo de los lectores no ha causado mucho entusiasmo en la dirección. A pesar de los numerosos ofrecimientos para hacer aportaciones mediante el sistema de crowdfunding o simples donaciones, no se hará nada hasta que sea nombrado el administrador concursal. Incluso ha habido un gran número de lectores que han querido suscribirse y se han encontrado con la sorpresa de que el sistema de suscripción está cerrado. Igual cuando llegue el administrador concursal es demasiado tarde.

Leave A Reply

Your email address will not be published.