Jornadas de paros parciales y huelga en ‘El País’ para frenar los despidos

6
El presidente de Prisa, Juan Luis Cebrián,el pasado viernes, día 13, durante su intervención en la asamblea general de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), celebrada en Sao Paulo (Brasil). / Sebastião Moreira (Efe)

(Actualización de las 13:50 horas, tras finalizar sin acuerdo la conciliación ante el SIMA)

Finalmente la reunión ante el SIMA se ha celebrado sin acuerdo, al no aceptar la empresa la retirada del expediente de regulación de empleo y la apertura de un período de negociación sin despidos. El comité de empresa ha incrementado el número de días de paros parciales y de huelga convocados, aunque sólo se celebrarán las jornadas que, valorando la situación, se consideren oportunas. Los representantes de los trabajadores han enviado, además, el gráfico que publicamos, al Presidente del Grupo Prisa, Juan Luis Cebrián, en el que se recoge los beneficios del periódico desde el año 2000, que ascienden a 851,80 millones de euros. En los tres últimos años, desde que la empresa que englobaba todos los servicios del periódico se desgajó en varias, sólo el diario ha ganado 50,70 millones de euros. Esperan del Presidente una respuesta sobre donde están esos beneficios.

Gráfico de benficios de 'El País'. / elpaiscomite.blogspot.com

Cuando se despertaron el ERE seguía allí. Ha pasado una semana desde que Cebrián y Moreno entregaron al Comité los datos del despido colectivo, que el Grupo Prisa pretende ejecutar en El País y el expediente sigue su marcha.

Como la empresa continúa adelante con los despidos, se harán efectivos paros parciales y totales durante este mes y el próximo. La comparecencia ante el SIMA (Servicio Interconfederal de Mediación y Arbitraje) es requisito previo a la ejecución de las jornadas de huelga. En principio, estaba previsto que los paros parciales comenzaran los días 18 y 19 de octubre, pero al haber sido citados hoy, día 17, y ser necesario que transcurran cinco días, se celebrarán los días 23, 24, 29 y 30 de octubre. Serán dos horas por turno y persona. También están previstas jornadas de huelga total los días 25, 26, 27, 28 y 31 de octubre y 2, 6, 7 y 8 de noviembre.  Mañana se celebrará la segunda reunión entre la empresa y los representantes de la plantilla para intentar acercar posiciones, aunque un abismo separa a la redacción y al director por los distintos episodios que han ocurrido esta semana

Primero fueron las presiones para evitar que los miembros del Comité estuvieran presentes en las reuniones que mantuvo el director, Javier Moreno, con las distintas secciones, a pesar de ser los propios trabajadores los que demandaron su presencia. Esto ha motivado una denuncia ante la Autoridad Laboral contra el director del periódico y la directora de Recursos Humanos.

Después, tras la retirada de las firmas por parte de los periodistas, vino la coacción del despido inmediato o de no volver a firmar más. Los trabajadores, en aras a acercar posiciones, decidieron entonces volver a firmar y sólo retirarán sus firmas los días en que hagan paros parciales o totales.

Lo siguiente fue el veto más descarado. Primero a una "Carta abierta a Juan Luis Cebrián"  publicada en el blog de elpais.com Tú ibas de azul. Afortunadamente el artículo se ha recuperado y se ha distribuido por las redes sociales. Después, a la columna de los sábados de la periodista Luz Sánchez Mellado que, por desgracia, no ha conocido la luz. Este segundo veto provocó que el comité de redacción solicitara una reunión de urgencia con el director del periódico. Javier Moreno, lejos de dar una respuesta justificada a la no publicación del artículo, les espetó que el periódico no es de sus periodistas, que él tiene derecho de veto sobre todo lo que se publica o que no va a permitir que el periódico sea una plataforma para dirimir cuestiones laborales.

Otras firmas del periódico han tenido más suerte y han podido hacer público su malestar. Es el caso de Elvira Lindo, Forges o Maruja Torres. Esta última, además, aprovechó su presencia en el acto inaugural del curso de la Facultad de Comunicación de la UAB para criticar abiertamente a Cebrián. También el que fuera hasta hace un mes director adjunto del periódico, Gumersindo Lafuente, ha criticado la política empresarial del grupo, desde el periódico mexicano La Nación: “El drama de El País es que ha sido un periódico que ha ganado mucho dinero y ahora, cuando necesita reinventarse en cinco años, no lo tiene por las torpezas de gestión de la compañía propietaria del periódico. El País se merecía poder tener ese dinero para poder hacer la travesía en el desierto, pero no lo tiene y es una pena. Ese dinero se ha esfumado en otros negocios del Grupo Prisa”.

Mientras, 128 despidos y 21 prejubilaciones penden sobre las cabezas de los trabajadores de El País. De ellos, la empresa pretende que 53 sean en las delegaciones que redujeron su paginación hace menos de un mes, -Galicia, País Vasco, Comunidad Valenciana y Andalucía- lo que supondría el desmantelamiento de estas redacciones regionales. Como ya informamos en cuartopoder.es, a pesar de que la empresa entregó la lista de los despedidos, el comité no ha querido que se haga pública, ya que imposibilitaría cualquier negociación con bajas voluntarias y colocaría a la otra parte en una posición dominante, pues esa lista no es vinculante y la dirección puede cambiarla en el último momento.


loading...

6 Comments
  1. Periodismo y Dignidad says

    Estaría bien que pusierais el acento en el hecho de que el delegado del País Vasco, Juan Mari Gastaca, iba firmando artículos con nombres falsos (Iñigo Maiz, J. Salas, D.E.P) para tener «variedad» de firmas en la edición País Vasco… en la redacción todavía esperamos respuesta de la dirección, que dijo que el hecho es «inasumible e inaceptable» y abrió expediente al delegado. Esto es lo que transmitió el comité:

    El comité transmitió al director su rechazo a que en el País Vasco hayan aparecido piezas firmadas con seudónimo o iniciales que no se correspondían al nombre de ningún redactor ni colaborador. Se trata de al menos una decena de informaciones de deportes firmadas por un inexistente Iñigo Maiz, entre otras con distintas iniciales en el cuadernillo. Antes de ello, el comité habló con el delegado en el País Vasco, Juan Mari Gastaca, que lo justificó como una manera de que hubiera variedad de firmas en el cuadernillo, por ejemplo cuando escribía de deportes.

    Moreno dijo que hasta el día anterior, cuando el comité avisó a la dirección, desconocía ese hecho, y lo calificó de “inasumible e inaceptable”. “Hemos abierto un expediente informativo. Aunque en otro contexto, ya dije que el uso indebido de la firma acarrearía consecuencias”, añadió.”

    Esto hace unos años hubiera supuesto el despido automático en un periódico como El País. Como está el patio que parece que ya todo vale. A ver si nos muestran donde está la línea roja.

    Esto es lo que escribió sobre él un histórico de El País como Vitorino Ruiz de Azua.

    http://www.ere-elpais.com

    Y alguien ha tenido el ingenio de crear una cuenta de twitter para la mazorca más famosa del periodismo español, Iñigo Maiz.

    https://twitter.com/inigo_maizzz

  2. Antonio says

    Si de mí dependiera, montaba una huelga total en el periódico durante una semana entera o más, que no llegue el periódico a los kioscos hasta conseguir que Cebrián y los restantes miembros del consejo de administración del Grupo Prisa se rebajen el sueldo.

  3. Luis says

    Para empezar, un periódico que gana dinero no puede hacer un ERE. El País y la Ser siguen ganando mucha pasta, y si los jueces de este país tuvieran un ápice de vergüenza social, rechazarían los despidos de plano.

  4. crisbisbal@yahoo.es says

    Pos eso. Hasta con derecho aveto por parte del director… Muy fuerte!!

  5. Enrique Duro says

    A El Pais se le está cayendo la máscara de «colectivo ideologico» de la malhadada transición democrática -de aquellos polvos, estos lodos-. ¿Quienes serán los columnistas a despedir? No es dificil hacer quinielas: Manuel Rivas, Juan Jose Millás, El Roto, Maruja Torres….Seguirán Savater, Santos Juliá, Rosa Montero, Juan Cruz, Moies Naím y todos los furibundos antichavistas, y por supuesto Vargas Llosa

Leave A Reply

Your email address will not be published.