Carta a los lectores de la plantilla de ‘El País’ y nuevas amenazas de la dirección

1
Uno de las imágenes utilizadas por el comité de empresa de El País. / elpaiscomite.blogspot.com.es

Repartos masivos. Así han denominado los trabajadores de El País la entrega de cartas a los lectores durante el día de ayer. Cientos de trabajadores, en distintos quioscos de toda España, han querido contar de primera mano a miles de lectores como se sienten y cuál es la verdadera situación económica del diario.

Publicidad

La carta explica que, durante los seis primeros meses del año 2012, el diario no ha tenido pérdidas sino beneficios de 1,8 millones de euros y algunos otros datos que la empresa no ha contado: por ejemplo, que el coste medio de los 54 miembros de la dirección de El País que están fuera del convenio colectivo es de 209.000 euros.

Publicidad

También explican los trabajadores que, cuando desde la dirección se les anunció el ERE, propusieron asumir posibles pérdidas con bajadas de salario, pero sin despidos. Hasta tres veces pidieron que pospusieran la presentación del despido colectivo hasta que se estudiara conjuntamente con el comité y lo rechazaron.

La preocupación de los trabajadores no es sólo por la pérdida de sus empleos sino también por la calidad del periódico ¿Qué diario llegará a los quioscos tras el despido de más de cien periodistas, entre ellos, algunos de los mejores de España? se preguntan.

La entrega de las cartas ha provocado una gran irritación en el director, Javier Moreno, que ha visto como sus amenazas, también en forma de carta, del día anterior, no han servido para nada. El pasado sábado dirigió una carta a toda la redacción en la que manifestaba entre otras  cuestiones, su preocupación por las reacciones que la presentación del expediente de regulación podían tener en el futuro del periódico.

Considera Moreno que la retirada de firmas socava la calidad del diario y deteriora gravemente el valor periodístico de la marca y que la utilización abusiva de columnas de opinión, en contra del ERE, aplica parciales puntos de vista sobre un conflicto que no afecta a los lectores.

La carta termina con una velada amenaza a todos los que no colaboren en el despido de un tercio de la plantilla “Cuantas actitudes perjudiquen al diario en el ámbito profesional y no se limiten a los perfiles laborales del conflicto no sólo no lograrán mejorar las vías de solución del mismo, sino que pueden comprometer la independencia del proyecto y hasta su continuidad”. 

El género epistolar está de moda.

1 Comment
  1. yateoyi says

    Si nos quitan la calidad del pais que pasara con la prensa escrita que referencia tendremos? ABC, La Razon,La Gaceta, La Nueva España ? La larga mano del capitalismo de pensamiento único se esta aprovechando de la crisis

Leave A Reply

Your email address will not be published.