La plantilla de ‘El País’ rechaza la oferta de la empresa, que mejora la indemnización, y se opone a los despidos

0

En un país con unas perspectivas económicas muy desfavorables y con un mercado de trabajo prácticamente inexistente, para los periodistas, los trabajadores de El País han votado no a la propuesta de despidos de la empresa, a pesar de que la oferta económica ha mejorado sustancialmente y de que se arriesgan a ser despedidos percibiendo únicamente la indemnización legal. Como han manifestado hasta la saciedad, este conflicto es algo más que la pérdida de unos puestos de trabajo, es la dignidad de los profesionales que integran el diario y la lucha por defender el periódico en el que creen.

Publicidad

Después de un mes de reuniones no se ha conseguido la principal petición de la plantilla: que no hubiera despidos o, al menos, no en un número tan abultado. La empresa ha ofrecido 125 despidos, 21 prejubilaciones y reducción de salario en torno al 12% de media. Aunque las condiciones económicas eran bastante mejores tanto para los despidos -35 días por año trabajado con el tope de 48 mensualidades- como para las prejubilaciones -65% del salario neto para los mayores de 58 años y 70% para los mayores de 60 años- la plantilla no las ha aceptado y así se lo ha comunicado a la empresa, después de la votación. No están de acuerdo en el número de despidos y tampoco admiten que la empresa no haya querido negociar ni estudiar otras medidas alternativas de ahorro, que no mermaran la calidad del diario. Además, la dirección pretendía abonar las indemnizaciones en tres veces: el 50% al ser despedidos, el 25% dentro de seis meses y el otro 25% dentro de un año, garantizando el cobro mediante la entrega de pagarés y que, en ningún caso, la indemnización superara los 175.000 euros.

Publicidad

Se han celebrado asambleas en todos los centros de trabajo y el comité ha informado de las últimas condiciones, dejando que fuera la plantilla la que tomara la decisión final. De un total de 460 trabajadores, votaron 365: 207 en contra de la propuesta, 137 a favor y 21 en blanco. Ahora corresponde a la empresa tomar una decisión y si ejecuta el ERE se encontrará con las demandas individuales de los trabajadores y con la colectiva que presentará el comité, pidiendo la nulidad del despido colectivo. A pesar de que ya ha transcurrido el plazo legal, aún se pueden alcanzar acuerdos.

Ayer salió a la calle el útimo diario realizado por esquiroles, aquellos trabajadores que no han secundado la huelga y han publicado los artículos. Desde las redes sociales, sus compañeros les ponían nombre y apellido y les recriminaban su actitud. Además ayer se volvió a guardar un minuto de silencio en la redacción, aunque esa vez no sostenían el diario entre las manos, pues no lo había hecho la plantilla.

También se han sentido molestos en el diario al no contar con el apoyo, al menos nominal, de algunos colaboradores como Carlos Boyero o Juan José Millás. La columna de este último salió publicada ayer. El mismo espacio debía ocupar el jueves la de Maruja Torres, pero se adhirió a la lucha de sus compañeros y no salió.

Los trabajadores han intentado durante este mes hacerse visibles por todos los medios: han entregado cartas a los lectores, han reprobado al Presidente de PRISA, Juan Luis Cebrián, han celebrado una rueda de prensa, así como concentraciones en la sede de Madrid y en las distintas delegaciones y han hecho el vídeo que reproducimos arriba mostrando qué es para ellos su periódico.

Han conseguido recabar múltiples apoyos: la prensa extranjera ha seguido con interés el conflicto, poniéndose de parte de la redacción, frente al disparate que pretende el Grupo Prisa, la Federación Europea de Periodistas (FEP) han hecho público  un manifiesto de apoyo a la plantilla, los colaboradores del diario también se han posicionado a favor de la redacción,  frente a la censura llevada a cabo por la dirección, intelectuales como Fernando Trueba, Manuel Rivas o Suso de Toro les han acompañado para mostrar su apoyo y, aunque los medios españoles han sido muy parcos en referencias, el programa el Intermedio en la Sexta, le dedicó un reportaje al conflicto y el periodista Jordi Evole se refirió al ERE de El País, en una entrevista realizada en el programa El Hormiguero.

Por el camino se quedó Enric González, que hizo pública su decisión de salir del diario, independientemente de que estuviera en la lista de despedidos o no y Santos Juliá, colaborador de El País desde 1994 y que lo ha abandonado por la censura de un artículo suyo, precisamente por mencionar a González.

Leave A Reply

Your email address will not be published.