La mala educación

26

El gesto repetido por varios estudiantes universitarios, muy brillantes, de no saludar al ministro de Educación cuando les da un premio, como acto de protesta por la LOMCE me ha dado vergüenza ajena. Si esos son los argumentos intelectuales de los universitarios españoles razones hay para sentirse mal.

Se me dirá que es una respuesta democrática y legítima al empeño del ministro por defender su ley, lo que considera beneficioso para la educación española, pero siempre he confiado más en la razón y en la inteligencia que en los gestos, muchos de ellos demagógicos e impositivos, del tipo del que representaron estos universitarios.

Publicidad

Por otra parte, la plantada me recordó la estupidez cometida por quien iba a ser después presidente del gobierno español, el infausto Rodríguez Zapatero, cuando dejó pegado el culo en el asiento al paso de la bandera de Estados Unidos en un desfile. Ahora, lo ha intentado maquillar al asegurar a Luis del Olmo, en RNE, que se trataba de protestar por todos los países invasores de Irak. ¿Nos toma por idiotas?

El primero de los universitarios en recibir el premio sí saluda al ministro, aunque luego grite "por una educación pública para todos" quizás para paliar su gesto de buena educación y que no se lo confundan con una bajada de pantalones. Pero, en todo caso, eso estuvo muy bien. Los demás, algunos portadores de la camiseta verde de las manifestaciones –lo que ya habría sido una intención suficiente de desacuerdo-, salieron en estampía sin siquiera mirar a su máxima autoridad, como si se tratara de protestar ante Pinochet. Incluso una licenciada vestida a la última afeó su elegancia con el gesto. No es eso, no es eso.

Conozco el percal porque también me he sentido presionada por el mainstream cuando universitaria y cuando trabajadora durante una huelga general en RTVE hace  años. Por eso intuyo que algunos de esos chicos habrían saludado como es preceptivo a Wert, aunque mantuvieran sus diferencias, de haberse sentido de verdad libres.

Hay un par de consideraciones que conviene recordar para llegar a entendernos alguna vez, para llegar a algún buen puerto en este momento histórico en que nos encontramos. Una es que, bonita o no, estamos en una democracia y en una democracia las posiciones de cada cual se defienden con argumentos y no con cagadas públicas. Escriban esos brillantes alumnos artículos que todos puedan leer; seguro que se los publican dada su destacada categoría. Organicen discusiones públicas, debates, encuentros para analizar posibilidades. Que se note que han sido privilegiados con una educación superior. Que les luzca el pelo del Alma Mater.

Otra, muy elemental, es que si se salta la gente las normas de cortesía el patio se convertirá en un infierno y el vociferio impedirá escuchar a quien tenga algo razonable que decir. Es lo que me parece ya sobrante de tanto ruido callejero sin llegar a resultados, porque los resultados requieren esfuerzo y trabajo, sacrificar incluso tiempo libre a favor de buscar soluciones entre todos. Por eso apoyo los esfuerzos dirigidos en cuestiones prácticas como una nueva ley electoral, listas abiertas, la discusión sobre el modelo de estado, etc., que se trata de plantear en las redes. Hace falta confluir y acordar un camino porque ya hay dispersión también en esto, pero esa es otra cuestión de la que habrá mucho que hablar y que ahora no viene al caso.

26 Comments
  1. inteligibilidad says

    Gritar en la calle también es de mala educación (está muy feo). Si además te juntas con muchos como tú para gritar una misma cosa al mismo tiempo, también está fatal: gritar en la calle, por favor, molestando a la gente. Por no hablar de si además del griterío, te pones a dar cacerolazos causando un ruido que no deja dormir la siesta a nadie: una vulgaridad se mire por donde se mire aquí y en Islandia, por decir algún país. Y fatal está no ir un día a trabajar (no importa que tus compañeros y tú estéis defendiendo con esta desfachatez llamada huelga tus derechos laborales o personales), una persona decente jamás falta al trabajo, a dónde vamos a ir a parar. En fin, señora Huelbes, que nuestra cruz es vivir en este país de salvajes…

  2. joseluis says

    Señora Huelbes:

    Cuando el dedo apunta al cielo, el tonto mira al dedo.

  3. Runaway says

    Para mí, esos estudiantes se han quedado cortos en negarles el saludo al ministro tertuliano de intereconomía, teníendolo tan cerca. Yo hubiese llegado mucho más lejos, mucho más, aunque igual a la hora de la verdad no me hubiera atrevido, pero que ganas no me hubieran faltado, desde luego. Como en aquella escena de Kunta-Kinde, en el que el esclavo tiene el poder del látigo en sus manos y al final no es capaz de usarlo contra el amo que tanto lo usó contra él y los demás esclavos.

    Es el mismo comentario que he dejado a su compañaro Albeniz que trata el mismo tema, pero aquí me voy a extender un poco más. Dígame usted si un ministro y todo su gobierno no merecen eso y más, pero mucho, mucho más: gillotina como hicieron los franceses.

    Un gobierno regresista que nos esta llevando a la involución más retrógrada, llevando de nuevo al país a las épocas más oscuras de nuestra historia. Recortando no sólo en sanidad, educación, cultura, ciencia y derechos sociales y laborales sino libertades demócráticas.

    Están llevánonos a todos a a la ruina, la miseria y el hambre. A todos menos a los defraudadores, corruptos y mafiosos que estan haciendo negocio con el recorte que les hacen a todos los demás.

    Y ahora usted pide educación y buenas formas, cuando éste partido cuando estaba en la oposición salía a la calle, junto con los obispos, no a pedir derechos y libertades, sino para negárselas a los demás.

    Empezaron por mandar «a tomar por culo a los muertos de las víctimas del atentado del 11M» (el vídeo debe de estar por ahí en YouTube), mandar al exilio a su representante, Pilar Manjón, porque, según ellos les habían hecho perder unas elecciones que tenían por ganadas.

    No había manifestación en la que no hubiera pancartas y gritos tan educados y edificantes como «Zapatero al Paredón» o «Zapatero al hoyo con tu abuelo»; silbidos y bronca cada desfile del 12 de Octubre; acosos a Zarolos y demás cuando se aprobó en matrimonio homesexual…etc, etc, etc, etc..

  4. juan gaviota says

    Leyendo este articulo ,uno siente vergüenza ajena y rabia, porque los señoritos cortijeros, no contentos con reducir a escombros los pocos derechos humanos que disfrutábamos , todavía querrán que les chupemos el culo.
    Señora Huelves, no le quiero faltar al respeto ,pero empiece usted primero por no faltarlo a los demás; No somos gilipollas, que comulguemos con ruedas de molino,somos seres humanos aplastados por la represión del dinero y/ó la iglesia.

  5. Domingo says

    Señora Huelves, se ha mirado usted en el espejo, por que se ha retratado.

  6. perniculás says

    Supongo que para muchos, en España, lo de la lucha de clases es un argumento obsoleto; aunque hay que pensárselo de nuevo… El PP ha llegado al Gobierno como un elefante a una cacharrería y está haciendo lo que le da la gana… en beneficio de la Clase Social que defiende y los intereses de ésta; incluso faltándole al respeto mas elemental a una gran mayoría de españoles en asuntos tan importantes como el derecho de la mujer a decidir libremente (tema aborto) o los de la educación y la sanidad públicas que, en ellas, el PP, sólo ve NEGOCIO. De modo que quien más está faltando al respeto es el propio Gobierno; el ministro de Educación, uno de ellos. Cómo se dice en comentarios precedentes, “mucho más tenían que haberle hecho” a ese señor que desprecia con gestos y comentarios a los que no son cómo él, de su clase. Por ahí andan pruebas en la red…
    A mi me parece un gesto importante lo que hicieron ayer los estudiantes, al negarle el saludo al ministro. El ministro, ESTOY SEGURO, les hubiese negado la mano si los papeles hubieran estado cambiados. Es más, creo que ni se hubiese acercado a ellos.
    Y luego, sí, que los estudiantes brillantes escriban artículos y organicen debates para ver cómo el PP, en materia de derechos civiles y desarrollo social, está tratando de encerrar a este país otra vez en las catacumbas; vamos, como lo tuvo siempre el Antiguo Régimen.

  7. j.b says

    Mientras te roban el futuro,no cometas el error de no darles la mano?,que vivimos en democracia?gracias a personas como Huelbes,el PP tiene el poder.(no conozco mayor insulto que ese)claro que me podia c a g a r en su pm y quedarme como dios,pero no seria educado.

  8. Elvira Huelbes says

    Lamento haber producido tanto dolor con mi libre opinión. Sin embargo, a lo que iba es a que lo que distingue a un espíritu superior de otro inferior es su capacidad de portarse de una manera superior: el ejemplo de Kinta Kunte muy bien traído por Runaway. El comportamiento de estos universitarios no me parece superior al del ministro. Por lo demás, no soy partidaria de la guillotina ni de la pena de muerte para nadie, ni siquiera para el gobierno. En cuanto al voto, estimado j.b., la única vez que voté a la derecha fue en 1982, cuando apoyé al PSOE creyendo que era un partido de izquierda. En lo que sigo creyendo es en el valor de la palabra.

  9. colores says

    por supuestisimo prefiero la educacion de los que niegan el saludo, a la educacion de quien hace lo que hace y dice lo que dice….cuestion de gustos.

  10. gente corriente says

    No puedo estar más en desacuerdo con el artículo y más de acuerdo con los comentarios. No me parece falta de educación no darle la mano al ministro, me parece el único arma que tenían los estudiantes, cada uno individualmente, para protestar. Cada vez que hay una huelga de estudiantes (como de cualquier otro sector) se les llama vagos, sinvergüenzas cuando no directamente violentos o terroristas. Un estudiante con premio fin de carrera es una persona a la que se considera bien formada y con criterio. A mí me parece un gesto muy valioso que nos beneficia a todos los que creemos en lo público, en que el estado está para proteger a sus ciudadanos y no para machacar a la mayoría en beneficio de unos pocos.

    La mala educación la tiene el ministro, con sus críticas constantes a los profesores y con su ley de educación hecha a la medida de la escuela privada, esa de la que él viene.

    No es una cuestión de mala educación, es una protesta y la protesta no vale hacerla con estudios, foros y análisis concienzudos que están muy bien, pero que llegan al conocimiento de 4 o 5 sino de manera que el resto del país vea que los estudiantes «brillantes» no los vagos y maleantes, están en contra de un sistema que sacará de la educación universitario a un buen número de españoles.

  11. j.b says

    El comportamiento de estos universitarios es motivo de orllugo para muchos Españoles,se llama DIGNIDAD.Demuestran ser libres en sus decisiones,valientes y sobretodo que NO TIENEN MIEDO,esto es lo que hace que sean muy superiores al señorito wert.En cuanto al voto estimada Huelbes,le pega mucho lo de votar al PSOE aunque lo haga por error,miedo tengo de saber a quien votara en las elecciones generales,para terminar retirar y pedirle disculpas por el insulto gratuito que me gastao a su costa_(toy indignao),ya esta bien de formas,queremos ir al fondo,ese es el debate.

  12. juan gaviota says

    Señora Huelves,las palabras se las lleva el viento, lo que tiene poder es el dinero y los testaferros

  13. juan gaviota says

    Señora Huelves,las palabras se las lleva el viento, los que tienen poder son el dinero, y los testaferros que este poder pone en el gobierno.
    Y si cree en las buenas maneras, métase en una manifestación reventada por por los infiltrados policiales, y cuando le den una manada de hostias ,acuérdese de los buenos modales y ofrézcales la otra mejilla.

  14. Runaway says

    Señora Elvira Huelbes:

    Por lo que a mí respecta, no me produce dolor ninguna opinión libre, pero cogiendo prestadas unas palabras del recien premiado Antonio Muñoz Molina de su blog, » Nunca en mi vida adulta he sentido una tristeza civil tan grande como la que siento ahora»

    Las razones son bien conocidas, algunas ya las he explicado antes y no voy a insistir más en ellas, lo que sí quiero añadir es lo siguiente:

    ste país está podrido y gravemente enfermo. Y no es sólo el efecto colateral de la dictadura franquista; viene de más atrás en el tiempo, de siglos feudales, el poder absoluto de reyes y de la nobleza, y el predominio y la influencia de la Iglesia, manteniéndo durantes siglos sus privilegios y un mundo alrededor lleno de injusticias, pobreza e ignorancia. En España no hubo ninguna reforma protestante, a diferencia de los países del centro y norte de Europa en el siglo XVI; aquí por el contrario, se instauró y se siguó con la inquisición hasta el siglo XIX.

    En 1808 nos equivocamos de bando. Desdeñamos el de la revolución, la Ilustración y el progreso, y elegimos a Fernando VII y las cadenas que aún llevamos. Los franceses sacaron la gillotina para acabar con la tiranía en busca de un sistema social más justo. Aquí, frente al «¡¡Viva la Libertad¡¡» de los ilustrados, intelectuales y liberales; el pueblo salió a la calle a gritar «¡¡VIVAN LAS CAENAS¡¡» mientras se bajaba la cerviz ante el eterno enemigo.

    Arturo Pérez Reverte, a raiz de su novela El Asedio, ambientada en Cadiz por las fechas que se hacía la Constitución Liberal, dice en una entrevista en El Cultural cosas como ésta:
    EN ESPAÑA NOS FALTÓ LA GILLOTINA…“¿Sabes realmente cuál es mi lamento histórico? Es que aquí nos faltó una guillotina al final del siglo XVIII. El problema de España, a diferencia de Francia, es que no hubo una guillotina en la Puerta del Sol que le picara el billete a los curas, a los reyes, a los obispos y a los aristócratas… y al que no quisiera ser libre le obligara a ser libre a la fuerza. Nos faltó eso, pasar por la cuchilla a media España para hacer libre a la otra media. Eso lo hemos hecho luego, hemos fusilado tarde y mal, y no ha servido de nada. El momento histórico era ése, el final del XVIII. Las cabezas de Carlos IV y de Fernando VII en un cesto, y de paso las de algunos obispos y unos cuantos más, habrían cambiado mucho, y para bien, la Historia de España. Nadie lo hizo, perdimos la ocasión, y aquí seguimos todavía, arrastrando ese lastre que nos dejaron aquellos que sobrevivieron y que no tenían que haber sobrevivido”.

    Y Maruja Torres, antes de ser despedida de El País, en un artículo del año pasado titulado GILLOTINA decía cosas como ésta:
    «Nunca desde Franco había querido con tanta intensidad ser de Francia. ¿Qué nos diferencia de ellos? Sobre todo la gillotina, utilizada a tiempo»

    Ya está bien, hombre ya está bien ¿A donde quiere llevar esta mafia de fascistas y corruptos este país??

  15. Dolfus 58 says

    Sra. huelbes: yo creía que era un artículo con ironía. Nos están meando y dicen que llueve; están laminando todo lo público y …Hay que ser bien educado? pero bueno, !ya está bien de servilismo, de buenas formas y marrullerías! Hay mucha gente que está sufriendo por las políticas de éstos neocons, eliminando lo esencial, mientras a diario leemos sobre el saqueo de los «dineros públicos» sin que pase nada, o sí, tal vez se expulse a otro juez de la carrera judicial; cada vez que oigo las obscenidades de los politicastros para justificar «sus políticas económicas» me indigno y desde luego aplaudo la protesta. Mire Ud.: aquí en Noruega dejaron plantado al segundo del ministerio de defensa por no dar respuesta a la pregunta realizada por dos veces. El titular del periódico al dia siguiente: «Dejan solo al jefe»… A ver si vamos aprendiendo; la democracia no es ir a votar cada 4 años, es algo más, que no nos tomen el pelo ni insulten nuestra inteligencia a diario.

  16. colores says

    de todos modos estas cosas yo tampoco me las creo mucho, hay gente que necesita el bombazo, llamar la atencion con titulares, que si indignan hay una tromba de coment como es el caso, puede que eso signifiquen ventas, entradas en la web…no olvidar que los enlaces publicitarios pagan segun share.

  17. j.b says

    att:colores Entiendo lo que dices,crear polemica consigue que la gente te muestre su atencion y eso mismo es lo que consiguen,que veamos quien esta a favor del pueblo y quien no,tomamos partido y nos posicionamos,tu de que lao estas?

  18. Zana says

    Lo suyo hubiera sido que todas y todos los premiados los que hayan estudiado en la Pública, y que no hubiese podido hacerlo en la Privada, no le saludasen. Sin más. Amor con amor se paga y desprecio con lo mismo

  19. hheller says

    Ni escraches, ni cortes de tráfico, ni gestos como estos,… Me gustaría saber cómo pretenden algunos que se manifieste una disconformidad. ¿Dando besitos, abrazos y palmaditas, quizás?

  20. colores says

    a ver jb, no me gusta entrar en debates online mas alla de lo estrictamente necesario, pero es cierto que he dejado dos comentarios en esta entrada que parece que se contradicen al no aclarar que este ultimo va dirigido no a los chavales estos si no al articulo que comentamos, principalmente porque a mi me parece increible que esta señora pueda pensar asi, pero bueno, cada uno es cada uno.

  21. me says

    La mejor protesta habría sido no presentarse a recibir el premio! Lo de no saludar , pero recoger el papelito es de pusilánimes.

  22. asi son says

    Los que nunca han protestado frente al poder, dicen como se debe hacer. Venga ya.

  23. Y más says

    Pues nada, chicos: ¡a la hoguera con ella! Como en los buenos tiempos.

  24. me says

    “y más”, que conste que mi comentario da la razón a la autora del artículo; por si no queda claro

  25. Ana says

    El día que estos estudiantes hicieron ese «gran» gesto pensé: gracias chicos, me habéis alegrado el día y puedo pensar que estamos ante una posibilidad de cambio. ¡Ya está bien! ¿o no escuchó a uno de los chicos, entrevistado en el lugar de los hechos, cómo decía que recogió el premio como gratitud y homenaje a la escuela pública, pero no a ese personaje que se la quiere cargar?

Leave A Reply

Your email address will not be published.