Tíos con problemas sexuales sin resolver

28
Violencia_sexista_San_Fermín
Captura del vídeo difundido por Cenicientas 3.0 para denunciar la violencia sexista en los Sanfermines. / Captura de CenicientaTV (Vimeo)

Las imágenes de chicas semidesnudas –voluntaria o involuntariamente- en las fiestas de San Fermín con un montón de manazas baboseando sus pechos se han repetido gracias a la denuncia de las feministas, esas brujas dormidas que parecían haber sido superadas por el progreso y la tecnología 2.0.

Gracias a ellas, sabemos que no sólo en los sanfermines se disparan las agresiones contra las mujeres por parte de tíos envalentonados por la turba y el alcohol. También se ha trazado un paralelismo con lo sucedido en la plaza egipcia de Tahrir. Lo que pase en Tahrir, sobre todo si las agredidas son extranjeras, parece más digerible (sarcasmo) –ya se sabe lo reprimidos que van los musulmanes- que lo que pase aquí, donde se supone que las costumbres son libres y nadie impone represión sexual a nadie. Pero la cosa chez les humains no es tan sencilla como parece. Problemas sexuales los hay con libertad o sin ella, que de eso están llenos los divanes del psiquiatra (y hasta el psiquiatra mismo).

Se ha tratado de restar importancia al asunto considerando la alegría desbocada, el que muchas de las jóvenes se desnudaran voluntariamente –se trata de una costumbre muy anglo, la de sacar las tetas al aire; acuérdense de cómo despedían las británicas a los soldados que partían a las Malvinas, hace años-, que el vino deja alienados los cerebros, etc. Lo que quieran. Yo lo que sé es que si en el cerebro no duermen deseos infames, ni ciegos de alcohol afloran las infamias. Muchas de esas chicas, que parecen sonreír en la fotos complacidas por la jarana, concomitantes con el tumulto que las agrede, habrán llorado a solas de rabia e impotencia.

Las mujeres, en general, nos tenemos que enfrentar a situaciones humillantes a lo largo de nuestra vida a causa de la cantidad abrumadora de tíos con problemas sexuales sin resolver que andan sueltos.

Déjenme que les cuente una anécdota. A los catorce años, entre las lindezas que me soltaban los tíos de toda laya y edad, hubo una que me atizó como se atiza el fuego de la chimenea. Yo paseaba a mi perro, mientras ojeaba un libro y un tipo de mediana edad –a mí entonces me pareció un viejo- me soltó una guarrada a modo de “piropo”. Levanté la mirada del libro y le solté con toda tranquilidad: “Pero, hombre, ¿cómo pierde 'usté' el tiempo con eso teniendo una pata en la tumba como tiene?” El tipo se largó con el rabo entre las patas, nunca mejor dicho. Creo que logré ser más cruel que él mismo. Pero muy pocas chicas de catorce años pueden reaccionar así, ni el haberlo hecho yo esa vez me libró de una pegajosa sensación de haber sido agredida. La mayoría, sufre en silencio la humillación repetida, recordada, con asco y rabia por la impotencia.

Que esto ocurra en fiestas donde se supone que se comparte la alegría indica que hay una parte del gentío que ha decidido que su alegría consiste en la desgracia de otra parte del gentío, verbigracia: la que lleva tetas bajo la camiseta. Inevitable preguntarse por lo que va mal en la sexualidad de ese tipo de tíos, incapaces de contemplar la belleza sin tratar de chafarla con sus dedazos. Inevitable temer que detrás de esas manazas hay un violador en potencia. Que hay quien echa de menos la providencial dominación masculina. Que la imposición patriarcal no ha muerto. Que la testosterona le puede a las sinapsis cerebrales, en fin, que da pena.

Otro día hablaremos de por qué la proporción de hombres jóvenes que van de putas crece en España, de qué se ha conseguido con la supuesta liberación sexual, de qué entienden algunos, por otra parte, por liberación sexual, tantos años después. Qué cansino.

28 Comments
  1. juan gaviota says

    Dicen que los niños y los borracho suelen decir la verdad; Y este episodio vergonzante ,así lo demuestra.
    Los machos viscerales, refinados por la «educación «salen a relucir cuando el alcohol les hace perder la vergüenza.
    Estos mismos son los clientes de el floreciente comercio de trata de blancas que denigra a las mujeres y por ende a toda la humanidad.
    Y voy a decir lo políticamente incorrecto; Las mujeres ,harían bien en no copiar actitudes embrutecedoras como el beber, fumar y otros vicios ,antaño varoniles ,para equipararse a semejantes tarugos; Ser hombre ,no es ser una acémila, los hombres tenemos valores diferentes a los exhibidos por la turba embrutecida, y las mujeres que se jactan muy frecuentemente de saberlo todo, deberían de apartarse como de la peste de todos estos signos de modernidad.

  2. Runaway says

    Se ven todos los días de verano mujeres en top-less en las playas, y yo no he visto todavía a hombres sobándoles las tetas a ninguna, a no ser que ella se deje libre y voluntariamente.

    Y aquí, en éste contexto, en este macrobotellón, una borrachera colectiva y contínua que dura una semana, donde todo el mundo se desmadra, si una mujer se sube a los hombros rodeada de gente borracha, y ella misma ensaña las tetas, libre y voluntariamente, porque se desinhibe por las drogas o el alcohol, o porque bien le apetece y es exhibicionista, tiene afán de protagonismo y quieren que la miren y salir en las fotos, o lo que sea, sabe a lo que se está exponiendo, en el contexto en el que ella misma está sumergida sin ningún tipo de coacción.

    Con eso no excuso la actuación de los que la tocan y la manosean, ya que no deberían hacerlo , y además me parece irrespetuoso, denigrante, grosero, cutre y de mal gusto, y propio de anormales que se ponen a gritar como cuando están en el futbol, pero en esa situación bajo la euforia y el alcohol de todos los presentes, sean mujeres u hombres, no sé a que viene tanta polémica sin sentido creada artificialmente con todos los problemas tan graves que están ocurriendo, entre ellos, dicho sea de paso, el propio martrato y tortura al que se le dan a los animales en estas fiestas de gente incivilizada, bruta y garrula.

    Basta ya de excusar las malas actuaciones de ellas cuando son tan erróneas como las de ellos. Y viendo las caras de las chicas no parece que estén a disgusto, o molestas u ofendidas. Es obvio que todas se están divirtiendo de lo lindo, muy sonrientes, y mucho jiji jaja, y ni un mínimo gesto de desagrado.

    Este tema ya cansa y mucho. Las feministas radicales ven fantasmas que no hay por todos lados y están la la que satan con cualquier cosa y llevan las cosas hasta unos extremos grotescos, esperpenticos y surrealistas. Parecen que se didicaran única y exclusivamente a eso, a crear polémicas artificiosas donde no las hay, en vez de preocuparse por los verdaderamente importante: la defensa de la igualdad y los derechos de las mujeres.

  3. a fregar says

    Eso no les pasaría en la cocina

  4. oblongo says

    Sanfermin es un macrobotellón en el que la gente ya sabe a lo que va, a beber y follar. Dado que ninguna de esas mujeres va obligada, no sois nadie para denunciar nada. Ninguna de esas tipas ha soltado ni un guantazo, pero todas se rien. Igual es que les gusta, hoyga. Cuando os ponéis extremistas, perdéis la credibilidad. La ley del péndulo es muy jodida.

  5. Runaway says

    Yo estuve tres meses trabajando en un pizzería donde cada sábados venian grupos grandes de despedida de soltera. Su comportamiento no era muy distinto al de los hombres que soban las tetas a estas chicas. Cuando salía el stripper gritaban todas como enloquecidas, manoseando no sólo al boy del gimnasio, sino también a los camareros muchas de ellas nos cigían y manoseaban el culo.

    También había a veces despedida de solteros, y aunque a la única camarera que había a veces le decían palabras groseras o soeces, nunca, nunca ví, en el tiempo que trabajé allí que los chicos llegaran más lejos, se propasaran con ella y la manosearan.

  6. Niña Chole says

    Querida Elvira,
    gracias a ti y a Cuarto Poder por sumarse a la denuncia y visibilización que desde colectivos feministas estamos llevando a cabo.
    Desde que los media han comenzado a difundir nuestro «grito» y a apoyarlo, se han desvelado a su vez argumentos machistas que aparecen en forma de comentarios, realizados por mujeres y varones, allá donde algún/alguna periodista se posiciona a favor de la libertad y el derecho de las mujeres frente al abuso de los varones. Así que voy a contestar en este post algunos de los argumentos que se están dando.
    #1 VAN PROVOCANDO o PARA QUÉ ENSEÑAN LAS TETAS. Este es un argumento culpabilizador sobre las mujeres, mal acostumbradas a tener que cuidarnos de las agresiones sexuales en lugar de bien acostumbrar a los varones a no agredir sexualmente a las mujeres. Enseñar las tetas no invita a tocarlas; invitar a tocarlas y luego arrepentirnos debe ser suficiente para que se detenga el tocamiento.

    2# EL ALCOHOL DESINHIBE Y FAVORECE LOS IMPULSOS SEXUALES. Esta situación es por lo tanto reproducible en cualquier situación bajo los efectos del alcohol donde interaccioneN varones y mujeres y por eso la ASOCIACIÓN ENERGY CONTROL con el apoyo de Hegoak, Ailaket, Género y drogodependencias y Edpac han editado el material género y drogas que se puede conocer por la Red. Pero además, por un lado es cierto que alcohol desinhibe y favorece que las personas sean menos restrictivas consigo mismas y más relajadas en algunos aspectos, perdiendo la vergüenza o temor a realizar ciertas acciones. Pero con respecto a «los impulsos sexuales», por un lado, el alcohol es un depresor del sistema nervioso central y afecta de manera negativa a las funciones de los órganos sexuales; por otro lado, el alcohol al desinhibir produce que llevemos a cabo acciones que no haríamos sin los efectos del alcohol, es decir, es lo queremos llevar a cabo pero «nos cortamos». Esto está relacionado con como interiorizamos a lo largo de nuestra socialización que la mujer es un objeto sexual para el varón, que por medio de la agresión sexual se consigue que las mujeres tengan miedo y sepan que existe un riesgo cierto en salirse del lugar asignado, que la agresión sexual sirve de aviso: se perpetra en algunas para controlar a todas, para recordar a las mujeres que no se crean que son dueñas de sí mismas; que aunque crean que lo son siempre puede venir un hombre a demostrarte quien manda en realidad… (Beatriz Gimeno 2013 «Sobre la «gracia» que tienen las violaciones» )

    # 3 NO REPRIMÁIS LA LIBERTAD SEXUAL. En un texto ya clásico para el feminismo académico Gayle Rubin (1989) defendía una consideración de normalidad y libertad para la pluralidad de relaciones sexuales que las personas podemos llevar a cabo. Pero para que haya libertad todxs lxs miembros implicados en la relación deben disfrutar en equidad de la libertad, el respeto y el derecho y este no puede ser en detrimento del Otro. Por ejemplo, a una mujer le puede gustar tener relaciones sexuales con un grupo de varones, en el espacio público y adoptar un rol de sumisión. Pero para cualquiera interesadx en el «BDSM» (Bondage, Disciplina y Dominación, Sumisión y Sadismo y Masoquismo) sabe que estas relaciones están pactadas y que existen convencionalismos sobre cómo interrumpir la relación si alguna de las personas así lo quiere. Según esto, lo que ocurre en San Fermin no puede ser libertad sexual porque con todo el ruido del bullicio y la ausencia de pautas preestablecidas en la relación, es imposible que si la mujer quiere interrumpir la acción, el resto de personas sepan qué lo está pidiendo o si quiera la escuchen. Y aunque esto suceda no existe acuerdo a priori de que vayan a hacerlo, así que no hay libertad, ni respecto, ni derecho en equidad.

    # 4 Que no vayan o para qué van si se torturan animales. Si bien es cierto que como antropóloga, ecologista, feminista y de izquierdas, también estoy en contra de que Sanfermines incorpore la tortura animal, así como otras tantas fiestas en España, una práctica de resistencia no invalida a la otra. Como antropóloga he aprendido (aunque ahora no me sirva para encontrar trabajo) que las tradiciones que se conservan deben incorporar los acontecimientos cambiantes a lo largo del tiempo de esa cultura de pertenencia y que de hecho eso siempre sucede aunque los defensores de la tradición lo oculten. Desde que surge Sanfermines, se cambian fechas, recorridos, pasa de pagano a católico a pagano otra vez, en el siglo XX aparece el chupinazo, el Riau-Riau también y se atribuye al bando carlista, El encierro originalmente consistía conducir al ganado hasta la plaza mayor para pasar la noche durante los viajes a las ferias de ganado y es a finales del siglo XIX cuando comienza el ritual de correr delante de ellos para guiarlos. Todo esto indica que si el ritual persiste es porque el ritual cambia y por lo tanto también puede cambiar la parte del ritual que consiste en estresar, torturar y matar toros. Es más se podría recuperar la parte del ritual en el que los pastores entran con el ganado y pasan la noche en la plaza mayor y así mostrar parte de la historia del mercado de ganado. Pero en cualquier caso, lo que debe perdurar en Sanfermines es lo que ha permanecido a lo largo del tiempo: la celebración de una fiesta local en el espacio público, donde la comunidad se encuentra y se socializan en torno a una identidad común; todo lo demás es sustituible.
    Así que en muchos sentidos yo puedo estar en contra del maltrato animal en Sanfermines y también en contra de cómo, quién y por qué se usa la tradición o la fiesta con intereses de perpetuar el control y el poder, ya sea sobre los toros, ya sobre las mujeres.
    Decía Margaret Bullen (2004) con respecto al conflicto por no dejar participar a la mujeres en los Alardes de Irún y Hondarribia, que con frecuencia se acusaba a las luchas políticas feministas en torno a las fiestas tradicionales como asuntos políticos menos importantes y urgentes que otros. Ella respondía que si no eran importantes, por qué se oponían siempre tanta resistencia al cambio.

  7. pituskaya says

    Runaway, supongo que no eres del genero femenino, sino no habrías dicho que cuando las mujeres se ponen en top less en playas no pasa nada, porque estoy segura que toda mujer que lo haya hecho ha sufrido algún trastornado masturbándose (haciéndose un paja en lenguaje vulgar) a no mucha distancia de ella. No es que sea siempre, pero creo que la gran mayoría lo hemos vivido. Así pasa también en los entornos de playas nudistas, donde acuden tipejos a lo mismo. Jamas veras a una mujer masturbándose en la misma situación. Hay o no un montón de tíos con problemas sexuales??

  8. Runaway says

    Hay por ahí un dicho popular que dice más o menos así: «El alcohol -y por extensión también las drogas- es la libertad para decir -o hacer- lo que se siente». Para bien y para mal.

    Y eso, queridas amigas feministas radicales, que estáis empeñadas en esta absurda guerra contínua de sexos, afecta tanto a hombres como mujeres. Y las actitudes y los comportamientos bajo sus efectos -el deshibicionismo, la facilidad de palabra o decir tonterías, la agresividad verbal y a veces físicas, y un largo etcétera- son los mismos en los hombres que en las mujeres, por mucho que muchas os empeñeis en demonizar sólo a los hombres.

    Tengo 51 años. Desde que salí del instituto sobre los 18 he trabajado en el sector de la hostelería en diferentes y variados tipos de negocios. Tuve por mi cuenta uno durante 6 años. Además de eso he salido muchas veces a fiestas multitudinarias, o de marchas nocturnas a discotecas o bares de copas. He visto situaciones de todo tipo, en el que estaban implicados personas de los dos sexos tanto jóvenes como gente más madura. En una ocasión, en una noche de fin de año que pasé en solitario sólo bebí unas copas de vino para la cena y nada más. Entre las 3 y las 6 de la mañana dí un paseo por el cercano centro de la ciudad para ver el fenómeno desde fuera (todos y todas borrachos/as y yo complétamente fresco). Aún recuerdo la verguenza ajena que pasé.

    En mi propia casa sufrí lo que es la agresividad verbal -y alguna vez física- de una mujer alcohólica y que además era drogadicta y acabó en un centro de desintoxicación de Proyecto Hombre. Uno de los factores por el que mi matrimonio se convirtío en un infierno fue el alcohol y las drogas, y así no fue extraño que cuando llegó el tiempo de la separación, a pesar del dolor desgarrador, sintiera como una liberación, como un enorme peso que me quitaba de encima.

    Así que por favor, no insultéis a mi inteligencia y mi buen juicio, y no me contéis historietas para no dormir de supuestos problemas sexuales sin resolver y machismos inexistentes.

  9. Runaway says

    Todas estas macro fiestas y romerías multutudinarias (Carnavales, San Fermines y otros encierros taurinos, La Tomatina, fiestas patronales de cada pueblo o ciudad, la Romería del Rocío, Las noches de SanJuan, Halloween, las celebraciones de victorias de los equipos de futbol…) tienen muchas cosas en común, además del alcohol, el desmadre, las actuaciones inconscientes o irresponsables, el incivismo y la suciedad y los destrozos que provoca.

    A mí nunca me gustaron demasiado, pero paulatinamente me han ido gustando menos. No sólo por las cosas de la edad, la cual, y a medida que se va haciendo uno más mayor, menor le gusta las multitudes, el bullicio y el ruido. También por el componente degradante y esperpentico de las mismas.

    En el bar que tenía en mi pueblo venían un grupo de clientes que iban todos los años a la romería del Rocío. Eran gente con posibles, la creme de la creme y el pijerío y el facherío , que dejaban sus negocios a cargo de otros o cerraban para coger sus caballos -que cada año muchos de ellos aparencen muertos de sed o reventados – , sus carrozas tiradas por 4×4, y allá van los señoritos con sus mujeres vestidas de faralaes a hace el camino del Rocío durante una semana. Y como no recordar aquella estampa de la Pantoja y su novio el «cachuli», entonces alcalde de Marbella, en el Rocío, y él meando detrás de una carreta. O imaginarme la estampa cuando me contó uno de éstos clientes una noche en ya en la Aldea, cuando se estaba diciendo misa, y en la que una de mi pueblo, bajo los efectos del alcohol y la calentura gritó en voz alta: «AQUÍ CUANDO VAMOS A DEJARNOS DE REZOS Y VAMOS A FOLLAR?¡¡»

    O como no recordar, aquella noche de fin de año en mi negocio, ya a eso de las tres de la mañana, una espontánea hacer sus desnudo integral, y que acto seguido algunas más siguieron su ejemplo. Y otra noche como esa, tambien en fin de año, tambien de madrugada, que es invierno y hace frío, otra espontánea hizo un recorrido por todo el pueblo montada en un Jeep descubierto tipo Pick-Up en top lees. O cómo no imaginarme a una de mis primeras novias, años después de que hubiésemos cortado, hizo un desnudo integral en mitad de la abarrotada plaza del pueblo justo poco después de dar las doce campanadas. Y ésta, lo único que bebía era 7-UP y Fanta. Al menos mientras estuvo conmigo.

  10. DeJulio says

    Si eso Ocurre En Esta Celebracion Es por El libertinaje de Esa Fiesta Populares es lo primero mas donde hay Consumo de Alchol multitudinarios sin control No pueden Estar Orando al Cielo, Sino’ Dando Rienda suerta a Todo tipo de Vulgaridades y Todo el que Se’ Ivolucra Directamente Participa de todas Esa Aberracion porque es parte del ambiente popular.Cuando te’ Refiere al Anegdota en el paseo de tu Perro el piropo del Viejo verde no Te Gusto’ y Respondite de Inmediato sin aceptar a lo que el Tio Se’ dio Cuenta y Se’ marcho’ sin Contestar.se’ combencio’ de que Tu’ a pesar de ser mujer y muy joven por Sierto No Era Vulnerables para El y Sus intencione s Quizas no Eran de Agredirte Fisicamente, A todo Esto Te’ Diste a Respetar, Lo Que No Ocuren En esas Fiesta. Interezante El tema Hay muchas Telas que cortar!!!!

  11. paco otero says

    «…Tíos con problemas sexuales sin resolver…» o que verdaderamente por donde el sistema hace aguas ni nos preocupa ni sabemos enfrentarnos a el…¿que distancia hay entre los sanfermines el rocío etc. y las manifestaciones masivas de agresiones a las mujeres en los pises árabes…ayer mismo en El Cairo? claro que hay que cambiar muchas, muchas cosas del sistema, pero para eso hay que trabajar…(yo lo hago)y no dejarse distraer por «oscuros focos manipuladores y POPULITAS» vestidos con eslóganes revolucionarios…

  12. Runaway says

    TETAS Y SAN FERMINES: Tren de alta velocidad El Cairo-Pamplona

    «Sólo los españoles pueden crear un expreso El Cairo-Pamplona construido en torno a una singular vía: la fotografía de una chica semidesnuda alzada en hombros durante los Sanfermines. De la plaza de Tarhir a la plaza del Ayuntamiento en lo que tarda un periodista o una “feminista” en darle al enter. Próxima parada: estación del tuit. Próxima parada: estación del post. Próxima parada: el riguroso análisis de nuestro columnista de guardia.

    La historia ya la conocen. Una chica rubia es alzada a hombros de un muchacho y queda medio desnuda. A su alrededor mirones y tocones. Esto ha servido para poner el grito en el cielo y sumarle el escándalo mayúsculo. Sexismo, violencia heteropatriarcal… la polémica. Es más, hasta se llega a leer “poca sororidad”. Poca sororidad, a un paso de Honduras, donde matar a un profesor, quemarlo y descuartizarlo se considera violencia de alto perfil. En suma, hablamos de caos.

    Poco importa que desde hace años, y mediante exportación anglosajona, se popularicen en los Sanfermines una serie de costumbres bárbaras y de escasa raigambre vasconavarra, como el lanzamiento desde una fuente o el destete a lo Mardi Grass o concierto de rock en alguna ciudad cuyo nombre termina en -ville. Miles de sonrosados extranjeros deseosos de emborracharse llegan a la fiesta más alcohólica que hay sobre el globo terráqueo (….)

    A partir de una serie de hipotéticos abusos basados en la atenta observación de esa fotografía, se pone en marcha el sector subnorfeminista. El feminismo tiene una taxonomía más compleja que la de muchos organismos pluricelulares, donde tienen cabida desde las corrientes más pintorescas, disparatadas y cercanas a una performance hasta cerebros preclaros y maravillosos que generan obras rigurosas e inteligentísimas que mejoran la vida de todos. Es lo que tiene la taxonomía, que te colocan en la misma familia y ahí te quedas compartiendo rama de árbol con un bicho de dos cabezas.

    El subnorfeminismo sin embargo domina las instituciones y todos sus institutos, subinstitutos, postinstitutos y recontrainstitutos, convirtiéndose en una especie de magma que combina ideas políticamente correctas con prejuicios de toda índole. En el plano institucional, estos organismos suelen servir de colocación para primos y sobrinos. Su trabajo es la censura basada en las falacias moralistas más comunes, el control del ciudadano a pequeña escala. Dado que los medios de comunicación en España están indisolublemente unidos al poder y además carecen de personal, la propaganda institucional encuentra en ellos a sus voceros más competentes. Y así, de fuente a fuente, mucha gente sigue la corriente en esta oca diabólica, por completar el ripio.

    Menea este post en Meneame.net
    Imprimir texto Enviar por mail
    Tetas y Sanfermines: Tren de alta velocidad El Cairo-Pamplona
    Por Alfredo_MG | 102 Comentarios »

    A un español no le basta con un AVE sin pasajeros hasta su ciudad y una buena estación fantasma. Un español quiere un AVE hasta la puerta de su casa y unas azafatas que lo suban al tercero sin ascensor mediante la sillita de la reina. Un español tiene sus derechos inalienables por cuna. Y punto. No me toque los cojones. Pero la realidad es tozuda y el dinero escaso, por lo que hay que buscar otros recursos. Si el tren de alta velocidad no viene hasta el mahomañol, el mahomañol va hasta el tren de alta velocidad. Y así se crean artefactos mentales rapidísimos que actúan como AVES imaginarios. No hay cascos de chino ni revista “Paisajes”. No hay bar con camarera ineficaz ni uno se pregunta dónde mete su maleta gorda. Pero su rentabilidad puede ser mayor. Sólo los españoles pueden crear un expreso El Cairo-Pamplona construido en torno a una singular vía: la fotografía de una chica semidesnuda alzada en hombros durante los Sanfermines. De la plaza de Tarhir a la plaza del Ayuntamiento en lo que tarda un periodista o una “feminista” en darle al enter. Próxima parada: estación del tuit. Próxima parada: estación del post. Próxima parada: el riguroso análisis de nuestro columnista de guardia.

    La historia ya la conocen. Una chica rubia es alzada a hombros de un muchacho y queda medio desnuda. A su alrededor mirones y tocones. Esto ha servido para poner el grito en el cielo y sumarle el escándalo mayúsculo. Sexismo, violencia heteropatriarcal… la polémica. Es más, hasta se llega a leer “poca sororidad”. Poca sororidad, a un paso de Honduras, donde matar a un profesor, quemarlo y descuartizarlo se considera violencia de alto perfil. En suma, hablamos de caos.

    Poco importa que desde hace años, y mediante exportación anglosajona, se popularicen en los Sanfermines una serie de costumbres bárbaras y de escasa raigambre vasconavarra, como el lanzamiento desde una fuente o el destete a lo Mardi Grass o concierto de rock en alguna ciudad cuyo nombre termina en -ville. Miles de sonrosados extranjeros deseosos de emborracharse llegan a la fiesta más alcohólica que hay sobre el globo terráqueo. La mujer vasconavarra es recatada para estas cosas y el vasconavarro un señor educado que prefiere morir delante de un toro a importunar a una dama, las cosas como son. Ambos sexos se respetan en Pamplona hasta el punto de no unirse jamás como todos sabemos. El niño navarro es concebido por intercesión divina, de ahí la fortaleza legendaria de esa raza y la forma semi-humana de sus cráneos. Pero los simples mortales de allende las fronteras traen sus cosicas, no se les puede pedir templanza. Ni siquiera se les puede pedir ya que lean a Hemingway. Los Sanfermines son una playa de Salou multiplicada por diez mil, y para los ibéricos la Madre de todos los Rocíos. No esperemos, por tanto, a Godot, sino en el mejor de los casos a Johnny Walker. Situémonos en la gran bacanal superferia, una bacanal donde en el siglo XXI muere gente corneada por un puto toro sin que le salve ni la coca esnifada poco antes para emular a las sustancias que impulsan a Usain Bolt.

    A partir de una serie de hipotéticos abusos basados en la atenta observación de esa fotografía, se pone en marcha el sector subnorfeminista. El feminismo tiene una taxonomía más compleja que la de muchos organismos pluricelulares, donde tienen cabida desde las corrientes más pintorescas, disparatadas y cercanas a una performance hasta cerebros preclaros y maravillosos que generan obras rigurosas e inteligentísimas que mejoran la vida de todos. Es lo que tiene la taxonomía, que te colocan en la misma familia y ahí te quedas compartiendo rama de árbol con un bicho de dos cabezas.

    El subnorfeminismo sin embargo domina las instituciones y todos sus institutos, subinstitutos, postinstitutos y recontrainstitutos, convirtiéndose en una especie de magma que combina ideas políticamente correctas con prejuicios de toda índole. En el plano institucional, estos organismos suelen servir de colocación para primos y sobrinos. Su trabajo es la censura basada en las falacias moralistas más comunes, el control del ciudadano a pequeña escala. Dado que los medios de comunicación en España están indisolublemente unidos al poder y además carecen de personal, la propaganda institucional encuentra en ellos a sus voceros más competentes. Y así, de fuente a fuente, mucha gente sigue la corriente en esta oca diabólica, por completar el ripio.

    Este subnorfeminismo se convierte para algunas personas, y como sucede desde hace años con aficiones y opiniones, en una suerte de cuestión de identidad. En un mundo sin dioses hay que aferrarse a algo, ya sea el piragüismo, los tebeos, el bdsm o el “feminismo”. O todo junto, que también se puede. No se trata ya de aficiones u opiniones, sino que forman parte de la persona, se asumen como piel propia, se ponen en marcha jergas de inmediato, sustituyen a la religión de manera sencilla, a medio camino entre el horóscopo y la misa. Dentro de estas “identidades”, las que más visten suelen ser las sexuales y las “buenistas”. Unas aportan una imagen de persona “vivida”. Las otras bondad instantánea con la simple adscripción en pijama desde casa a una postura determinada, lo que siempre conlleva la localización de unos rivales que no se adscriben de la misma forma. O sea, unos y otros, donde nosotros, los “unos”, llevamos el mensaje de la Verdad, siendo los “otros” infieles o herejes que refuerzan mi posición.

    Y de esta forma, una parte de la ciudadanía repite hasta la extenuación los principios del subnorfeminismo, censurando todo aquel comportamiento que consideran infiel o hereje (los otros), cortando toda posibilidad de diálogo, cerrándose en banda en sus mandamientos censores y a años luz del rigor, unidos mediante un cordón umbilical a las falacias institucionales y al sensacionalismo de los medios de comunicación, que son esa corriente que los pone en movimiento. Como la danza de la posidonia, están ahí, en su roca, hasta que la siguiente “polémica mediática” los lleva de aquí a allá.

    Y así se produce lo impensable. ¿Se pueden conectar los sucesos de Tahrir y Pamplona? ¡Pues claro! Hay una plaza en un sitio y otra plaza en otro sitio. Y en un sitio hay muchedumbre y en otro también. Y en un sitio se han producido violaciones (aunque la noticia de las violaciones masivas eran falsas) y en el otro parece que hay tocones. Ya está, conexión hecha. El heteropatriarcado opresor. Todo es transparente.

    Y llega el festival subnorfeminista. Se publican supuestas agresiones como si sucedieran hoy y son noticias de hace tres años. Se manipulan datos de violaciones sucedidas en Sanfermines. Se colocan noticias de abusos ilustradas con fotos de chicas que enseñan las tetas en Pamplona y están partidas de risa dejándose tocar. Se elaboran teorías disparatadas sobre que quizá, en la foto de la rubia, los que están delante sí contaban con permiso para tocarla, pero, ¿el que mete mano por detrás? OJO CON ÉL. Y así todo un carrusel del despropósito que tienen la oportunidad de leer en sus medios y redes sociales más cercanas. De pronto los Sanfermines no son una fiesta de resonancias literarias, sino un infierno para las mujeres. Pamplona, durante una semana, se transforma en Ciudad Juárez. Y todo ello se sustenta en los típicos testimonios que recopilan los diarios, testimonios sin denuncia que se pueden inventar perfectamente… porque además muchas veces se inventan.

    La guinda es la repulsa a un beso que da a una presentadora un borracho hace años, algo que muchos subnorfeministas condenan como si pasase ahora cuando es de hace tiempo y además el propio equipo de esa cadena se mete en el meollo para que se líe parda en pantalla (lo cual no justifica que el señor besitos sea un cerdete sin educación). Los comentarios a ese vídeo van a más durante estos días. Los linchadores subnorfeministas piden en las redes sociales la cabeza del presentador, que le indica a la periodista que no provoque al tipo borracho del beso. Los subnorfeministas, rizando el rizo, se toman la expresión como que le está diciendo que ella ha provocado, tal es la venda de esta corriente “idiotológica”, cuando cualquier persona con dos dedos de frente se da cuenta de que le está diciendo que lo deje, que no le provoque, que salga de ahí y no se meta en líos, pues está rodeada de una masa alcoholizada con pañolitos rojos. Subnorfeminismo en vena.

    Por supuesto, cualquier discrepancia, cualquier matiz, cualquier condena a la manipulación de los hechos, le colocaría a usted en la parte de los “otros”. Y por tanto sepa que es usted un enemigo de las mujeres y un opresor heteropatriarcal con una sororidad… pero qué sororidad va a tener usted, piltrafilla. Ni sabe usted lo que es eso. Y por supuesto ni se le ocurra indagar en las costumbres carnavalescas extranjeras del destete o trate de contextualizar los hechos en una gigantesca fiesta de beodos. Haga lo que haga está condenado por macho. Si es mujer la pueden tachar –literalmente, esto es real- de colaboracionista (es parte de la jerga).

    Debemos aclarar que nos mostramos tajantemente en contra de la violación de mujeres, y también de los abusos, se produzcan donde se produzcan. Incluso manifestamos sin que nos tiemble el pulso nuestra condena a los asesinatos, al cáncer, el dengue y al derretimiento de los casquetes polares. Sin embargo estamos ante un caso donde el amarillismo, la falta de análisis e información veraz, las falacias y la censura hacen posible que se extienda un mensaje sustentado en la ausencia de datos y en el ataque a quien opine de distinta forma. Esto no sería grave si, como hemos comentado, no formase parte de la corriente oficial, y por tanto de la que tiene capacidad de influir políticamente y legislar. Esta corriente oficial subnorfeminista corta de raíz toda posibilidad de debate y contrastación de fuentes, dando lugar a un mensaje institucional previamente confeccionado que llega si es necesario a la tergiversación para que la realidad se ajuste al molde previamente establecido de la propaganda. Y si hay que mentir se miente. Y si hay que comparar los sucesos de Egipto con los Sanfermines pues aquí tenemos a este flamante tren de alta velocidad que cruza el mar en menos de lo que tarda en decirse “patriarcado”.

    http://www.lapaginadefinitiva.com/2013/07/12/tetas-y-sanfermines-tren-de-alta-velocidad-el-cairo-pamplona/

  13. Realidad says

    Lo que les da rabia a las «feministas» es que la chica de la foto esté disfrutando. Las feministas, a parte de tener aspecto de marimachos, siempre están amargadas y les da rabia cuando ven disfrutar a una chica verdaderamente femenina.

  14. Ramón says

    Tienes razón Elvira, hay muchos tíos con problemas sexuales sin resolver, lo malo es que también hay muchos entre tus lectores, sólo hace falta leer los comentarios.

  15. Realidad says

    Quien le iba a decir a las «feministas» que se iban a hacer más puritanas que Rouco Varela. Estas machas que iban de «modernas» con su aspecto de camionero. Es gracioso que chicas con un aspecto tan poco femenino se hayan proclamado a sí mismas como «feministas».

  16. Considerar says

    Esto no es sólo «tíos con problemas sexuales sin resolver», es la sociedad entera que lleva la sexualidad bastante mal. Estos jóvenes acosadores tan repugnantes son representantes de un amplio sector masculino caracterizado por la carencia de satisfacciones sexuales. Las mujeres lo llevan de otra manera. Una anécdota tremenda muestra el problema de fondo que como punta de iceberg ha salido a la luz en el chupinazo. Hace muchos años hubo un proyecto del Ministerio de Educación de dar educación sexual en los centros públicos, a los niños de varias edades. Pues atención a quiénes se opusieron en primer lugar, la CEAPA, asociación que presume de ‘progresista’. La CONCAPA imagino que por supuesto también estaba en contra. Parece ser que los padres se espantaban de que se diera información sexual a sus hijos, pensando que esto les daría alas hacia prácticas… Lo mal que llevan muchos adultos el tema del sexo es transmitido a los hijos. A estas alturas vamos todos de liberados y de maduros sexuales, como las mujeres no van con el burka pues somos de lo mejor. Pero resulta que el tema del sexo se lleva bastante mal y en ocasiones como las de Pamplona sale la miseria sexual en forma de cobarde, siempre, acoso. Algo muy feo ha salido a la luz pero es que hace mucho tiempo viene ocurriendo y no se ve que lo vayamos llevando mejor.

  17. Runaway says

    Yo nunca en la vida llamé «tía» a una mujer. Siempre lo he hecho por su nombre, a lo más que he llegado a decir cuando había ciertea confianza es «chica/a,» o «niñá» o «nena» a mis parejas en plan cariñoso.

    Cuando es en tercera persona del plural siempre he utilizado «chicas» o «mujeres», nunca «tias», porque además me parece despectivo. Como despectivo me parece el título que la autora a dado a éste post » Tios con problemas sexuales que resolver»

    Si llega a ser un hombre el que se le ocurre titilar una artículo así de esa manera despreciativa, ya se hubiernan tirados las mujeres a su yugular y de machista para abajo no se lo quita nadie, y hubiera sido crucificado en la plaza pública, en éste caso virtual. Pero como en este caso el autor es una «tía» no pasa nada.

  18. Patronio says

    Elvita, limítate a escribir sobre escritores que no conoce ni Dios. Cuando te sales de tu guión escribes unas majaderías que no igualaría ni Salvador Sostres, en el otro extremo.

  19. SMD says

    Vaya parrafada que has pegado ahí Runaway.

  20. julio iglesias says

    No estoy de acuerdo con la actitud de los hombres ….pero la chica de la foto no parece pasarlo mal…..y todas las fotos que he visto hablando sobre lo mismo , desgraciadamente , la chica está con una sonrisa de oreja a oreja….el problema de esto es la fiesta del garrafón..la Fiesta de San Fermin….pues sí…putos locos descabezados ,maleducados, ojalá que cada toro de cada encierro astille las arterias de los corredores y veamos cómo cada uno de esos PALETOS INCOSCIENTES caen al suelo dando su ultimo aliento.

  21. julio iglesias says

    Una cosa más…España es de los paises más machistas de Europa, no hemos conseguido nada más que generar PALETOS MACHISTAS, es una pena no tomar como ejemplo paises como estados unidos , donde las mujeres han luchado junto a hombres para la libertad de ellas.
    En España , hay varios problemas que vienen de raiz…problemas de machismo, problemas de cultura (muuchos muchos PA LE TOS) no hay conciencia de nada … Yo solo deseo que a todos esos hombres machos ibéricos les venga el toro por detrás y les reviente el culo con una buena estocada anal…la solucion a esto, Primero no transmitir estas costumbres Paletas a los niños,2º Cualquier indicio de Paletismo erradicarlo …3 Extincion de esa Generacion, poco a poco la sociedad española se transformará en una sociedad de provecho y no de paletos ….MUERTE A SAN FERMIN Y A LA MADRE QUE PARIÓ TANTA FIESTA NACIONAL…

  22. oblongo says

    Si los hombres de este país no son normales, es porque las mujeres no son normales. Cualquier europea os da mil vueltas a las bigotudas.

  23. El hombre tranquilo says

    «Se podía ser cualquier cosa menos aguafiestas. Se era aguafiestas por cualquier motivo, todos imperdonables: por criticar los despliegues de gastos o por no mostrar el suficiente entusiasmo. Se era aguafiestas por indignarse contra la grosería de la televisión basura, incluso por hablar de televisión basura, por denunciar el efecto degradante que esa televisión ha tenido y sigue teniendo la vida española. Se era aguafiestas sin remisión si no se apoyaba la libertad de horario de los bares o se sugería el contrapunto de responsabilidad personal y sentido del deber que se corresponde con cualquier derecho en la sociedad democrática: el deber de estudiar para quien disfruta de la enseñanza pública, la responsabilidad de los padres en la educación de sus hijos, la de cualquier usuario de un servicio costeado por todos, la limpieza de las calles, la asistencia sanitaria, el transporte público.

    De niños vivimos bajo un tirano decrépito y en un país gobernados por viejos; al hacerse mayores muchos de nosotros se han empeñado en prolongar una ficticia juventud y en halagar a los jóvenes en vez de ejercer con ellos la responsabilidad de ser adultos, la obligación de educar. Igual que se puso de moda ser al menos tan nacionalista como los nacionalistas también hubo que ser más joven como los jóvenes, y que imitar ridículamente las jergas juveniles para fingir que se estaba al día, que no se era un anticuado aguafiestas.

    (…) Eligieron fomentar la pertenencia ciega y no la ciudananía electíva, la mitología y no el conocimiento histórico, el nacisirmo quejumbroso y necesitado siempre de halago y no de responsabilidad, el clientelismo y no la soberanía cívica, la grosería disfrazada de autenticidad y no la educación, la imagen y no la sustancia. Pasaron de las consignas ideológicas a los eslóganes de la publicidad electoral sin detenerse nunca en el libre pensamiento. Les fué mucho más cómodo y rentable alentar la fiesta que el esfuerzo, el espejismo que la realidad, el gran espectáculo de un día que el trabajo prolongado a lo largo del tiempo. Dejar que se degradara la educación o fomentar abiertamente la ignorancia les permitía difundir mentiras y leyendas.(…) El sectarismo les aseguraba lealtades y adhesiones mucho más firmes que el asentimiento racional. El sectarismo político les ofrecía una división del mundo tan radical como las fronteras territoriales de sus identitades. Se trataba, se trata todavía , de ser de una raza o una tierra originaria, de ser de izquierdas o ser de derechas, con la misma furia con la que se era católico o protestante en las querras de religión del siglo XVI, tan íntegramente como se era cristiano viejo o hidalgo en la España de la Contrarreforma y de la limpieza de sangre.

    (…) Como la creencia es una variante de la religión cualquier cambio equivale a una apostasía, y cualquier muestra de templanza a una traición. La templanza es tibieza; el término medio equidistancia y cobardía. Y también en ese terreno queda anulado el debate. Cualquier crítica que venga de alguien que está en el otro lado o que parece sospechoso de cercanía hacia él no merece ningún crédito. Llegar a un mínimo acuerdo operativo sobre la naturaleza de la realidad es tan imposible como encontrar posibilidades de colaboración para corregirla o mejorarla.

    (…) Está bien visto agredir al contrario: alzar la voz más alto que nadie en el bramido común, en el caldo espeso de la fraternidad partidista, identitaria o tribal, que nunca se fortalezca más que en el impulso de embestir. El eje de la vida política española no es el debate educado en las formas y riguroso en las ideas, sino el mítin político, en que las formas son ásperas y brutales y las ideas no existen, o quedan reducidas a consignas o exabruptos, y el adversario al guiñapo de una caricatura. Entre unos y otros han reducido la libertad de expresión en un intercambio de improperios. (…) Es muy difícil llevar la contraria en España. Llevar la contraria no a los del partido o a los del bando contrario, sino a los que parecería que están en el lado de uno; llevar la contraria sin mirar a un lado y a otro antes de abrir la boca para asegurarse de que se cuenta con el apoyo de los que saben o creen que uno está a su favor, llevar la contraria a solas, a cuerpo limpio, diciendo educadamente lo que uno piensa que debe decir, lo que le apetece decir, lo que le parece indigno callar, sabiendo que se arriesga no a la reprobación segura de quienes no comparten sus ideas, sino el rechazo ofendido de los que lo consideraban uno de los suyos. (…) Es muy difícil no pertenecer a un grupo, a una tribu, a una patria, a lo que sea, con tal de que sea seguro y colectivo, de que ofrezca una protección incondicional, si bien al precio de abdicar del derecho al libre pensamiento: a cambiar de opinión, a no ajustarse a lo que se exige o se espera o se da por supuesto de uno, a no aprobar a todas y cada una de las cosas que hacen aquellos quede los que uno mismo se siente más cerca, a los que uno ha defendido, los que sin embargo no aceptarán que se aparte ni un milímetro de la ortodoxia que ellos mismos marcan.»

    Texto extraido de Todo lo que era Sólido de Antonio Muñoz Molina

    Tenemos un país con una corrupción generalizada, en el que está implicado su presidente, varios miembros del gobierno, máximos dirigentes del partido, en la cárcel al que durante 20 años llevaba sus cuentas…

    Se permite que un grupo mafioso, fascistas, regresista e involucionistas hundan el país y lo lleve a las épocas más oscuras de nuestra historia; que desmantele la sanidad, la educación, la investigación, los servicios sociales, las libertades civiles… y hay millones de ciudadanos que apoyan a esa mafia y otros tantos millones que pasan, dicen que eso no va con ellos, o miran para otro lado…

    …Para otro lado, discutiendo sobre los fichajes de los clubs de futbol para la próxima temporada de liga, hablando de la vida de los famosos, sus modelitos y frivolidades varias; discutiendo sobre el sexo de los ángeles, si son galgos o podencos, si son machistas o feministas o feminazis o si los tíos tienen problemas sexuales sin resolver porque a una chicas que libremente se desnuda en una fiesta multidudinaria de borrachos energúmenos, estos le manoseen las tetas y éstas además no muestran ningún signo de rechazo.Definitivamente Spain is Different. Siempre lo fué.

    Firmado: Un libre pensador heterodoxo.

    Para los ortodoxos soy un hereje, un traidor, la oveja que se sale del rendil.

    Para las feminazis, soy un hombre machista y ya por el hecho de ser de ese género, subsestible de ser un maltratador y un violador en potencia.

  24. Y más says

    Que el delincuente esté en la cárcel es positivo, creo. De hecho, es lo único positivo de este sainete repleto de figurantes de toda especie.

  25. El hombre tranquilo says

    Ni siquiera el arte, la música o la literatura las dejan en paz éstas fanáticas feministas radicales.

    Con todos los problemas – REALES- que tienen las mujers, fue surrealista y esperpéntico, pretender cambiar los cuentos clásicos infantiles por «sexistas», según la anterior ministra de igual-dá Bibiana Aído. Los literatos se echaban las manos a la cabeza ante tamaña barbaridad. ¿Pero cómo se puede pretender cambiar una novela, o un relato ficticio como es un cuento? Ni siquiera un ensayo lo puedes cambiar: si un autor escribe su tesis en uno; tú tendrás que escribir otro con otra tesis para contradecirlo.

    Y desde hace años, Loquillo no puede tocar en directo uno de sus temazos:
    http://youtu.be/KfmSQuMoY5Y

    El femimismo es como el que abraza a un líder, una bandera, una patria, los colores de un equipo de futbol, o una ideología, como si fuera una religión o una secta: con su ortodoxia, sus dogmas, su catecismo, su intolerancia, su inquisición, su fanatismo, sus exclusiones, sus herejes….

    Cuando han salido éstas absurdas y sin sentido polémicas artificiales fabricadas por esta secta, y en los comentarios ha habido muchos que utilizan la palabra «feminazi», automáticamente dejaba de leerlo. Pero visto lo visto, voy a tener que replanteármelo.

  26. Salomon says

    No entiendo porque la mayoría se decanta usar Viagra y como se llaman esos productos

    Infórmate sobre plantas, raíces potentes , ahí es el secreto !
    Sabes de la calidad y de los efectos de Ingredientes como Tongkat Ali o Eulethera ??

    Eso es de que estoy hablando !!!!!
    En China comen raíces y plantas todos los días porque saben del secreto de la natura, en Europa creemos demasiado en los fármacos.. es una lastima de verdad !!!

    Si buscas una pagina de fiar, con un producto 100% natural y certificado infórmate sobre potenztabs24

    Es una pagina Español, es libre de receta y en Alemania ya se vende mas que Viagra y Cialis !!

    Mirando solo los ingredientes del producto ya dice todo !!

    Y ahora haz tu decisión !!

  27. horacion80 says

    Lo de los toros es una costumbre tarada

  28. paquito says

    Estáis perdiendo los papeles las bigotudas.

Leave A Reply

Your email address will not be published.