Los trabajadores de TV3 inician una huelga contra los recortes salariales

Asamblea_TV3
Asamblea de trabajadores de TV3 para decidir sobre las propuestas de huelga/ @tv3enlluita

Los trabajadores de TV3 han votado ir a la huelga desde el próximo lunes y hasta el día 20 de febrero, en contra de los recortes salariales y para que se mantenga su convenio colectivo. Las jornadas de paro serán alternas y con distinta duración. En la votación ha participado el 83% de la plantilla y la huelga parcial ha sido respaldada por el 58%. El 13% se había decantado por la huelga indefinida. La opción de paros parciales era la que defendía el comité por varios motivos: es menos dañina para la economía de los trabajadores, permite que estén dentro del centro de producción, con lo que es más visible y no castigas a la audiencia con una pantalla en negro o con productos enlatados.

Por su parte Catalunya Radio decidirá el próximo lunes en asamblea si aprueba una votación de las mismas características para unirse a los paros de TV3.

Publicidad

El conflicto entre la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales (CCMA) y los trabajadores de TV3 y Catalunya Radio -2.400 en total- no ha cesado en el último año. Cuando se estaba negociando un nuevo convenio, a principios de 2013, tuvieron que dejar aparcada su renovación ante el anuncio del despido de 312 trabajadores. Posteriormente se alcanzó un acuerdo entre la empresa y el comité que redujo los despidos a 200, durante cuatro años, que además serán voluntarios.

Las negociaciones de renovación del convenio se retomaron pero la empresa dejó clara su intención: reducir 15 millones únicamente de la partida de salarios, con lo que se tendría que tocar el salario base y la antigüedad, los dos únicos conceptos que los representantes de los trabajadores consideraban  intocables, pues reducirían al máximo unos salarios que ya fueron recortados en 2011. La plantilla estaba dispuesta a negociar los pluses de flexibilidad horaria y los complementos y a revisar las jornadas pero también exigió una reducción de los salarios de personal fuera de convenio. La dirección lo consideró insuficiente y ante la falta de acuerdo, el pasado 31 de enero, anunció que los convenios de TV3 y Catalunya Radio dejaban de estar en vigor y paralelamente les informó de un procedimiento de rebaja unilateral de salarios -que permite la reforma laboral a través del art. 41 del Estatuto de los Trabajadores- cuya exigua negociación -15 días- comenzará el próximo 20 de febrero.

A pesar de la convocatoria de huelga, los comités de empresa tienen intención de continuar con la negociación del convenio y así lo hicieron saber ayer, a través de un comunicado en el que piden a la CCMA la adhesión al "acuerdo para el apoyo y acompañamiento a los procesos de negociación colectiva en ultraactividad". Este acuerdo, que fue firmado el 18 de junio de 2013 por representantes de la Secretaría de Empleo y Relaciones Laborales de la Generalitat y los sindicatos y asociaciones empresariales mayoritarias, entiende que la negociación colectiva es un elemento de primera magnitud y , por tanto, la prioridad en la negociación. El acuerdo permite prorrogar el proceso de negociación y mantener la aplicación de los convenios. Esto significa continuar negociando con los convenios colectivos vigentes, como se ha hecho hasta ahora .

La CCMA es la primera empresa pública de Cataluña que ha dejado a sus trabajadores sin convenio colectivo, pretendiendo aplicar a partir de ahora el de producción audiovisual, pensado para pequeñas empresas productoras pero no para englobar las distintas categorías de una radio y una televisión. La situación se ha tensado tanto que el pasado martes, el presidente de la Corporación, Brauli Eduart, junto con una decena de directivos, estuvo encerrado durante doce horas en el despacho del director de TV3 para evitar encontrarse con los trabajadores que, desde fuera, con pitos, pancartas y cacerolas, le exigían el mantenimiento de su convenio y que no se les recortara los salarios (ver vídeo).

La cobertura informativa de este suceso fue casi inexistente. Mientras las televisiones nacionales contaban lo que estaba ocurriendo, en TV3 el Consejo Profesional - elegido por el área de informativos, para velar por el correcto tratamiento de la información- no fue capaz de consensuar un texto con la dirección de informativos que relatara objetivamente lo que había ocurrido por lo que presentó su dimisión en bloque e hizo público este comunicado "Denunciamos la opacidad informativa impuesta por la dirección de TV3 a la hora de explicar el conflicto que se vivió en las instalaciones de la televisión. Todos los medios de comunicación se hicieron eco y, en cambio, los Telenotícies, el 324 y el 324.cat sólo ofrecieron una información dictada por la dirección que no respondía a criterios profesionales."

En medio del conflicto está la situación entre CiU y su socio de gobierno ERC. Aunque Esquerra no está en el Consejo de Administración del Ente, está muy interesada en que no exista conflictividad laboral y social en una empresa que consideran herramienta básica para la consulta soberanista y la defensa de la independencia. Por ello, en la última comisión de control de la CCMA, Esquerra ha hecho pública la existencia de una partida de 7,5 millones de euros, que se destinó, de manera velada, en los presupuestos a la Corporación. Los trabajadores exigen que esa partida se aplique y de ese modo, los salarios no tendrían que rebajarse en 15 millones de euros sino únicamente en la mitad. Por su parte, la Corporación quiere dedicar ese dinero a enjugar parte del déficit del ente.