Azcona Tours

0

Pascual García

Gurtenfestival camping.jpg /
Gurtenfestival camping / commons.wikimedia.org

– ¿Y entonces, qué idea se habían hecho ustedes?

– Tendría que ser algo sencillo, porque, verá, nuestra situación financiera es más bien delicada. Yo estoy en el paro y percibo 980 euros al mes y aquí mi señora, Matilde…

– encantada.

– encantado

– … bueno, pues eso, que aquí mi señora trabaja en una guardería haciendo sustituciones a los bedeles que ya no pueden soportar a los niños. El caso es que podríamos disponer de unos 1.100 euros para una semana los cinco: nosotros y las trillizas.

– Vaya, pues eso sí que limita las cosas… No sé…

– Hay otro asunto que debería tener usted en cuenta.

– Dígame.

– Hemos pensado que necesitamos una semanita de desconexión, porque, la verdad, llevamos un año terrible y queremos irnos unos días, aunque, eso sí, tendría que ser a un sitio donde la gente no sea demasiado feliz...

– Claro. Podría buscarle algo por el norte, por Galicia. Allí todos los veranos la gente acaba cabreada porque no para de llover y no pueden ir a la playa.

– Eso está bien pensado… Todavía hay otra cosa. Tampoco queremos ir a un sitio donde la gente tenga mucho dinero. No por el precio, que también, sino porque sabe muy malo ver a todo el mundo forrado cuando uno está al borde del colapso económico y familiar, como es nuestro caso.

– No sé. Quizás una cabaña de esas que se pueden alquilar en un camping…, no sé,… en el interior de Orense, les podría convenir. Y, además, seguro que allí se encuentra con algún parado como usted y se pueden apañar unas partiditas  al tute. Y si la mujer del otro cocina bien y son de tierra de buen orujo estaríamos hablando de una auténtica ganga…

– ¿Qué te parece, Matilde?

– No sé. Podría ser. ¿Y el transporte?

– En autobús, desde Madrid. En nueve horitas estarían ustedes allí, tan ricamente, jugando a las cartas y comiendo tortilla de patata. ¿Qué me dice?

– Hay una última cuestión. Yo tengo que sellar el paro el 15 de agosto y, ya es mala suerte, la única semana de vacaciones que se puede coger mi señora es esa, precisamente esa, la del 15… Así que debería haber alguna oficina de empleo cerca del camping para fichar.

– Déjeme… Voy a entrar en el ordenador… Vamos a ver... A ver... Un momento… ¡Es increíble! ¡Aquí está! No es posible... Y por sólo 750 euros con todo incluido. Escuche: Sus vacaciones en camping La Empanada (Orense), a 70 kilómetros de la playa. Le garantizamos que al menos uno de los inquilinos de nuestros bungalows será más desgraciado que usted. ¡Y a sólo quinientos metros de una oficina de empleo, para que pueda sellar el paro con total comodidad . Camping La Empanada: un mundo de ventajas.

– ¿Pero por qué llora, señora? ¿Por qué llora?

– Es de felicidad. De pura felicidad... Te quiero, Paco.

– Y yo a ti, Matilde... Y yo a ti ...

Fin

Leave A Reply

Your email address will not be published.