Un valle sagrado en mi ventana de Monument Valley

0

Ofelia de Pablo y Javier Zurita (Texto y fotos ©)

La vista desde la habitación del hotel The View en Monument Valley en Utah ofrece un espectáculo inigualable de sus monumentales rocas rojizas de arenista, hogar de los indios Navajos.
La vista desde la habitación del hotel The View en Monument Valley en Utah ofrece un espectáculo inigualable de sus monumentales rocas rojizas de arenisca, hogar de los indios Navajos.

Amanece y una gran llanura rojiza se despliega ante mis ojos conquistando el horizonte. Tras la ventana contemplo cómo lentamente emerge de la noche la silueta de unas hermosas torres de arenisca que parecen elevarse de la nada. Pináculos y torreones que surgen de las sombras erguidos y desafiantes. Es Desde el hotel Monument Valley, en la tierra de los indios Navajos en Utah (Estados Unidos) , la tierra sagrada de los indios navajos. Estos colosos de arena, tallados por el viento, hablan de la gloria de un pueblo que fue dueño de todas las tierras hasta dónde se pone el sol. Hoy, este Parque Nacional, gestionado y dirigido por los indios Navajos, es uno de los pocos reductos donde aún pueden cazar y vivir en sus tipis, las tiendas donde tradicionalmente han vivido los indios nativos americanos.

Publicidad

Desde mi privilegiada atalaya del hotel The View contemplo el silencio del amanecer que conquista poco a poco cada centímetro de esta tierra y cientos de imágenes mil veces vistas tratan de asaltar mi imaginación: estamos en las tierras del “oeste americano”, me susurra mi cabeza. Comienzan a filtrarse la sombras de las persecuciones de indios y vaqueros, de las diligencias atacadas por “salvajes” o de navajos cortando cabelleras. Pero lo cierto es que la historia siempre la narran los vencedores y al convivir con los habitantes de este pequeño universo puedes entender la verdad de su pueblo. Este hotel ha sido creado por los Navajos, está regentado por ellos y ofrece todo un universo cultural donde conocer de cerca su historia, además de su artesanía. Ellos y el paisaje me hablan de los tiempos en lo que los indios llevaban sus ganados a pastar, cuando cultivaban la cosecha o educaban a sus hijos. Ahora sólo les queda un pequeño reducto en el que refugiarse del mundo que los aplasta.

Allá, más abajo, bajo los centinelas pétreos que guardan el hogar de los Navajos se desdibuja una estrecha cinta de tierra rojiza que permite a los visitantes adentrarse en Monument Valley. Pero es al otro lado de sus murallas protectoras de roca donde un mundo casi extinto trata de sobrevivir lejos de los puestos para turistas y de los autobuses con los tours oficiales.

Guía práctica:

Dónde: The View Hotel Monument Valley.

Cómo ir: Iberia vuela a varios de los aeropuertos más cercanos como Sant Lake City o Las Vegas y desde allí se puede alquilar un coche para ir.

Leave A Reply

Your email address will not be published.