La historia desconocida del Japón disidente

  • Avance del libro de Ferrán de Vargas 'Izquierda y revolución. Una historia política del Japón de posguerra (1945-1972)', publicado por Edicions Bellaterra
  • "La tendencia a concebir la sociedad japonesa como un espacio de armonía se volvió definitivamente hegemónica a partir de la década de 1970"
  • "Durante los primeros momentos de la posguerra cientos de miles de trabajadores tomaron por la fuerza el control de las empresas en las que trabajaban"
  • "El 68 japonés fue de los más intensos del mundo, y al mismo tiempo es de los más desconocidos"

1

Avance del libro 'Izquierda y revolución. Una historia política del Japón de posguerra (1945-1972)', que se ha publicado dentro de la colección editorial Biblioteca de Estudios Japoneses de Edicions Bellaterra con la colaboración del CERAO y el grupo de investigación GREGAL (UAB).

Si la situación de la pandemia lo permite, este año está previsto que se celebren los segundos Juegos Olímpicos de Tokio (los primeros se celebraron en 1964) y Japón estará durante un tiempo bajo el foco de la actualidad. Pero, más allá de los tópicos manidos sobre la sociedad armoniosa, ordenada, homogénea, higiénica, ultratecnológica y reacia a cambios bruscos, ¿conocemos realmente las distintas facetas y complejidades de este país tan lejano?

Japón, a diferencia de otros países de su entorno como China, donde triunfó la revolución maoísta, no acostumbra a despertar en la órbita occidental contemporánea demasiado interés entre individuos y agentes sociales atraídos por proyectos de izquierdas, ideas revolucionarias y movimientos políticos transformadores. Y es que el Japón de después de la Segunda Guerra Mundial es, en nuestro imaginario colectivo, sinónimo de una armoniosa y despolitizada combinación de tradición y desarrollo económico, una realidad homogénea y sin conflictos significativos en la que impera el conservadurismo más allá de constantes innovaciones en la superficie de lo tecnológico.

Esta imagen del Japón de posguerra, pese a basarse en ciertos elementos reales, se basa también en la omisión de otros aspectos no menos reales e importantes como son la existencia de grandes conflictos sociopolíticos y la ebullición de ideas y movimientos revolucionarios de izquierdas. Esta construcción discursiva fundamentada en omisiones interesadas es sobre todo fruto de la importancia geoestratégica de Japón en el puzle de la Guerra Fría. Asia fue el continente más conflictivo durante todo el período de confrontación entre bloques, y en este contexto Japón fue el actor clave para la protección de los intereses del capitalismo en la región, no sólo en lo militar (allí se encontraban las bases del Ejército de Estados Unidos más importantes de Extremo Oriente) sino también en lo ideológico. El sistema japonés de posguerra tenía que ser un ejemplo de éxito y estabilidad del capitalismo no sólo para alejar a su propia población del comunismo, sino también para convertirse en el ejemplo a seguir de los demás países asiáticos y, en las últimas fases de la Guerra Fría, incluso de los países de todo el mundo.

La tendencia a concebir la sociedad japonesa como un espacio de armonía se volvió definitivamente hegemónica a partir de la década de 1970, cuando las grandes revueltas sociales ya amainaban y a medida que Japón se iba convirtiendo en una superpotencia económica al tiempo que amplias capas de su sociedad recuperaban del todo el orgullo nacional perdido con la derrota en la Segunda Guerra Mundial. Cada vez proliferaban más las obras publicadas en Japón y más allá de sus fronteras por autores que, con una ideología marcada por la preminencia de lo nacional y la omisión de divisiones sociales, reivindicaban la singularidad armoniosa de la cultura japonesa. Estos discursos sobre la japonesidad, o nihonjinron, así como los trabajos en el ámbito de las ciencias sociales y las humanidades influidos por dichos discursos, excluyen de su relato el papel de los conflictos sociopolíticos en la formación del Japón moderno, o los tratan como meras excepciones que confirman la regla.

Relato hegemónico de posguerra

Especialmente destacable resulta la supremacía mundial del relato del ‘milagro japonés’ a la hora de explicar la posguerra de Japón. Se trata del relato de un país que, sin grandes conflictos internos, resurgió de las cenizas después de su derrota en 1945 y alcanzó en las décadas siguientes un gran crecimiento económico de la mano de la estabilidad sociopolítica. Este relato se basa en tomar como únicos parámetros de análisis la macroeconomía –nueva base del nacionalismo japonés para la competición internacional en sustitución de la contienda militar– y un enfoque institucionalista que ve en el gobierno casi ininterrumpido del Partido Liberal Demócrata (PLD) una demostración de la estabilidad sociopolítica en el país. Pero como toda construcción ideológica, tan importantes son los elementos en los que se fija el relato como los que omite: en este caso, la lucha de clases, el protagonismo de los movimientos sociales, el importante papel de las organizaciones de izquierdas y la gran influencia de ideologías políticas revolucionarias.

Japón disidente
Portada del libro 'Izquierda y revolución. Una historia política del Japón de posguerra (1945-1972)' (Ferrán de Vargas)

A cualquier persona que se haya formado su imaginario sobre Japón basándose en la idea del milagro japonés seguramente le sorprenderá conocer algunos datos históricos que no encajan con ese relato. Puede que le sorprenda, por ejemplo, el hecho de que durante los primeros momentos de la posguerra cientos de miles de trabajadores tomasen por la fuerza el control de las empresas en las que trabajaban y las hiciesen funcionar por su cuenta, sin interferencia de la propiedad. O que el marxismo fuese hegemónico en las ciencias sociales, las ciencias económicas y la filosofía política durante toda la posguerra. Que entre 1951 y 1955 el Partido Comunista de Japón (PCJ) enviase a cientos de jóvenes guerrilleros a las montañas para sublevar a los campesinos y precipitar la revolución. Que en 1960 se produjese la movilización de masas más importante de la historia del país: la lucha contra la renovación del ANPO –nombre abreviado con que se conoce popularmente el Tratado de Cooperación y Seguridad Mutuas entre Estados Unidos y Japón– que hizo dimitir al primer ministro de entonces y cancelar la visita del presidente estadounidense a territorio nipón. Ese año los niños y niñas japoneses jugaban a ‘la manifestación’ en los patios de las escuelas.

También puede resultarnos sorprendente que el sistema universitario japonés quedase prácticamente paralizado entre 1968 y 1969 por la ocupación y las huelgas organizadas en casi todos los campus del país. Donald F. Wheeler llega a afirmar que la actividad del movimiento estudiantil japonés durante esos años fue posiblemente más intensa que la de cualquier otro movimiento estudiantil hasta entonces. Según un observador de esa época, los escritos de Herbert Marcuse eran más conocidos en Japón que en Europa. En aquellos tiempos era popular una broma televisiva en la que dos turistas en territorio japonés mantenían una conversación y uno le preguntaba al otro: “¿Cómo se dice pupitre en japonés?”. Y el otro le respondía: “Barikedo”, que significa ‘barricada’.

Ante evidencias historiográficas como estas, los discursos basados en una singularidad armoniosa intrínsecamente japonesa se justifican alegando presuntas influencias foráneas que supuestamente habrían penetrado en Japón desde otros contextos culturales. Pero un análisis histórico riguroso lleva a descartar este tipo de discurso etnocéntrico. Las masivas revueltas de 1960 contra la renovación del ANPO tuvieron lugar en un momento en que no se daban grandes movilizaciones en los demás países industrializados, y gracias a su retransmisión televisiva –fue una de las primeras grandes protestas televisadas de la historia– se convirtieron en fuente de inspiración para movimientos de protesta que se producirían en otros países años más tarde.

Inspirando el Mayo del 68

Justo después de las revueltas de 1960, la revista Time afirmaba que la sociedad japonesa todavía tenía patrones culturales únicos que eran un misterio para la mente occidental, y que habían conducido al mal uso de la libertad política y al incomprensible retorno a Marx. Las revueltas contra el ANPO desafiaban la idea de que una sociedad económicamente desarrollada era inmune a la inestabilidad sociopolítica. Cabe destacar la siguiente frase de esta revista: “Para los observadores occidentales, los motivos de los tumultos parecen inescrutablemente orientales”. Pocos años más tarde, las revueltas se extenderían también a Estados Unidos y a muchos otros países occidentales. En 1968, el entonces embajador de Estados Unidos en Japón, Alexis Johnson, recomendaría al Departamento de Estado de su país que emulase las tácticas de la policía antidisturbios japonesa por sus dos décadas de experiencia conteniendo el tipo de disturbios al que la policía americana no estaba tan acostumbrada.

El 68 japonés fue de los más intensos del mundo, y al mismo tiempo es de los más desconocidos. Las protestas de aquella época, marcadas por la oposición a la alianza con Estados Unidos en el marco de la Guerra de Vietnam, fueron cada vez más violentas, y su incapacidad de transformar en profundidad el sistema político del país desembocó en el surgimiento y protagonismo de grupos armados a principios de la década de 1970. La violencia extrema y el sectarismo de estos grupos tuvieron dos efectos importantes: por un lado, separaron totalmente a las masas de cualquier proyecto revolucionario y estigmatizaron a la izquierda en su conjunto, y por otro legitimaron al Estado a aplicar métodos cada vez más represivos contra la disidencia. La desarticulación actual de la izquierda japonesa es, en buena medida, consecuencia de aquel desenlace.

CUARTOPODER ACTIVA SU CAJA DE RESISTENCIA
Tras los acontecimientos de los últimos meses, cuartopoder ha decidido activar una caja de resistencia periodística donde cada uno aportará lo que pueda, desde 3€ hasta 200€. Hasta ahora nos financiábamos solo por publicidad, pero hemos decidido dar un paso hacia delante e ir a un modelo mixto donde el lector también pueda hacer aportaciones. Sin embargo, apostamos por mantener en abierto todos los contenidos porque creemos en la información como derecho de toda la ciudadanía. Puedes colaborar pinchando aquí.
1 Comment
  1. luciano medianero morales says

    SALUDOS DE Lmm,…editor de lukyrh.blogspot.com / : MARTES, 5 DE ENERO DE 2021
    ALIMENTACIÓN, GLACIACIÓN, CLIMA FUTURO; Y FUTURO DE LA HUMANIDAD // «» AÚN NO ME PUEDO CREER, COMO HEMOS LLEGADO A SER EN EL PLANETA MÁS DE 6.000 MILLONES DE HABITANTES,…ES DE DECIR QUE ENTRE DOS ESTADOS CHINA R.P. E INDIA SUMAN MÁS DE 2.000 MILLONES, O SEA, CASI LA TERCERA PARTE POBLACIONAL, EN UN ESPACIO SOBRE EL DIEZ POR CIENTO DE LA TIERRA-PLANETA,…
    AHORA EN ,… 2.019-2.020-2.021, Y ETC,…ETC,…NOS HAN METIDO LA PANDEMIA ENÉXIMA, CORONA-FELIPISTA UNIPODSOEISTA,…….UNA CRISIS SOLO PARA EL LASTRE PROLET-POP.,…ETC,…DE LAS FUERZAS MULTIPOPULARES,…..Y SE ESTÁN HIPER-CACHONDEÁNDOSE LOS DEL GOBIERNO Y ESTADO MUNDIAL OTANONUISTAS-CONSEJO RUSIA-ACUERDO CON R.P. CHINA,…..AGUDIZANDO AÚN MÁS LA DICTADURA DE CLASE TENCOPLUTOCRÁTICA-OLIGOPOLÍSTA GLOBAL,….

    …( TRABAJILLO DEDICADO Y COMO DE REGALO EMPATICO DE COMUNISMO PROLETARIO, EN MARCHA,…A LXS LECTORXS,…QUE EN CIERTO SENTIDO ME ESTIMULAN Y CUASI INTERNETMENTE ME DIRIGEN ÚLTIMAMENTE,…¡¡¡; Lukydemálaga. 29006. )…¡¡¡¡. )…

    REVOLUCIÓN DE LA HUMANIDAD. «»COMUNISMO PROLETARIO»»

    AÚN NO ME PUEDO CREER, COMO HEMOS LLEGADO A SER EN EL PLANETA MÁS DE 6.000 MILLONES DE HABITANTES,…ES DE DECIR QUE ENTRE DOS ESTADOS CHINA R.P. E INDIA SUMAN MÁS DE 2.000 MILLONES, O SEA, CASI LA TERCERA PARTE POBLACIONAL, EN UN ESPACIO SOBRE EL DIEZ POR CIENTO DE LA TIERRA-PLANETA,…

    MIÉRCOLES, 10 DE FEBRERO DE 2016 // REVOLUCIÓN DE LA HUMANIDAD.
    SOBRE ALIMENTACIÓN, GLACIACIÓN, CLIMA FUTURO Y FUTURO DE LA HUMANIDAD
    Miren, yo soy entre otras cosas un buscavidas,…he comprado, he vendido,…ahora estoy inactivo en este asunto,…Está pendiente de publicarse un trabajo sobre las penalidades del buscavidas,…en las calles, en los mercadillos, en casa por casa,…el busca hiervas, hiervas aromáticas espárragos trigueros,…etc,…lo que pasa, lo poco que consiguen, lo perseguido que estamos,…unos más, otros menos,…las multas, las requisas, los maltratos, los sinsabores,…¡¡.

    Es como curioso que cuando hablan en películas, textos históricos,…sobre la humanidad de tiempos pasados casi siempre se presenten en espacios desérticos,…Egipto, Israel-palestina,…el desierto, la mala vida,….y el homo sapiens-sapiens, proveniente de áfrica, en su selva,…habrían árboles, ríos, lagos,…digo yo,…parece que solo se ha estado medio bien desde la consolidación de la sociedad burguesa,…hace como un siglo, o dos,…es igual,…siguen estando los desiertos, gentes que viven en ellos,…pero miren Tel-aviv, -.

    …- ciudad moderna, playas, desiertos, agricultura en plásticos y otros materiales,…desiertos reconvertidos en grandes ciudades, como en países petroleros árabes,…Se mira al planeta, y solo se ve derrumbe donde han habido, existen y existirán guerras y destrucción, oriente, Asia, áfrica,…QUE LÁSTIMA,…que cultura, que civilización torticera, retorcida,…dicen no cabemos todos, el mundo se ha quedado pequeño,…Cómo porqué, se dice esto,…y se toma como real, como atormentado quedan los cuerpos, las mentes, las personas,…y más los asalariados, los dependientes explotados y reprimidos,…en unos lugares más que en otros,…en los otros asesinados y achicharrados,…no hay poderes religiosos que soluciones,…ni entidades que asuman cuestiones de sostenibilidad humana,…Muy al contrario,…al desgaste, a la trituración humana y de sus medios: las famosas fuerzas productivas, fuerzas de producción, dicen capital y trabajo,… ( Y vuelvan a mirar,…los poderes están distribuidos en las instituciones,…pero muy en plan cúspide,…sobre todo en los ministerios de seguridad, policiales, militares, educaciones y religiosos,…las élites dominan, disponen,…AÚN NO ME PUEDO CREER, COMO HEMOS LLEGADO A SER EN EL PLANETA MÁS DE 6.000 MILLONES DE HABITANTES,…ES DE DECIR QUE ENTRE DOS ESTADOS CHINA R.P. E INDIA SUMAN MÁS DE 2.000 MILLONES, O SEA, CASI LA TERCERA PARTE POBLACIONAL, EN UN ESPACIO SOBRE EL DIEZ POR CIENTO DE LA TIERRA-PLANETA,…Resultado de imagen de ESPACIO GLOBAL QUE OCUPAN CHINA E INDIA EN EL PLANETA

    A,…: miren sobra alimentación,…se tiran toneladas,…en provincia de Málaga, lo puedo atestiguar, dar datos,…: en los mercados de abastos se tira de todo,…es una lastima,…llega el productor, deja sus mercancías,…muchas no se venden por varios motivos,…pasan unos días y se tiran muchas frutas, hortalizas,…esto pasa en Vélez Málaga, en merca Málaga, en Alhaurín el grande,…los agricultores se quejan, la mitad de la población obrera-popular no pude comprar lo necesario,…por ejemplo, no pueden comprar el aceite de oliva,…está sobre 5 euros el litro,…La gente dice seguiremos con el de girasol, as un euro el litro,…El de oliva el que puede lo compra,…va a la exportación, en cisterna,…EN UN AÑO HA SUBIDO EL PRECIO CASI UN 50 POR CIENTO,…gran cantidad de arboles de cítricos se dejan sin recoger, sin vender,…se cae el fruto al suelo,…Y si alguien lo recoge, por cierta necesidad, pude tener gran problema con el poder, la justicia, la propiedad privada,…en :http://www.publico.es/sociedad/pobreza-y-exclusion-agravaron-2014.html;…//… Seguir en el blog mencionado ¡¡¡¡.

Leave A Reply

Your email address will not be published.