«El grave problema de México es la indiferencia hacia los más pobres»

2
Judith Torrea, durante un recorrido con una patrulla militar por las calles de Ciudad Juárez. / (Fotos cedidas por J. Torrea)

Es española, pero su corazón, “nacido en Navarra, se ha convertido en puro mexicano”, y aunque lleva trece años escribiendo sobre la frontera entre Estados Unidos y México, hace unos meses se convirtió en la única periodista extranjera que vive en Ciudad Juárez "para poder contar las historias  que no se estaban contando". "Regresé a una ciudad que estaba desapareciendo, con mis fuentes huyendo al interior de México o a Estados Unidos", explica.

Esta accidentada entrevista comenzó en Madrid en el mes de mayo y tuvo que ser terminada a través del correo electrónico, pues los múltiples compromisos de Judith, en aquellos días, no nos permitieron el tiempo necesario para realizarla. Judith Torrea es la ganadora del último premio Ortega y Gasset en el apartado de periodismo digital,  por su blog Ciudad Juárez, en la sombra del narcotráfico del que el jurado valoró el tratamiento “de uno de los dramas más graves y brutales de nuestro tiempo”. Cuando la dieron la noticia de la concesión del premio le quedaba dinero para comer dos semanas.

No culpa directamente al presidente Calderón de lo que pasa en Ciudad Juárez aunque entiende que éste no ha luchado contra el lavado de dinero ni contra la corrupción de las autoridades ni de las fuerzas policíacas. Además le preocupa el futuro de los niños huérfanos, hijos de los miles de muertos que el narcotráfico se cobra cada año: "si no se hace nada por esos niños, se convertirán en sicarios", dice.

"En la colonia Villas de Salvárcar, donde el pasado 30 de enero fueron asesinadas 15 personas durante una fiesta estudiantil, a Luis Piña le faltan José Luis y Marcos, de 19 y 16 años de edad. Se siente huérfano de sus dos únicos hijos. A las 6 de la tarde sigue durmiendo. Para olvidar. Antes de ir a trabajar como guardia de seguridad a una fábrica maquiladora. Y enfrentarse a la noche. Y los recuerdos. Los balazos. La sangre en sus chanclas. La muerte en vida".

Este extracto pertenece a uno de los post de su blog, en los que las muertes violentas son una constante y aún así ella vive dentro de esa ciudad fantasma, llena de horror.

Trece años escribiendo sobre la frontera entre USA y México y hace unos meses te vas a vivir allí ¿que te hizo instalarte en Ciudad Juárez? ¿Era imprescindible para contar correctamente lo que allí ocurre?

Regresé a vivir porque necesitaba contar las historias que no se estaban contando. Para poder vivir un día más. Por autocensura, por la corrupción, que también ha llegado a los periodistas que reciben dinero de uno de los carteles de la droga.

"Regresé a vivir      a Ciudad Juárez porque necesitaba contar las historias que no se estaban contando"

Durante tres años estuve viviendo en Nueva York, contando otra realidad de la vida, también apasionante. Pero cada dos meses regresaba a mi querida Juaritos. Y al hacerlo descubría más horror que el que yo leía, en la distancia, todos los días en los medios juarenses.

Comencé a hacerme muchas preguntas y sentí que debía de regresar, a la ciudad que tanto amo, que hizo que mi corazón, nacido en Navarra, se convirtiera en puro mexicano. Regresé a una ciudad que poco a poco iba desapareciendo, con mis fuentes huyendo al interior de México o a Estados Unidos. Debía contar lo que estaba pasando, en la llamada guerra contra el narcotráfico del presidente Calderón, apoyado con el Ejército y las fuerzas federales. Ese es nuestro trabajo, nuestro deber como periodistas.

¿Por qué creas tu blog? ¿Lo que allí cuentas no tiene sitio en los medios tradicionales con los que colaboras?

Mi blog surge de la necesidad de contar historias sin tener que esperar a un editor para que me las compre.  Con mi regreso a Juaritos, volví a ser una periodista freelancer, con todos sus retos fantásticos. Con la necesidad de contar, de informar. Tenga o no un editor. Uno es periodista, tú me entenderás. Nunca pensé que me leyeran personas de varios países, periodistas, y menos que fuera reconocida con el premio Bob´s, los Oscar de los Blogs, y que obtuviera el Ortega y Gasset. Y que tú, como otros muchos, me estén entrevistando, estoy profundamente agradecida por vuestro apoyo. Pero eso no deja de hacerme que me sienta un poco extraña en esta posición. Yo soy reportera. Es más, me duele mucho el recordar el horror y la injusticia de vivir en la muerte constante, en Ciudad Juárez.

¿Qué crees que aporta tu blog a quienes lo leen?

¿Reflexión? ¿Te has preguntado cuántos muertos (juarenses, mexicanos) se necesitan para que tú consumas un gramo de cocaína o marihuana?  o ¿quién está interesado en acabar con uno de los mayores negocios del mundo, llamado narcotráfico, y más en tiempos de crisis?

Ciudad Juárez, en la sombra del narcotráfico es un viaje hacia la vida cotidiana de Juárez. Son retratos realizados con la experiencia y las fuentes de una periodista que lleva 13 años cubriendo esta realidad, y con la visión de una periodista española que ama México y que ha cubierto la realidad de otros países, como Francia y Estados Unidos. Es reporterismo puro y duro, vivo, con un lenguaje cercano a la realidad en la que celebro sobrevivir un día más.

¿Qué significa ser periodista en  Ciudad Juárez? ¿Cómo es un día normal en tu vida?

¡Ah! a ver si te sé contestar. Ser periodista en Juaritos te permite que tu corazonzote y tu mente crezcan cada día. Una aprende un chingo, mucho:  del sicario que mata, del narcotraficante, de los niños que han quedado huérfanos, de las madres que a pesar de llevar años buscando a sus hijas no han perdido la alegría por vivir.

"Hay que tener mucho cuidado. No es fácil informar ni sobrevivir en la ciudad más peligrosa del mundo"

El resto, te lo puedes imaginar.  Hay que tener mucho cuidado, saber con quién hablas... cómo protegerte, si es que sirven para algo esas protecciones. No es fácil informar ni sobrevivir en la ciudad más peligrosa del mundo, en el país de Latinoamérica donde más periodistas son asesinados y el segundo más peligroso del mundo para ejercer nuestro oficio.

¿Crees que gracias a Internet, donde se albergan blogs como el tuyo y periódicos digitales sin ataduras empresariales, es posible seguir manteniendo la independencia de la profesión?

La independencia está en el periodista. Si no estás de acuerdo con unas directrices de la compañía, ¿para qué trabajar en ella? El periodista, de verdad, no se vende, por nada ni por nadie. La ética profesional está por encima de todo.

En tu blog he leído sobre el periodista Manuel Gómez Martínez, cuya familia murió asesinada por los narcotraficantes y aún así sigue denunciando todos los días desde su emisora de radio... Cuéntame algo sobre él

Me parece que lo leíste en un reportaje que escribí para la revista mexicana Letras Libres, fundada por el Nobel Octavio Paz. Y quienes mataron a su familia fueron policías, que dijeron que los habían confundido con narcos.  Sí, él sigue denunciando a las autoridades, lo que puede. Sus hijas ya no están en Ciudad Juárez, han huido recientemente y él se ha quedado. Es periodista.

¿Qué pensaste cuando te dijeron que te habían concedido el premio Ortega y Gasset en el apartado de periodismo digital?

Judith Torrea, en la zona de máxima seguridad de la cárcel del Cereso, donde acudió a entrevistar a unos sicarios.
Pensé que me llamaban para entrevistarme porque había quedado en segundo lugar, dentro de la Categoría Reporteros sin Fronteras, de los Premios Bobs, los Oscar de los Blogs. El día anterior me habían llamado de España, de una radio, me habían llamado de Francia, de Suiza, y pensé… que era para eso.

Cuando me insistieron que yo había ganado el Ortega,  comencé a llorar, yo que nunca lloro. Luego no me lo creí… pensaba que era una broma, tanto que Juan Cruz, que fue quien me dio la noticia, me dijo: vete a elpais.com, y ahí lo vi, leía mi nombre y no me lo creía. Ese fin de semana había reflexionado sobre mi futuro. Me quedaba dinero para comer dos semanas. Me estaba arriesgando la vida gratis, mi blog es gratis. Decidí que iba a continuar, que si los editores del mundo estaban equivocados por no apostar por mi trabajo, era su problema. Pero que yo seguía reportando desde Juaritos, y que algo del universo llegaría para alimentar a los 182 centímetros que forman... ¡Judith! ja, ja, ja.

Hace dos años se lo dieron a la cubana Yoani Sánchez por su blog Generación Y. ¿Encuentras similitudes entre ella y tú? ¿Qué conclusión sacas del hecho de que a ambas os hayan dado el premio por un blog?

Admiro a Yoani y me encantaría conocerla un día. Creo que nos reiríamos un buen rato de este universo tan cabrón. Ja, ja, ja. Ella también regresó. Salió de su tierra y regresó. No la conozco personalmente así que no te puedo hablar de ella, pero hay algo claro leyendo mis textos y los suyos. Somos mujeres. Somos fuertes. Directas. Y no nos vendemos. Creemos en el derecho de saber, de ser informados. Aplaudo la valentía del jurado de los Ortega y Gasset que premió a blogs independientes. El futuro del periodismo, quizá.

Te he leído varias veces echar la culpa al presidente Felipe Calderón de la situación de Ciudad Juárez. Sin embargo, cuando empezó su guerra contra el narcotráfico lo primero que hizo fue desplazar gran cantidad de policía y militares a la zona ¿Quieres decir que es todo una pantomima, un teatro y que realmente no le interesa acabar con el narcotráfico?

En fin, yo no hecho la culpa a nadie, exactamente. Te explico: según expertos en combate contra elnarcotráfico, para realizar una guerra contra el narco hay que luchar básicamente contra el lavado de dinero, que ha convertido a algunas personas en empresarios y políticos millonarios, y también hay que ir contra la corrupción de las autoridades y de las fuerzas policíacas. Ninguno de estos tres puntos ha sido atacado por el presidente Calderón.

"Para realizar una guerra contra el narco hay que luchar contra el lavado de dinero y contra la corrupción de las autoridades   y la policía"

El narcotráfico es un gran negocio que se realiza con el apoyo de políticos y fuerzas de seguridad. Lo que cambian son los actores, con qué grupos negocia un determinado partido político. Lo que esta claro es una cosa, que los muertos se han disparado desde que se lanzó la llamada guerra contra el narcotráfico. Y que ahora no se puede vivir en Juaritos, la cuna del Cartel de Juárez. Eso lo veo yo todos los días.

¿Podría hacer su vecino Estados Unidos algo más para cambiar esta situación? Porque la droga entra directamente por el puente que une Ciudad Juárez con Texas...

Te voy a contestar con otra pregunta: ¿te has preguntado por qué la droga –que llega desde Colombia y pasa por Ciudad Juárez– se convierte en un fantasma viajero al cruzar a El Paso, Texas, la segunda ciudad más segura de Estados Unidos?

Yo sí que me lo he preguntado. Muchos días. Sobre todo cuando llego a mi casa sin saber si he visto 15 ó 20 cadáveres, llegando a los hechos antes que las autoridades, en esta ciudad militarizada, de retenes constantes desde hace dos años y medio que comenzó la llamada guerra contra el narco. Y pienso en mi vida en Nueva York, en las fiestas –a las que iba por mi trabajo como escritora principal de la mayor revista de espectáculos de Estados Unidos– donde se consumía (en paz) cocaína. Pero sin los muertos. Al menos, visibles. Porque yo sólo veía sangre, horror en esos gramos de supuesto placer.

¿Vislumbras algún futuro para los diez mil niños huérfanos de Ciudad Juárez que, según tus propias palabras, son los sicarios del futuro?

Los sicarios que hoy cortan las cabezas en Ciudad Juárez fueron anunciados por activistas hace más de 13 años. Nadie hizo nada. El grave problema de México es la indiferencia hacia los más pobres, el racismo que viene desde los tiempos de la conquista española. Si eres pobre, no vales nada, no necesitas parques, ni escuelas, nada. El narcotráfico da el trabajo que las autoridades no crean.

"Si no se hace   nada por los niños huérfanos, se convertirán en sicarios, y mas sanguinarios"

El presidente Calderón no tiene ningún plan para estos niños huérfanos, ni para las víctimas de su guerra. No piensa en el futuro. Las autoridades locales, menos. Este domingo  4 de julio han sido, además, las elecciones locales, así que menos que se van a preocupar de lanzar planes a largo plazo.

Es más, hay una nueva iniciativa para la infancia llamada Hazlo por Juárez, con fuerte apoyo económico de una fundación holandesa, que en su plan para la infancia no incluye a los niños huérfanos. No es algo político, que pueda llevar al consenso, según la directora, juarense, de esta iniciativa. Así que prefirieron obviarlo.

Espero equivocarme, pero si no se hace nada por estos niños, si no se les atiende, si no se les ofrece un futuro, se convertirán en sicarios. Más sanguinarios.

El pasado mes de junio ha sido especialmente sangriento, coincidiendo además con la celebración de las elecciones locales, el 4 de julio...

En Ciudad Juárez este mes de junio ha sido el más sangriento del año. Si no me equivoco, acabamos el día 30 de junio con 17 asesinatos más, 303 asesinatos en junio. En un año con 1.401 asesinatos. Los partidos políticos no ofrecen opciones de cambio mínimas, de seguridad. En Ciudad Juárez sólo se sueña con regresar, al menos, a lo de antes, a la relativa paz que se vivía antes de que comenzara la llamada guerra contra el narco del presidente Calderón, donde el horror era patrimonio de sólo una parte de la población, las jovencitas pobres, bellas, que siguen desapareciendo –bajo el imperio de la impunidad– como desde hace 15 años, porque las autoridades no han hecho nada eficaz para solucionarlo.

"Existe la percepción de que el PRI va a poder negociar mejor con los narcotraficantes para que haya paz"

En lo que coinciden todos los candidatos a la alcaldía de Juárez y a la gobernatura del estado de Chihuahua, es en que las fuerzas federales y el Ejército enviadas por el presidente saldrán de la ciudad, del estado. Es lo que prometen. Además de promesas que no se pueden cumplir cuando decenas huyen cada día de esta ciudad donde ahora el peligro está en estar vivo.

Todo indica que el PRI, el partido opositor al del presidente Calderón, va a ganar en los comicios locales [En las elecciones celebradas el domingo en 12 Estados, el PRI conservó 6, ganó 3 y perdió otros tres: Oaxaca, Puebla y Sinaloa]. Existe la percepción que ellos van a poder negociar mejor con los narcotraficantes para que haya paz. Pero ahora los políticos se van a encontrar con un nuevo ingrediente: un Cartel de Sinaloa fortalecido con esta llamada guerra, con el que no habían negociado en la tierra del Cartel de Juárez. Pero el gran protagonista de las elecciones será la abstención [la participación se situó entre el 20 y el 25%]. Y la protesta.

El que un candidato sea amenazado o asesinado, no siempre es un acto de heroísmo. Puede ser que estuviera conversando con uno de los cárteles de la droga y que al otro no le gustó.

2 Comments
  1. mercenario says

    te felicito casi nadie quiere hablar de ese tema en el mundo quisiera darte mi version yo estuve 8 meses viviendo alli por parte de mi trabajo y quisiera que redactes mi historia anonimamente por favor

Leave A Reply

Your email address will not be published.