La Policía entra en la redacción de Europa Press Baleares y requisa aparatos electrónicos

Tres agentes y una secretaria judicial se han personado en la sede de Europa Press Baleares con el fin de registrar los aparatos electrónicos y documentación relacionada con la investigación del caso ‘Cursach’, con el objetivo de determinar el origen de una filtración periodística que destapó la agencia de información.Tras la negativa de la redactora encargada de la información de revelar sus fuentes, acogiéndose a su derecho a no revelar las fuentes, los agentes policiales le han impedido contactar con los servicios jurídicos de la agencia Europa Press. Según informa la agencia de noticias, los agentes se han llevado su teléfono móvil personal, dos ordenadores de la empresa y varios documentos en papel con el objetivo de determinar el origen de una filtración.

Se investiga un delito de descubrimiento de secretos, a instancias de los abogados de Bartolomé Cursach, Bartolomé Sbert y el Ministerio Fiscal, según consta en el auto del Juzgado de Instrucción número 12 de Palma.

Según informa la agencia Europa Press desde Baleares, los agentes se han personado en la delegación de la agencia en las Baleares «para requisar documentación y equipos corporativos y personales en el marco de una investigación dentro del caso Cursach, con el objetivo de determinar el origen de una filtración periodística que avanzó en primicia Europa Press Baleares»..

Publicidad