Los pensionistas vuelven a las calles: “La lucha es principalmente para los jóvenes”

  • Después de la tensión vivida este miércoles frente al Congreso de los Diputados, recorrerán las calles de Madrid este sábado
  • Bajo el lema “Gobierne quien gobierne las pensiones se defienden”, centrarán su protesta en la revalorización de las pensiones con el IPC

Después de la tensión vivida este miércoles frente al Congreso de los Diputados, los jubilados siguen adelante con su calendario de reivindicaciones y recorrerán las calles de Madrid este sábado. Bajo el lema “Gobierne quien gobierne las pensiones se defienden”, centrarán su protesta en la revalorización de las pensiones con el IPC. Los impulsores hacen un especial llamamiento a jóvenes y estudiantes. “La lucha es principalmente para ellos. Nosotros tenemos una pensión, es verdad que muchas son indignantes, pero ellos ni siquiera las tienen garantizadas”, advierte Gerardo Ruiz, portavoz de la agrupación de pensionistas de Móstoles.

También bajo la consigna “IPC es IPC”, esta marcha convocada por la Coordinadora de Madrid por la Defensa del Sistema Público de Pensiones partirá desde Atocha el sábado a las 19.00 de la tarde, pasará por la puerta del Congreso de los Diputados hasta llegar a la Puerta del Sol. A la marcha se ha unido el colectivo feminista con la Comisión 8 de Marzo, así como la agrupación de Jóvenes Pensionistas. Los organizadores indican a cuartopoder.es que tanto Podemos como Izquierda Unida han confirmado también su asistencia, aunque los partidos ocuparán un papel secundario al final de la manifestación.

Publicidad

“Nuestra tabla reivindicativa es muy amplia, pero consideramos que garantizar el IPC es prioritario”, explica José Martín, portavoz de la Plataforma de Pensionistas de Rivas y de la Coordinadora de Madrid. Los pensionistas han recibido con desagrado las declaraciones del exministro de Economía socialista, Carlos Solchaga, quien dijo hace unos días que los pensionistas “no tienen razón” porque “no pagaron ni la mitad de lo que cobran”.

Pero también desconfían de las declaraciones de la actual ministra de Trabajo, Magdalena Valerio, quien se ha posicionado en contra de subir las pensiones con el IPC sin el acuerdo del Pacto de Toledo. “Ese es su criterio, pero no el nuestro. No pueden ser más rojos que Lenin en la oposición y luego hacer una política más de derechas que el PP. Es a lo que nos tiene acostumbrados el PSOE a lo largo de su historia”, critica Martín.

Publicidad

“Somos gente con la experiencia de haber peleado para acabar con la dictadura de este país, tenemos todo el tiempo del mundo y no vamos a renunciar a que nos paren los derechos”, advierte Martín. Al margen de su reivindicación para vincular la subida de las pensiones al IPC, los pensionistas reclaman recuperar lo perdido desde 2011 a causa de la disminución de su poder adquisitivo. También recuerdan que el Estado español se adhirió a la Carta Social Europea, que dice que los Estados miembros deben establecer un salario mínimo interprofesional equivalente al 60% del salario medio. Esto serían 1.084 euros mensuales en España. Según los manifestantes, ningún salario ni ninguna pensión deberían estar por debajo de dicha cantidad.

Otra de las tareas de los pensionistas es seguir luchando para combatir “la brecha de género” que existe a día de hoy. Las mujeres están “muy discriminadas en este país”, una discriminación que empieza “en el mundo del trabajo y acaba en las pensiones”, apunta Martín. Más del 70% de las pensiones inferiores a 700 euros las cobran las mujeres.

Por otro lado, otros colectivos unirán su lucha a la de los jubilados, como es el caso de Jóvenes Pensionistas. Natalia Fernández, que pertenece a este colectivo de pensionistas por enfermedad o accidente, explican que la reivindicación del IPC también es crucial para ellos por sus dificultades particulares para llegar a fin de mes. Pero además critica “la falta de recursos sanitarios, económicos y médicos” que los recortes han provocado y que particularmente les afecta como colectivo. “Somos clientes premium de los hospitales, muchos con enfermedades crónicas, nos encontramos con médicos cansados y agotados o con una enfermera en planta por cada 20 pacientes”, narra Fernández. Entre sus reivindicaciones está conseguir la garantización de atención psicológica para los pensionistas, así como inspecciones que revisen las condiciones de trabajo que enfrentan las personas con discapacidad.

Los sindicatos mayoritarios no asistirán a la convocatoria porque los pensionistas movilizados mantienen “grandes discrepancias” con ellos, según explican. Además de la derogación de la reforma del sistema de pensiones de 2013 realizada por Mariano Rajoy, los jubilados piden que se retire la realizada en 2011 por José Luis Rodríguez Zapatero y que fue negociada con los sindicatos. CCOO y UGT manifiestan su rechazo a la reforma del PP pero esquivan la del PSOE.

Después de la marcha del sábado, los pensionistas se preparan para el siguiente asalto. El próximo miércoles 26 de septiembre volverán a la Plaza de las Cortes de Madrid, frente al Congreso de los Diputados, para seguir adelante con sus reivindicaciones. “No vamos a parar hasta que lo consigamos”, advierten.