“Acosadas, violadas, agredidas y maltratadas”: las mujeres sin hogar lanzan un rap feminista

  • Once mujeres sin hogar han grabado el rap '100xcientas' para denunciar cómo el machismo se ceba con ellas cuando no tienen un techo.
  • “Denunciamos desde dentro para que el resto de mujeres que están tomando partido en la oleada feminista conozcan nuestra situación y nos unamos todas contra el machismo"

“Acabas en la calle, huyendo del machismo, ¿allí que es lo que encuentras? Te encuentras con lo mismo”. Es uno de los versos que cantan 11 mujeres sin hogar en el rap ‘100xcientas’, que han grabado con el apoyo de la Fundación Realidades en un taller. Tienen un mensaje: el machismo se muestra ferozmente en las casas… y en la calle, donde ellas están más expuestas, por ejemplo, a la violencia sexual. Son supervivientes, quieren ser visibles y formar parte de ese lema que se oye en todas las manifestaciones feministas: “Si nos tocan a una… nos tocan a todas”. 

Las mujeres sufren más el desempleo y más precariedad, pero en las estadísticas sobre la población sin hogar siguen siendo una minoría. Ese es el primer problema: la invisibilidad. Ellas se esconden. Antes de tener que dormir en un espacio tan hostil como la calle, aguantan las situaciones más extremas, acuciadas por la necesidad. “Otro día le bañaba, el viejito me observaba, él me dijo: ‘aliviame esto’ y yo le dije ‘no, no, no”, canta una de las protagonistas, en referencia a los trabajos feminizados, donde las mujeres se ven más expuestas a situaciones de acoso o violencia al estar su comida y su cama vinculada a la persona que le paga. Decir que no es más difícil cuando no existe alternativa.

Publicidad

Publicidad

La canción también relata algunas situaciones a las que se enfrentan las mujeres en situación de calle, donde se las mide por el hombre del que van acompañadas. “No duermas sola en tu saco, a cambio de un trabajito, yo te protejo un rato”, entonan emulando las ‘ofertas’ que les hacen sus compañeros de calle. Ellas perciben el riesgo: “Dormimos siempre alerta por lo que pueda pasar”. El machismo muestra su cara más dura cuando ellas se ven solas, desprotegidas y sin un lugar en el que dormir: “A las mujeres en los albergues nos hacen el paseillo: ¡Ha llegado una nueva a ver quien se la queda!”.

Esposas que huyen de la violencia de su hogar, migrantes en paro que se ven lejos de su red familiar, mujeres que no quisieron seguir las normas sociales de la buena esposa y ahora se ven en la calle con 60 años… Los casos son muchos y este rap anima a ver los matices y ataca a los estereotipos: “No soy una golfa, no soy una loca, soy superviviente y una mujer valiente“.

Machismo y sinhogarismo: la desigualdad brutal que ni siquiera el feminismo ve

Si la responsabilidad del hogar sigue recayendo en la mujer, cuando ellas no cumplen con los roles de género el estigma es doble. Por eso, apelan al movimiento feminista para que la defensa de los derechos de las mujeres abarquen todas las clases sociales, todas las razas y todas las circunstancias: “Denunciamos desde dentro para que el resto de mujeres que están tomando partido en la oleada feminista conozcan nuestra situación y nos unamos todas contra el machismo”, denuncian en la nota de prensa de la Asociación Realidades.

Esta organización también ha pedido que para apoyar y visibilizar esta causa, se manden fotos a las redes sociales con las manos levantadas y unidas, como símbolo de sororidad, y bajo la etiqueta #haciéndonosvisibles.