8-M

Mujeres lesbianas, transexuales y bisexuales convocan un acto para pedir “sororidad y feminismo” este 8M

  • El día 7, la FELGTB convoca un acto donde, a micro abierto, estas mujeres contarán las situaciones machistas que viven a diario
  • La discriminación de las trans, la invisibilidad de las lesbianas o los cosificación de las bisexuales son algunas de ellas
 

1

El machismo cae sobre ellas por ser mujeres, pero, además, sus siglas añaden peso a la losa. Lesbianas, bisexuales y trans se concentrarán el próximo 7 de marzo a las 12 h. en la Plaza de Pedro Zerolo, convocadas por la Federación estatal de lesbianas, gays, transexuales y bisexuales. (FELGTB) para denunciar la doble discriminación que sufren.

Serán estas mujeres las que explicarán, en un micro abierto, las desigualdades con las que se encuentran en su día a día. Después habrá una concentración y se leerá un manifiesto. "Queremos hacer entender que las mujeres LTB estamos en el mismo barco que las mujeres cis. No hay competencia, no somos migrantes que queremos usurpar un espacio. Es importante hablar por un feminismo interseccional: hablar no de mujer, sino mujeres", explica Niurka Gibaja, miembro del grupo trans de la FELGTB. El lema que ha elegido la federación este año es "Mujeres LTB: sororidad y feminismo".

El orgullo LGTBI alternativo también ha convocado su propio homenaje a las "que no están, las invisibles, a todas las violentadas a través de siglos de colonialismo, machismo y violencia institucional". El próximo 8 de marzo a las 10 h. en Puerta de Toledo (Madrid), Bloque Bollero, llama a las feministas "izar la bandera transfeminista": "Muy cerca de allí, en Marqués de Vadillo, Martínez-Almeida colocó hace poco una enorme bandera de España que, lejos de representarnos, nos agrede. Es el símbolo de una idea de nación que nunca nos ha tenido en cuenta, que nos niega como mujeres trans o cis, bolleras, bis, migrantas, diversas, y que ondea hoy, como ayer, al compás de la discriminación", explican en la convocatoria.

Trans: mujeres en duda

En las últimas semanas, la expulsión del Partido Feminista de Izquierda Unida y su oposición a la ley trans han marcado el debate sobre el transfeminismo y la transfobia. Por eso, Gibaja intenta, de nuevo, centrar  los esfuerzos en el enemigo común: "Hay que estar juntas ante el patriarcado".

Las mujeres trans, además de sufrir discriminaciones en el plano sanitario o laboral, también se enfrentan al machismo, empezando por lo más básico, como que no se les reconozca la "identidad sentida" o en la lucha por el propio cuerpo. Aún muchas personas siguen ligando lo femenino a los genitales y los pechos: "Nos siguen diciendo que no somos mujeres biológicas, pero no existen mujeres artificiales. Nosotras también somos reales".

En los últimos años ha habido progresos en muchos sentidos. Hay reconocidos nombres de mujeres transexuales en muchos campos, pero Gibaja cree que aún pesan algunos estereotipos sobre ellas:  "Estamos marcados por ciertos estigmas. Ser trans es igual a ser trabajadora del sexo, peluquera o bailarina", explica sobre el imaginario asociado a estas mujeres, a las que nunca se les presupone académicas, médicos o políticas, aunque ya hay ejemplos reconocidos.

Lesbianas: mujeres invisibilizadas

"Las mujeres lesbianas hemos estado invisibilizadas históricamente y en un segundo plano por detrás de las reivindicaciones de los hombres: lo femenino sigue estando denostado", asegura Cristina Pérez, coordinadora de políticas lésbicas de la FELGTB. Los hombres LGTBI tampoco se libran de ejercer el machismo contra sus compañeras.

Estas mujeres aún tienen que aguantar miradas y comentarios cuando se besan con su pareja en la calle: "Seguimos con casos de acoso. Las relaciones de dos mujeres siguen estando vistas bajo una óptica muy sexualizada", explica. Este acoso no se limita al espacio público, Pérez asegura que también se produce también en las empresas. La pornografía ha ayudado a reforzar esa imagen de las dos mujeres como objeto sexual para los hombres, mientras otros estereotipos permanecen, como el de la mujer con aspecto masculino.

La coordinadora de políticas lésbicas también recuerda que hay discriminaciones administrativas que siguen suponiendo trabas: "Sigue habiendo discriminaciones por el tema de la reproducción asistida. El acceso universal se acotó a las situaciones de problemas de fertilidad", explica Pérez, sobre la dificultad de las parejas de mujeres sanas para solicitarlo. El Gobierno de Pedro Sánchez se comprometió a solucionarlo redactando una orden ministerial y las comunidades autónomas también sortearon el recorte.

Las bisexuales y la "cosificación"

"Pon mujer bisexual en internet y verás los resultados que salen". Es el reto que lanza la coordinadora del grupo de bisexualidad, Noelia Mellado, que denuncia que las mujeres que visibilizan su sigla se enfrenta  con mucha frecuencia a la "cosificación": "Como eres bisexual, muchos suponen que ya estás abierto a tríos y orgías". Denuncia que esta imagen de que una mujer bi "está más predispuesta a cumplir las fantasías del hombre cis hetero puede llevar a situaciones de acoso en el trabajo".

Las mujeres bisexuales también se dan de frente con la invisibilidad en las consultas médicas: "En algunos casos, debido al monosexismo, leen a alguien como lo que no es. En los protocolos sanitarios, la sigla B no aparece. A las mujeres que van a ginecología, a la hora de hacer un informe, se les presupone hetero", asegura.

Pero una de las cosas que más le preocupa a la FELTB es la incomprensión hacia los jóvenes que deciden visibilizarse en el colegio: "También ha habido casos de bullying en los colegios e institutos".

1 Comment
  1. Daniel L. says

    sororidad… no podrían haber encontrado una palabra más acertada.

Leave A Reply

Your email address will not be published.