Rajoy inicia su nuevo mandato con una subida de 44.685 parados en octubre

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que hoy mismo hará pública la composición de su nuevo gobierno, inicia su segundo mandato con un incremento de 44.685 parados respecto al pasado mes de septiembre. El número total de parados en noviembre, según los datos publicados por el Ministerio de Empleo, se situó en 3.764.982. Los datos son los propios de este mes y reproducen comportamientos de años anteriores en el sector Servicios (34.763 desempleados más), Agricultura (13.413), Industria (1.036) y en el colectivo Sin Empleo Anterior (1.828). Baja (-6.355) en Construcción.

Publicidad

El paro registrado se reduce en cuatro Comunidades Autónomas, encabezadas por la Comunidad Valenciana (-6.875), País Vasco (-2.935) y Navarra (-586). Sube, en cambio, en 13, de forma más acusada en Castilla-La Mancha (13.864) e Illes Balears (8.737). En cuanto a las provincias (ver gráfico superior), el desempleo registrado se reduce en 12, entre las que destacan: Valencia (-6.039), Almería (-3.082) y Castellón (-1.466). Por el contrario, sube en 40, encabezadas por Illes Balears (8.737) y Ciudad Real (5.129).

Tampoco se tuerce la tendencia ni respeto a la temporalidad de los nuevos contratos (de los 1.867.360 firmados solo 166.830, un 8,93%, fueron indefinidos) ni en lo que se refiere a la caída libre de la cobertura de la prestación por desempleo, que fue percibida por 1.904.689 desempleados, lo que supone una disminución respecto al mes de septiembre de 2015 del 9,4 %. La cobertura del sistema durante el mes de septiembre de 2016 fue del 54,2%, medio punto menos que en el año anterior.

Por lo que respecta a la afiliación a la Seguridad Social, en el mes de octubre se registraron 101.335 cotizantes más, lo que sitúa el número total de ocupados en 17.813.356. Estos datos, según la peculiar interpretación que hizo Mariano Rajoy en su último discurso de investidura, deberían dejarnos tranquilos respecto al futuro del sistema, ya que, según el ya presidente en ejercicio, por cada nuevo jubilado la Seguridad Social registra seis entradas, aunque lo cierto sea que la jubilación es para toda la vida y esos seis nuevos cotizantes pueden serlo por contratos de un mes, de una semana, de un día... y que la cuantía de la cotización media se sigue desplomando.

Teniendo en cuenta que, en materia de empleo, el presidente dijo en ese mismo discurso que nada de enmiendas, que para qué tocar una reforma laboral que funciona, no parece raro que el nombre del titular de la cartera de Empleo no haya suscitado mayor interés en el peculiar ecosistema de los quinielistas monclovitas. Si es para hacer lo mismo que hasta ahora, la señora Báñez podría seguir ocupando el cargo, cual Buzz Lightyear, "hasta el infinito y más allá". De hecho, hay hasta quien anima a Rajoy a que así sea. Albert Rivera cree que sería bueno que en el nuevo Gobierno entren personas que participaron en la negociación del acuerdo de investidura entre el PP y Ciudadanos el pasado agosto, como fue el caso de la de San Juan del Puerto (Huelva).

Si por el contrario Rajoy apuesta en esta nueva etapa por impulsar el diálogo social y rescatar del camposanto a sindicatos y patronal, tal y como también comprometió en su discurso de investidura, quizás convendría contar para el puesto con alguien con peso político –por aquello de rascar algo al titular de Hacienda, sea cual sea, para las políticas de empleo– y, a ser posible, con algún tipo de conocimiento en materia laboral, algo que, según confiesan los sindicatos, se ha echado mucho de menos en estos últimos años. Veremos...