Empieza el reparto de las culpas entre PSOE y Podemos por el rechazo a los objetivos presupuestarios

2

El viernes el Congreso dio la espalda al Gobierno de Pedro Sánchez en una cuestión central: la senda de estabilidad presupuestaria, uno de los instrumentos que marcan los Presupuestos Generales del Estado 2019. Solo PSOE y PNV votaron ‘sí’. El líder del Ejecutivo no ha logrado convencer al resto de los socios que hace casi dos meses le ayudaron a sacar a Mariano Rajoy de La Moncloa. Unidos Podemos, PNV, PDCat y ERC se abstuvieron. Ahora, llega el reparto de las culpas.

El domingo, la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, acompañó al presidente de Extremadura y presidente del Consejo Territorial del PSOE, Guillermo Fernández Vara, a un mitin en su Comunidad Autónoma. La andaluza quiso defender sus enfuerzos frente al fracaso del pleno del viernes para sacar adelante una senda presupuestaria más flexible: “Tengo que decir que Izquierda Unida, Podemos y los partidos nacionalistas se pusieron de perfil".

Con un camino difícil por delante, la ministra pidió responsabilidad de las fuerzas progresistas para sacar adelante proyectos para los ciudadanos, apelando a la "utilidad de la izquierda"Para el Gobierno socialista es importante marcar un antes y un después respecto a la Era Rajoy. Durante las primeras semanas valieron los gestos, muy importantes en política, pero para las acciones necesita también de sus socios de moción. Por eso, Montero recordó que mientras se tumbaba la senda presupuestaria en el Congreso, en Moncloa estaban presentando el proyecto para recuperar la sanidad universal. De cara a las próximas elecciones generales intentan crear una buena lista de logros que enseñar a los ciudadanos.

Publicidad

El reparto de las culpas

La abstención de estos grupos suponía un ‘no’ a los 2.400 millones de euros con los que el Gobierno pensaba regar las comunidades autónomas. “Ellos tendrán que explicarlo”, escribía, dentro de un mensaje más largo, el presidente del Gobierno en su Twitter en referencia a los partidos de la oposición, pero es una frase que se repite entre los dirigentes socialistas, que quieren dejar claro de quién será la culpa si se ralentiza el manido “cambio”. Pretenden que PP y Unidos Podemos den cuenta a las Comunidades Autónomas y a los ciudadanos sobre por qué permitieron que cayera la propuesta expansiva.

Por el momento, los que sí se han encargado de explicarle a los ciudadanos las consecuencias de esa bofetada parlamentaria han sido los propios partidos autonómicos. El PSOE de Madrid ya ha avisado de que esa senda habría significado “obtener 480 millones más para la Comunidad de Madrid”, mientras los socialistas asturianos han recordado que la actitud de PP y Podemos supondrían 49 millones de euros menos, por citar dos ejemplos.

En Andalucía, con las elecciones a unos meses, el coordinador del Consejo Territorial del PSOE andaluz, Miguel Ángel Heredia, también ha reprochado a Podemos y PP la “traición” que ha impedido que Andalucía cuente con 350 millones de euros. “Parece que Podemos se ha puesto de acuerdo con el PP para que no haya inversiones en educación, sanidad o infraestructuras en Andalucía".

Un mensaje a Sánchez: no hay carta blanca

El problema es que para Unidos Podemos las cifras no suponen un cambio sino un parche y una profundización en los recortes: ellos quieren negociar el “pack” económico completo, con la ley de estabilidad presupuestaria incluida, para evitar, por ejemplo, que el PP pueda laminar toda propuesta en el Senado.

Esa abstención es también un mensaje a Sánchez sobre la propia debilidad del Gobierno: si quiere apoyo, tiene que negociarlo. PDCat ya anunció que su abstención se debía a la falta de voluntad por acordar con el resto de grupos. La ministra de Hacienda ha asegurado este domingo que “es mentira que no se negociara". De hecho, ha aclarado que  “habíamos hablado hasta la saciedad de las ventajas”.

Con un Gobierno en minoría, Sánchez se verá obligado a hablar y a ensanchar la espalda.  Sus socios de moción le apretarán las tuercas cuando sea necesario. No será un camino fácil y menos con un nuevo ciclo electoral a las puertas. Por el momento, los socialistas tendrán que presentar una nueva propuesta de senda en menos de un mes.

2 Comments
  1. zorrojo says

    que no se preocupen los del psoe… los cuñaos rivera y casado les esperan con los brazos abiertos en el paraíso liberal…

  2. florentino del Amo Antolin says

    Que nos mientan tanto los falsarios del difunto PsoE… ¿ quienes son este partido y este Presidente ?. Sanchez pasó de llamar a Rajoy: Ruín e Indecente… Para ir a cenar a la Moncloa y tomar medidas del nuevo Luk del bipartidismo en » B «; Sachez, es una capsula más para dilapidar la dignidad de la izquierda transversal. Los cheques sin fondos, no se cobran Sociolistos; fueron muchas fuerzas, muchos votos y un montaje para ganar tiempo y lavar una imagen de cara a las elecciones, que seguro ya tendreis apalabrado con los calabazas de C´S y el renovado PP con los que les unen infinidad de intereses, tantos % y las puertas giratorias. Demasiada cara… pedir respomsabilidades sin consultar. Para luego huír al abrigo demoscopico del CIS con un Tezanos en vena… Vosotros, no sacaisteis ha Rajoy, sois sus interlocutores validos ante la Merkel, el G 20 y FMI… ¡ Los dias de gracia, pueden ser de desgracias !. ¡¡ MIAU !!.

Leave A Reply

Your email address will not be published.