La ministra de Justicia pide perdón a los exiliados republicanos

  • Distintos representantes de los exiliados han pedido que, tras 40 años de olvido, se repare la "deuda histórica" del Estado con los represaliados.
  • La vicesecretaria del PSOE, Adriana Lastra, ha anunciado que impulsarán una declaración institucional en las cámaras para el reconocimiento de todos los exiliados.

0

Sufrieron la represión y exilio durante 40 largos años. Algunos volvieron. Otros no. Han tenido que esperar 80 años para recibir un homenaje en el Senado, aunque la organización corresponde al PSOE y no a la cámara. Este martes, los socialistas han rendido homenaje a las personas que se marcharon a Francia, África o América cuando se cumplen ocho décadas del fin de la Guerra Civil. La ministra de Justicia, Dolores Delgado, ha pedido “perdón” a los exiliados republicanos por  “tantos años de silencio”, en los que incluso se les "revictimizó". La vicesecretaria del PSOE, Adriana Lastra, también ha anunciado que impulsarán una declaración institucional en las cámaras para el reconocimiento de todos los exiliados por parte de todos los grupos políticos.

Este homenaje es el primero de una serie de actos para la conmemoración del 80 aniversario del exilio republicano para los que el gobierno creó el pasado noviembre una comisión interministerial. Durante toda la jornada ha estado presente la “deuda histórica” que el Estado tiene con los hombres, mujeres y niños que escaparon por las fronteras. Algunos se vieron obligados a “luchar dos veces contra el fascismo”, como ha recordado Lastra, al llegar a la Francia de Vichy. La ministra de Justicia también ha recordado en su breve intervención que el Gobierno ha destinado 15 millones de euros a Memoria Histórica en el proyecto de Presupuestos Generales del Estado presentados este mismo lunes por el Ejecutivo.

El acto ha sido conducido por la secretaria de Mayores de la Ejecutiva del PSOE, María Jesús Castro, que ha tomado la palabra junto a un ramo de 13 rosas rojas. El portavoz del PSOE en el Senado, Ander Gil, ha calificado a los españoles que lucharon por la defensa de la democracia como los “verdaderos patriotas”, cuyas “ideas triunfaron” aunque ellos fueran derrotados en la contienda. Como legado, queda defender esos “valores y principios” frente a aquellos que quieren, según Gil, una España “pequeña”, “mutilada” y en “blanco y negro”.

Publicidad

Fernando Martínez, director general de Memoria Histórica, ha reconocido la “modernización” que supuso para España la Segunda República y ha prometido “reparar lo que no se ha reparado durante tanto tiempo”, en referencia a la “deuda histórica” en el relato nacional, pero también en el plano material.

Uno de los discursos más esperados por los asistentes, entre los que había exiliados familiares y representantes de asociaciones memorialistas, ha sido el del historiador Nicolás Sánchez-Albornoz, que escapó en 1948 del Valle de los Caídos. Este veterano luchados antifranquista ha resaltado la falta de homenajes y monumentos a los españoles que participaron en "gestas" como el Desembarco de Normandía, pidiendo que se reconozca este “déficit nacional”.

Amparo Sánchez,  de la plataforma Archivo, Guerra y Exilio (AGE), ha pronunciado algunas de las palabras más enérgicas al recordar “el abandono en el que ha dejado la patria” a los que sufrieron un “destierro de casi 40 años” y que fueron los “precursores de la lucha contra el fascismo en la Segunda Guerra Mundial”. Ante los socialistas ha relatado una serie de ‘deberes’ para reparar la citada deuda histórica, como la anulación de la Ley de Amnistía, “que blinda la impunidad de los crímenes”, la nulidad de los juicios o la localización y exhumación de fosas comunes.

También han intervenido la representante de AMICAL-Mauthausen, Concepción Díaz Berzosa, y la coordinadora de las Asociaciones de Exiliados, Elsa Osaba. La presidenta del PSOE, Cristina Narbona, ha sido una de las últimas políticas en intervenir.

Leave A Reply

Your email address will not be published.