Un gobierno en cuenta atrás

  • El Consejo de Ministros seguirá operando hasta la semana antes de las elecciones y, por tanto, tiene la posibilidad de aprobar reales decretos.
  • Igualdad laboral, permisos de paternidad y maternidad o vivienda son algunos en los que trabaja frente a aquellos de materia laboral, en la que los consensos se complican.

Este jueves el pleno del Congreso dice adiós hasta la próxima legislatura. El próximo 5 de marzo se disuelven las Cortes por la convocatoria electoral del próximo 8 de abril y el país pone rumbo a las urnas. Que el poder legislativo hiberne no significa que el ejecutivo pare su actividad. El Consejo de Ministros seguirá operando hasta la semana antes de las elecciones.

Aún quedan nueve consejos de ministros hasta las elecciones del 28 de abril. "Hay tiempo", explican fuentes de Moncloa sobre la actividad del ejecutivo. Este viernes podrían ponerse sobre la mesa un real decreto sobre Igualdad Laboral y otro sobre el Brexit. Los avances en materia de trabajo, como en el caso de la modificación de la reforma laboral, son más complicados, ya que el Gobierno tiene que generar consensos entre grupos con posiciones tan diferentes como PDeCAT y Unidos Podemos. También puede haber un nuevo decreto de vivienda si hay acuerdo con el resto de fuerzas, en especial con Unidos Podemos, para sacarlo adelante.

Es poco probable que Sánchez se arriesgue a fallar el tiro en plena precampaña electoral. Con todos los partidos hablando ya para sus votantes y queriendo desmarcarse saben que será más complicado tejer acuerdos.

Publicidad

Los decretos que apruebe el Gobierno más allá de la disolución de las cortes serán examinados por la Diputación Permanente, que es una representación reducida de las Cortes, una práctica que los partidos de la oposición han cuestionado por el calado de algunas de las propuestas de Sánchez. Por tanto, durante las próximas semanas es probable que este órgano cobre también un protagonismo atípico.

En duda también queda la ampliación de los permisos de paternidad y maternidad, que podrían ir dentro del decreto de Igualdad laboral, y que el Gobierno aún no ha decidido si irá al Consejo de Ministros. En Moncloa sí existía una "sensibilidad especial" respecto a aprobar esta medida antes del 8 de marzo, Día de la Mujer, pero quizá no se arriesguen si no tienen los apoyos atados. Unidos Podemos explica que, a fecha de hoy, aún no ha recibido "ningún papel" sobre esta propuesta y, por tanto, no puede asegurar ni negar su apoyo sin leer los detalles del decreto.

Quien sí ha querido valorarlo es la plataforma PPIINA, referencia en la lucha por la equiparación, que ha advertido, tras leer el borrador, de que el hecho de que las seis semanas de ambos padres sean simultáneas provoca que "las madres sigan siendo las cuidadoras principales en cuanto estén recuperadas del parto, mientras que los padres son  reducidos al papel de “ayudantes”.

Se paran las cortes pero no el gobierno

Desde Moncloa defienden que el Gobierno seguirá actuando con normalidad hasta las elecciones, ya que aún no está en funciones: "El país no se para" defienden.  Esto implica también poder hacer uso del real decreto, aunque los partidos de la oposición crean que Sánchez abusa del real decreto-ley, pensada para casos urgentes, para sortear la debilidad parlamentaria de su gobierno, que solo cuenta con 84 diputados de 350.  Sin embargo, hay que distinguir entre los reales decretos y los reales decretos ley, ya que los segundos son los que deben ser convalidados después por el Congreso y tienen rango de ley.

Como ejemplo, la actividad del Gobierno del expresidente Mariano Rajoy. El último Consejo de Ministros antes de las elecciones del 20 de diciembre de 2015 tuvo lugar dos días antes. En esa reunión se aprobaron una cuarentena de acuerdos de diferentes temáticas y más de una decena de reales decretos de asuntos variados, como la realización de pericias por los Institutos de Medicina Legal y Ciencias Forenses, la modificación de determinados preceptos de los estatutos del Instituto de Crédito Oficial, la aprobación de un cuadro de enfermedades profesionales, una reorganización de la ONCE, la designación de los embajadores de Samoa y las Islas Cook o reconocimientos a la Gran Cruz del Mérito Militar a varias personas.

Un par de semanas antes, el 4 de diciembre, habían aprobado otra tanda de acuerdos y decretos. Entre estos últimos se encontraba uno sobre procedimiento, condiciones y alcance del reconocimiento de las prestaciones de incapacidad para el personal de las Fuerzas Armadas y de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado o la creación del Registro Estatal de Enfermedades Raras, por poner dos ejemplos. El 27 de noviembre usaría este instrumento para aprobar distintas modificaciones en el sector eléctrico.

Tras el 28 de abril y con el Gobierno en funciones, se formarán de nuevo las Cortes y los partidos negociarán hasta poder investir a un nuevo presidente, con las autonómicas, europeas y municipales de por medio.