Cientos de madrileños se manifiestan para “blindar” la Ingobernable

  • Unas 700 u 800 personas han partido de la plaza de Jacinto Benavente para avisar de que "Gobierne quien gobierne, la Ingobernable se defiende".
  • Sus portavoces se quejan de que tras reunirse con el equipo de la alcaldesa, Manuela Carmena, han salido con una "frustración tremenda".

Varios cientos de personas se han manifestado este sábado en Madrid, partiendo de la plaza de Jacinto Benavente, para mandar un mensaje a la alcaldesa, Manuela Carmena, y al gobierno que salga de las urnas el próximo 26 de mayo: Gobierne quien gobierne, la Ingobernable se defiende”, coreaban en referencia al centro social autogestionado y okupado situado en la calle Gobernador. Según datos facilitados por fuentes policiales a Europa Press, unas 700 u 800 personas han recorrido la calle Atocha. 

Los colectivos del centro habían programado este 11 de mayo una jornada reivindicación con un toque festivo para celebrar su segundo aniversario . El día ha comenzado a las 14 horas con una paella popular y ha terminado con actuaciones musicales. Aunque no han querido restar protagonismo a los convocantes, a la manifestación, que ha comenzado a las 18 h., han acudido varios representantes de Madrid en pie, como el candidato a la alcaldía por Izquierda Unida Madrid en Pie Municipalista, Carlos Sánchez Mato o los anticapitalistas  Raúl Camargo y Rommy Arce.

Las portavoces de la convocatoria se han quejado de que durante la última legislatura, el centro de 3.000 metros cuadrados se haya convertido en “arma arrojadiza” entre los partidos políticos para "no hablar de otros temas más importantes", como lo desahucios en la ciudad o el machismo. El PP de José Luis Martínez-Almeida ha utilizado esta ocupación para atacar a la alcaldesa Manuela Carmena, con la que los ocupantes tampoco han podido llegar a un acuerdo. De hecho, Serlinda Vigara, miembro de la asamblea general de la Ingobernable, ha asegurado ante los medios que “quieren blindar” el espacio después de que durante los últimos meses se hayan reunido con varios concejales del actual gobierno y hayan salido “con una sensación de frustración tremenda" tras constatar que "no existe ninguna voluntad" de proteger este proyecto.

Publicidad

El espacio fue ocupado en mayo de 2017. Cuatro años antes, la exalcaldesa Ana Botella había cedido el inmueble a la fundación privada Ambasz para poner en marcha un museo que nunca se materializó. “Estamos en el corazón de Madrid. Se está creando cultura para los y las madrileñas y todo desde la autogestión”, defiende una de las portavoces del colectivo Abrir Brecha, que tiene un espacio fijo en el edificio. La joven también ha recordado que la histórica construcción “era un espacio abandonado” cuando fue ocupado.

Muchos de los asistentes a los que ha preguntado cuartopoder.es pertenecen a alguno de los más de 40 colectivos fijos que habitan la Ingobernable o son vecinos que han participado en sus actividades, que abarcan desde clases de yoga a convocatorias de colectivos feministas o LGTBI. Es el caso de la plataforma Orgullo Crítico: “Es un punto de encuentro seguro para las diferentes disidencias. Desde hace tiempo nos sirve como espacio de reunión para nuestro colectivo”, explica Ele, que camina tras una pancarta en letras rosas y negras en la que pone “El orgullo no se vende, no al capitalismo rosa”.

Otra de las asistentes programa actividades bajo el nombre de "Viernes feministas" y coincide con la importancia de este centro para repensar la ciudad: "Es un espacio muy importante porque se hacen actividades públicas y de fácil acceso para todo el mundo". "Hay grupos que no pueden reunirse en otros sitios y creemos que tienen que tener su espacio para hacerlo", replican sobre qué sucedería si durante la siguiente legislatura el futuro consistorio lo cierra.

A la manifestación también han acudido colectivos tan diversos como Extinction Rebellion, Juventud por el clima, Poliamor Madrid o Cineclub filmoteca Chantal. Algunos se unían a los cánticos: "Ayuntamiento, miento, miento, miento".