Orgullo Crítico 2018: “Grande-Marlaska no eres nuestro orgullo”

21.50

"Tras llegar a Callao, los portavoces han leído varios manifiestos. Entre otras muchas cosas, han reivindicado más visibilidad para los niños trans y acabar con la ley que les discrimina. Otra vocera también ha recordado que, al llegar a la vida adulta, este colectivo soporta "un 80% de desempleo" y que hay países en los que tienen un promedio de vida de 35 años.Con un fuerte carácter anticapitalista, anticolonialista y antiracista, la cuestión de los migrantes también ha estado presente de manera recurrente.

Han denunciado "las muertes en el Mediterráneo", con las políticas de la Unión Europea como responsables, y se han acordado de las temporeras marroquís de Huelva que han denunciado abusos mientras trabajaban. También ha habido un manifiesto asexual, en el que han denunciado que "la mayor opresión es la invisibilidad". Han pedido más inclusión dentro del propio colectivo: "La reivindicación pierde fuerza si solo oímos las letras LGTBI", ya que consideran que "la diversidad sexual no es nada sin nosotres".

Publicidad

21.30

Poco a poco, la marea va bajando Gran Vía hasta Callao, donde está leyendo un manifiesto.

20.22

La asexualidad es una de las orientaciones menos conocidas. / Sara Montero

La asexualidad es una de las orientaciones menos conocidas dentro del amplio espectro arcoíris, incluso dentro de la comunidad LGTBI. Es el tercer año que vienen al Orgullo crítico, pero María reconoce que sigue costando que estas personas se visibilicen en una sociedad hipersexualizada. “Yo descubrí el término con 24 años. Es un alivio, durante toda la vida piensas que te pasa algo, que el sexo no está hecho para ti. Es importante ponerle nombre”.

20.00

La manifestación rodea Cibeles y sube hacia Gran Vía. "El Orgullo no se vende, se defiende”, gritan. No es el único eslogan crítico: “Este orgullo no es de fiesta, es de protesta”. También mandan el tradicional mensaje a la curia: “Vamos a quemar la conferencia episcopal por machista y patriarcal”.

Pancarta en la manifestación del Orgullo Crítico 2018. / Sara Montero

19.45

Entre las banderas arcoíris hay una con colores diferentes: “Si eres un hombre y llevas la bandera bisexual, te dicen que eres gay. Si eres una chica te dicen “todas las chicas se besan entre ellas. Eso no existe”, explica la joven que la porta. “Cuando dices que eres bi te dicen que te gusta todo y que eres un vicioso”, replica su compañero de enseña haciendo un retrato de los comentarios bifóbicos que soportan a diario.

19.30

La manifestación comienza a moverse hacia Cibeles. En la cabecera dos pancartas: “El orgullo será antirracista o no será” y “El orgullo es transgresión”.

A la cabeza, la delegación más joven. Niños y niñas de Chrysallis: “Aquí está la infancia trans”.

Pancarta del grupo de niñes trans en el Orgullo Crítico 2018. / Sara Montero

 

Pancarta de Chrysallis en la manifestación del Orgullo Crítico 2018 / Sara Montero

19.00

Comienza a llegar gente a la Plaza de Neptuno. Sete y Julia, dos de las portavoces de la plataforma Orgullo Crítico nos cuentan por qué se manifiestan el día 28: "Aún queda mucho por hacer”

"Cada año, salen a denunciar la mercantilizacion de la programación oficial. La cuestión migratoria es parte central de las reivindicaciones. “Las luchas tienen que ser transversales”, comenta Sete, portavoz de la plataforma. Por ello, además de denunciar los abusos contra la población migrante y racializada, también critican “el homonacionalismo y la instrumentación que se hace de lo LGTBI por parte de gobiernos imperialistas”, explica Julia.

La activista pone un ejemplo cercano de cómo se entrelazan las causas: “Por ejemplo, el Gobierno español intenta hacer un lavado de cara rosa colocando como ministro de Interior a Grande-Malaska. Para nosotros tiene un historial detrás que no lo hace nuestro amigo. Grande-Marlaska, no eres nuestro orgullo”.

Se reparten papeles denunciando el ‘pink washing’, una táctica en la que se usa la causa LGTBI para envolver otras opresiones. Este año hay muchas críticas a Israel y a la actuación de la ganadora de Eurovision, Netta.

18.45

Visibilizar al colectivo LGBTI en su conjunto es una prioridad. Quieren combatir la desigualdad en todos los frentes y sin dejar a nadie atrás. Por eso, habrá un bloque migrante racializado en la manifestación.

18.40

La manifestación saldrá de Neptuno y subirá la calle Alcalá hasta llegar a Gran Vía. En este punto comienza el tramo más largo de recorrido que desembocará en Callao, donde habrá lectura de manifiestos. Este año, el eslogan escogido es "Orgullo es transgresión".

18.35

Han pasado 49 años desde que la policía entró en el bar Stonewall Inn de Nueva York e hizo una redada contra las personas gays y trans que estaban dentro. La violencia contra la comunidad LGTBI comenzó a ser habitual y las víctimas se hartaron. Los días posteriores a ese 28 de junio decidieron organizarse y defenderse, dando lugar al movimiento LGTBI. Este jueves, la plataforma Orgullo Crítico les coge el testigo. Han convocado una manifestación en Madrid para denunciar el carácter marcantilista que ha tomado la organización oficial del Orgullo: “La manifestación oficial parece más una cabalgata festiva que un lugar de protesta. Hay carrozas empresariales y poco contenido político", comentaba uno de los portavoces a cuartopoder.es hace unos días.

Además, creen que en el camino hacia la igualdad no se puede obviar ninguna batalla. Luchan por una mayor diversidad en las escuelas o el sistema judicial, pero también reivindican que se cumplan los derechos humanos en las fronteras y critican una precariedad que se ceba contra los más débiles. Emplazan a todos a manifestarse a las 19 h. en la Plaza de Neptuno.