Enrique Santiago: “Que nadie espere que IU rompa la unidad de acción en UP”

  • Entrevista con el secretario general del PCE y diputado de Unidas Podemos

Desde que el pasado 25 de julio la investidura de Pedro Sánchez fuera proclamada fallida, en Unidas Podemos ha habido un repliegue interno. En las siguientes horas se evidenciaron las diferencias en el grupo parlamentario confederal. IU lanzaba un comunicado favorable a un acuerdo programático en el PSOE para facilitar la gobernabilidad aunque este implicara no entrar en el Consejo de Ministros. Sin embargo, desde Podemos han continuado con la estrategia marcada antes del debate de julio: presionar a los socialistas para que retomen las negociaciones y en septiembre haya un acuerdo de gobierno. Hoy, en cuartopoder.es, habla de todo ello Enrique Santiago (Madrid, 1964), diputado de Unidas Podemos y secretario general del PCE.

– Después de la investidura fallida, ¿en qué lugar queda Pedro Sánchez?

– La conclusión fundamental es que prácticamente tres meses después de las elecciones, Pedro Sánchez solo ha conseguido un voto de apoyo a su investidura, el del Partido Regionalista de Cantabria. Ello implica que el PSOE no ha hecho un trabajo mínimamente serio para construir una mayoría de gobierno, a pesar de tener las condiciones objetivas para ello, que no son otras que una amplia unidad de criterio de todas las fuerzas de izquierda para construir una alianza que impida el gobierno del trifachito.

Publicidad

Se ha evidenciado que entre las prioridades de Sánchez no se ha encontrado hasta ahora construir un gobierno de izquierdas con Unidas Podemos, sino que su tendencia ha sido alcanzar un acuerdo con las derechas que le permitieran gobernar en solitario o en cogobierno con Ciudadanos. Parece que el PSOE pretende seguir siendo funcional al régimen, concretamente optando por un cierre reformista de la crisis del régimen. Nuestra tarea es evitar ese cierre de la crisis de régimen y seguir trabajando por una salida rupturista.

– ¿Cómo quedan las relaciones de confianza entre Unidas Podemos y PSOE después de las tensiones de hace unos días, después de que, incluso, trascendiera que desde la vicepresidencia de Carmen Calvo se modificaran documentos originales del equipo negociador de Unidas Podemos?

"Las relaciones entre UP y PSOE en estos momentos no son de confianza"

– Las relaciones entre Unidas Podemos y el PSOE en estos momentos no son de confianza, fundamentalmente porque el PSOE, con la demora del inicio de las conversaciones para formar gobierno hasta 48 horas antes del inicio de la sesión de investidura, desperdició mas de dos meses y medio.

Desperdició la posibilidad de alcanzar un acuerdo en la primera investidura. En 48 horas, es imposible alcanzar ni un acuerdo programático serio de gobierno ni mucho menos un acuerdo para poner en marcha un gobierno de coalición, y eso lo debería saber un partido con 140 años de existencia, como tantas veces mencionó Sánchez en su investidura. La impresión en Unidas Podemos es que nunca hubo intención por el PSOE de negociar seriamente sino más bien buscaban una puesta en escena para justificar ante la opinión pública nacional e internacional su negativa a un acuerdo.

La manipulación de los documentos propuestos por Unidas Podemos desde la Vicepresidencia del Gobierno es algo muy grave, es obvio que es una actuación carente de ética y es también evidente que se ha utilizado para llevarla adelante una institución del Estado cuando perfectamente la misma operación de propaganda negra podía haberse hecho desde las oficinas del PSOE. Pero, en todo caso, garantizar un gobierno de izquierdas en España que trabaje para garantizar los derechos de la mayoría de nuestro pueblo no puede depender de las buenas relaciones entre las fuerzas de izquierdas sino del convencimiento político de que no hay otra forma de gobernar para evitar la llegada de un gobierno del trifachito.

– ¿Cree que, como dice Pablo Iglesias, hay oportunidad para que se produzcan unas negociaciones sinceras durante el mes de agosto? ¿Debe Unidas Podemos seguir con su hoja de ruta del gobierno de coalición?

"No tocan vacaciones para este mes de agosto"

– Es imprescindible que durante el mes de agosto se produzcan unas negociaciones serias y consistentes. La oportunidad para ello solamente depende de que haya voluntad política por parte del PSOE. No hay ninguna norma, ninguna ley, ningún principio, ningún obstáculo que diga que la única oportunidad fueron las conversaciones mantenidas atropelladamente durante cuatro días del mes de julio a las puertas de la votación de investidura y con un método mas que cuestionable.

El PSOE debe quitarse de la cabeza que es imposible retomar las conversaciones de gobierno de coalición por el mero hecho de que el primer y deficiente intento no acabo con éxito. Ambas partes debemos reflexionar y corregir los errores de la negociación para abordar el nuevo proceso con garantías de éxito. Agosto da la oportunidad de trabajar con calma sincera y detalladamente, tanto un acuerdo programático como un acuerdo de gobierno compartido, apartadas las partes de las poses mediáticas cara a la opinión pública y centrándonos es lo mejor para España.

Unidas Podemos debe seguir intentando el gobierno de coalición porque es lo que han demandado los sindicatos, las organizaciones sociales y los sectores en conflicto, porque es lo que aprobaron en consulta las militancias de Podemos y de Izquierda Unida y porque hay tiempo de sobra para abordar unas conversaciones serias al respecto, siempre y cuando el PSOE deje de tener una actitud renuente y se ponga a trabajar con Unidas Podemos. No tocan vacaciones en este mes de agosto.

– ¿No era una buena oferta entrar en el gobierno con una vicepresidencia y tres ministerios como Vivienda y Economía Social, Igualdad y Sanidad?

"El PSOE no reconoce que todas las opciones tienen derecho a gobernar"

– No cabe duda de que son tres ministerios importantes desde los que se pueden atender los problemas de la gente y garantizar los derechos de las personas siempre y cuando tengan competencias efectivas y presupuestos. Y no cabe tampoco duda de que son ministerios con pocas competencias y poco presupuesto respecto a otros que sí que determinan la vida de las personas, como el Ministerio de Hacienda, el Ministerio de Economía, el de Fomento e Infraestructuras o el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social.

Lo más hiriente de la actitud del PSOE es que no reconoce que en democracia todas las opciones apoyadas por los ciudadanos tienen derecho a gobernar. Durante estas conversaciones, han manifestado claramente una actitud de veto a Unidas Podemos como si fuéramos una organización incapacitada para gobernar. O como si ellos fueran los únicos legitimados para gobernar España desde el espectro sociológico de la izquierda, una premisa absolutamente falsa.

– Gabriel Rufián advertía a Podemos de que cuatro ministerios para la corta historia de Podemos era un éxito. Y que desde dentro del gobierno tendrían la oportunidad de demostrar que lo pueden hacer mejor que el PSOE

"En Unidas Podemos hay una experiencia de gobierno de décadas"

– Sin duda muy respetable la opinión de Gabriel Rufián, pero conviene recordar que ha sido necesario convocar elecciones anticipadas por la actitud contraria de ERC a aprobar los Presupuestos Generales del Estado más sociales de toda la historia de la democracia. La actual crisis de gobernabilidad es responsabilidad, en primer lugar de ellos, con lo cual se agradece su actitud constructiva para arreglar la crisis que tanto han ayudado a generar, pero eso no significa que sus recomendaciones siempre sean acertadas.

Podemos tendrá cinco años, pero Unidas Podemos está compuesta por organizaciones jóvenes y otras no tanto. Dentro de Unidas Podemos está Izquierda Unida qué tiene más de 30 años de existencia. Y dentro de Izquierda Unida hasta el Partido Comunista de España que tiene casi 100 años de vida. Muchos militantes de Podemos lo han sido antes de Izquierda Unida.

Y, como tal, en Unidas Podemos hay una experiencia de gobierno acumulada de muchas décadas, igual que hay una experiencia política acumulada incluso de resistencia a la dictadura. Por eso, y por el apoyo de 3,7 millones de votantes, no es muy consistente ese argumento de que por tener Podemos cinco años de vida deba Unidas Podemos aceptar cualquier cosa que se le ofrezca y casi que agradecer al PSOE por el ofrecimiento.

– ¿Cree que muy pocas personas han copado las negociaciones con el PSOE? ¿Debe abrirse más el equipo negociador? ¿Se ha sentido IU representada?

"Sería bueno construir equipos multidisciplinares, abiertos, más plurales"

– Probablemente, ambas partes hemos cometido errores durante la negociación y el primero sin duda haber pretendido alcanzar un acuerdo de gobierno de España en apenas cuatro días. Cualquier proceso negociador debe primero construir unos objetivos comunes, posteriormente dotar a estos de contenidos y finalmente acordar los instrumentos y herramientas para llevar a la práctica dichos contenidos.

Sería bueno que en la siguiente fase del proceso de conversaciones se construyeran equipos multidisciplinares y abiertos, más plurales, en mejores condiciones de cumplir esa hoja de ruta.

– IU lanzaba un comunicado al día siguiente a la investidura fallida abriéndose a negociar un acuerdo programático con el PSOE y abriendo la posibilidad a apoyar un gobierno en solitario con el PSOE si este acuerdo fuera interesante. ¿Qué opina al respecto?

"El comunicado de IU se ha utilizado por el PSOE"

– IU siempre ha mantenido como posición la necesidad de tomar todas las medidas para evitar que el trifachito gobierne España. La resolución acordada el otro día comienza haciendo énfasis en la necesidad de continuar trabajando por alcanzar un gobierno de coalición, insistiendo en que todavía no puede darse por cerrada esa opción cuando apenas se ha intentado seriamente por el PSOE, percepción unánime en toda la sociedad española en este momento. Y, obviamente, señala el comunicado que, si finalmente no pudiera alcanzarse el acuerdo de gobierno por cuestiones objetivas, no por simple bloqueo del PSOE, una posible salida sería un acuerdo programático para llevar adelante un gobierno de progreso en nuestro país.

Un acuerdo programático en el supuesto de que no existiera acuerdo de gobierno de coalición con el PSOE, -como dice el comunicado de IU- no equivale únicamente a un gobierno monocolor del PSOE, esa ha sido una conclusión muy interesada y subjetiva tanto del PSOE como de algunos medios de comunicación, con la clara intencionalidad de dividir o debilitar a Unidas Podemos. Que no espere nadie que IU vaya nunca a romper la unidad de acción en Unidas Podemos. Defenderemos las posiciones que creamos convenientes dentro de Unidas Podemos, conforme a los acuerdos adoptados en nuestros órganos directivos, entre ellas, trabajar para alcanzar alguna posibilidad de gobierno comprometido con políticas de izquierdas. Intentaremos que nuestras posiciones se conviertan en hegemónicas en UP, en mayoritarias. Pero, tras el debate, aceptaremos la posición conjunta que se decida democráticamente en la alianza política.

Desde mi punto de vista, el comunicado de IU se ha utilizado por el PSOE haciendo énfasis en que IU abandonaba la propuesta de construir un gobierno de coalición, ignorando que la militancia de IU acaba de manifestarse muy mayoritariamente por el gobierno de coalición previo acuerdo programático y no a favor de un simple acuerdo programático que en boca del PSOE recuerda a  anteriores incumplimientos de acuerdos.

– ¿Qué valoración hace del “gobierno a la portuguesa”? En el país vecino, el partido comunista es socio de un acuerdo con el gobierno socialista al que controla desde el parlamento.

"Si el PSOE hubiera cumplido el acuerdo de los PGE, no habrían tantas desconfianzas"

– El Partido Comunista de Portugal no es socio de un acuerdo de gobierno con el Partido Socialista, no es exactamente así. Tanto el Partido Comunista de Portugal como el Bloco de Izquierdas negocian duramente en el Parlamento portugués, ley a la ley, con el gobierno socialista. La mayoría de las veces alcanzan acuerdos que permiten hacer políticas que benefician a la mayoría del pueblo portugués, pero cuando los socialistas portugueses se niegan a traspasar las líneas rojas que les marcan las políticas neoliberales, no dudan en recurrir a la derecha para ejecutar reformas estructurales perjudiciales para el pueblo portugués como la reciente reforma laboral pactada entre el gobierno de Costa y los partidos de la derecha. No es un modelo que le dé seguridad a la izquierda para garantizar políticas de progreso.

En todo caso el Partido Socialista portugués no es el Partido Socialista Obrero Español. Tenemos una realidad muy cercana que es la que ha llevado a que Unidas Podemos exija entrar en un gobierno o mejor dicho exija tener herramientas para ejecutar los acuerdos programáticos alcanzados con el PSOE. Me refiero al reciente acuerdo de Presupuestos Generales del Estado, acuerdo del que Sánchez apenas ha cumplido el 15% de sus contenidos y ha obviado cumplir buena parte de los más importantes, como una reforma fiscal que al menos equipara la tributación de los bancos a lo que pagan de impuestos los trabajadores en nuestro país. Los bancos están pagando entre un 6 y un 8% de impuestos sobre sus beneficios mientras que cualquier trabajador paga entre un 15 y un 20 ó 25% sobre la totalidad de sus ingresos. Es una desigualdad escandalosa en beneficio de los mas ricos y los rentistas, frente a los más humildes y trabajadores y el PSOE no ha hecho el mínimo esfuerzo en cumplir lo acordado con Unidas Podemos en 2018 para acabar con esta situación.

Si el PSOE hubiera cumplido el acuerdo alcanzado con Unidas Podemos en los Presupuestos Generales del 2019, en estos momentos no existirían las evidentes desconfianzas que hay sobre la mesa a que el PSOE vaya a cumplir un posible acuerdo programático para un gobierno monocolor que tanto defiende.

– ¿Antes una repetición electoral que un gobierno en solitario del PSOE?

"La opción de la repetición electoral depende exclusivamente del PSOE"

– Ni Unidas Podemos ni IU queremos una repetición electoral. En primer lugar, porque las fuerzas políticas de izquierdas tenemos obligación de ponernos de acuerdo para formar un gobierno cuando la voluntad popular resultante de las urnas así nos lo ha reclamado. Sería lamentable que en un escenario en el que el trifachito se pone constantemente de acuerdo para gobernar, la izquierda fuera incapaz de hacerlo. No olvidemos que, según las últimas encuestas del CIS, el gobierno de izquierdas entre Unidas Podemos y el PSOE es la opción preferida por los españoles.

Por eso, nos parece realmente sorprendente que el PSOE constantemente amenace con un adelanto electoral cuando en solitario se encuentra tan lejos de una mayoría suficiente para gobernar. Es una actitud infantil, que nos recuerda al niño malcriado dueño del balón en el patio del colegio, que si el partido de fútbol no transcurre como a él le gusta coge la pelota y se va dejando a todos sin jugar.

Creemos que es necesario ponerse de acuerdo para alcanzar un gobierno amplio de la izquierda construido sobre un sólido acuerdo programático, y tener cuatro años para ejecutar un programa que garanticen los derechos de todas las personas, sobre todo cuando todos los economistas auguran la llegada de otro periodo de ajustes económicos neoliberales, de recortes. La opción de la repetición electoral depende exclusivamente del PSOE y de su incapacidad para alcanzar un acuerdo que permita poner en marcha un gobierno de izquierdas con el que tanto ellos como Unidas Podemos se encuentre cómodo

– ¿Cuáles son los principales riesgos de una repetición electoral?

– Dos sin duda. Que debido a una bajada de votos de Ciudadanos y Vox, por mor de la ley electoral  haya un incremento significativo de escaños para el PP que traiga como resultado una mayoría aritmética que permita gobernar al trifachito; y que Pedro Sánchez pierda toda probabilidad de ser presidente del Gobierno ahora y, al menos, para muchos años.

– ¿Qué valoración hace del último barómetro del CIS?

– Lamentablemente, el estudio de campo se hizo antes de concluir las sesiones de investidura fallida del mes de julio, con lo cual no se ajusta exactamente a la realidad. Aún así, pone de manifiesto una cierta subida del PSOE y una pequeña bajada de Unidas Podemos, el resultado sigue siendo políticamente igual que la actual configuración parlamentaria, esto es, el PSOE no alcanzaría una mayoría de gobierno sino es con el apoyo de Unidas Podemos. Otro aliciente más para alcanzar un acuerdo durante este mes de agosto. Ello, salvo que la derecha se decida a dar apoyo a Pedro Sánchez, un apoyo que parece lejano.