Indulto o amnistía, pasos hacia una solución dialogada del conflicto en Catalunya

  • Iglesias y los comunes presentan una propuesta para solucionar el conflicto de Catalunya
  • El independentismo busca la amnistía, los comunes apuestan por el indulto como vía factible

2

Con las calles de Barcelona (y del resto de Catalunya) todavía calientes por las protestas de la semana pasada tras la sentencia del Tribunal Supremo, con un fin de semana de nuevas movilizaciones de distinto sentido político convocadas en la capital catalana, algunas fuerzas políticas dibujan horizontes estratégicos que ayuden a desencallar el conflicto entre Catalunya y el resto del Estado.

En plena campaña electoral, con un Pedro Sánchez que quiere mostrarse duro con el independentismo hasta, al menos, el 10 de noviembre, algunas propuestas señalan un carril central de por dónde podrían ir las cosas en la próxima legislatura. De ello se hablará tras el 10N, y todo dependerá de la aritmética parlamentaria del Congreso. Una solución dialogada para el conflicto catalán será un escollo en caso de que sea necesario un entendimiento entre PSOE y PP o Ciudadanos para formar gobierno.

Sin embargo, en Catalunya existe un carril político central que podría reunir a ERC, PSC, En Comú Podem y JxCat que pasa por una salida dialogada del conflicto. Una solución que, sin embargo, encuentra una primera dificultad, que los dirigentes independentistas sigan en prisión. Por ello, todo diálogo está condicionado por la situación de los presos.

Publicidad

El soberanismo, tal y como contaba cuartopoder esta semana, se organiza en torno a la reclamación de la amnistía. La Convenció 14D, que reunirá a un buen espectro de organizaciones políticas y sociales catalanas en diciembre, busca generar consensos para una estrategia política que reclame amnistía y diálogo, sin renunciar por ello a los valores republicanos y al derecho a la autodeterminación.

ERC se encuentra entre los convocantes de esta convención del próximo 14 de diciembre en la Universitat Pompeu Fabra de Barcelona. Esta semana, su dirigente y vicepresident de la Generalitat, Pere Aragonès, en un desayuno informativo en Madrid llamaba al diálogo de Sánchez, criticándole que durante estos días no haya accedido a coger el teléfono al president Joaquim Torra. Un diálogo “sin condiciones”, puesto que “el autonomismo ha muerto” y una gran parte de la sociedad catalana apuesta por la independencia.

También esta semana, Pablo Iglesias visitaba Catalunya. Junto a la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, y el candidato de En Comú Podem al Congreso, Jaume Asens, presentaban una propuesta para desencallar el conflicto catalán. La propuesta sistematiza un posible diálogo entre las instituciones catalanas y estatales en distintos pasos. En primer lugar, los comunes apuestan por blindar las competencias del Estatut y del autogobierno catalán, frente a las constantes amenazas a una nueva aplicación del artículo 155 por parte de las derechas y ultraderechas.

En cuanto a la situación de los “presos políticos catalanes”, desde Catalunya En Comú Podem apuestan por el indulto, como la forma más rápida de que los dirigentes independentistas estén en la calle. Además, apuestan por la creación de dos mesas de diálogo. La primera, en Catalunya, que involucre a las distintas fuerzas políticas catalanas. Otra, a nivel estatal.

A mitad camino, los comunes, en este sentido entre las reclamaciones del independentismo y del PSC. El primer secretari de los socialistas catalanes, Miquel Iceta, reclamaba la semana pasada al president de la Generalitat que convocara conversaciones con los partidos catalanes. Aragonès, en Madrid, la vuelta al acuerdo de Pedralbes. En este palacio barcelonés se reunieron en diciembre del año pasado, hace 10 meses, Sánchez y Torra. Trataron distintos temas pero, lo más destacado, era que plasmaban la voluntad de seguir con las conversaciones entre presidente y president.

Amnistía o indultos

El ex líder de los comunes, Xavi Domènech, en una reciente entrevista con este periódico, hablaba de por qué mayoritariamente en Catalunya se apuesta por la amnistía, antes que por el indulto. “Creo que desde Catalunya mayoritariamente se pedirá la amnistía y el Estado tendrá que saber qué hacer, seguir con la deslegitimación constante o abrir una nueva etapa”, consideraba. Sin embargo, la propuesta de Colau es el indulto.

Sánchez, el mismo día en el que se hizo pública la sentencia por el Supremo, compareció en Moncloa para hacer una declaración institucional y posicionarse sobre el necesario “cumplimiento íntegro” de las penas de los condenados. Esta semana, en una entrevista televisiva, hablaba de que "una amnistía es inconstitucional". La declaración, hecha desde dependencias gubernamentales, se puede englobar dentro del ambientillo de campaña. Puede cambiar dentro de unos meses. El propio Iceta, en abril del 2018, ya defendía los indultos.

Preguntadas por cuartopoder, fuentes de ERC explican por qué defienden la amnistía y no el indulto. “No son culpables, tendría que haber sido absolución, pero como no lo ha sido, lucharemos por la amnistía”, explican. “La amnistía pretende superar la lógica represiva y judicializadora para que regresemos a un escenario de respeto mutuo que permita iniciar un diálogo real, devolver un conflicto político a la política”, valoran los republicanos, añadiendo: “Difícilmente podremos iniciar una fase de negociación que nos lleve a una solución política mientras haya presos políticos y continúe la causa general contra el independentismo”.

Los motivos de los comunes para apostar por el indulto, en respuesta a este periódico, son: “Dejamos la puerta abierta a todo, pero para la amnistía se necesitan unas mayorías muy particulares que difícilmente tendremos con el PSOE, es difícil que el PSOE acepte una ley de amnistía”. “En cambio, es más probable que aceptase la reforma del Código Penal, porque se refiere a la eliminación de un delito (sedición) que se refiere a otras cuestiones”, añaden.

“El indulto, además, no solo es que sea más rápido sino que el PSC ya lo puso encima de la mesa. Por lo tanto, no entendemos que si hace dos años el indulto valía, ahora ya no valga”, consideran. “Creemos que el indulto es el punto de encuentro entre las diferentes fuerzas progresistas que podría salir adelante porque además no necesita mayorías parlamentarias”, concluyen. De momento, las declaraciones de Oriol Junqueras desde prisión fueron reveladoras: “Que se metan el indulto por donde les quepa”.

2 Comments
  1. Florentino says

    … Y si dejásemos las especulaciones, como el caso Villarejo para después de las elecciones ?. Las cifras que manejan ni son exactas y tienen la tendencia de correr votos en aras de que sea de nuevo el PP… los que limpien de corruptos, prevaricadores, ladrones, las instituciones. Ya han empezado por el Tribunal Supremo y los «dedazos» políticos, yo te puse, yo te quito; se retroalimentan «guatemala y guatepeor»… Buscando el hastío del progresismo transversal, después de tanta desinformación mediática, calculada… desde el fondo de la caverna nacional. Allí donde se juntan la santísima trinidad, la santa cruzada, los cruzados y los crucificados sociales rojos desteñidos, por la intemperie al no pillar puerta giratoria
    ¡ Tantas cosas se tienen que meter por allí, que enumerarlas serían ríos de tinta y la Amazonía sufriría la mayor deforestación !. Sato, al ver juntos otra vez tantos desplazados al lar Catalán… nos demuestran, que lo del ¡ A por ellos ! está vigente, pués usar ciertas siglas (SCC) es dar pábulo a lo que muchos piensan… ¡ Las libertades peligran, al querer seguir la senda del dictador y su «Atado y bien atado»… de una manera que no se note !. ¡ Ya, nunca podrá ser igual y tú lo sabes, son demasiadas dejaciones, promesas incumplidas, libertades restringidas y una Constitución no válida para una democracia en igualdad social !.

  2. Florentino says

    No aparece lo escrito anterior, vale lo estoy buscando.

Leave A Reply

Your email address will not be published.