Los eurodiputados por la memoria intensifican su acción ante el auge de la ultraderecha

  • La conferencia “Franquismo después de Franco” ha contado con la participación en la cámara europea de colectivos memorialistas y víctimas del franquismo
  • Los eurodiputados han anunciado que van a ayudar a impulsar “grupos hermanos de memoria” con representantes franceses y portugueses

0

BRUSELAS.-Trabajar con más intensidad si cabe tras el avance de la ultraderecha. Ese es uno de los mensajes que el Grupo de Memoria Histórica en el Parlamento Europeo quiere transmitir tras las últimas elecciones generales en nuestro país. Así lo han explicado con motivo de la celebración de la conferencia “Franquismo después de Franco”, que ha contado con la participación en la cámara europea de diferentes colectivos memorialistas y de víctimas del franquismo.

En la presentación de la jornada han intervenido los eurodiputados Miguel Urbán (Podemos), Ana Miranda (BNG), Izaskun Bilbao (PNV), Clara Aguilera (PSOE) y Diana Riba (ERC). “Queremos trabajar con más intensidad tras el auge de la ultraderecha”, ha afirmado Bilbao en un encuentro con periodistas. Hay que recordar que este grupo de trabajo está formado por los eurodiputados citados junto a Sira Rego (IU), Pernando Barrena (EH-Bildu) y Ernest Urtasun (En Comú Podem). Comenzaron sus actividades durante la pasada legislatura en Europa.

Para la representante del PNV es necesario “europeizar las políticas españolas de memoria”. Considera la eurodiputada que no se cumplen los “estándares europeos”. En este sentido ha contado, como anécdota, la estupefacción de ciertos eurodiputados franceses o portugueses que los han acompañado en visitas, por ejemplo, al Valle los Caídos.

Publicidad

Los eurodiputados presentes han anunciado, dentro de ese aumento de actividad mencionado, que van a ayudar a impulsar “grupos hermanos de memoria” con representantes franceses y portugueses. “El objetivo es intentar hablar de memoria democrática en su contexto político internacional”, ha destacado Urbán.

“España es una excepción en Europa, es el único país que no podido juzgar sus crímenes”, ha afirmado el eurodiputado de Podemos. “Hay que exhumar el franquismo de las instituciones”, ha añadido. El grupo de memoria ha animado a los colectivos memorialistas presentes durante la jornada a presentar demandas en la Comisión de Peticiones europea porque hay un “desamparo judicial efectivo de las víctimas del franquismo”. Además, han mostrado su intención de conseguir que los colectivos de víctimas sean recibidos por la Comisión Europea, algo que ya han intentado durante estos años.

Por su parte, Ana Miranda ha denunciado las dificultades para acceder a los archivos públicos y documentación relacionada con el franquismo y la existencia, hoy en día, de hasta 13 fundaciones franquistas. Por otra parte, ha recordado que gracias a este grupo de memoria se consiguió impedir un acto que la Falange Española pretendía realizar en el Parlamento europeo.

Historias de represión

La conferencia ha comenzado con la mesa “Verdad y memoria: recuperar la historia de la represión”. Telmo Comesaña, presidente de la asociación viguesa por la Memoria del 36, ha afirmado que “hay que condenar el franquismo” y “anular los juicios sumarios”. “A partir de ahí se puede desmontar el tinglado”, ha añadido. Para Comesaña, la existencia de fosas comunes “son un problema de Estado”. “Es muy loable lo que están haciendo algunas regiones pero uno de los problemas que veo en todo esto es que nos falta unión. Trabajar por libre no funciona”, ha destacado, al tiempo que afirmaba que “en España se están vulnerando los derechos humanos” por cuestiones de este tipo.

María Lores es nieta de una víctima represaliada y ha sido la siguiente en intervenir. Su relato ha sido en primera persona, familiar. “Una historia de silencio”. Isolina, su abuela, perdió a su marido, fusilado en 1936. “Isolina guardó silencio como forma de no morir en vida, pero el suyo no era un silencio vacío porque estaba lleno de memoria”. La madre de María, Lola, también creció con ese silencio. “Para los míos el silencio era una forma dolorosa de protegernos”. Lores ha reivindicado el papel de la mujer en una represión silenciada: “Las mujeres son perseguidas no sólo por sus propias acciones políticas sino en muchos casos por razones de parentesco, es decir por ser madre, esposa, novia o hermana”. “Ellas, las que quedaron, son las que nos acompañaron hasta aquí”.

Para finalizar esta primera parte, Laura Díez, de la Asociación 13 Rosas de Asturias, ha destacado que “las mujeres fueron víctimas de una serie de represión específica por el hecho de ser mujeres”. En este sentido ha recordado los fusilamientos de Las 13 Rosas. Y ha recordado las palabras del miembro de Vox, Javier Ortega Smith, sobre ellas. Su asociación ha interpuesto una demanda por injurias y calumnias. “Estamos esperando al acto de conciliación, no creo que venga”, ha afirmado. Se le pide que se retracte de sus declaraciones, 10.000 euros que serán donados a un colectivo que trabaje en exhumaciones, además de su presencia en dichos trabajos. Lores ha leído también una carta de Constanza Page, sobrina nieta de Julia Conesa, una de las asesinadas.

El expolio franquista

El siguiente bloque se titulaba “El expolio de la dictadura vigente en la actualidad”. Manolo Monge, de la Comisión Por la Recuperación de la Memoria Histórica de A Coruña, ha enumerado una serie de “restos del franquismo” aún vigentes. Entre otros ha destacado la fortuna de la familia Franco, el Pazo de Meirás, las 2.300 fosas, la desaparición forzada de niños y niñas, los jueces franquistas que perviven en el poder judicial o los títulos nobiliarios, militares golpistas que mantienen todos los honores. “¿Hasta cuándo seguiremos con esta injusticia y vergüenza? ¿Asumirá el nuevo Gobierno nuestras demandas?”, ha concluido.

El periodista Juan Miguel Baquero, autor del libro El país de la desmemoria, ha denunciado el papel de grandes empresas españolas que usaron el trabajo esclavo. Algunas de ellas forman parte del Ibex 35 hoy en día. “Sabemos también que, de estas fortunas que se hicieron hay algunas gestionadas por las familias y otras por fundaciones fascistas que siguen siendo legales y además tienen patrimonio”, ha destacado. Sobre este asunto ha denunciado el papel de la Fundación Francisco Franco o de la Fundación ProInfancia Queipo de Llano. “Su nombre es una broma macabra, es la persona que más huérfanos ha dejado en el Sur de España”, ha afirmado.

Sobre el Pazo de Meirás ha intervenido el investigador Carlos Babío. Su trabajo, reflejado en el libro Meirás, un pazo, un caudillo, un expolio, le ha supuesto dos querellas de la familia Franco por injurias y calumnias. “El Pazo de Meirás es un mal llamado regalo que se le obliga a pagar a todo un pueblo”, ha destacado.  Actualmente el proceso para recuperar el espacio está en proceso de demanda civil. “El Pazo se lleva reclamando desde que murió Franco. Desde los 70 las administraciones públicas en Galicia están reclamando la devolución”; ha recordado.

Varios de los participantes en la conferencia. / M.M.

Justicia, verdad y reparación

El último bloque se ha denominado “El derecho a la justicia, acabar con la impunidad del franquismo”. Sol Luque, de la Asociación Todos los Niños Robados son también mis Niños (integrante de CeAqua), ha sido la primera en intervenir. “El derecho a la justicia, 44 años después, sigue sin aplicarse a sus víctimas”. Para Luque, el robo de bebés “es uno de los episodios más espeluznantes de la historia reciente”. “Esto no solamente fue un negocio y tenía relación con el franquismo”, ha añadido. En su exposición ha recordado que las denuncias se archivan en un “porcentaje escandaloso”. “Incluso cuando existen pruebas, las denuncias no prosperan. La prescripción se sitúa como una de las principales razones del archivo. Luque ha anunciado que volverán a presentar una proposición de ley, aprobada por unanimidad el año pasado. “Es muy probable que no se admita por unanimidad ahora”, ha comentado. En cuanto a las iniciativas judiciales, además de seguir participando en la Querella argentina, en breve se interpondrán querellas en los juzgados españoles por el robo de bebés como delitos contra la humanidad, una iniciativa judicial trabajada en CeAqua desde 2017 para delitos de torturas y que ahora será aplicada al robo de bebés, tal y como ha estado previsto en la hoja de ruta de CeAqua desde sus inicios.

Por su parte, Mercedes Sánchez, integrante de la Asociación por la Recuperación de la Memoria Histórica de Aragón (ARMHA), ha destacado los escasos avances que se han dado desde la administración pública respecto a la recuperación de restos de personas desaparecidas en fosas. Además, ha criticado que la Ley de Memoria Histórica se deja a la suerte del color político de turno. En este sentido ha recordado que Mariano Rajoy no invirtió ni un euro en la ley además se jactó de ello. “Es de sentido común no andar removiendo todo el tiempo el pasado”, señalé en su momento el expresidente.

El siguiente turno ha sido para Miguel Ángel Gómez, “Gus”. Este integrante de la Asamblea Republicana de Vigo ha relatado en primera persona las torturas vividas en la dictadura. “La sociedad española quedó sometida a la dictadura por el miedo”, ha afirmado. Con 18 años, en 1971, sufrió la primera detención. Lo encerraron en la Dirección General de Seguridad (DGS) y fue sometido a tres días de interrogación y golpeos. “Gus” ha descrito multitud de métodos de tortura sufridos en sus carnes: “Corro”, “gallinita ciega”, “el pato”, “el quirófano” o “la tortura del sueño”, entre otros. Este expreso del franquismo sufrió la dureza de “Billy el Niño”. El policía torturador lo apuntó con sus pistolas y fue golpeado incesantemente. “Gus” ha reconocido que pensó en colaborar con ellos para delatar a sus compañeros por el dolor sufrido. No lo hizo. “Gus” está personado en la querella argentina y también contra “Billy El Niño”.

Rosa García Alcón forma parte de la asociación La Comuna. Y también ha relatado las torturas a las que fue sometida. “Actuaban impunemente. No tenían que justificar las detenciones. La mayoría de detenciones eran un secuestro. A mí me detuvieron de noche, a las 11. Nadie supo dónde estaba yo hasta 6 días después”, ha narrado. Con 18 años, en 1975, le aplicaron la ley antiterrorista. También tuvo la desgracia de toparse con “Billy El Niño”.  “Le gustaba crear terror. Gritaba, golpeaba, tiraba de los pelos, etc. Las mujeres no nos  libramos de los malos tratos y torturas. Te atacaban en lo moral, diciendo que éramos putas o guarras. Nos impedían lavarnos incluso cuando teníamos la menstruación”, ha contado visiblemente emocionada. García Alcón también forma parte de la querella argentina y presentó otra contra “Billy El Niño”.

Para finalizar han intervenido Jana Calero e Irene Álvarez, del grupo de “Avogados Novos de Vigo”. “Nuestro papel como abogadas es ser una herramienta transformadora de la sociedad”, ha destacado Calero. “Tenemos un compromiso contra la impunidad”, ha afirmado Álvarez. Ambas han explicado las dificultades técnicas para que prosperen las querellas judiciales. Tanto la Ley de Amnistía como la prescripción por no ser considerados delitos de lesa humanidad dificultan los juicios por torturas. En su opinión, es necesario ir agotando todos los niveles judiciales hasta llegar a instancias internacionales que tengan competencias. “Nuestra lucha como juristas se dirige a obligar al Estado español a cumplir con sus obligaciones”, han afirmado.

Leave A Reply

Your email address will not be published.