Las ONG piden reforzar la protección de los niños tutelados frente a la violencia

  • Las ONG piden al Congreso que se refuerce la protección a los menores tutelados en la ley de Protección Integral a la Infancia y la Adolescencia frente a la Violencia
  • El Comité sobre los Derechos del Niño en 2018 ya detectó "casos de malos tratos y de trato degradante de niños atendidos en centros de acogida"
  • Las organizaciones alertan de que estos niños "son uno de los grupos más vulnerables frente a la violencia"
 

2

La violencia contra los niños sigue siendo una realidad invisible. Nadie quiere verla, ni hablar de ella, pero existe. Las organizaciones que trabajan por los derechos de la infancia celebran que se esté tramitando una ley específica para luchar contra ella, pero advierten de algunas mejoras necesarias: los niños de los centros de menores necesitan que se piense especialmente en ellos: "Son uno de los grupos más vulnerables".

Para las plataformas que trabajan por los derechos de los niños, la Ley de protección a la infancia y a la adolescencia frente a la Violencia, que durante estos meses se tramita en el Congreso, es un texto sólido, consensuado y muy esperado. Durante estos días, algunos expertos siguen pasando por la comisión para dar las últimas aportaciones. Entre ellas, las organizaciones piden que se refuerce los mecanismos de detección y denuncia también en los centros de menores.

Almudena Escorial, responsable de Incidencia Política de Plataforma de Infancia, evidenció en este foro este agujero en la nueva legislación "Hay que reforzar la protección de los niños y niñas privados de cuidado parental, son uno de los grupos más vulnerables frente a la violencia". Que no se encuentren con sus familiares, la falta de referentes adultos o incluso el hecho de que hayan sido víctimas de violencia y no se haya trabajado con ellos o la posibilidad de acabar en manos de redes de explotación puede marcar el futuro de estos chicos.

No significa que en los centros se produzca más violencia que en otros espacios, pero sí que está más invisibilizada y los niños más expuestos: "Dentro del sistema de protección no tenemos datos oficiales, así que no sabemos la dimensión que tiene esta violencia. Sabemos que salen casos, que hay niños y niñas que lo cuentan y que es una realidad que muchas veces no se aborda", explica la portavoz de Plataforma de Infancia a cuartopoder. No se trata solo de violencia física, sino también aislamiento o insultos. Además, algunos de los jóvenes que acaban dentro del sistema ya ha sufrido violencia en su familia.

Aún así, los centros de menores son solo una parte del puzle dentro de la violencia que se ejerce contra los niños. "Hay formas de violencia toleradas, gente que detecta violencia en algún niño, pero prefiere no decirlo. Además, el sistema judicial tiene muchos filtros", resume rápidamente Escorial. Catalina Perazzo, directora de Sensibilización y Políticas de Infancia de Save the Children, puso cifras ante los diputados el miércoles: "En 2020, ya han fallecido 12 niños y niñas por causas violentas en lo que va de año en nuestro país. Según datos del Ministerio del Interior de 2018, se interpusieron casi 38.000 denuncias que tenían como víctima a un niño o a una niña. Esto es solo la punta del iceberg".

No es el primer aviso que recibe España respecto a la protección de niños tutelados, en 2018, el Comité sobre los Derechos del Niño se mostró "seriamente preocupado" por el elevado número de niños en centros de acogida, la deficiencia de recursos o el apoyo insuficiente hacia la edad adulta. Ese año, unos 23.172 menores pasaron por centros.

Tal y como apunta Cristina Sanjuan, experta en protección de la violencia de Save the Children, esta "excesiva institucionalización" tiene consecuencias "tanto en la dificultad de asegurar el seguimiento personal de cada niño y niña por parte de un tutor que pueda defender sus intereses en todo momento" como en "disponer de medidas de seguimiento y de atribución de responsabilidades aplicables a todo el sistema – que no nos olvidemos es de competencia autonómica- cuando hay vulneraciones de derechos".

Malos tratos, aislamiento o reclusión

El dictamen del Comité también hablaba de "casos de malos tratos y de trato degradante de niños atendidos en centros de acogida". Incluso incluye "denuncias de reclusión en condiciones de aislamiento, diagnósticos médicos erróneos y tratamiento médico incorrecto". Además de estos graves atentados contra los derechos de los niños, el Comité apuntaba a que faltan "sistemas de vigilancia y denuncia centrados en los niños y de mecanismos de queja a disposición de estos".

La Fundación Raíces publicó el pasado julio un informe en el que recogía 50 testimonios de jóvenes que relataban episodios de violencia física y psicológica, recopilados entre octubre de 2016 a junio de 2020. Finalmente, se contabilizaron 30 denuncias interpuestas por niños y niñas. 

Desde Save the Children también han observado en los últimos años "situaciones tan preocupantes" como "casos de explotación sexual o la trata de niñas con fines de explotación, la negación de la presunción de minoría de edad en el caso de los chavales indocumentados y hasta episodios de malos tratos y violencia contra la infancia tutelada".

Ponérselo más fácil para denunciar

Fundación Raíces también ha presentado sus propias propuestas a la ley de la violencia,  teniendo en cuenta el mencionado estudio. "Hemos podido constatar la ausencia total de mecanismos internos de prevención, detección, intervención, comunicación, denuncia y reparación ante situaciones de violencia sufridas por niños, niñas y adolescentes por parte de las personas y las instituciones a las que legalmente está encomendado su cuidado", relatan en la nota de prensa.

"Estamos pidiendo que los mecanismos de denuncia sean efectivos, que no tenga que pasar por nadie, sino que tengan acceso directo a los fiscales o a una figura de protección", explica Almudena Escorial, sobre el aislamiento que sufren estos niños, que necesitan intermediarios para llegar a la justicia.

La organizaciones consultadas consideran que las medidas expuestas en la ley de la infancia deben adaptarse a todos los contextos donde hay niños, lo que incluye los centros de menores. "Junto con otras organizaciones de la sociedad civil hemos presentado enmiendas para que se incluyeran medidas aún más concretas para el apoyo a los niños y niñas en caso de conflicto con sus tutores o para que tengan acceso facilitado a mecanismos de denuncia o para asegurar protección a perfiles altamente vulnerables como por ejemplo las victimas de trata tuteladas", explican desde Save The Children.

CUARTOPODER ACTIVA SU CAJA DE RESISTENCIA
Tras los acontecimientos de los últimos meses, cuartopoder ha decidido activar una caja de resistencia periodística donde cada uno aportará lo que pueda, desde 3€ hasta 200€. Hasta ahora nos financiábamos solo por publicidad, pero hemos decidido dar un paso hacia delante e ir a un modelo mixto donde el lector también pueda hacer aportaciones. Sin embargo, apostamos por mantener en abierto todos los contenidos porque creemos en la información como derecho de toda la ciudadanía. Puedes colaborar pinchando aquí.
2 Comments
  1. Alberto says

    Y que pretendéis cuando la solución esta en manos de los criminales ?? Acaso esperáis misericordia y justicia de quienes teniendo el poder para ello, niegan la investigación y cierran la causa de los maltratos y violaciones de las niñas de Baleares por ejemplo ??. Esperáis que un gobierno que niega que se investigue algo ya conocido, apoye y haga algo por estos menores, cuando prohíben la investigación de estas niñas violadas ??? MAL VAMOS CUANDO LA SOLUCIÓN ESTA EN MANOS DEL CRIMINAL………….

  2. José Repiso Moyano says

    Muchísimos se pasan la vida
    escupiendo al que razona (sin ayudarle) o a lo esencial…

    ¡y eso solo es la mierda que dan al mundo!
    …en obvia MALDAD
    sin alma
    y sin piedad mínima.

    Pero señalan ellos
    que otros son malos o están equivocados como vil paradoja.

Leave A Reply

Your email address will not be published.