Así es el proyecto de residencia de migrantes para el Palacio Valdés de Tres Cantos

  • CEAR prevé que por la tendencia migratoria acudan sobre todo personas francófonas procedentes de países de África subsahariana, aunque también de Oriente Medio
  • El centro se intentará especializar en la atención a mujeres solas y familias monomarentales, aunque es probable que acoja también a otras personas

Sigue adelante la idea de usar el Palacio Valdés de Tres Cantos como residencia para migrantes impulsada por Manuela Carmena. La polémica desatada por el alcalde de la ciudad madrileña, Javier Moreno (PP), no parece obstaculizar los planes del Consistorio. El regidor insiste en que este edificio no cumple los requisitos para la estancia de personas, mientras el Ayuntamiento de Madrid cree que este inmueble de su propiedad está “en perfecto estado de conservación” y podría estar operativo para la acogida a mediados de septiembre.

Todo han sido pegas por parte del Ayuntamiento de Tres Cantos: consideran que el Ayuntamiento de Madrid debe solicitar la modificación del Plan General de Ordenación Urbanística (PGOU) de 2003 para cambiar el uso educativo (no residencial) que actualmente tiene el espacio, un trámite que podría durar dos años. Al mismo tiempo critican que el inmueble no pasara en 2017 la Inspección Técnica de Edificios (ITE), obligatoria para edificios con más de 30 años.

Publicidad

Pero la oposición se ha aliado en bloque para llevar la contraria al alcalde: Ganemos, PSOE y Ciudadanos coinciden en que el PP debería dejar de escudarse en excusas técnicas para impedir la utilización del Palacio Valdés como centro de acogida de migrantes. Esta misma percepción la comparten medio millar de vecinos de Tres Cantos, quienes han emprendido una recogida de firmas para exigir al Ayuntamiento tricantino que recuerde el mandato unánime para declarar a la localidad “ciudad refugio” y facilite soluciones legales teniendo en cuenta “la excepcionalidad” de la situación.

Publicidad

La gestión del edificio será asumida por la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR) por un año, prorrogable a un máximo de cuatro. La ONG explica a Cuartopoder.es los detalles del proyecto para el Palacio Valdés como centro de acogida para migrantes:

1. ¿Qué es el Palacio Valdés?

Es una finca que cuenta con un edificio principal y dos anexos, construida a inicios del siglo XX. Cuenta con 2.775.680 metros cuadrados, 3.227 son de superficie construida. El principal tiene tres alturas, con dormitorios y capacidad para cien personas. El Ayuntamiento de Madrid cedería a CEAR únicamente la residencia, aislándola mediante una valla perimetral que impida el acceso a la parcela y a la piscina.

2. ¿Quién lo financiará?

El Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social quiere poner en marcha en Tres Cantos un CAED (Centro de Atención de Emergencia y Derivación) que el propio Ministerio financiará en coordinación con CEAR. No supone ningún coste adicional para el Ayuntamiento de Madrid o el de Tres Cantos.

3. ¿Quién se alojará allí?

Todavía se desconoce la procedencia de estas personas porque serán casos derivados por el Ministerio en función de las llegadas. Sin embargo, CEAR prevé que por la tendencia migratoria acudan sobre todo personas francófonas procedentes de países de África subsahariana, aunque también las habrá de Oriente Medio.

El centro se intentará especializar en la atención a mujeres solas y familias monomarentales, aunque es probable que acoja también a otras personas debido al tipo de perfiles que está llegando a las costas, según la ONG.

4. ¿Cuánta gente vivirá en la residencia?

El centro dispone de 80 plazas.

5. ¿Cuánto tiempo permanecerán en el centro?

El tiempo de permanencia será en torno a 15-30 días y luego se derivará a cada persona al recurso que se haya identificado como el más adecuado. El objetivo será, en primer lugar, el descanso, y en segundo, la evaluación de cada caso.

6. ¿Quiénes trabajarán en el centro?

Para la selección de trabajadores y trabajadoras se ha puesto como requisito que manejen el idioma de las personas migrantes. El personal, esencialmente, estará conformado por el responsable del dispositivo, una enfermería, un equipo psicológico, técnicos/as de integración social, trabajadores de la limpieza y equipo de supervisión.