ENTREVISTA

Mónica Oltra: “Resulta estomagante la sobredimensión de Madrid en el discurso público”

  • Conversación con la vicepresidenta de la Generalitat Valenciana

3

La vicepresidenta primera de la Generalitat Valenciana, Mónica Oltra (Reuss, Alemania, 1969) atiende a cuartopoder para valorar la actualidad política, en un momento en el que la tensión y la polarización es la tónica general. Durante la pandemia, la crisis territorial del Estado se ha agudizado poniendo el foco en Madrid. La crisis institucional se agrava, con papel protagonista para la monarquía. El Gobierno de Pedro Sánchez ha de sumar, en las próximas semanas, una mayoría parlamentaria que le permita sacar adelante los Presupuestos Generales del Estado. Para que cuenten con el apoyo de Compromís, ha de cumplir con el compromiso por el que el diputado valenciano Joan Baldoví votó a favor en la investidura de enero: renovar el sistema de financiación autonómica, mejorar las inversiones para la Comunitat Valenciana y el sistema de dependencia. De todo esto, habla Oltra.

-“Lo progresista y lo revolucionario es decir ‘¡viva el rey!’”, decía Toni Cantó en un vídeo de apoyo al monarca. ¿Qué le parece?

-Los histrionismos están bien en algunos ámbitos. En política no merece la pena comentarlos.

-Este lunes publicábamos una serie de medios independientes una encuesta sobre la monarquía. Un 40,9% a favor de la república, un 34,9%, de la monarquía. Más allá de los datos concretos, ¿cree que hay un debate abierto en la sociedad?

-Es indudable y obvio. Cuando, por ejemplo, se emite un vídeo de una serie de personas mostrando apoyo a una determinada forma de estado, como es la monarquía, es obvio que hay un debate, si no, no existiría este vídeo. El debate está. Una parte de la sociedad opinamos que todas las instituciones del Estado tienen que ser electas, incluida la Jefatura del Estado, porque de eso se trata, de que esté sometida al sufragio universal como en otros países. Una Jefatura del Estado que la vote el Parlamento, que a su vez nace del sufragio universal y otra opción, que se vote la Jefatura del Estado directamente por la ciudadanía. Yo me inclino más por que la vote el Parlamento, creo que encaja más en nuestro sistema, como lo es en Italia o en Alemania. En cualquier caso, la idea que subyace es que todas las instituciones sean electas.

"Todas las instituciones del Estado tienen que ser electas, incluida la Jefatura del Estado"

Otros piensan que la monarquía parlamentaria es la forma más adecuada, es evidente. Por lo tanto, hay dos grandes visiones sobre la forma de Estado, hay un debate y argumentos de todos los lados.

-Ayer preguntaba el diputado Joan Baldoví sobre el compromiso firmado por PSOE y Compromís para la investidura de Pedro Sánchez. Ahí se reconocía la necesidad de modificar el sistema de financiación autonómica.

La vicepresidenta de la Generalitat, ¿qué opina sobre los plazos en los que tiene que afrontar el Gobierno este tema?

- Me he expresado en varias ocasiones sobre esta cuestión. Hubo un pacto de investidura que, en el caso de Compromís, una de las cuestiones que planteaba era que el primer borrador del nuevo sistema de financiación se confeccionara en el plazo de ocho meses. En la primera propuesta, proponíamos seis meses, el PSOE propuso que se alargara a ocho y eso se aceptó, no tenemos posturas inflexibles. Obviamente, también entendemos que estamos en una pandemia, que ha habido un confinamiento y que hay que modular los tiempos del pacto de investidura, pero no se puede alargar eternamente.

Al final, el confinamiento fueron tres meses y en esos márgenes nos deberíamos mover. Los acuerdos están para cumplirlos y hablábamos del primer borrador, ni siquiera de cuándo debería estar acabada la reforma. Lo que está claro es que es un sistema que va para siete años caducado, ya estamos llegando tarde. Esto, a comunidades como la nuestra, que somos una anomalía democrática dentro del Estado español, pues somos la única comunidad pobre, con la renta per cápita 12 puntos de la media nacional, que paga, pagadora neta, que pagamos a comunidades más ricas que nosotros, con más renta, menos paro, menos empobrecimiento, nos está desangrando.

"La situación más lacerante es la valenciana. Somos un territorio pobre que paga como si fuera rico"

.Esto no se ajusta a los parámetros constitucionales, no se ajusta al artículo 156 de la Constitución, que dice que los territorios tenemos que tener suficiencia financiera para garantizar los derechos e igualar las oportunidades de las ciudadanías. Estamos hablando de eso, de poder hacer frente a la sanidad, educación, servicios sociales, acceso al empleo, gestión de un medioambiente sano y sostenible… Estamos hablando, en definitiva, de que no es justo, y por ahí sí que se rompe España, de que un niño o niña que vive en la Comunitat Valenciana no tenga las mismas oportunidades que si viviera en un territorio mejor financiado. Quien dice la Comunitat Valenciana, también dice Murcia, Andalucía, las comunidades que deberíamos mejorar la financiación, pero, de todas ellas, la situación más lacerante es la valenciana. Somos un territorio pobre que paga como si fuera rico.

-También en el pacto se hablaba de inversiones justas e infraestructuras sostenibles. ¿Qué avances se han de dar próximamente sobre este asunto?

"Se han perdido miles de usuarios de ferrocarril en un momento en el que tenemos que luchar contra la emergencia climática"

-Eso está muy ligado a los presupuestos. Los Presupuestos Generales del Estado tienen que contemplar unas inversiones, con arreglo a lo que dice nuestro Estatut, es decir, con arreglo a nuestro peso poblacional. Y eso sin hablar de la infrainversión que hemos padecido en las últimas décadas en los PGE. Es decir, nosotros tenemos dos grandes males, la infrafinanciación de la que hablábamos antes, pero también la infrainversión.

Hay ejemplos que clarifican mucho esto. Un aeropuerto como el de Alicante, como el Altet, que no tiene una conexión por ferrocarril con Elche y Alicante es anómalo. Es el quinto aeropuerto más importante, por tráfico, de España. No se entiende que no esté conectado como los grandes aeropuertos del mundo. Otro tema, que la ciudad de València, la tercera de España, esté partida por la mitad por las vías del tren es anómalo, no pasa en Barcelona, en Madrid, en Zaragoza… El túnel pasante para que los barrios de València dejen de estar partidos por las vías es una anomalía.

El tema de la deuda de la Marina de València, cuando hay otras infraestructuras cuyas deudas ha asumido directamente la Administración General del Estado, es algo que lastra a las valencianas. No es normal que en Zaragoza, Sevilla, Barcelona o Madrid, esas inversiones recaigan sobre el Estado y aquí caiga siempre a hombros de los municipios y la Generalitat. Por no hablar de la penosa situación de la red de ferrocarril de Cercanías que tiene esta comunidad, sobre todo en el norte, pero en general. Que cueste menos ir por tren a Madrid que de València a Alicante no tiene ningún sentido, tampoco lo tiene que no haya tren de la costa o que uno no sabe si se va a poder subir en un tren en Castellón, porque los anulan… No tiene ningún sentido. Se han perdido miles de usuarios de ferrocarril en un momento en el que tenemos que luchar contra la emergencia climática y el ferrocarril, como medio de transporte sostenible, es fundamental. Todo esto se tiene que reflejar en los Presupuestos Generales del Estado.

-De alguna manera, que esto se refleje en los PGE, ¿condiciona el apoyo o no de Compromís a los mismos?

-Por supuesto, Compromís lo que hace es defender los intereses de los valencianos y valencianas. O estos se ven reflejados en las inversiones, en los números… Además, uno de los acuerdos de la investidura entre PSOE y Compromís fue la financiación del sistema de dependencia. En este caso, la Comunitat Valenciana recibe un 12% del Estado y el 88% lo sufraga la Generalitat, cuando la ley dice que tiene que sufragarse en un 50-50%. Esto no solo nos afecta a nosotros, también al resto de Comunidades, pero son cuestiones que tienen que arreglarse para que Compromís apoye estos presupuestos. Somos unos socios leales, pero la lealtad tiene que ser en doble sentido.

-Con todo esto, ¿qué valoración hace del Gobierno central durante estos diez meses de legislatura?

"Pedimos más interlocución, escucha y colaboración"

-Todo ha estado marcado por los meses que llevamos de pandemia. Esto era un imponderable que difícilmente se podía predecir. Cualquier análisis tiene que tener en cuenta esto, también.

En algunos aspectos, tiene que mejorar, como es la interlocución con las comunidades autónomas. Desde la comprensión de la situación de pandemia, estamos todos gestionando una situación muy difícil, no nos caracterizamos por ser gente inflexible ni dura de entendederas, pedimos más interlocución, escucha y colaboración.

-Antes le preguntaba por Toni Cantó. ¿Qué opinión le merecen estas miradas que, de vez en cuando, hace el PSOE, a nivel estatal y también valenciano, de cara a intentar aprobar cuestiones claves, como los presupuestos, con el partido Ciudadanos?

-Creo que ampliar las mayorías siempre es positivo. En la legislatura pasada, de los seis proyectos de ley que llevamos a las Cortes, cinco los votó a favor Ciudadanos. Es decir, pudimos sacarlos adelante casi con dos tercios de la cámara. Ampliar mayorías siempre está bien, pero lo relevante es el qué, el contenido. En ese sentido, esas miradas dependen, al final, de qué quieren acordar. Si el acuerdo pasa por la claudicación de esas políticas que nosotros defendemos, poner en el centro a las personas, los servicios públicos, garantizar los derechos sociales, la lucha contra la emergencia climática, la sanidad, la educación, lógicamente estaremos en contra de esos pactos.

-“Madrid es España dentro de España”. ¿Qué opinión le merece esta frase de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso?

"Quizás debiera plantearse una especie de estatus de distrito federal para Madrid"

-En este momento, hay una sobredimensión de Madrid. También mediáticamente. Hay cuestiones que, si pasaran en La Rioja, no tendrían ninguna repercusión y, sin embargo, pasan en Madrid… Madrid se constipa y todos estornudamos. Resulta estomagante la sobredimensión de Madrid en el discurso público. Incluso, creo que para la propia Comunidad de Madrid. Quizás debiera plantearse una especie de estatus de distrito federal para Madrid, como existe en otros países. ¿Cómo se equilibra una relación entre Madrid y Parla, por poner un ejemplo?

Por lo tanto, me parece, sin entrar en cómo se expresa la presidenta de la Comunidad de Madrid, ya he dicho que los histrionismos en política es mejor no comentarlos, que igual hay que hacer una reflexión de qué peso tiene que tener Madrid, qué estatus y los desequilibrios que genera en su propia comunidad y las comunidades vecinas.

-¿Cómo cree que afecta el efecto capitalidad de Madrid para la Comunitat Valenciana?

"Madrid ejerce una fuerza extractiva, como un agujero negro"

-Para la Comunitat Valenciana y el resto de España, empezando por las Castillas. Madrid ejerce una fuerza extractiva, como un agujero negro, que traga recursos de otros territorios, que practica un dumping fiscal absolutamente intolerable dentro de una organización del Estado que debería ser solidaria y compartida, y que está al servicio de las élites extractivas, de aquellas élites que viven en Madrid y de las que se empadronan artificialmente en Madrid para depredar recursos de otros territorios.

Esto es insostenible. Primero, a largo plazo, pero también a corto y medio plazo. Y es insostenible para los propios ciudadanos que viven en la Comunidad de Madrid. Esas políticas de las élites extractivas a quien perjudica primero es a los madrileños y madrileñas, a la gente normal, la gente que trabaja. Todo está encaminado a esas élites, que además son las que ostentan el poder.

-Por último, ayer vimos una sesión de control en el Congreso muy bronca. ¿Qué le parece la frase “todos los políticos son iguales”?

"El desprestigio de la política a quien le conviene es a los poderosos"

-Como toda generalización, es muy injusta. Todos los políticos no son iguales. No todo el mundo pone el foco en lo mismo. Hay quien defiende a estas élites extractivas y quien defiende a la mayoría de la población, gente sencilla que vive de su trabajo e intenta sacar su familia adelante. Esta generalización es una frase que le encanta a las derechas, porque el desprestigio de la política a quien le conviene es a los poderosos.

Los poderosos no necesitan de la política, tienen sus hospitales privados, sus colegios privados, se pueden pagar todos los privilegios que quieran. No necesitan un estado de derecho y libertades, se las pueden comprar todas. La política es una herramienta para mejorar la vida de las personas y la necesitamos el común de la gente. Es a las derechas a quien más conviene esa frase de “todos los políticos son iguales” porque les conviene el desprestigio de la política. En el momento en el que la gente deje de percibir la política como una herramienta útil, habrán ganado del todo.

CUARTOPODER ACTIVA SU CAJA DE RESISTENCIA
Tras los acontecimientos de los últimos meses, cuartopoder ha decidido activar una caja de resistencia periodística donde cada uno aportará lo que pueda, desde 3€ hasta 200€. Hasta ahora nos financiábamos solo por publicidad, pero hemos decidido dar un paso hacia delante e ir a un modelo mixto donde el lector también pueda hacer aportaciones. Sin embargo, apostamos por mantener en abierto todos los contenidos porque creemos en la información como derecho de toda la ciudadanía. Puedes colaborar pinchando aquí.
3 Comments
  1. José Repiso Moyano says

    La vida me ha hecho reflexionar tanto que claramente veo justo lo contrario a lo que pasa.
    O sea, que todos los que están dentro de la cárcel NO HAN HECHO OBJETIVAMENTE MÁS CRUEDAD QUE LOS QUE ESTÁN FUERA.
    Por eso, los que están fuera de una vez deben estar en la cárcel (y escupidos en la cara) y los que están dentro un fuerte abrazo (que se lo daría Dios por seguro).

    ¡BASTA DE SUS MENTIRAS! (http://delsentidocritico.blogspot.com/

    1. c says

      el pp y vx y ayuso cn susu crimenes y ruido han tapado que otro neoliberal como sanchez ha tomado todas las medidas eficaces antipandemia demasiado tarde : crisi pandemicas = bipartidismo pandemico

  2. Miguel says

    Qué duda cabe que Madrid es una de » las toperas…» de esta » maravillosa pseudo democracia » que padecemos la mayoría y que tan solo unos pocos disfrutan de este tamaño engaño .
    Salud y próxima República de España.

Leave A Reply

Your email address will not be published.