ENTREVISTA

Gemma Ubasart: “Si Sánchez gobierna gracias a ERC, ¿Aragonès no podría gobernar gracias al PSC?”

  • Charlamos con la analista política y profesora de Ciencias Políticas en la Universitat de Girona

3

Comienza una nueva campaña electoral en Catalunya. El próximo 14 de febrero se celebrarán unas elecciones atípicas por la pandemia. Ayer, el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya anunciaba que mantenía los comicios en esta fecha en su decisión definitiva. Sprint final de los partidos para convencer al electorado. Según el CIS, hay un 40% de catalanes que no saben qué votarán. Por ello, se afirma desde determinadas tribunas que es la contienda electoral más impredecible. La encuesta de Tezanos situaba al PSC de Salvador Illa como vencedor la semana pasada. El CEO hecho público ayer, sin embargo, pronostica una victoria de ERC y una mayoría absoluta, en escaños y en votos, del independentismo. Ante este escenario, buscamos una voz analítica que nos ponga algo de luz. Entrevistamos a la analista política Gemma Ubasart (Castellar del Vallès, Barcelona, 1978), profesora de Ciencia Política en la Universitat de Girona y vicedecana de la Facultad de Derecho.

- Se está repitiendo mucho que estas elecciones son las más abiertas, las más imprevisibles…

-Son unas elecciones muy abiertas, hay un nivel de indecisos y de poca movilización muy importante. Según el CIS, cuatro de cada diez encuestados no saben a quién votarán. También es interesante que solo hay un 67% que dice que va a ir a votar seguro, sabiendo que este indicador normalmente es más alto del que acaba resultando. Estos indicadores nos hablan de que hay poca movilización y mucha indecisión, lo que nos señala un aumento de la abstención.

El aumento de la abstención será debido a la pandemia, pero sobre todo a que se cierra la etapa del procés. Las elecciones del 2015 y del 2017 tuvieron una participación excepcional y sin precedentes. En Catalunya, siempre se hablaba de una abstención diferencial, hay colectivos que se sentían interpelados a votar en las generales y no en las catalanas, esto en el 2015y 2017 cambió. Pasar de las elecciones del 2017 a las de ahora significa que habrá una bajada de la participación, la cual no podemos computarla solo a la pandemia.

Además, tenemos tres candidaturas con unos rangos de proyección muy similares. Desde mi punto de vista, ERC va por delante, pero muy cerca del PSC y JxCat. Estos días de campaña, lo que hagan los actores, además de otros factores externos que pueden jugar, acabarán definiendo quién queda primero y, también, qué sumas se van a poder producir tras las elecciones, no solo sumas aritméticas, también políticas.

-De hecho, parece que la campaña va de pactos postelectorales. ¿Qué sumas son posibles?

"Es difícil pensar que en un mismo Gobierno puedan coexistir el PSC y ERC"

-Con los números que tenemos, nadie podrá conseguir una mayoría para gobernar y difícilmente habrá un partido que gobierne solo con apoyo externo de otras fuerzas. Los partidos son demasiado pequeños, son nueve los que van a estar en los debates electorales y pueden conseguir escaño. Esto es un cambio muy grande con respecto a las tres primeras décadas del autogobierno e indica que habrá que pensar en coaliciones gubernamentales.

Hay distintos escenarios encima de la mesa: más de lo mismo o un gobierno de ERC, JxCat con participación más o menos explícita de la CUP; un tripartito similar al de la primera década de los años 2000, con PSC, ERC y comunes; esta apuesta de izquierdas alargándose a la CUP; y la coalición constitucionalista, de PSC y lo que tiene a su derecha. Todas son complicadas. JxCat y ERC llevan toda la última legislatura gobernando sin entenderse, sin proyecto político, sin sintonías personales, no ha habido proyecto de Gobierno. Si JxCat queda por delante de ERC, será este el escenario que se transite, pero nos lleva a un punto muerto, alargar la agonía.

Por otro lado, creo que sobre el tripartito clásico es difícil pensar que en un mismo Gobierno puedan coexistir el PSC y ERC ahora mismo. Aún no se ha cerrado una etapa histórica, aún hay presos políticos y exiliados, creo que es difícil pensar en este escenario por mucho que algunos insistan, como los comunes. Distinto serían los acuerdos sin la participación en el gobierno de ambos. En este caso, podrían haber distintos escenarios dependiendo de si queda por delante ERC, el PSC… Que un tercer partido apoye externamente un gobierno de coalición con los comunes, que podrían estar en gobierno con el PSC y con ERC, puede ocurrir. También podría entrar a jugar en un escenario así la CUP.

Illa dice que no daría el Govern a Pere Aragonès, pero eso es lo que se dice ahora, antes de las elecciones. Si Pedro Sánchez gobierna gracias a ERC, ¿Pere Aragonès no podría gobernar gracias al PSC? Una cosa es lo que se diga en campaña, se habla dependiendo de lo que creen que sus electorados de frontera quieren oír, otra cosa es lo que se transite, pues otros acuerdos pueden depender de este pacto. De hecho, si la correlación de fuerzas de la moción de censura del Congreso quiere mantenerse, la pieza catalana tiene que encajar. Aquí ha habido una falta de visión por parte de Moncloa cuando ha hecho filtraciones a prensa un tanto chulescas contra ERC… Cuando el Gobierno de Sánchez depende de una correlación de fuerzas determinada, me resulta un poco excesivo.

"No descartaría para nada unas segundas elecciones"

La tercera posibilidad, el bloque constitucionalista, en principio no suma. Si sumara, veo complicado un acuerdo desde el PSC hasta Vox, y más en un contexto en el que ya no está el procés, en el que la única tensión ya no es la nacional. Es complicado encajar un acuerdo así en Catalunya mientras existe una triangulación progresista y plurinacional en España.

En resumen, los escenarios serán muy complicados, van a depender de quién queda primero y de quién suma, van a depender de los otros partidos. Si JxCat queda por delante de ERC, más de lo mismo; si ERC queda por delante, se abre un campo de posibilidades. Si el PSC queda por delante, habrá que ver si tiene posibilidad de articular gobierno y con quién. Si durante esta campaña, el PSC es muy agresivo con el independentismo, tendrá dificultades para conseguir gobierno después de las elecciones. Qué papel tendrán los comunes y la CUP también será determinante a la hora de cuadrar sumas. Depende de los resultados, no descartaría para nada unas segundas elecciones.

-¿Cuáles diría que son las preguntas que los candidatos tienen que ser capaces de responder para seducir en este momento al electorado catalán, para ofrecer soluciones a los problemas de la sociedad catalana?

"Illa sería el anticandidato en el manual del buen populista, sería el anticandidato en el procés"

-Ha aumentado la preocupación de la ciudadanía por la gestión y las políticas públicas. La pandemia ha puesto en el centro la preocupación por la acción de las instituciones. Además, se ha cerrado una etapa del procés en su contexto más conflictivo, esto no quiere decir que la cuestión nacional haya dejado de importar. Esto también pone en el centro la importancia de las políticas públicas y esto se va a notar en esta campaña. Por eso tenemos los candidatos que tenemos.

El punto fuerte de Illa es su tono tranquilo, un hombre gris de gestión. Illa sería el anticandidato en el manual del buen populista, sería el anticandidato en el procés. En cambio, es una figura que paradójicamente parte de una buena posición para afrontar este desafío electoral. Lo mismo ocurre con Aragonès, no juega a ser una figura carismática, pone encima de la mesa la necesidad de la gestión y la dignificación de las instituciones y el autogobierno. Es el candidato del independentismo pragmático, ERC no rechaza su independentismo pero dibuja una vía pragmática para la consecución de su objetivo. Dicho esto, la cuestión nacional no está cerrada y los distintos candidatos tendrán que explicar cuál es su propuesta de cierre del momento conflictual que abrió el procés.

En este sentido, JxCat y Ciudadanos, que fueron los que en las anteriores elecciones tuvieron mayores apoyos, en estos momentos son los únicos que apelan a la nostalgia y al pasado. JxCat es el único que se sitúa defendiendo un unilateralismo, una propuesta de independencia mágica. Ciudadanos se ha quedado enganchado en esta dialéctica de disputa frontal contra el independentismo. El resto de formaciones políticas están situadas en otro momento e intentan dar una respuesta al encaje o no encaje de Catalunya en el Estado mirando al futuro. En estas elecciones tenemos otro eje importante, el eje pasado-futuro. JxCat aún sacará mucho rendimiento de la mirada nostálgica, el hecho de que haya presos políticos y exiliados y de que determinadas actuaciones judiciales continúen escalando el conflicto facilita que esta mirada siga teniendo espacio electoral.

"En estas elecciones tenemos otro eje importante, el eje pasado-futuro"

Por el contra, ERC, cuanto más consiga mirar al futuro le irá mejor electoralmente. ERC tiene una disyuntiva que vemos y que le genera una gran tensión. La disyuntiva es entre creerse su apuesta o sucumbir ante una cierta nostalgia convergente. ERC tiene esa tensión y, seguramente, va a continuar viva estos 15 días. De cómo la resuelva, además, dependerá su resultado electoral. La capacidad que tenga de mirar al futuro y de confiar en su apuesta le dará su resultado. Esto no es fácil para un partido que históricamente ha tenido un sentimiento de inferioridad respecto al mundo convergente y una sensación de inseguridad. Si ERC rompe con esa inseguridad, le irá mejor electoralmente.

-Ha hablado de PSC, ERC y JxCat. ¿Cómo ve a En Comú Podem de cara a estos comicios?

"Los comunes pueden no tener un muy buen resultado, pero sí unas importantes dosis de poder en el escenario postelectoral"

-Tienen una paradoja electoral. Estas elecciones, a nivel de consecución de votos, puede que no sean las mejores para ellos, más allá de que hagan una buena campaña o no, pues es el espacio que tienen dibujado entre los distintos factores que operan en estas elecciones. Sin embargo, paradójicamente pueden tener mucho papel en el post. Es un partido que, tanto si opera Illa como Aragonès, puede tener un papel muy importante, el papel de falcar la correlación de fuerzas que se está produciendo en España, es la pieza complementaria para la triangulación progresista y plurinacional. Es una paradoja la situación de los comunes porque pueden no tener un muy buen resultado, pero sí unas importantes dosis de poder en la configuración del escenario postelectoral.

Esa mirada simplista que se hace desde una parte de la opinión pública y publicada de Madrid de que Pablo Iglesias se la juega en Catalunya con los resultados no la comparto. Que nadie espere que Iglesias pueda mostrar un resultado brillante en Catalunya, sin embargo podrá mostrar que sus aliados, los comunes, puedan ser protagonistas después del 14-F. Puede que esté en sus manos la configuración de un escenario que sea capaz de encajar la pieza catalana con la pieza española.

Es cierto que los comunes no tienen un techo muy alto estas elecciones, pero también lo es que tienen un suelo definido. Por lo tanto, más o menos su espacio está ya marcado por los factores que operan. Ni una buena o mala campaña va a definir sus resultados, algo que sí va a pasar con ERC, JxCat y PSC, estos se juegan sus resultados en campaña.

-El PSC también tiene una paradoja, hablarle en clave nacional al electorado españolista que proviene de Ciudadanos o al socialismo catalanista clásico…

"Para Iceta, todo el independentismo era igual; Illa permite generar tonos en el independentismo"

-Creo que Illa facilita mucho este tránsito. Presenta su potencialidad como el ministro mejor valorado, ese tono gris y de gestión que encaja muy bien en lo que la ciudadanía está pidiendo en pandemia. Además, Illa representa la posibilidad de sacar al PSC del callejón sin salida donde se había metido Iceta, que era el vamos a drenar votos de Ciudadanos siendo como Ciudadanos y adoptando una postura antiindependentista y antigobierno tan radicalizada que difícilmente podía seducir otros electorados y hasta podía expulsar a una parte del electorado socialista tradicional para drenar un voto de Ciudadanos. Era una estrategia de jugar a pequeño, de ser un partido mediano.

El PSC de Iceta jugó también a la construcción de un eje, el eje orden-desorden. El eje del orden estaría liderado por el PSC y establecía pactos con otras fuerzas de orden, aquí era lo que había quedado del mundo convergente. Se basaba en la captación de todo aquello que parecía orden. Esto es una estrategia muy delimitada en un momento concreto y, con la moción de censura a Rajoy de Sánchez, choca. Desde ese momento, esta estrategia estaba abocada al fracaso. Illa no era la cara visible de esa estrategia de cerrar pactos con la derecha y el centroderecha catalán.

Illa posibilita la captación de votos de Ciudadanos, de aquel voto por el ‘no’ a la independencia que atrapó Ciudadanos y que no le pertenecía. Ahora una parte de este voto vuelve al PSC, habría vuelto con Illa o sin Illa. Pero Illa permite que no se vaya el votante socialista catalanista, ese que no es tan agresivo con el independentismo. Para Iceta, todo el independentismo era igual; Illa permite generar tonos en el independentismo. Si con ERC se dialoga, se pacta y se llega a entendimientos en Madrid, ¿por qué no se va a llegar en Catalunya?

-Sigamos con el resto de actores que concurren a estas elecciones. ¿Qué hay en juego en el campo de las derechas y ultraderechas españolistas en Catalunya?

"La incógnita es saber cuánto se desinflará Ciudadanos"

-La irrupción de Vox hará daño al PP y a Ciudadanos. Ciudadanos, en el 2017, se lleva todo el voto del ‘no’, el del PSC pero también el de la derecha más recalcitrante. Vox tendrá un espacio pequeño, pero lo tendrá. La estrategia del PP es intentar mostrarse como el verdadero partido de la derecha españolista, ha buscado de número dos a la excandidata de Ciudadanos y también de número tres a una persona del mundo convergente. Es el intento de ser el partido de derechas en Catalunya, creo que tendrá su espacio. Seguramente, el papel que tendrán Vox y el PP no serán muy distintos al que tuvo el PP en solitario.

La incógnita es saber cuánto se desinflará Ciudadanos. Arrimadas entrará en campaña, pero la Arrimadas del 2017 no tiene nada que ver con la del 2021. La del 2017 consiguió seducir a una parte de la ciudadanía que no era españolista pero se había sentido despreciada y abandonada por el independentismo y las instituciones catalanas. Arrimadas conseguía seducir a esta gente con un liderazgo y carisma importantes, creo que esa Arrimadas ya no opera en el panorama catalán. Si en Madrid las cosas le hubieran salido mejor, habría sido distinto. Arrimadas intentó convertir a Ciudadanos en un partido bisagra en Madrid, pero el resto de fuerzas políticas reaccionaron, jugaron bien la partida y la han dejado fuera de juego. Arrimadas no encarna lo que fue y Carrizosa encarna el pasado, ese conflicto que solo se retroalimenta con JxCat.

-Por último, ¿qué papel le augura a la CUP en esta contienda electoral?

-La CUP es una incógnita. Mirando la prelectoral del CIS, es el partido que tiene una mayor fidelidad de voto, algo comprensible porque en el 2017 se hace pequeña y ese electorado se mantiene fiel, pero en cambio es el partido con una movilización menor comparado con el resto, es el electorado que menos se va a movilizar. Por tanto, creo que no va a dar ninguna sorpresa ni en positivo ni en negativo. Quizás, la CUP ha encontrado su espacio natural, en estas elecciones no creo que se produzca hacia la CUP el trasvase que se produjo en otras elecciones, es decir, no creo que haya votantes de derechas que voten a la CUP, algo que ocurría en otros comicios porque entendían que eran los más radicales en temas nacionales. En estas, creo que la CUP recoge su espacio natural como partido independentista y de extrema izquierda.

CUARTOPODER ACTIVA SU CAJA DE RESISTENCIA
Tras los acontecimientos de los últimos meses, cuartopoder ha decidido activar una caja de resistencia periodística donde cada uno aportará lo que pueda, desde 3€ hasta 200€. Hasta ahora nos financiábamos solo por publicidad, pero hemos decidido dar un paso hacia delante e ir a un modelo mixto donde el lector también pueda hacer aportaciones. Sin embargo, apostamos por mantener en abierto todos los contenidos porque creemos en la información como derecho de toda la ciudadanía. Puedes colaborar pinchando aquí.
3 Comments
  1. walletjc says

    Cola de león o cabeza de ratón. Cataluña despejará esa incógnita. Los de la unidad de la izquierda y los tripartidos perdedores son los mismos plumillas del Referéndum del 86.

  2. Adiro says

    Me parece que no va a cambiar nada fundamental .. el PSOE se sostiene en su gobierno de coalición con UP con el voto de ERC y los nacionalistas vascos y catalanes , cualquier cambio si no participa ERC no es posible ,sea en gobierno de izquierdas en Cataluña , sea en uno independentista , que puedan estar de acuerdo entre ellos , no olvidemos que hay elecciones porque no se entendieron y disolvieron el Parlamento , es MÁS si no hay acuerdo van a la repetición de elecciones ; tampoco creo que tengan mayoría para un gobierno de izquierdas en Cataluña incluso por el sistema electoral que premia el voto provincial independentistas ..y la abstención que habrá de los que antes votaron al Cs . Y si no se entendieron antes los independentistas a elegir desde el Parlamento un presidente de la Generalitat , veremos ahora , ya que las elecciones para ellos son de nuevo un plebiscito no solo entre unitaristas e independentistas sino entre ellos . Y así una cosa son las elecciones y quedar mejor ; otra que al PSOE le interesa presidir EN ESTA LEGISLATURA la Generalitat .. fuera de una victoria holgada entre ellos y ERC ,que no se dará . Los nervios de algunos vienen , sobre todo entre independentistas porque no es lo mismo que sea el PSC-PSOE el más votado en Cataluña , que lo fuera el Cs , siendo además que subir el PSC refuerza la acción del gobierno central pero por ser Illa el gestor central de la pandemia. Gane quien gane nadie tendrá mayoría y lo importante es que haya una presidencia y gobierno que gobierne y apruebe presupuestos y gestiones los fondos europeos con rapidez .

  3. Adiro says

    Por cierto muy buen entrevista y muy buenas respuestas …gracias a los dos ..

Leave A Reply

Your email address will not be published.