ENTREVISTA / Secretario general saliente de Podemos Madrid

J. Montero: “Anticapitalistas debe pensar si apuesta por el proyecto político de Podemos”

1
El secretario general de Podemos en Madrid, Jesús Montero.
El secretario general de Podemos en Madrid, Jesús Montero en una entrevista con cuartopoder.es. / M.F.S.

Podemos renueva su dirección en la ciudad de Madrid. Quien hasta ahora ha sido el secretario general en la capital, Jesús Montero, quería unas primaras de consenso con una lista que integrara a todas las corrientes, pero ya no será posible. Anticapitalistas decidió presentar este miércoles su propia candidatura, liderada por Isabel Serra. A Montero (Mataporquera, Cantabria, 1963) le gustaría dejar la casa en orden antes de dar "un paso al lado". Es una de las figuras estrella de la formación morada, involucrado en ella desde sus inicios. Había abandonado IU, tras participar en su creación, desencantado con su "conservadurismo". Para el recuerdo, guardará el que cree uno de sus mayores logros: haber propuesto a Manuela Carmena para liderar Ahora Madrid. Concede a cuartopoder.es su primera entrevista después de haber anunciado que no se presentará a la reelección para procurar que entren nuevos aires en la casa.

-- ¿Qué le ha llevado a no volver a presentarse como secretario general en Podemos Madrid y poner fin a una etapa?

Publicidad

-- La satisfacción de un trabajo realizado y la necesidad de promover la renovación. Yo creo que es muy importante en la nueva política la temporalidad de los mandatos políticos. Hemos venido a cambiar la política, pero no a que la política nos cambie a nosotros. Hay que hacer una pedagogía de los relevos de manera natural y no conflictiva. Después de dos años muy intensos con el 15M en mi barrio, el año 2014 con las europeas y el equipo de Vistalegre y estos años emocionantes del 2015 a esta parte, hay un trabajo del que estoy satisfecho y agradecido a la gente que me ha acompañado en la dirección y en los círculos. Pero creo que es buena la renovación.

-- ¿Qué lugar ocupará en el partido a partir de ahora?

-- Empecé militando en mi círculo de barrio, en la Puerta del Ángel y ahora tendré más tiempo para poder acudir a las reuniones de mi círculo. Colaboraré con la nueva dirección donde crean oportuno que pueda hacerlo, bien en la Mesa de Colaboración de Ahora Madrid, de la que soy miembro, como en otras tareas que pueda haber. A mí me gustaría colaborar en la reflexión sobre el programa de 2019 y ahí, como miembro del patronato del Instituto 25M he preparado un proyecto que sería un laboratorio de políticas municipales, donde juntar a expertos de la universidad, concejales, técnicos del Ayuntamiento y líderes de la sociedad civil para hacer un diagnóstico y unas propuestas de planificación de las políticas de cambio a nivel municipal.

-- Ayer Anticapitalistas comunicaron su decisión de acudir en solitario a las primarias de Podemos en la ciudad de Madrid. Usted había intentado lograr una candidatura de consenso que aglutinara a las diferentes corrientes. ¿Qué sensación le ha dejado la noticia?

-- Me produce tristeza y pereza. Tristeza porque no entiendo qué lo puede justificar cuando están las posibilidades de incluirse en un proceso común. Sin embargo, creo que no añade valor porque lo difícil no es integrarse, sino dejarse integrar. Creo que los compañeros Anticapitalistas pueden revisar su posición inicial para encontrarse con el resto de compañeros y compañeras en una lista que incluya toda la diversidad de Podemos. Pero creo que tienen que reflexionar también sobre si apuestan por el proyecto político colectivo que es Podemos o tienen otro proyecto político distinto y utilizan a Podemos para ese otro proyecto político. Los compañeros se autodenominan como anticapitalistas, pero no son los únicos que aspiramos a cambia esta sociedad. El capitalismo es un modelo social depredador y hay muchas ideas y formas políticas que aspiramos a cambiar nuestras sociedades para que sean sostenibles medioambientalmente y justas socialmente.

-- En la Comunidad de Madrid Anticapitalistas se alió con la corriente oficialista que representa Ramón Espinar y logró imponerse a Rita Maestre. ¿Esta decisión pone riesgo la alianza actual?

“Confío en que las distintas candidaturas busquen y encuentren una manera de unirse y representar Vistalegre 2”

-- No lo creo porque los militantes y los inscritos y las inscritas de Podemos están muy hartos de que haya debates internos y que no sean capaces de incluirse cuando sus posiciones son derrotadas democráticamente. Espero que revisen esta decisión que han tomado y que podamos encontrarnos con una candidatura que una a la inmensa de los inscritos e inscritas de Podemos. La diversidad es buena, necesaria y se tiene que formar en los órganos de dirección formando equipos y no equipaciones. Confío que en los próximos días las distintas candidaturas busquen y encuentren una manera de unirse y representar Vistalegre 2, que es la ruta que democráticamente hemos decidido todos los inscritos. Hay compañeros bienintencionados que no tienen en cuenta el manejo de los tiempos y de la acumulación de fuerzas. El maximalismo no es compartido por la ciudadanía, las posiciones firmes no necesariamente son el programa máximo. La firmeza es colocar traviesas de cambio social y político. Y eso se hace con unidad y diversidad.

-- Usted fue quien pensó en Manuela Carmena para encabezar Ahora Madrid. Ella aun no ha confirmado si quiere revalidar su mandado, ¿confía en que lo acabe haciendo?

-- Tengo la responsabilidad de haberla invitado a que diera el paso adelante para liderar Ahora Madrid. Desde luego, fue un acto generosísimo por su parte, aunque yo creo que hubo muchos factores que la llevaron a dar ese paso. Recuerdo que hablaba de que hay mujeres fuertes no solo en la derecha. Yo confío en que actúe con la misma responsabilidad, aunque va a estar en su mano y va a ser ella quien lo decida. Espero que ella sea consciente, aunque ya lo es, que 25 años del PP en Madrid no se desmontan en cuatro años y que para consolidar el cambio iniciado en 2015 es bueno y es deseable que continúe otros cuatro años. Ahora bien, como el objetivo es revalidar el gobierno, me parece legítimo que no quiera hablar de eso. Para revalidar el gobierno en 2019 hay que gobernar, si nos ponemos hablar ahora de la sucesión no gobernamos, y si no gobernamos, no revalidamos. Sin Podemos Manuela no habría sido concejala porque en ese momento la conocía el 1,7% de la población, y sin ella no tendríamos la Alcaldía de Madrid. Esa es la clave de bóveda de asegurar otros cuatro años de cambio en el Ayuntamiento.

-- ¿Cómo debe ser ese nuevo Podemos en la ciudad de Madrid que facilite la renovación de Carmena?

-- A Manuela la vida interna de los partidos ni la influye ni la deja de influir. Yo recuerdo que la primera vez que conversé con ella, me dijo que el 15M y el surgimiento de Podemos le supuso toda una alegría: ver que gente joven se comprometía con la vida pública. Ahora, una dirección municipal renovada en la continuidad, con nuevas energías, nuevos perfiles, es mejor. Una mejor dirección en Podemos Madrid es también una solvencia para el trabajo político en Ahora Madrid y la preparación de las candidaturas en 2019.

-- Articular las tensiones internas en una candidatura tan plural como Ahora Madrid no siempre ha sido fácil. Habla de que hay que pensar en una “fórmula renovada” para 2019 y también considera que Podemos llegó a un acuerdo con un Ganemos que ya no es el mismo. En su opinión, ¿como debería articularse este nuevo Ahora Madrid?

“Todo el mundo quiere revalidar la fórmula y el éxito de Ahora Madrid y para eso tienen que darse las mismas características”

En 2015 tuvimos que presentarnos instrumentalmente como partido político para sortear las dificultades de la barrera de entrada del sistema electoral, pero hoy habría que avanzar a una coalición ciudadana popular -- Ahora Madrid fue una candidatura ciudadana de unidad popular que promovimos en enero de 2015, un acuerdo con Ganemos que entonces aglutinaba a partidos políticos y colectivos sociales. Desde aquel momento hasta el día de hoy, ha habido todo un recorrido y unos cambios que han llevado a otra realidad. El propio Ganemos ha tenido su propia restructuración interna, con la salida de Equo y de algunos colectivos sociales. En 2016 se conformó un bloque social de progreso en torno a la confluencia con Izquierda Unida, Equo y Podemos. Todas esas nuevas realidades hay que incorporarlas en la renovación de la fórmula electoral. En Podemos Madrid todo el mundo tiene claro que queremos revalidar la fórmula del éxito y para eso tienen que darse las mismas características que hubo en su momento: la fuerza electoral de Podemos (20%), el liderazgo de Manuela que aportó un porcentaje importante, en torno un 8% o 10%, y la reunión de las fuerzas del cambio. El factor determinante fue ese tándem de la fuerza electoral de Podemos con el liderazgo de Manuela, sin minusvalorar por ello la confluencia con IU, Equo, independientes y colectivos sociales. Lógicamente, tras la experiencia de estos dos años y medio, conviene revisar esta matriz del éxito en algunas cuestiones procedimentales.

La nueva dirección y la organización de Podemos Madrid tendrá que hacer su debate interno para hacer un nuevo marco común de entendimiento, incluidos los nuevos actores. Cuando se formó el acuerdo inicial, Manuela no estaba. En cualquier renovación o reformulación de la candidatura de Ahora Madrid, la opinión de Manuela o la opinión del espacio independiente habrá que tenerla en cuenta. Creo que hay un aspecto que habría que reformular. En 2015 tuvimos que presentarnos instrumentalmente como partido político para sortear las dificultades de la barrera de entrada del sistema electoral, pero hoy habría que avanzar a una "coalición ciudadana popular" construida en los barrios y los distritos y que aglutine a independientes, colectivos sociales y las fuerzas políticas que en las comunidades autónomas y en el Estado conformamos el bloque de cambio: Equo, IU y Podemos. Unidos Podemos tiene que verse reflejado en la nueva fórmula de Ahora Madrid.

Jesús Montero, en la entrevista con este diario.
Jesús Montero, en la entrevista con este diario. / M.F.S.

--El exjefe Mayor de la Defensa Julio Rodríguez es el nombre que suena para presentarse como su sucesor. ¿Por qué diría que es un buen candidato?

“Julio Rodríguez es un buen líder para Ahora Madrid, es un buen líder para Podemos y para los madrileños y las madrileñas”

– Cuando he hablado con los círculos, la estructura dirigente y algunos sectores externos, me lo han sugerido como un perfil adecuado. Personalmente, creo que Rodríguez reúne las mejores características para coger el relevo e impulsar Podemos Madrid. En las europeas levantamos una “haima” electoral, desde entronces hemos hecho la “ordenación del territorio podemita” y ahora hay que “urbanizarlo”. Julio es una garantía para asegurar que Manuela continúe. Es de la misma generación que Manuela, los dos tienen una experiencia de gestión y de gobierno en el Estado. Ella en la judicatura, él en la Defensa Nacional y Madrid es la capital de España. Julio, como Manuela, tiene esa serenidad de las personas con experiencia capaces de escuchar y de generar, por ello, confianza. Es una persona cuya carrera profesional se ha desarrollado gestionando equipos. A diferencia del activismo social y de la militancia política e histórica que algunas personas hayamos podido aportar en la primera obra de Podemos, ahora es necesario precisamente representar esa trasversalidad de la ciudadanía empoderada que da un paso adelante y se compromete. A mí me gusta su humanismo, su capacidad de escucha y su visión estratégica. Es un buen líder para Ahora Madrid, es un buen líder para Podemos, y para los madrileños y las madrileñas.

-- Dentro de Podemos, hay quien no lo ve como un candidato de consenso porque le consideran ajeno a Madrid.

-- Nadie que ha vivido en Madrid es ajeno a Madrid. Él mantiene una relación estrecha con Madrid por razones familiares. Esta es la capital de España y Julio es una figura de Estado. Los problemas de Madrid los conoce la organización. Yo lo diría al revés. Precisamente porque Julio no ha estado vinculado a los entresijos municipales, trae un aire fresco, un impulso, una oxigenación, que va a impulsar a Podemos Madrid y Ahora Madrid.

-- Si Carmena optara por no volver a presentarse, ¿Julio Rodríguez sería un buen candidato para liderar Ahora Madrid y ser su sustituto en la Alcaldía?

-- Es un escenario que no me planteo. Estoy seguro de que Julio sería un complemento y un refuerzo. Entre otras cosas, una de las mejores políticas municipales de cambio que se han hecho en estos últimos años es hacer de Madrid una ciudad de paz y cuidados. Una de las transformaciones que se están dando en Madrid tiene que ver con una policía municipal, una policía de proximidad. Precisamente Julio, por su experiencia en la Defensa Nacional, es de una gran solvencia.

“Los medios hablan de otros posibles candidatos, Maestre, Bescansa o Calvo. Ninguno me ha manifestado su intención”

-- La candidatura de unidad ya no se dará. ¿El escollo más importante para llegar a un acuerdo es que se han propuesto otros candidatos de consenso distintos a Julio Rodríguez o más bien que hay desacuerdos políticos?

-- Estas cosas siempre son una mixtura. No sé quiénes son estos candidatos. Si sigo las noticias, hay quien habla en los medios, incluso en cuartopoder.es, de que otros posibles candidatos de consenso podrían ser Rita Maestre, Carolina Bescansa o José Manuel Calvo. Tengo que confesar que a mí ninguno de ellos me ha manifestado su intención y, si me lo manifestara, yo lo escucharía. Las responsabilidades políticas que ya tienen ellos son de una dedicación que hace que no sean idóneos... No por sus perfiles, que lo podrían ser, sino por que uno de los principios es la no acumulación de responsabilidades políticas. Es bueno que las personas que son concejales se dediquen a ser concejales y que quienes sean diputados que se dediquen a ser diputados.

-- ¿Y cuáles son las diferencias políticas que dificultan las negociaciones?

-- Julio, en la medida que no viene de la militancia social ni de la actividad política tradicional, sino que viene de la ciudadanía empoderada, es una personas trasversal. En ese sentido, no creo que haya diferencias políticas que no sean insalvables. El marco político que tenemos es la ruta de Vistalegre 2, donde los inscritos y las inscritas establecieron cual es la hoja de ruta para ganar en 2020 las elecciones de España. Tenemos que revalidar el Ayuntamiento de Madrid y conquistar la Comunidad de Madrid en 2019. Podemos Madrid tendrá que abrir un proceso de debate en los círculos, que pueda conducir a una consulta ciudadana. Es buena una lista inclusiva y de consenso porque creo que la diversidad enriquece cuando se está dentro de los órganos, aunque es importante que haya una propuesta única, unitara, amplia, como nos dijeron los inscritos y las inscritas, donde se integren visiones diferentes con un liderazgo que una, como es el caso de Julio.

-- Un aspecto clave puede ser la negociación con el PSOE. A nivel estatal, la relación está bastante dañada desde que estalló el conflicto catalán. ¿Podemos debe entrar en gobiernos con los socialistas? Y si es así, ¿bajo qué condiciones?

-- La mejor manera de ser subalternos de una fuerza política es hablar de esa fuerza política. En ese sentido, creo que no tenemos que hablar ni que dejar de hablar. Ellos tienen una estrategia política, un proyecto y nosotros tenemos un proyecto autónomo. En ese sentido, hay que reconocer que la Alcaldía es posible por el voto a favor del PSOE, aunque yo soy muy crítico con cómo han actuado en estos dos años retrasando la aprobación de los presupuestos y haciendo oposición en algunos temas. Hay un diálogo Ahora Madrid-PSOE donde las diferencias se sacan adelante en algunos proyectos. Yo aspiro a que Ahora Madrid tenga mayoría absoluta en 2019 porque creo que lo merecemos: hemos demostrado que ponemos a a gente en el centro contra el urbanismo a la carta de Esperanza Aguirre. Recuerdo los debates que durante muchos años absorbieron muchas energías en IU. Al final, si tú te dedicas todo el día a hablar del PSOE te conviertes en una voz pasiva porque conviertes a tu aliado futuro posible, adversario político, en el protagonista de tus debates.

-- Ha estado desde los inicios en Podemos. ¿Cómo observa esa gran crecida inicial en comparación con este momento político, más complicado para la formación según las encuestas?

“Pablo Iglesias ha sufrido desde el primer momento la demonización que sufrió Julio Anguita durante muchos años”

-- Las encuestas son dispositivos de captura de información del cuerpo social para informar a las cúspides, pero también son dispositivos de dominación para inyectar sentido desde arriba hasta abajo, como nos enseñara el maestro Jesús Ibañez en las aulas de la Facultad de Políticas y Sociología de la Complutense. Durante cuatro años he asistido a centenares de encuestas donde el mensaje construido es el hundimiento de Podemos, la superación por todos los demás, que luego, el día de las votaciones, no se ha confirmado. Ni en las municipales, ni en las autonómicas ni en las generales. Es verdad que en la historia de España nunca ha habido, y creo que tampoco en nuestro entorno europeo, un ataque sistemático a una fuerza política y a su liderazgo como ha vivido Podemos y Pablo Iglesias. La demonización de los liderazgos es algo que ya se ha practicado, porque recuerdo cómo se demonizó a Julio Anguita, y antes a Gerardo Iglesias. Son especialistas en demonizar al líder alternativo y en preservarse para sí el yerno que todas las suegras querrían tener. En este sentido, eso ha existido siempre. Eso se practicó con Julio Anguita durante años y eso se ha practicado contra Pablo Iglesias desde el minuto uno. Sigue habiendo 14 denuncias archivadas contra Podemos, y el PP, con 900 imputados por corrupción, sigue haciendo acusaciones falsas.

Es un momento complejo para todos: para el PP, para el PSOE que ha conocido un liderazgo, y Ciudadanos, cada vez más desbocado en la vieja operación que construyó el Banco Sabadell. Ahora el PP está agotado como alternativa del capital en nuestro país y comienza la operación UCD 2.0 con el trasvase del PP a Ciudadanos. Hay una cosa de Podemos que se suele valorar poco, pero es que desde el principio ha tenido una visión no exclusiva de la representación del cambio y siempre hemos buscando confluencias en los municipios y los territorios. Y la cuestión plurinacional de nuestro país está encima de la mesa. Los pueblos de Cataluña, Euskadi y Galicia impulsaron en los años 70 la defensa de la autonomía política junto a la defensa de las libertades. Sin eso, hoy Cantabria sería la décima provincia de Castilla 'la vieja'.

-- Si hace balance, ¿de qué se enorgullece más en su etapa al frente del partido en Madrid?

-- Han sido tres años muy intensos, llenos de mucha satisfacción tanto en lo político como en lo organizativo. En lo político, haber empujando desde enero de 2015 la candidatura municipalista más exitosa de todo el país, con una calidad que el PP no soporta y por eso están ahora "por lo civil y por lo Montoro" intentando recuperar este Ayuntamiento, que no podrán. En lo organizativo, yo siempre he sido consciente de que era muy importante que en Madrid, cuna y espejo de Podemos, hubiera una organización capaz de mantener la cohesión con la dirección estatal. En Madrid, históricamente, ha habido tensiones entre las estructuras estatales y las locales. Yo quería que la ciudad no fuera nunca un obstáculo en pleno proceso de construcción de Podemos. Estoy muy satisfecho en ese sentido.

En estos tres años se ha crecido in ininterrumpidamente pasando de 29.000 a 51.000 inscritos, que los círculos hayan pasado de 20 a 30 y 3 en proceso de activación, desplegándose a nivel de barrio en algunos distritos, que 4.900 inscritas contesten a una encuesta en enero de 2017, demuestra las ganas que tiene la gente de participar, o también los colaboradores económicos que ayudan a la organización. En los momentos de dificultad la relación con la gente de los círculos es una fortaleza. Cuando vas a un circulo, a una reunión, se ponen carteles, hacen encuestas, recogen las opiniones de los vecinos. Esa es una de las grandezas de Podemos. Hemos venido para que los representantes representen a los representados y para eso hace falta una ciudadanía activa. La magia de Podemos desde luego que ha sido fundamental el papel de las direcciones en las redes sociales y los medios de comunicación, pero sin los círculos la gente no se hubiera sentido tan próxima. Uno da el paso al lado con la satisfacción del deber cumplido.

-- ¿Y cuál es la asignatura que deja pendiente?

“Ha habido cosas que no he sabido hacer. Destacaría que hemos tenido problemas para desarrollar una política de formación”

-- Ha habido cosas que no he sabido hacer o he tenido carencias en lo personal como máximo responsable, pero destacaría que hemos tenido dificultades para desarrollar una política de formación. Durante tres años, hemos tenido que afrontar cuatro procesos electorales, seis o siete procesos internos, y eso ha hecho que la construcción de Podemos haya estado determinada por esos procesos. Nos ha faltado tiempo para desarrollar políticas de formación para los ciudadanos. Uno de los proyectos que más ilusión me hacía, y que no hemos podido desarrollar, era la creación de la barraca pedagógica digital que combinaba la alfabetización digital de personas mayores por parte de la gente joven y la trasmisión de la memoria barrial, sindical, de las personas mayores a esas nuevas generaciones. Hicimos algunas cosas de formación, pero muy aisladas. Nos lo propusimos en 2014 y no pudimos llevar a cabo.

Jesús Montero.
Jesús Montero./ M.F.S.
1 Comment
  1. florentino del Amo Antolin says

    Personas como Jesús Montero se necesitan en cualquier partido; Podemos, puede presumir de muchos de ellos, con nombres anonimos trabajando por el bien común. Creo ver que Maria F se esmera en poner sobre valor , y contrastar con el invitado Jesús. Comunidades, Ayuntamientos necesitan un faro de luz, y proyectar sobre la ciudadania: Kilo Watios en abundancia, con claridad nitída; por mucho que quieran embarrár el trabajo honesto, digno, consecuente, honrrado… Allí. donde esteis. ¡ salud !.

Leave A Reply

Your email address will not be published.