Jaume Durall: “Se deben dar pasos, sin mucho ruido, en el tema de los presos políticos”

  • Entrevista al candidato a la Secretaría General de Podem Catalunya

Hoy comienzan las votaciones en las primarias de Podem Catalunya para elegir al secretario general que sustituirá a Xavier Domènech una vez que este dimitió de sus cargos hace un par de semanas. El reto de la persona que salga elegida será dotar de estabilidad a esta organización que ya ha contado con cuatro líderes desde que nació. El próximo 24 de septiembre se conocerán los resultados de estas elecciones internas. Entrevistamos a Jaume Durall, el candidato que más avales recogió (517) para poder presentarse a estas primarias, los cargos públicos de Podem lo avalaron públicamente. Hemos intentado entrevistar a Noelia Bail, la segunda que más avales consiguió (356), pero desde su equipo se han negado y han comunicado a cuartopoder.es que tenían otra agenda mediática prevista.

Durall es concejal en la oposición, desde el 2015, en l’Ametlla del Vallès (Barcelona). Es licenciado en Sociología y formó parte de la gestora encabezada por Vicenç Navarro que, en noviembre de 2017, tomó las riendas de Podem Catalunya después del mandato de Albano Dante Fachin. También formó parte del equipo de Domènech cuando, la pasada primavera, resultó elegido secretario general de la formación morada en Catalunya. Hablamos de los retos del partido.

Publicidad

– Ya estamos en el tan anunciado “otoño caliente” catalán. Pronto llegará el aniversario del 1-O, hoy hace un año de que altos cargos de la Generalitat fueran detenidos, de los registros a la sede de la Conselleria de Economia y de la CUP. ¿Qué papel debe jugar Podem en estas semanas que vienen?

“Apelamos a las fuerzas políticas a no incrementar la tensión en Catalunya”

Publicidad

– Creemos que la convivencia del pueblo catalán está tensionada y apelamos a las fuerzas políticas a no incrementar esa tensión. Nuestra apuesta es la misma de siempre, un referéndum pactado. Creemos que es el punto en el que nos encontraremos, y para llegar a él hay que apostar por la negociación política, pues la judicialización de la política del PP, con Mariano Rajoy al frente, ha complicado los marcos de diálogo. Ahora, después de la etapa Rajoy, entendemos que hay unos mimbres para construir un proceso que se encauce hacia un referéndum pactado con reconocimiento internacional. El pueblo catalán debe decidir de una u otra forma y hay que conseguir una fórmula que apele al conjunto de la sociedad catalana.

– En aquellos meses de tanta tensión de hace un año, los comunes apostaban por el “ni 155, ni la declaración unilateral de independencia”. En aquel momento, esta postura, en una situación tan polarizada, no supuso rédito electoral para este espacio político, pero quizás marcó cuál puede ser un punto de entendimiento a medio o largo plazo. Si usted resulta elegido secretario general de Podem Catalunya, ¿seguirá con esta estrategia o habrá algún cambio al respecto?

– Creemos que la aplicación del 155 fue un error, igual que lo fue la declaración unilateral de independencia. Nosotros nos mantenemos en esa posición y, de hecho, se ha manifestado como la posición correcta. Hay partidos independentistas que empiezan a desmarcarse tímidamente de esa posición unilateral, y también hay, por el otro lado, partidos como el PSC que, a pesar de que el PP exige volver a aplicar el 155, no creen que esa sea la solución. Esa posición no nos dio muchos réditos electorales, pero a veces en política hay que mantener posiciones de coherencia que vayan más allá del electoralismo. Esa posición es la única que conduce a una posible solución del conflicto.

– Hablemos del área metropolitana de Barcelona. Esa zona que, tradicionalmente se conocía como el cinturón rojo del PSC, pero que en las últimas generales, por dos ocasiones, se convirtió en el cinturón morado donde venció En Comú Podem y que en las últimas elecciones catalanas dio muy buenos resultados a Ciudadanos, el cinturón naranja. Una gran parte de esta población es de tradición castellano-parlante. ¿Qué mensaje debe tener Podem para estos sectores?

“Hemos visto cómo las clases trabajadoras han votado a Ciudadanos”

– Ahí vemos los daños colaterales de polarizar un conflicto por cuestiones identitarias. El problema es que en el cinturón rojo, mayoritariamente castellano-hablante, cuando vemos la traducción del voto con respecto a la lengua, vemos una relación directa. Vemos que el problema es que ambas partes de la sociedad catalana se han sentido agredidas por un discurso que apela a lo identitario y eso es un error para la clase trabajadora, es un error todo aquello que nos divide, que apela a las banderas por encima de a la clase. Lo que nos une, sin embargo, es que defendemos unos derechos para la mayoría social.

La izquierda tiene que hacer una reflexión, porque tiene una responsabilidad cuando las clases trabajadoras, por una cuestión identitaria, votan en su propia contra. Hemos visto cómo clases trabajadoras han votado a Ciudadanos. La polarización no favorece a las clases trabajadoras y, también, creemos que la izquierda debe ser capaz de canalizar una propuesta política que ponga en oposición el voto que representa Ciudadanos con el que representamos nosotros. Vemos cómo los derechos laborales y otros temas sociales no han sido suficiente para canalizar el voto, ahí tenemos que hacer una reflexión.

– Un conflicto reciente, el de los lazos amarillos. Ciudadanos ha intentado crispar para aprovecharse de este clima social. ¿Qué postura tendría Podem con este tema y el de los presos políticos si usted fuera elegido secretario general?

– Nos parece que es una irresponsabilidad lo que ha hecho Ciudadanos. Es verdad que Ciudadanos vive del conflicto catalán y que saca réditos electorales de esto. Por otro lado, en Podem mantenemos una posición de que, una vez se ha judicializado la política y se ha llegado a estos extremos, creemos que para resolución de este conflicto no ayuda el que haya presos políticos. Lo que ha hecho el juez Llarena es excesivo. Apostamos porque, respetando la separación de poderes, para poder resolver el conflicto se lleve a cabo una maniobra política sutil, con tino, sin mucho ruido, que pueda desencallar esta situación de los presos.

Recuerdo que el propio Oriol Junqueras en una carta pedía que no se pusiera a los presos políticos como moneda de cambio en las negociaciones políticas y eso lo comparto. Los políticos tenemos, en este momento, que tener mucha responsabilidad para responder este problema, ya no podemos volver atrás, se deben dar pasos, sin mucho ruido, en el tema de los presos políticos.

– En el comunicado que difundió Xavi Domènech cuando anunciaba que se retiraba de la política, apelaba tanto al espíritu del 15-M como al del 1-O. ¿Entiende que existe una conjunción entre estos movimientos?

– Nosotros entendemos que el 15-M fue un movimiento de impugnación a una crisis a la que llamamos estafa. Un movimiento de los de abajo contra los de arriba. El 1-O lo vivimos como una movilización del ejercicio de una parte de la población reivindicando el derecho a decidir. Entendemos que todo proceso que reclama por la vía pacífica la apertura democrática es legítimo y tenemos que estar al lado. No podemos comparar el espíritu del 15-M con el del 1-O. El primero representa a los de abajo contra los de arriba y el otro representa a una parte que quiere decidir, una parte de la que nos hacemos partícipes. También estamos del lado antirrepresivo, las cargas del 1-O las consideramos un profundo error y el Estado debe solucionar cómo afronta estos retos democráticos. Nosotros nos sentimos plenamente identificados con el 15-M.

– Con respecto a la confluencia de Catalunya En Comú, ¿sería Podem una parte más de este sujeto político?

“Podem, a día de hoy, no se va a integrar en Catalunya En Comú”

– Actualmente Podem participa en todos los espacios de la confluencia, en Catalunya En Comú. Hemos trabajado durante los últimos meses en crear grupos promotores que son los que crearán candidaturas conjuntas en las municipales, trabajamos de manera conjunta. Lo que pasa es que Podem no hizo, en su momento, los trámites para integrarse organizativamente en los comunes. Ese paso, a día de hoy, no se va a realizar. Jurídicamente nos obliga a una fórmula de coalición, pero los espacios de trabajo se articulan de manera confluyente, operamos en los mismos espacios. Catalunya En Comú mantendrá sus propios estatutos y órganos y no es un paso a la integración. Hoy por hoy, no se va a dar.

– Vimos antes del verano un conflicto entre Podemos estatal y Podemos Andalucía. Desde Andalucía se reclamaba más soberanía para la organización andaluza y desde el estatal mantenerla. ¿Cuál es su posición? ¿Qué relación debe tener Podem Catalunya con Podemos a nivel estatal?

– Hay un escrupuloso respeto desde Podemos estatal con la organización en Catalunya. El grado de soberanía es grande y tiene que crecer en cuanto se desarrolle Podem Catalunya como organización y en estructura. Los problemas propios de Podem Catalunya han hecho que, de momento, ese grado de madurez no se haya dado. Desde Podemos estatal, la configuración que se hace de la organización con territorios como Catalunya o Euskadi es confederal. Respecto al conflicto con Andalucía, creo que es simplemente el cómo cada uno lo lleva a cabo. Me consta que los compañeros de Andalucía toman sus decisiones y así se ha venido reflejando. No vemos problemas.

– ¿Apuesta porque Podem Catalunya tenga un CIF propio, diferenciado de Podemos estatal?

– Eso se dará de forma natural. En estos momentos tenemos que seguir estructurando y consolidando la organización en Catalunya y, a partir de ahí, todo lo que sea descentralizar lo vemos bien, siempre en una colaboración siempre fraterna con los compañeros del resto del Estado. Hay que tener en cuenta que somos un partido que también nos reconocemos a nivel estatal. Podem Catalunya representa esa propuesta trabajada con el resto de territorios del Estado que llega al Congreso con una sola voz. Podem ya tiene una expresa voluntad de trabajo coordinado a nivel estatal. Lo del CIF o cómo se plasma esto creemos que se dará de forma natural.