Adelante Andalucía sigue con las luces largas y se centra en trabajar la penetración social

  • Adelante Andalucía trabaja para convocar una gran conferencia social en enero
  • Les preocupa que Vox, con los recursos institucionales, intenten hacer impregnar sus ideas en los barrios

Malos resultados para Adelante Andalucía en las elecciones andaluzas de la semana pasada. La coalición perdió cerca de 300.000 votos de la suma de los que obtuvieron Podemos e IU por separado en 2015 y tres escaños en unas elecciones marcadas por la alta abstención. El desplome del PSOE y la irrupción de la ultraderecha de Vox con fuerza hacen que el gobierno de la derecha esté cada vez más cerca en Andalucía, feudo histórico socialista. Pese a las críticas recibidas por algunos sectores de Podemos e IU a nivel estatal al proyecto de la confluencia andaluza, esta sigue con las luces largas, sigue mirando lejos, al medio y largo plazo. El objetivo: construir un sujeto político y social, con imbricación en los movimientos sociales y en las organizaciones sindicales.

Tal y como contábamos en cuartopoder.es durante la campaña, Adelante Andalucía aspira a convertirse en un proyecto político que vaya más allá de lo electoral mediante la construcción de un sujeto político y social andaluz. Así lo explican a este periódico sus directores de campaña, Ernesto Alba, por parte de IU, y Pablo Pérez, de Podemos. “Siempre, la tensión entre objetivos y expectativas es muy difícil. Nosotros teníamos unos objetivos, el primero era resistir y hemos resistido, y si Vox no llega a subir con tanta fuerza habríamos tenido mejor resultado, se llevan restos que nos habríamos llevado nosotros”, analiza Pérez, que, sin embargo, pone el énfasis en lo político, en el nuevo escenario surgido de estos comicios.

Publicidad

“El balance se tiene que hacer en términos políticos: el avance de la derecha en general frente a la desmovilización de las izquierdas”, concluye Pérez, secretario político y de comunicación de Podemos Andalucía . En ese contexto, considera que, a pesar de algunas críticas recibidas, “la hipótesis de la unidad popular sigue, tiene que desarrollarse”. En la misma línea se manifiesta Alba. “Se consolida un espacio que es Adelante Andalucía, un espacio con un 17% de los votos”, considera. “En un momento de avance del fascismo, más unidad que nunca”, añade.

Publicidad

“Habrá que analizar más detenidamente los resultados, hay elementos de la extrema derecha que no se pueden caricaturizar, y tenemos que desarrollar qué recetas tiene la izquierda ante esta nueva situación, porque esto no es solo Andalucía, es un aviso para construir una alternativa real en todo el país”, analiza el coordinador de la colegiada de IU Andalucía, también secretario general del PCA, que recuerda: “Teníamos clara la estrategia desde hace tiempo. Cambiamos de ciclo político, un ciclo que seguramente se cierra con el 1-O, lo que significó Catalunya abrió un nuevo marco que ha cultivado un terreno que por primera vez se expresa en Andalucía”.

“La izquierda tiene que tener claro que toca guerra de posiciones, en palabras de Gramsci, cavar trincheras en la sociedad civil como barrera estratégica”, reflexiona Alba. “Hay muchísima gente con ganas de organizarse y vamos a ser un factor importante en este sentido. Tenemos que intentar trascender el espacio electoral hacia un espacio social y político que estreche relaciones con movimientos sociales y sindicatos”, hace lo propio Pérez. “En la dirección de Podemos Andalucía, no hay nadie que planteé dudas al respecto”, prosigue el secretario político de Podemos Andalucía.

Pérez anuncia “un proceso de reflexión y autocrítica”. “Vamos a discutir con las asambleas locales y círculos y coordinadoras provinciales para ver cómo lo vive la gente”, comenta, un proceso que durará hasta enero. Además, Adelante Andalucía convocará, también en enero, “una gran conferencia social”, con organizaciones sociales, movimientos y sindicatos. “Con salvedades, el proceso que hizo Syriza antes de llegar al gobierno”, ejemplifica. El objetivo, en palabras del dirigente de Podemos Andalucía: “Instar a tejer relaciones entre quienes empiezan a sentar rutinas militantes conjuntas en los barrios y centros de estudio”. “Esa es la gran tarea, sobre todo, frente a la perspectiva que podemos vernos envueltos si Vox tiene un plan de implantación ahora que tiene recursos”, declara, asegurando sobre esa posibilidad: “Nos preocupa”.

Una preocupación que es compartida por IU. “Ahora Vox puede ampliar el electorado, con recursos del Parlamento puede aprovecharlos para impregnar sus ideas en barrios. Ahí está la disputa, tenemos que construir herramientas organizadas en los barrios que hagan a la sociedad civil sentir seguridad”, explica el secretario general del PCA. Una estrategia que cree que hay que trabajarla también en el resto del Estado. “Es un fenómeno que trasciende Andalucía, es una ola reaccionaria global, lo vemos con Trump, Bolsonaro, en muchos lugares de Europa…”, prosigue.

Por último, Pérez reflexiona sobre la campaña con tintes andalucistas que han centrado muchos de los mensajes durante estas últimas semanas. “Hay teclas que hemos tocado que funcionan, por ejemplo, la cuestión de la música, pero cuestiones más identitarias clásicas no funcionan”, valora. “El 4-D es importante para el pueblo de izquierdas, pero hay una generación que no vivió esa época y no conecta con ese sentimiento, su 4-D es el 15-M, tenemos que buscar la complementariedad”, considera al respecto.