Por coherencia, apostamos por la unidad

  • A dos meses de las elecciones nos encontramos en medio de un debate interno que tenemos que resolver pronto porque nuestro país lo necesita
  • Es hora de mantener la unidad de la izquierda en todos los sentidos y en todas las estructuras del Estado donde sea posible

5

Por Julián Rebollo, José Manuel Martín Medem, Willy Meyer Pleite, Ricardo Gayol García, Paquita Martín Isidro y Fernando Pérez Iglesias.

A dos meses de las elecciones nos encontramos en medio de un debate interno que tenemos que resolver pronto porque nuestro país lo necesita. Nos jugamos mucho entre abril y mayo, la derecha no hace sino crecer además por su flanco fascista. Las elecciones están a la vuelta de la esquina y la sociedad no nos espera. Nuestra propuesta ante el debate no es otra cosa que lo que los y las comunistas españoles hemos defendido desde el origen del PCE: defender la unidad.

Hay un refrán que dice “Cuando cruces el río, no cambies de caballo”. Estamos ya en campaña y tenemos que plantear a la sociedad no un debate en clave interna, sino una propuesta con garantías de entrar en las instituciones madrileñas, que nos permita confrontar en la calle, pero también en las instituciones con el avance de la derecha y con el fascismo que viene. Por eso lo más inteligente es ir todos unidos, en el marco que han marcado los órganos centrales de nuestro Partido, en coherencia con las candidaturas europea y estatal.

No es hora de discutir si son galgos o podencos. Ya abordaremos las bondades o maldades de los procesos de negociación y las diferentes formas en las que podríamos haber llegado a las elecciones. Es hora de mantener la unidad de la izquierda en todos los sentidos y en todas las estructuras del Estado donde sea posible. Sólo así podremos seguir dando la batalla de la memoria histórica frente a una derecha que mira para otro lado ante el hecho de que somos el segundo país del mundo con más fosas comunes. Solo nosotros garantizamos que la voz de las víctimas se escuche frente a la barbarie representada por la extrema derecha.

El Partido Comunista de España tiene una historia marcada por la generosidad ante los procesos de unidad de la izquierda de nuestro país. Durante la II República en el Frente Popular, durante la Guerra Civil, durante la Dictadura y ya en la democracia impulsando la creación de Izquierda Unida. Nosotros ya vimos como el PCE en los 80 se supeditaba a que hubiera otra organización que se presentara a las elecciones, otra organización compuesta por más partidos que fuera un frente común contra la derecha. Fue un acierto y ahora no toca sino profundizar y fortalecer ese espíritu, esa pasión por la unidad.

Puede que la coalición con Podemos no sea la opción más fácil, el acuerdo podría representar mejor lo que Izquierda Unida aporta en una candidatura unitaria, pero sí es la opción más útil, pues si vamos separados no es seguro que entremos en la Asamblea. Estar en la institución no es incompatible con participar en procesos colectivos de unidad popular, todo lo contrario, puede ayudarnos a ser la voz de esos procesos en dichas instituciones.

Tenemos que meternos en campaña, no dar más excusas para que los medios de comunicación sigan alimentándose de nuestros debates internos. Aprendamos de nuestros errores del pasado y construyamos, juntos y juntas, el futuro. Por eso, en el referéndum de IU Madrid, pedimos el voto para la opción de Unidas – Podemos Izquierda Unida.

5 Comments
  1. Vinicius says

    “Cuando cruces el río, no cambies de caballo”, «lo más inteligente es ir todos unidos», «el acuerdo podría representar mejor lo que Izquierda Unida aporta en una candidatura unitaria», «No es hora de discutir si son galgos o podencos», «el acuerdo podría representar mejor lo que Izquierda Unida aporta en una candidatura unitaria»…

    El artículo parece escrito por alguien que pide el voto para la opción de pasar de las lentejas de podemos y apostar por la unidad popular. sin duda vistos estos argumentos, hay que votar la Opción 1 #MadridEnPie.

    1. florentino del Amo Antolin says

      … Y tú votando a los ultras desde siempre. No siembres más mierda !. https://uploads.disquscdn.com/images/91c83429c8a9935ceb97df5c1479ce8836461a218ed7f9c8c6129ff540c066ac.jpg

      1. Vinicius says

        Tómate la pastilla Flo

  2. florentino del Amo Antolin says

    Es hora de desterrar el «cesarismo» y determinadas «purezas políticas». Si no nos damos de cuenta, de quienes son los que aplauden la no confluencia; les estamos regalando la » herramienta» contra la injusticia social al verdugo prevaricador, racista, xenófobo, explotador, machista… ¡ Unidos por el franquismo, no condenado !. ¿ Se debe dejar libre de cargos, a los que nos han robado hasta la dignidad ?. Una de dos, somos masoquistas políticos, u esquiroles personalistas «egolatras». Los topos con label de calidad, ya dividieron y se acercaron al árbol frondoso, ese que tiene buena sombra para poder sestear, ser la cuña y palanca de proyectos neoliberales, con su sello y a la sombra. La sociedad no demanda eso, ni tampoco mirarte al ombligo constantemente… ¡ Unidad y lucha liberadora social, si es posible en verdadera democracia pública !.
    Los firmantes, hacen lo que el sentido común les dicta; pocas cosas como la unidad… ¡ Hace más fuerza !. https://uploads.disquscdn.com/images/c16bc48ea3c136e519d6b8bd144d80c5b8e964082fc1babc61e2733c753b903a.jpg

  3. ninja45 says

    España siempre mira hacia atrás, cuando la fuerzan a mirar hacia adelante.
    Después de despreciar, ningunear y demonizar el movimiento catalán sin un
    ápice de corrección política, la reacción en el momento final ha sido una
    repetición del clasico histórico: represión y refuerzo de la España más
    intolerante. Antes de que estallara todo algunos aseguraban que el proceso
    catalán serviría para reinventar el proyecto español. Si este era de tal
    magnitud, cabía esperar alguna reacción autocrítica, un repensar en
    términos de mayor empatía con las naciones que conforman este país. El
    resultado ha sido totalmente el contrario al que se podía esperar de una
    democracia aparentemente consolidada: La elevación de una bandera más
    grande, más agresiva y más reaccionaria donde en una carrera hacia la nada,
    corren desbocados el Partido Podrido, los Socioslistos, C’s. Fachas y Vox
    en competición de a ver quién la dice más gorda o la tiene más grande,
    inmersos en un delirio de exaltación patriótica donde todo vale contra los
    pérfidos independentistas catalanes, pues incluso la Injusticia Española,
    el Tribunal Inconstitucional y el Tribunal Supremo, lejos de ser arbitros
    imparciales, como debería ser, han tomado parte a favor de castigar
    inmisericordiamente tamaña afrenta. Intolerable y vergonzoso. A la m. con
    los Borbones ladrones, una JEC parcial y politizada, la Injusticia española
    prevaricadora, títere de fascistas y corruptos, vergüenza de Europa y sus
    «valientes» esbirros aporreadores de viejecitas y gente indefensa. Si me
    pegan, me divorcio. Som República !!*!!

Leave A Reply

Your email address will not be published.