Por coherencia, apostamos por la unidad

  • A dos meses de las elecciones nos encontramos en medio de un debate interno que tenemos que resolver pronto porque nuestro país lo necesita
  • Es hora de mantener la unidad de la izquierda en todos los sentidos y en todas las estructuras del Estado donde sea posible

Por Julián Rebollo, José Manuel Martín Medem, Willy Meyer Pleite, Ricardo Gayol García, Paquita Martín Isidro y Fernando Pérez Iglesias.

A dos meses de las elecciones nos encontramos en medio de un debate interno que tenemos que resolver pronto porque nuestro país lo necesita. Nos jugamos mucho entre abril y mayo, la derecha no hace sino crecer además por su flanco fascista. Las elecciones están a la vuelta de la esquina y la sociedad no nos espera. Nuestra propuesta ante el debate no es otra cosa que lo que los y las comunistas españoles hemos defendido desde el origen del PCE: defender la unidad.

Hay un refrán que dice “Cuando cruces el río, no cambies de caballo”. Estamos ya en campaña y tenemos que plantear a la sociedad no un debate en clave interna, sino una propuesta con garantías de entrar en las instituciones madrileñas, que nos permita confrontar en la calle, pero también en las instituciones con el avance de la derecha y con el fascismo que viene. Por eso lo más inteligente es ir todos unidos, en el marco que han marcado los órganos centrales de nuestro Partido, en coherencia con las candidaturas europea y estatal.

No es hora de discutir si son galgos o podencos. Ya abordaremos las bondades o maldades de los procesos de negociación y las diferentes formas en las que podríamos haber llegado a las elecciones. Es hora de mantener la unidad de la izquierda en todos los sentidos y en todas las estructuras del Estado donde sea posible. Sólo así podremos seguir dando la batalla de la memoria histórica frente a una derecha que mira para otro lado ante el hecho de que somos el segundo país del mundo con más fosas comunes. Solo nosotros garantizamos que la voz de las víctimas se escuche frente a la barbarie representada por la extrema derecha.

El Partido Comunista de España tiene una historia marcada por la generosidad ante los procesos de unidad de la izquierda de nuestro país. Durante la II República en el Frente Popular, durante la Guerra Civil, durante la Dictadura y ya en la democracia impulsando la creación de Izquierda Unida. Nosotros ya vimos como el PCE en los 80 se supeditaba a que hubiera otra organización que se presentara a las elecciones, otra organización compuesta por más partidos que fuera un frente común contra la derecha. Fue un acierto y ahora no toca sino profundizar y fortalecer ese espíritu, esa pasión por la unidad.

Puede que la coalición con Podemos no sea la opción más fácil, el acuerdo podría representar mejor lo que Izquierda Unida aporta en una candidatura unitaria, pero sí es la opción más útil, pues si vamos separados no es seguro que entremos en la Asamblea. Estar en la institución no es incompatible con participar en procesos colectivos de unidad popular, todo lo contrario, puede ayudarnos a ser la voz de esos procesos en dichas instituciones.

Tenemos que meternos en campaña, no dar más excusas para que los medios de comunicación sigan alimentándose de nuestros debates internos. Aprendamos de nuestros errores del pasado y construyamos, juntos y juntas, el futuro. Por eso, en el referéndum de IU Madrid, pedimos el voto para la opción de Unidas – Podemos Izquierda Unida.