PODEMOS

Pablo Iglesias y Teresa Rodríguez separan sus trayectorias políticas con un abrazo

  • Los anticapitalistas no pelearán por mantener la dirección de Podemos Andalucía
  • Ambos dirigentes cuelgan un vídeo conjunto en Twitter

2

Con un abrazo. Así, de forma simbólica y poética, ponen fin a su relación política de partido Pablo Iglesias, secretario general de Podemos, y Teresa Rodríguez, secretaria general de Podemos Andalucía. Seis años después de que ambos coincidieran en el Teatro del Barrio, en el acto fundacional de Podemos. Seis años de una relación intensa, de militancia compartida y de constantes desencuentros estratégicos. Anticapitalistas no participará en la III Asamblea Ciudadana Estatal de Podemos, tal y como adelantó cuartopoder. Anticapitalistas no volverá a dirigir Podemos Andalucía, su feudo más preciado.

Quedaba la duda de si la actual dirección andaluza, liderada por Rodríguez, volvería a intentar hacerse con el control de la formación morada. No. Dejarán vía libre para que el sector afín a Iglesias se haga con el control de la formación morada en Andalucía. Anticapitalistas seguirá su rumbo y el espacio en el que trabajará será Adelante Andalucía, marca con la que concurrieron Podemos, IU, Primavera Andaluza e Izquierda Andalucista a los comicios de diciembre de 2018.

"Seguimos compartiendo los objetivos políticos que nos llevaron a la fundación de Podemos, pero también son contrastables diferencias de carácter estratégico", anuncia Rodríguez. "En la política como en la vida hay formas de separarse que son violentas, patriarcales, y formas civilizadas, empáticas y respetuosas, incluso cariñosas, que son las más sanas y también se pueden construir", valora la líder andaluza. Esta última opción ha sido la escogida por ambos líderes.

La discrepancia anticapitalista con el Gobierno de coalición es el argumento dado por Rodríguez para que, a partir de ahora, dirija Podemos en Andalucía un equipo que esté en consonancia con la estrategia estatal. Pero su equipo se volcará en la creación de "ese espacio amplio de la izquierda andaluza", refiriéndose a Adelante Andalucía. Rodríguez muestra el deseo de estar equivocada en su visión sobre el Gobierno de coalición y asegura seguir compartiendo el objetivo de "lograr mejoras para la mayoría social" con Iglesias.

Iglesias, por su parte, se ha mostrado agradecido "por hacer las cosas así". "Cuando un grupo de compañeros no están de acuerdo con una línea estratégica fundamental de su partido, es lógico emprender otro camino", ha valorado el líder morado, poniendo en valor las formas del punto y final: unas formas que "por desgracia, no se dan en la izquierda y que valoro mucho". "Entre quienes buscamos la justicia social, aunque sea con estrategias diferentes, no hay un adiós, hay un hasta luego", matiza. "Nos vamos a seguir encontrándonos", asegura, antes de fundirse, ambos, en un abrazo.

2 Comments
  1. Florentino says

    … Que podemos decir de aquellos líderes que saben discernir en una armónica disputa, igual salen ganando ambos; no hace falta tanta unanimidad absoluta, cuándo quedan tantas batallas por disputarse… ¡ Seguro que se vuelven a encontrar !. Es una salida, o marcha pactada, si otros actores hubiesen hecho lo mismo hace tiempo; ahora habría Comunidad y Gobierno en Madrid en manos del progreso, y se evitarían el desmontaje de lo realizado por la izquierda. Ahí, Errejón no estuvo a la altura, pero pudiera ser otro caso de vuelta a la participación de la nueva etapa y con el doble de experiencia, en manejar los impulsos de la egolatría sin sentido practico. Teresa ha dado guerra en sacar adelante su visión, pero una evaluación realista les puede dar visibilización y a Unidas Podemos quitar el cartelito tan molesto de: «anticapitalistas»… acercar otras personas al movimiento social de un nuevo tiempo global. ¡ Ahí, se vuelve las confluencias, otra vez !. Lo podremos ver !.

    1. Mig says

      Podemos se quitó el cartel hasta de su propias bases fundacionales, no tienes mas que leer el manifiesto Mover Ficha y el programa colaborativo de las europeas de 2014 y compararlo con lo de ahora. https://blogs.elpais.com/files/programa-podemos.pdf
      Lo de que «quitar el cartelito tan molesto de: «anticapitalistas»… acercar otras personas al movimiento social de un nuevo tiempo global» es tan penoso que da vergüenza ajena. Claro, pillar ministerios con el PSOE (¿la misma mierda ya no es?) y quitarse «cartelitos molestos» va a lograr nuevas confluencias.
      «Errejón no estuvo a la altura» dice, cuando no ha podido ser más traicionero y canallesco.

Leave A Reply

Your email address will not be published.