El ‘boom’ de las apps para móvil que imitan a los concursos de televisión

  • En España, aplicaciones como Q12 Trivia o Quizers aglutinan cada noche a más de 100.000 usuarios que esperan ganar un premio en metálico
  • HQ Trivia, creada por los fundadores de Periscope, fue la primera app del estilo en el mundo y el resto imitan su modelo
  • Se trata de apps gratuitas que esperan lograr una base de usuarios amplia y monetizar el servicio vendiendo publicidad en el futuro

Acudir a un plató de televisión y participar en un programa concurso de preguntas y respuestas puede ser una experiencia muy gratificante, sobre todo si se obtiene un premio en metálico. Sin embargo, ya no es necesario desplazarse para experimentar esa sensación, sino que basta con tener un teléfono móvil en la mano.

En los últimos meses se han popularizado considerablemente las aplicaciones móviles que recrean el funcionamiento de un concurso televisivo y permiten a los usuarios participar desde sus casas como si estuvieran en el estudio. Cientos de miles de personas se conectan cada noche a estas apps, cuya mecánica es muy similar, y permiten obtener un pellizco económico si se es capaz de acertar una batería de preguntas de cultura general.

Publicidad

¿Quién está detrás de estas aplicaciones? Han llegado a millones de teléfonos móviles en todo el mundo casi sin hacer ruido, sin campaña de publicidad de por medio, confiando en el boca a boca de quienes las descargan y en el atractivo que supone poder ganar un poco de dinero sin realizar ninguna inversión.

En España una de las más populares es Q12 Trivia. Cada noche, a las 22 horas, aglutina a más de 100.000 personas frente a la pantalla del smartphone. El concurso se celebra de la misma manera que si se emitiera por televisión. Cuenta con su presentador -el cómico Toni Cano o el popular rostro televisivo Juanjo de la Iglesia, dependiendo del día- quien realiza un total de 12 preguntas eliminatorias a los concursantes. Para cada una de ellas se ofrecen tres posibles respuestas y únicamente 10 segundos para contestar, lo que evita caer en la tentación de, por ejemplo, consultar Google para conocer la correcta.

Aquellos concursantes que consigan llegar a la pregunta final -la número 12- y acertar, se repartirán el premio en metálico, que cada día son 500 euros menos los domingos, que sube a 2.000 euros. Suele haber una veintena -o más- de ellos, por lo que el resultante a repartir es mínimo, aunque también se valora el chute de ego que significa ser ganador en Q12. Si nadie lograse acertar todas las cuestiones, el importe se acumularía para el día siguiente.

Q12 fue lanzado en julio de 2018 -por lo que no cuenta ni siquiera con un año de vida- con un capital inicial de 900.000 euros, del cual se financia y su CEO en la actualidad es Carlos Alcántara. Su éxito ha motivado que surjan otras aplicaciones similares, como es el caso de Quizers, desarrollado con tecnología 100% española y en la que trabaja un equipo de nueve personas.

La mecánica de juego es prácticamente similar, aunque en Quizers los “programas-concurso” se desarrollan a las 8 de la tarde y se pueden utilizar comodines y vidas extra -que se logran obteniendo Quoins, puntos por cada respuesta acertada- para tratar de acertar las 12 preguntas propuestas cada día.

Pero… ¿cómo obtienen dinero estas aplicaciones? Son totalmente gratuitas y para jugar -y tener opciones de llevarse el premio final- tan sólo hay que descargarlas y consignar un número de teléfono, sin proporcionar ningún dato más. “La idea es crear una buena masa de usuarios y, cuando la tengas, incluir publicidad”, señala Miguel Carrallo, CEO de Mobilers, la empresa que ha desarrollado Quizers.

La publicidad puede llegar de muchas formas: con un patrocinador para el programa, mediante la contratación de emisiones especiales promocionadas, con la inclusión de anuncios entre pregunta y pregunta o incluso formulando preguntas relacionadas con una determinada marca que sea quien pague por ella. Las opciones son variadas, pero en todos casos, para que las compañías se decidan a incluir estas aplicaciones en sus estrategias de marketing hay un requisito básico: lograr una gran masa de usuarios. “Hay que tratar de meter la publicidad lo antes posible para que no te asfixien los costes de equipo, premios y tráficos de datos, pues los vídeos generan cientos de GB de tráfico”, establece Carrallo.

En esa tarea de lograr la masa social suficiente para conseguir monetizar el servicio se encuentran ahora inmersas aplicaciones como Quizers y Q12 Trivia. Ambas siguen el modelo de negocio de la pionera en el sector, la app HQ Trivia, creada en Estados Unidos por los fundadores de Vine, la plataforma que permitía crear vídeos breves de 6 segundos de duración y que Twitter compró en 2015 para después cerrarla. HQ Trivia tiene poco más de un año de vida, pero ha llegado a superar los dos millones de personas jugando al mismo tiempo por llevarse el premio final.