REDES SOCIALES

Cómo cambiará la forma de conversar en Twitter

  • Twitter tiene preparadas algunas medidas que irán llegando a lo largo de 2020 que tienen como principal objetivo hacer de la red social un entorno más amable
  • Una de las primeras medidas en llegar, en las próximas semanas, permitirá a los usuarios decidir quién puede y quién no puede contestar a sus tuits
  • Hay una petición histórica por parte de los usuarios que la compañía no tiene pensado atender: un botón para editar los mensajes

0

La red social Twitter crece a un ritmo distinto al que lo hacen otras plataformas sociales. Mientras que en los últimos años Instagram ha ido sumando más de 100 millones de usuarios al semestre hasta superar los 1.000 millones de cuentas activas, y mientras que TikTok se ha convertido en la revelación en los últimos meses triunfando entre los más jóvenes de la red con sus vídeos cortos musicales, Twitter va recuperando poco a poco el terreno perdido tras quedar estancada hace unos años.

La plataforma posee 145 millones de usuarios activos al día y parece jugar en otra liga, pero tampoco debe compararse con el resto. Twitter no necesita -al menos de momento- la popularidad entre las masas. Es una red social diferente, con objetivos diferentes, en la que se emplea un lenguaje distinto y que tiene que hacer frente todavía a problemas a los que no tienen que enfrentarse TikTok o Instagram, por ejemplo.

Twitter necesita regular el tono de la conversación. En un entorno en el que abunda la crispación y casi por cualquier cuestión aparecen decenas de “ofendiditos”, la compañía tiene el reto por delante de lograr un discurso más saludable por parte de los usuarios, que no se considere la plataforma un entorno hostil en el que muchos prefieren callar antes de hablar y ser reprendidos por decenas de usuarios “troll”.

En este contexto, Twitter tiene preparadas algunas medidas que irán llegando a lo largo de 2020 que tienen como principal objetivo hacer de la red social un entorno más amable, en el que los usuarios tengan más herramientas para prevenir el acoso online y frenar a los trolls.

Una de las primeras medidas en llegar, en las próximas semanas, permitirá a los usuarios decidir quién puede y quién no puede contestar a sus tuits. Al publicar un mensaje, Twitter ofrecerá al usuario cuatro opciones de configuración. Así podrá seleccionar quién desea que pueda contestarle y quién no. Estas serán las posibilidades:

-Global: Todo el mundo podrá contestar a su mensaje.

-Grupo: Sólo podrán contestarle las personas que él siga o que mencione en el tuit.

-Panel: Sólo las personas que mencione en el tuit podrá contestarle.

-Statement: Nadie podrá responder a ese mensaje.

Esta novedad cambiará para siempre la forma de entender la red social, que hasta ahora potencia la conversación y la bidireccionalidad como seña de identidad. Una vez llegue la nueva medida, los usuarios podrán emplear Twitter, si quieren, seleccionando la última de las opciones mencionadas, como un espacio unidireccional, en el que pueden emitir sus mensajes pero sin permitir feedback de los demás.

Twitter ofrecerá al usuario mayor control sobre las conversaciones. A día de hoy solo permite ocultar ciertas respuestas, pero con estos cambios le otorgará el poder de decidir quién puede hablar con él y quién no. Sin embargo, los tuits tipo “statement” tienen un peligro: pueden servir para difundir noticias falsas sin que nadie pueda contestar a ellas y poner en duda su veracidad. Ante esto, la compañía está estudiando la posibilidad de permitir una opción de retuit en forma de cita (no se respondería directamente al mensaje, pero se le podría citar). El problema es que esto podría tener un efecto aún peor, ya que las respuestas sólo se ven al abrir la conversación, pero los retuits son visibles para todos los seguidores, pero lo que el efecto difusor podría ser aún mayor.

De todas formas, Twitter aún está analizando la mejor manera de implementar esta medida y tardará semanas, o meses, en lanzarla oficialmente. Lo que sí ha presentado ya de forma oficial y está disponible para todos los usuarios desde hace unos días es la posibilidad de reaccionar con emoticonos en los mensajes directos.

De la misma forma que Facebook y LinkedIn incorporaron las reacciones a los comentarios, ahora Twitter también las lanza aunque únicamente en los mensajes privados que se envían los usuarios en la plataforma. A partir de ahora, éstos podrán reaccionar a un mensaje con una cara sonriente, sorpresa, un corazón y hasta con un dedo hacia abajo.

Twitter quiere convertirse así en una plataforma de mensajería -casi todas permiten reaccionar a los mensajes- que potencie la conversación, pero en un entorno más seguro, más privado, fuera del alcance de los usuarios molestos y los trolls. Por otra parte, la compañía considera también que la medida puede incrementar el engagement y el número de interacciones en la plataforma, incitando a los usuarios a comentar más, dado que cuando alguien reaccione a un mensaje, la persona que lo envió recibirá una notificación, ofreciéndole la posibilidad de responder.

A lo largo de 2020 llegarán otras novedades, muchas de las cuales ya se están testeando en la aplicación de pruebas de la red social, que se conoce como Twttr, en honor al primer nombre que tuvo la aplicación en 2006. Una de ellas son las conversaciones entrelazadas, que permitirán estructurar los tuits haciéndolos más fáciles de leer. Con ellas, el usuario podrá ver cuándo el autor del tuit original está respondiendo a otros comentarios dentro del hilo de la conversación.

Además, en lugar de ofrecer las respuestas por orden cronológico, Twitter también destacará los comentarios de las personas que el usuario esté siguiendo, y también los de las cuentas verificadas. Con esta medida, que llegará a lo largo del año pero para la que no hay una fecha de lanzamiento confirmada, Twitter asegura que será más sencillo entender quién dijo qué en cada momento.

Todos estos cambios cambiarán la manera de conversar en Twitter, pero hay una petición histórica por parte de los usuarios que la compañía no tiene pensado atender. Cada vez que se lanza una novedad, son miles de tuiteros los que piden un botón para editar los mensajes, sin embargo, Jack Dorsey, CEO de Twitter, se ha mostrado por primera vez tajante en este sentido.

Si bien en ocasiones anteriores había dejado entrever que estaban buscando una forma de incorporarlo sin que afectase en demasía al desarrollo normal de la plataforma, Dorsey ha explicado ahora en un vídeo que no se introducirá nunca un botón de este tipo que permita editar los tuits. “Queremos preservar la experiencia de los viejos tiempos”, ha señalado, en este caso, el directivo, cortando de raíz cualquier esperanza de poder modificar en el futuro un mensaje publicado con anterioridad en la red social.


loading...

Leave A Reply

Your email address will not be published.