La Justicia alemana entregará a Puigdemont pero acusado sólo por malversación

2

La Audiencia territorial de Schleswig-Holstein ha decidido extraditar a Carles Puigdemont, pero lo hará solo con el delito de malversación y no por un supuesto delito de rebelión.

Sobre el delito de rebelión, el tribunal alemán dice no apreciar la calificación legal realizada por el juez Pablo Llarena. Desde Alemania han confirmado que el delito de rebelión no se ajusta a ningún delito que esté contemplado en la legislación alemana. Además, afirman que la situación tensa de violencia que se vivió en Catalunya en torno al día 1 de octubre no alcanzó la suficiente gravedad como para ser considerado un delito de alta traición.

La decisión de la Audiencia territorial alemana supone que Puigdemont será enviado a prisión en cuanto llegue a España pero no podrá volver a ser juzgado por el delito de rebelión.

Publicidad

2 Comments
  1. tim471 says

    esta mas contento que unas pascuas, el pagafantas del puchi ( con la pasta de los demas claro ) los que tenemos que trinar somos el resto de sufridores de estos politicos actuales , ya que uno de los paises con mas historia y el que mas poder acuño en tiempos pasados , de los que se diecia que en sus dominios , no se ponia el sol , ahora esta siendo chantajeado por unos cuantos indeseables y ademas , les esta saliendo a las mil maravillas , lo peor es que esta caterva de politicos actuales , estan haciendo dejacion de funciones por consentirlo impunemente , lo peor de todo es que han sido puestos por el pueblo soberano ESTAN A VERLAS PASAR ……….. POBRE ESPAÑA

  2. ninja45 says

    No hay ningún tipo de verguenza o apuro en mostrar el cariz político
    de la mano judicial y así mostrar el poder brutal del Estado de
    Desecho para castigar al disidente. Interlocutorias plagadas de
    opiniones políticas que sonrojan a eminentes juristas como Martín
    Pallín, Joaquin Urias o Pérez Royo. La tesis de que los presos
    independentistas están siendo usados como rehenes políticos se ha ido
    confirmando con cada petición de la Fiscalía y cada interlocutoria
    del inefable juez Llarena. El Tribunal Supremo sigue haciendo
    política utilizando argumentos políticos y morales, invadendo las
    competencias del Parlament y las del cuerpo electoral. El resultado
    es que tenemos una «democracia» judicial. La gran operación de
    persecución política ha derivado en situaciones tan estridentes y
    surrealistas que incluso se ha llegado a plantear querellas por
    prevaricación contra el juez del Supremo. Y así hasta ahora, con
    Jordi Sanchez haciendo lo que querían los del Partido Podrido, sus
    Socioslistos y C’s. Fachas: renunciar a su carrera política. Lo que
    no ganaron en las urnas, lo están ganando en los juzgados. Todo esto
    tiene muy poco que ver con la Justicia, sino más bien con la
    Injusticia y con la clara voluntad de destruir el sentimiento
    colectivo de millones de catalanes. Es pura represión con toga
    incorporada. Som República !!*!!

Leave A Reply

Your email address will not be published.