Cerca de 60 colectivos exigen la suspensión de sanciones y bloqueos contra Venezuela, Cuba, Irán o Palestina

1

Un total de 58 colectivos y asociaciones sociales y políticas exigen la suspensión de sanciones y bloqueos contra países como Venezuela, Cuba, Irán y Palestina, entre otros, que están impidiendo que diversos organismos internacionales puedan surtir de alimentos y medicinas a la población de estos países. Para ello, han enviado cartas a la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, a la presidencia y vicepresidencia del Gobierno de España y a las respectivas embajadas.

Denuncian que en plena emergencia mundial, debida a la pandemia producida por el coronavirus, “de manera inhumana”, el Gobierno de Estados Unidos ha acentuado el cerco económico contra Venezuela, Cuba e Irán, e Israel contra Gaza, impidiendo el flujo de alimentos y medicinas a estos cuatros países y otros más, por temor a las amenazas y represalias de Estados Unidos. A esto se suma, a su juicio, "la imposibilidad del Gobierno de Venezuela de rescatar a ciudadanos venezolanos que se encuentran retenidos en otros países debido a la sanción impuesta contra la línea aérea venezolana CONVIASA". 

Los colectivos firmantes consideran "que es necesaria una acción urgente ante esta inhumanidad e incumplimiento de los más elementales derechos humanos"."Son los ciudadanos de esos pueblos los que sufren tan atroces consecuencias”, por lo que solicitan del Gobierno español y de la Organización de las Naciones Unidas, que remitan una petición al Gobierno de los Estados Unidos, de suspender dichos bloqueos y sanciones, de manera que se pueda atender a dichas poblaciones, en estos momentos de extrema necesidad, tal como se está atendiendo solidariamente en el resto del mundo.

Asimismo, reclaman que en esta realidad, donde los servicios sanitarios, los trabajadores que producen alimentos de primera necesidad y diversos países están mostrando una "admirable solidaridad", como son Cuba y China, y donde toda la población mundial está dando lo mejor de sí, se hace necesario e imprescindible que el Gobierno de Estados Unidos también actúe en consecuencia.

Y por último, estos colectivos advierten que "no suspender tan crueles sanciones y bloqueos, signficaría un peligroso hito a franquear, que podría suponer unas relaciones de consecuencias irreparables para el devenir de la humanidad". "Las generaciones futuras se merecen testimonios de solidaridad y de esperanza, en orden a construir un mundo más humano y justo”, añaden.

Entre los colectivos firmantes destacan la Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía (APDHA), LA ong SETEM, Asamblea de Cooperación por la Paz de Madrid, Comunidades cristianas populares de diferentes provincias, Comité Óscar Romero en varias provincias o el Sindicato Andaluz de los Trabajadores (SAT).

1 Comment
  1. Florentino says

    … Las razones de tales medidas ?. Una anemia galopante en derechos humanos, que un intruso depredador, hace y deshace al antojo de las armas y la irresponsabilidad. Que esté el Gobierno USA, buscando una nueva imposición en Venezuela, creando otra confusión, para intervenir en problemas ajenos, que no le competen. Injerencia, tras injerencia, violación, tras violación… ¡ Ningún Gobierno debe de apoyar, las medidas de crueldad en seres humanos !. El «sionismo» judío, el fiel guardián de los dineros americanos. Está haciendo su propio holocausto en Palestina, mata, reprime, aisla, roba las aguas de los acuíferos, divide al otro território… ¡ Con una brutalidad inhumana !.
    Igual, solo son los Gobiernos, pero la denuncia debe de entenderse al Estado en ambos casos.
    La otra cara de la moneda, son esos Estados señalados por la ideología, que encima nos ofrecen solidaridad a la pandemia, sin preguntar otra cosa que no sea lo estrictamente sanitario, humano y de sentido común, dentro de la solidaridad entre una pandemia desconocida.
    Puesto el altavoz internacional, Europa no puede mirar hacia otro lado… ¡ Puede ser mucho peor para aquellos crédulos que piensan que no les llegará nunca. Está ahí y viene para quedarse; la colaboración es un arma poderosa, que quienes la practican serán tenidos en cuenta, para las soluciones compartidas por pura visión humana de necesidad !.
    Una nueva Naciones Unidas, sin vetos y en igualdad de decisiones que competen la salud y las armas del fármaco, como bala solidaria… ¡ No la desaprovechemos !.

Leave A Reply

Your email address will not be published.