39º CONGRESO DEL PSOE / Sustituirán a Madina y José Carlos Díez, que renunciaron a hacerlo

Las exministras Narbona y Calvo trabajarán con Tezanos en la ponencia socialista

0
Pedro Sánchez y Carmen Calvo
La exministra Carmen Calvo ha apoyado a Sánchez durante toda la campaña de primarias. / Flick Pedro Sánchez

A 15 días de que empiece el 39º Congreso Federal del PSOE comienzan a conocerse los primeros detalles sobre su organización. Después de que el diputado Eduardo Madina y el economista José Carlos Díez renunciaran a defender la ponencia en la cita socialista, se van conociendo los nombres que les sustituirán en estos trabajos y en los debates. Al del sociólogo José Félix Tezanos se unen las exministras Cristina Narbona y Carmen Calvo.

Aunque los nombramientos definitivos aún no se han producido, fuentes socialistas confirman que ambas figuran en la lista del equipo de Sánchez en los debates de la propuesta y sus enmiendas ante los 1.035 delegados que acudirán al Congreso para votar este documento y la Ejecutiva que proponga Pedro Sánchez. Cristina Narbona, exministra de Medioambiente en el gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, ha acompañado al nuevo secretario general en toda la campaña a las primarias socialistas. De hecho, fue una de las redactoras, junto a Manuel Escudero, del documento 'Por una nueva socialdemocracia', que ha servido como guía al programa 'sanchista' y, posteriormente, a las enmiendas presentadas.

Publicidad

Carmen Calvo fue ministra de Cultura en el gobierno de Zapatero y también ha apoyado públicamente a Sánchez en numerosas ocasiones durante estos meses. Aunque todos esperaban que el economista Manuel Escudero fuera otro de los que liderasen los debates de las ponencias, lo cierto es que no será posible, ya que no es afiliado a través de una federación, sino de manera directa, una figura creada en el Congreso de 2012 y que Pedro Sánchez puso en marcha en el 2014. Por eso, desde el equipo de Pedro Sánchez barajan otros nombres para sustituirle, aunque sí asistirá al Congreso.

Hace unos meses, la Gestora encargó la redacción de la ponencia a Eduardo Madina y al economista José Carlos Díez, ambos del sector 'susanista'. Sin embargo, los dos han decidido colocarse en un segundo plano después de la aplastante victoria de Pedro Sánchez en la votación de las primarias y de que éste presentara hasta 84 enmiendas al texto que ellos habían elaborado. El economista explicó sus motivos para renunciar a defenderla en el Congreso: que se centre "exclusivamente en los errores" de 21 años de gobierno socialista, se mezcle "austeridad con neoliberalismo" o "eliminar la palabra centro y dirigirnos sólo a los votantes de izquierdas" son sus principales argumentos.

Un congreso para la militancia

Cuando estén presentes "la mitad más uno de las delegaciones y representada más de la mitad de la militancia" se dará por inaugurado el Congreso Federal el próximo 16 de junio, según relatan las bases de la convocatoria. Tras constituirse la Mesa, ocupada por cinco personas, que pasará a dirigir el Congreso, habrá tres bloques de debate de enmiendas: política, económica y organizativa, tal y como explican fuentes socialistas, que aseguran que se buscarán "acuerdos consensuados", pero que respeten los pilares básicos del programa de Sánchez, como las consultas a la militancia.

Los 'sanchistas' llegan con mayoría tras haber alcanzado listas negociadas y proporcionales en los llamados 'congresillos' del pasado fin de semana y de que el 50,26% de los militantes refrendara su proyecto en la votación de las primarias, frente al 39,90% que respaldó la candidatura de Díaz.

"Desde las federaciones nos han llamado diciéndonos que había muchos militantes que querían venir al Congreso y no queríamos dejarles fuera", afirma una fuente cercana a Sánchez. Por eso, la organización busca un segundo espacio cercano al Palacio Municipal de Congresos de Madrid, en el que hay una capacidad de 1.812 personas, donde celebrará el acto para que todos estos interesados puedan asistir. "No es un mitín, se seguirán los procedimientos de un congreso normal", señala dicha fuente. A los militantes, simpatizantes y delegados se unirán también los observadores y los invitados. Sánchez ha decidido llevar hasta sus últimas consecuencias el apodo de 'candidato de la militancia' en su nueva etapa como secretario general.

Leave A Reply

Your email address will not be published.