39º CONGRESO DEL PSOE / Los nombres más relevantes del nuevo secretario general

Sánchez conservará la imagen de equipo en la dirección que diseña

SARA MONTERO | Publicado: - Actualizado: 10/6/2017 12:20

Adriana Lastra, Pedro Sánchez y José Luis Ábalos llegando a la sede del PSOE en Ferraz. /PSOE

Una portavocía “coral”, ofertas a varios ‘susanistas’ y una Ejecutiva sin barones y formada por sus fieles. Así es la dirección que está diseñando Pedro Sánchez en su despacho de Ferraz y que aún no se ha cerrado. Hasta que los nombres de las quinielas se confirmen en el 39º Congreso Federal del PSOE nada es definitivo, por eso, desde el PSOE se muestran prudentes estos días con las informaciones.

Para evitar que se repitan situaciones del pasado, como el Comité Federal del 1 de octubre, donde se tumbó a Sánchez, el secretario general ha decidido poner en marcha una serie de mecanismos. El primero, presentar las enmiendas necesarias a la Ponencia del PSOE para que la militancia tenga la última palabra en el caso de que el Comité quiera revocar a un secretario general. El segundo, apartar a los barones, de los que no ha obtenido apoyo en las primarias, de la Ejecutiva y, el tercero, configurar una dirección de gente que haya permanecido fiel a su proyecto durante los últimos meses. Sánchez quiere un liderazgo “plural basado en el respeto intergeneracional y de cualidades”, afirma una fuente ‘sanchista’. Eso sí, manteniéndose leales a los pilares del programa de Sánchez.

El nuevo secretario general evitará individualismos e intentará conservar la imagen de equipo que tan bien le ha funcionado en primarias y que ha logrado la identificación con ese “nosotros” que hizo que el 50% de la militancia socialista confiara en él para liderar el PSOE. El nuevo eslogan que ha planteado para el 39º Congreso Federal sigue la misma línea, usando el plural, con “Somos la izquierda”.

En principio, la asturiana Adriana Lastra y el actual portavoz interino José Luis Ábalos iban a repartirse la portavocía en el Congreso de los Diputados y la Secretaría de Organización. Sin embargo, el buen hacer de este último y el papel que desempeñe en la defensa de la moción de censura en la Cámara Baja el próximo 13 de junio pueden variar la idea inicial de Sánchez.

En el Congreso de los Diputados, el líder socialista tiene también un número importante de gente comprometida con el proyecto que se espera que ocupen puestos relevantes en la nueva etapa, ya sea en el Congreso de los Diputados o en Ferraz. La diputada por Zaragoza, Susana Sumelzo, la independiente Margarita Robles, la palentina Luz Martínez Seijo o el vasco Odón Elorza son algunos de estos nombres a los que habría que sumar al navarro Santos Cerdán y al hombre que le plantó cara a Susana Díaz en Andalucía: Alfonso Rodríguez Gómez de Celis. Del PSC, también suena la alcaldesa de Santa Coloma de Gramenet, Núria Parlón, en las quinielas de la Ejecutiva.

El economista Manuel Escudero y el sociólogo José Félix Tezanos, que coordinaron su programa en las primarias, tendrán un papel especial en el Congreso Federal y, probablemente, también en la arquitectura socialista que dibuja Sánchez. El primero es el coordinador global del cónclave socialista, mientras que el segundo se encargará de conducir algunos de los debates de las enmiendas.

Además, Pedro Sánchez ha anunciado, tras reunirse este jueves con las organizaciones ecologistas Greenpeace, WWF, SEO BirdLife, Ecologistas en Acción y Amigos de la Tierra, que creará en su Ejecutiva un área de Transición Ecológica, una materia en la que es experta la exministra de Medioambiente Cristina Narbona.

Una portavocía “coral”

La portavocía es un asunto en el que, según parece, también quedan flecos por cerrar. Mientras el alcalde de Valladolid, Óscar Puente, anunció esta semana que Sánchez le había ofrecido ser el portavoz de la Ejecutiva, Ábalos afirmó a las pocas horas en una entrevista en Televisión Española que los nuevos inquilinos de Ferraz buscan un equipo “coral”, estructurado “de tal modo que podamos tener diversos portavoces”. Los ‘sanchistas’ son un grupo compacto, “un valor que no debe perderse” para el valenciano.

En este concepto de pluralidad también entra integrar a los que fueron sus rivales en las primarias, aunque el grueso de la Ejecutiva estará copado por sus fieles. El portavoz interino en el Congreso también ha confirmado que Sánchez tanteará a integrantes del equipo de Díaz, en el que “salvo que digan que no, no habrá una, habrá más” personas en los nuevos órganos. En el caso de Patxi López, con el que el nuevo líder socialista sí comparte algunas propuestas, se lo ha ofrecido directamente, tal y como adelantó la Ser, aunque todavía el vasco no le ha dado una respuesta firme. Sánchez querría aprovechar las dotes de negociador de López para asignarle un puesto para tratar con las administraciones locales.

Al nuevo secretario general aún le quedan muchas decisiones por tomar como, por ejemplo, quién será el presidente del partido, después de que referentes como Felipe González, José Luis Rodríguez Zapatero o Micaela Navarro (a quien Sánchez le dio este puesto en 2014) hayan apoyado abiertamente a Susana Díaz durante las primarias. Exministros como Cristina Narbona, Josep Borrel o Carmen Calvo podrían dar el perfil, pero en Ferraz, de momento, nadie quiere confirmar nada.

 

Artículos Relacionados

  • Un veí de Carcaixent

    El PSOE de Sánchez está diseñando una estrategia que recuerda, en parte, el ingenio del “viejo zorro” Largo Caballero. Busca la connivencia de facciones a nivel orgánico, al mismo tiempo que quiere hacer visible el distanciamiento interno, movilizando a las bases contra sus rivales más emblemáticos, pero a su vez más inmovilizados (Felipe González, Alfredo P. Rubalcaba, José L. Rodríguez Zapatero,…), rehuyendo el enfrentamiento con el grueso de sus detractores: los “susanistas”. Se trataría de promover el rechazo público de los antiguos dirigentes para que se visualice la existencia de un “nuevo” PSOE, un PSOE asociado al “cambio”. La ejecución de esta estrategia -se cree- conllevaría, ipso facto, redireccionar el malestar interno que va adueñándose de la militancia hacia otros derroteros, en lugar de hacerse hacia los teóricos nuevos dirigentes, con el fin de disuadirla en su percepción de una falta real de interés existente en la dirigencia por llevar a cabo el desalojo del PP de las instituciones.
    Sin embargo, esta estrategia, ingeniosa, podrá tener éxito o no según el grado de compromiso y concreción que alcance el sector “sanchista” con su militancia. Ábalos parece haber salido de su pachorra y dedicarse a conocer algo más de las relaciones sociales antagónicas en determinados ámbitos, pero va a tener difícil evitar que la protesta interna se acote en los límites previstos, sin que se desborden. El grado de concienciación de la militancia socialista cada vez deja menos margen a las manipulaciones de sus dirigentes. En cualquier caso, el proceso de confrontación interna va a cristalizar en sus inicios durante la segunda quincena de este mes y va a dejar consecuencias decisivas, por fin, para la posterior evolución de los acontecimientos políticos, no más allá del mes de octubre.

  • florentino del Amo Antolin

    La estrategia!.. Mágica palabra. Son bocetos sonda para crédulos: Sí, es Sí. No es No.. ¡¡ Toma ya!!. Ese es el socialista de: La nueva democracia.. Pero no participativa. Ojala, se sumase a la moción de censura, ya que no tiene lo que hay que tener políticamente. Cantar la Internacional a destiempo; es como quitarse la corbata porque lo hace otro político. Se la quitó asta Rivera.. No es momento de filosofías, postureos; tampoco del: ¡¡Venid.. Y vamos todos con rosas ha María!!. Quiero decir, que el tiempo en que está el País: Los partidos de izquierdas, transversales, democráticos; les espera trabajo de unidad para demoler lo que hicieron los ” bipartidistas ” en tantos años de entendimiento institucional y mediático. Amigo, Un veí de Carcaixent: No queremos más Caudillos, ni forofos del: No es no, ni sí es sí.. Y que gobierne el partido más corrupto de Europa, con la ayuda delos cantantes de la nueva Yenka: Izquierda, izquierda.. Derecha, derecha adelante.. Atrás. Un, dos.. Y C,S.. Espero que no teorices, y tengas más narices , para salir de esta larga pantomima.

- Publicidad -
icono cuartopoder  Lo más reciente
 
- Publicidad -
- Publicidad -

- Publicidad -
Volver Arriba

Send this to a friend