CATALUÑA / Los sindicatos mayoritarios consideran que el conflicto es político y no laboral

CCOO y UGT descartan una huelga general contra la acción del Gobierno en Cataluña

MARÍA F. SÁNCHEZ | Publicado:

Pancarta firmada por varios sindicatos alternativos en la que se reclamaba una huelga general, durante la manifestación de las Marchas de la Dignidad en 2015
Pancarta firmada por varios sindicatos alternativos en la que se reclamaba una huelga general, durante la manifestación de las Marchas de la Dignidad en 2015. / Efe

Ante la escalada de tensión en Cataluña, los sindicatos mayoritarios se niegan a convocar una huelga general. Los registros y detenciones de esta semana en varios departamentos y dependencias de la Generalitat se han encontrado con el rechazo de CCOO y UGT, quienes pidieron en un comunicado conjunto el cese de “la vulneración de derechos civiles” y la aplicación de “medidas de ámbito penal”. Ambas centrales sindicales han cerrado filas para condenar las medidas emprendidas contra el referéndum del 1-O por considerarlas antidemocráticas, pero han rechazado el llamamiento a la huelga general que han realizado la organización anarcosindicalista CGT  y la Intersindical Alternativa de Cataluña (IAC).

Tanto la IAC como la CGT registraron este jueves un preaviso de convocatoria de huelga general de una semana de duración –del 3 de octubre al 9 de octubre–, aunque aun deben sellar la iniciativa con la aprobación de sus afiliados. “Como trabajadoras y trabajadores nos afectan en primer lugar los recortes de derechos de libertades, de reunión. En los últimos días se ha tenido que trabajar en presencia de cuerpos policiales y eso modifica modifica las condiciones por la presión”, ha justificado el secretario general de CGT, Ermengol Gassiot.

La postura no se comparte en el seno de los sindicatos mayoritarios, quienes no vislumbran ningún tipo de huelga general en Cataluña que tenga que ver con el conflicto entre el Govern y el Ejecutivo de Mariano Rajoy. “No queremos llevar el problema al terreno laboral, como no queremos que se lleve al terreno judicial. Es un problema político que tiene que dirimirse en este ámbito y en el de la ciudadanía”, ha explicado la responsable de Organización de CCOO, Montse Ros. “Más bien estamos trabajando en que todo lo que pase el 1-O no sea un problema laboral”, ha apuntado. El Govern accedió a las peticiones de los sindicatos para que las órdenes de altos cargos fueran por escrito y así se eximiera de responsabilidad jurídica a los funcionarios.

De cualquier manera, es un hecho que algunos gremios se posicionan en contra de las últimas medidas judiciales y el depliegue policial que se han sucedido en los últimos días en Cataluña. Los estibadores de Bacelona, agrupados en la Organización de Estibadores Portuarios de Barcelona (OEPB) acordaron no dar servicio a los dos grandes navíos que la Policía Nacional tiene atracados en el puerto de Barcelona por tratarse de “barcos de la represión”. La llegada de ambas embarcaciones se había notificado solo unos minutos antes de su aparición en la costa catalana y las autoridades portuarias tuvieron que aceptar el atraque autorizado por el Ministerio de Interior. Los cerca de 5.000 policías ya se organizan con otros proveedores.

Tanto CCOO y UGT en Cataluña, que se inclinan por “el derecho a decidir” de los catalanes, sí que pidieron a la sociedad catalana que reaccionaran de “manera unitaria” desde “la amplia base” con la que se sustentó el Pacte pel Referèndum contra “la violación de derechos como el de manifestación, reunión información y secreto de las comunicaciones”. También exigieron que “cesaran de inmediato” las detenciones y actuaciones policiales en las instituciones catalanas.

Los sindicatos mayoritarios explican que están trabajando en “una respuesta más amplia” junto a otras organizaciones de la sociedad catalana con el objetivo de plantarse ante últimos acontecimientos que han socavado los derechos civiles de los catalanes. “Estamos preocupados porque la desproporción en el uso del poder del Estado español es muy grande. Es el abuso de la Judicatura, de la Fiscalía, de los jueces amigos… No renunciamos a tener posición, hemos trabajado históricamente por el autogobierno de Cataluña”, ha indicado Ros.

Una posición neutral ante la diversidad de opiniones

El peso del aparato jurídico y policial contra cargos públicos, periodistas, medios de comunicación, imprentas, ciudadanos con el objetivo de impedir el 1-O ha sido el único episodio del debate por la consulta que ha logrado poner del mismo lado al conjunto de los afiliados de los sindicatos mayoritarios. De hecho, tanto CCOO como UGT reconocen que las posturas que albergan en su seno sobre el referéndum son tan diversas como la sociedad catalana. La última encuesta interna de Comisiones publicada el pasado mes de abril reveló que el 40% de la organización catalana se declaró independentista.

Ante la falta de consenso, no llamarán a las urnas para el 1-O, pero tampoco recomendarán a sus afiliados como deben comportarse cuando llegue la fecha. “Siempre hemos defendido que la ciudadanía era la que tenía que decidir sobre su futuro, que esta decisión se tenía que celebrar en las urnas. Nos hubiera gustado un referéndum acordado y entendemos que no ha habido un interés por el Gobierno PP de negociar condiciones. Vamos a estar en una posición central. Todo el mundo es libre para decidir si va a votar o no”, ha indicado la secretaria de Comunicación de UGT en Cataluña, Laura Pelay.

Un paso más allá a ido el líder de CCOO, Unai Sordo, que este viernes se ha mostrado favorable a “paralizar lo que está vinculado a la celebración del 1-O”. El sindicato apuesta por la creación de una ponencia constitucional para abordar los problemas territoriales de España como solución al problema catalán. En la misma línea, el secretario general de UGT, Pepe Álvarez, abogaba por que “antes o después del 1-O se abra un proceso de negociación que concluya con un acuerdo que lo solvente definitivamente este conflicto político”.

  • paco frutosgras

    La verdad es que viendo y oyendo lo que hacen los jerifaltes de pacotilla de los sindicatos catalanes, en especial CCOO y UGT, siento vergüenza de haber sido uno de los impulsores y constructores de CCOO en los tiempos difíciles. Nunca pensé que caerían en manos de filo corruptos y vividores de esta especie.

- Publicidad -
icono cuartopoder  Lo más reciente
 
- Publicidad -
- Publicidad -

- Publicidad -
Volver Arriba

Send this to a friend