Chema Dávila: “Hubiera sido interesante entrar en el Gobierno con Carmena”

  • Charlamos con el concejal y aspirante a las primarias socialistas para el Ayuntamiento de Madrid.

El concejal Chema Dávila (Madrid, 1972) ha llevado, bajo las siglas del PSOE, la portavocía de una de las áreas de las que más se ha hablado durante esta legislatura en la ciudad de Madrid: Medioambiente. Hace apenas unos días anunció su precandidatura a las primarias socialistas para el Ayuntamiento de Madrid, una decisión meditada que tuvo que hacer pública después de que Pepu Hernández y Manuel de la Rocha tomaran posiciones de salida en la carrera interna.

Es más joven que el resto de aspirantes (la candidatura de Marlís González se anunció unas horas después), pero cree que una de sus ventajas es, paradógicamente, su experiencia en lo local: “Es muy importante tener una vocación de permanecer en la política. Llevo años trabajando en la política madrileña y seguiré trabajando después, independientemente de los resultados”.

Publicidad

Charlamos con el concejal sobre el proyecto que perfila, el proceso de primarias o la entrada de Vox en el juego político.

— ¿Por qué decidió dar el paso?

“A Madrid se le acaba el tiempo”

Fue una decisión muy meditada. A nivel personal le estuve dando muchas vueltas para ver cómo lo hacía y si tenía las ganas, el proyecto y la ilusión. Las tenía. Luego hablé con muchas personas porque esto tiene que ser un proyecto colectivo, no puede ser un proyecto individual. En este caso, había una comunión de gente diversa que planteábamos que podíamos hacer un proyecto para resolver los grandes problemas que tiene Madrid, para tomarnos Madrid en serio. A Madrid se le acaba el tiempo. Hay muchos problemas importantes que hay que atender en la ciudad y necesitamos respuestas inmediatas. Pensábamos hacerlo más tarde, adaptándonos al calendario oficial, pero una vez salieron el resto de precandidatos dimos el paso.

— ¿Qué tiene usted que no tengan los otros tres precandidatos?

Conocimiento de la ciudad. Llevo cuatro años trabajando como concejal, conozco la institución y sé perfectamente cómo funciona. Soy secretario general de la agrupación Centro y tengo contacto con vecinos, colectivos sociales o asociaciones vecinales. Ese conocimiento me ha permitido tener un mapa de la situación y tener encima de la mesa soluciones que iremos explicando según avance el proceso.

— Hemos visto ya quien acompaña a Pepu Hernández, ¿qué equipo tiene usted?

Nuestro planteamiento inicial es que no queremos diferenciar entre personas solo porque haya unas más conocidas por tener responsabilidades orgánicas, como un secretario general o de organización, o porque tener cargos institucionales, como una concejala o una diputada. Queremos hablar primero de ideas. Me parecería muy injusto nombrar a una persona por ser conocida y al militante de base, que está ayundando, no. Da igual si los afiliados tienen cargo o no. Es un militante, un voto. Vamos a votar todos y todas y creo que es importante. Vamos a hablar primero de un proyecto de ideas y luego hablaremos del equipo. Habrá tanto militantes de base como cargos orgánicos e institucionales.

“Tiene que haber las mismas opciones para todos los precandidatos”

— ¿Da miedo enfrentarse a un candidato oficialista, apoyado por el presidente del Gobierno?

No, al final la militancia de Madrid ha demostrado clarísimamente y en varias ocasiones, que elige a la persona que considera mejor preparada. Nosotros tenemos ideas, proyecto e ilusión y no tenemos miedo.

— El otro día José Manuel Franco aseguró que acudirá a las presentaciones de los candidatos que le inviten, ¿usted va a invitarle a él y a Pedro Sánchez?

Publicidad

Nosotros vamos a invitar a toda la militancia madrileña a que venga a nuestro acto. Evidentemente, ellos son una parte de la misma.

— Estos días hemos oído hablar mucho del respeto a la neutralidad en las primarias, ¿usted cree que se está respetando en el proceso previo?

Nosotros nos tomamos Madrid en serio. Creemos que tiene que haber las mismas opciones para todos los precandidatos, los mismos medios, las mismas personas… Nos jugamos muchísimo en esta ciudad. Tenemos el peligro de que lleguen las tres derechas, como en Andalucía. Hay un peligro de retroceso social  y de valores en la ciudad de Madrid. Esto no es ninguna broma. Para ello, tenemos que hacer un proceso modélico. Nosotros vamos a pedir igualdad de oportunidades. 

— ¿Quién no se toma Madrid en serio?

Ha habido determinados momentos en los que no hemos dado la imagen de estar preocupados por los problemas de los madrileños, sino por problemas nuestros. Creo que los partidos políticos tenemos que poner como prioridad a las personas, al medioambiente y a la economía, a un modelo de ciudad. Tenemos que abrir las puertas de los partidos para integrar a gente de fuera y plantear soluciones a la ciudad de Madrid.

— Usted ha dicho que es un buen conocedor de los problemas de Madrid, ¿cuáles le parecen más urgentes para resolver en la próxima legislatura?

Los primeros son los problemas de las personas, tenemos que hacer una ciudad para las personas. Hay gente que lo sigue pasando muy mal. No todo el mundo ha pasado la crisis económica igual. Hay gente que se ha quedado en el camino. Hay ciudadanos a los que les desahucian porque no pueden pagar su alquiler, ancianas que se tienen que irse de sus casas y no tienen ninguna solución habitacional. Hay personas que están trabajando, pero no tienen un salario para llegar a final de mes. Ese compromiso de que alguien que trabaja tiene una vida digna se ha roto.

También tenemos problemas graves a nivel medioambiental con la contaminación. No podemos salir a la calle con nuestros hijos y mayores y estar preocupados por la contaminación. Es un problema de salud pública. También hay un problema de sostenibilidad. Tenemos que adaptarnos al cambio climático. Por último, tenemos que plantearnos una economía justa, solidaria y que permita la igualdad de oportunidades

— ¿Qué valoración hace del trabajo del grupo socialista en el Ayuntamiento durante la legislatura?

Muy responsable. Hemos puesto soluciones sobre la mesa. Pensábamos que lo teníamos que hacer. Nadie entendería que estuviéramos aquí sin cumplir esa responsabilidad. Hemos negociado presupuestos, equipamientos para los vecinos, soluciones, poniendo énfasis en lo medioambiental y en los servicios sociales. Otra cosa es que el equipo de Gobierno no haya sabido gestionarlo bien y realizar todos los proyectos que tenía pactados con nosotros. En ese sentido, pensamos que hay una parte de la legislatura que se ha perdido. Por eso mismo, tenemos que liderar el futuro.

¿Fue un error no entrar en el Gobierno con Carmena?

Creo que sí. Hubiera sido más positivo entrar en el gobierno de Carmena. Los partidos políticos estamos para cambiar la sociedad, no solo para negociar. Teniendo ideas y un proyecto, creo que hubiera sido más interesante entrar en el Gobierno.

— Entonces, si gana las primarias, se entenderá con Carmena en un futuro gobierno en los pactos poselectorales…

“En algunos debates Ciudadanos está más a la derecha que el PP”

Si ganamos las primarias, lo que tenemos que hacer es pactar con fuerzas progresistas. Hay tres que sabemos que no lo son: PP, Ciudadanos y Vox. En algunos debates Ciudadanos está más a la derecha que el PP, con lo cual, el marco de actuación se queda en las fuerzas progresistas, aunque no sabemos cuántas más van a ir a un proceso electoral, una de ellas será Más Madrid. Hay un ámbito natural de colaboración para pactar un gobierno de progreso.

 

— Con este objetivo, ¿les preocupa lo que está pasando en otros partidos de la izquierda?

A mí no me gusta valorar los procesos internos del resto de partidos. Yo los respeto. Sea cual sea la decisión que tomen yo estoy seguro que lo importante es ir a las elecciones y que haya una mayoría de progreso.

— ¿Cuál es su valoración sobre el trabajo de Manuela Carmena y su equipo?

Creo que ha habido un parón en el expolio público de la administración. Contratos, la venta de viviendas públicas a fondos buitre… Había un desmantelamiento de lo público que sí se ha parado, pero no se ha avanzado en la ciudad como se debería. Cuatro años han dado para muy poquito. Me quedo con la ilusión de un cambio muy importante que no se ha llegado a realizar.

También me gustaría hablar de Madrid Central. Usted ha trabajado mucho en este proyecto,¿qué opina sobre su diseño y ejecución?

Madrid Central era un proyecto que nosotros teníamos en el programa del PSOE. Yo lo llevé al Ayuntamiento de Madrid y se aprobó con los votos del PSOE y Ahora Madrid. Esto lo llevamos en 2016 y se ha retrasado demasiado. Una parte la polémica que rodea Madrid Central es por la cercanía por el proceso electoral. Hay que tomar medidas valientes para luchar contra la contaminación. La queja que tengo es por el retraso del proyecto. Esto ha contribuido a crear mucho más ruido que si lo hubiéramos puesto en marcha en 2017.

— ¿Usted cree que la amenaza de la entrada de Vox en Madrid puede movilizar al electorado progresista?

“Tenemos que intentar detener la ola conservadora en Madrid”

Tenemos que movilizar al electorado progresista y al no progresista. Tenemos que explicar qué significa Vox realmente, plantear que es un partido xenófobo, que va contra los valores de la igualdad de las mujeres y que plantea un retroceso social muy importante.Tenemos que intentar detener la ola conservadora en la ciudad. Me preocupa, y mucho, que no seamos capaces de explicar este mensaje y que se vuelva a repetir el caso de Andalucía porque no tengo ninguna duda de que si suman, van a repetir.

— Hablando de partidos. En la izquierda tenemos, por el momento, una plataforma electoral construida entorno a Manuela Carmena, mientras para las primarias del PSOE tenemos cuatro candidatos muy distintos. Usted viene del ámbito municipal, De la Rocha es un histórico del partido y Pepu es un independiente que viene de fuera de la política, ¿qué papel tienen hoy los partidos?¿Estamos ante un declive?

Creo que el PSOE está justo al otro lado. Somos el único partido que va a elegir a la persona que encabece el proyecto por primarias, con militantes, en una urna y con voto secreto. Hay varias personas que hemos decidido dar el paso. Vamos a debatir y a votar. El resto de partidos no van a hacer eso. El PP lo ha resuelto con un dedazo, Ciudadanos va a hacer unas primarias de mentirijilla porque la candidata será Villacís y lo de Manuela Carmena es una decisión unipersonal de crear una plataforma porque se presenta ella. La gran diferencia del PSOE es esa. Estamos mucho más reforzados como partido. Es más honesto con el momento político que vive la sociedad: se presenta quien quiere, se vota y una vez que se elige el candidato, vamos todos detrás de él.