De la Rocha quiere usar su experiencia y ADN socialista para parar a la derecha en Madrid

  • Se ha presentado como alternativa a una derecha "destructora de lo público" y a una "plataforma de activistas" como Ahora Madrid.
  • “Atrevámonos a votar por nosotros mismos, no estemos mirando a quién nos dicen que hay que votar“, le ha dicho a los militantes socialistas.

«Atrevámonos a votar por nosotros mismos, atrevámonos a elegir a aquel candidato/a que nos parezca el mejor, no estemos mirando a quién nos dicen que hay que votar«. Pidiendo prestado su célebre sapere aude (atrévete de pensar) de Immanuel Kant, Manuel de la Rocha terminaba la presentación de su precandidatura a las primarias del PSOE para la alcaldía de Madrid este martes. Lo hacía delante del  también filósofo Ángel Gabilondo, hoy candidato a la Comunidad de Madrid, y de otros rostros socialistas que quisieron acompañarle, como el histórico José Bono, la diputada Ángeles Álvarez o la portavoz del grupo en el Ayuntamiento, Purificación Causapié.

El día en el que se abría la ronda de avales, De la Rocha lanzaba este sapere aude a los militantes, que tendrán que elegir entre cuatro aspirates: él mismo, el precandidato señalado por Ferraz, Pepu Hernández, el concejal Chema Dávila o la psicóloga Marlis González. Entre los centenares de asistentes también estaba Cándido Méndez, ex secretario general de UGT, la abogada Paquita Sauquillo y José Manuel Franco, secretario general del PSOE-M, que le reconoció como «un gran socialista» con «capacidad de trabajo». El que no acudió fue el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, pero eso no le impidió a De la Rocha pedir «cierre de filas» y movilización para que las elecciones generales del 28 de abril se mantenga en Moncloa

Durante su discurso, el abogado laboralista se ha presentado como «la persona más capacitada» para ser la alternativa de una derecha «destructora de lo público», en la que engloba PP y Ciudadanos, y  una «plataforma de activistas» como la que ha liderado Madrid en los últimos años con Manuela Carmena al frente: «Madrid ha sido gobernada a golpe de impulsos», explicaba De la Rocha sobre la gestión de Ahora Madrid. Y es que su mejor baza es su amplia experiencia en gestión, que abarca desde su periodo como alcalde de Fuenlabrada hasta su etapa de diputado.

Publicidad

Su segundo as en la manga para estas primarias es que su propia trayectoria supone una reivindicación del trabajo de la militancia, que le dedica «horas, días, meses y años» al partido. De hecho, ha aclarado que no le gustan las «plataformas personalistas» y ha ensalzado como un instrumento útil a los partidos que «enlazan con el pasado, con la memoria, con lo que otros han hecho» más allá de los liderazgos individuales.

La fidelidad a las siglas ha sido uno de los reconocimientos más mencionados. De hecho, Cándido Méndez ha recordado que «hay gente que ha perdido la libertad e incluso la vida» por tener el carnet del PSOE.

Aunque el peso del pasado se ha dejado sentir en todo el evento, el abogado ha hablado también de futuro y esbozar ante los asistentes su proyecto de ciudad: un Madrid pluricéntrico, feminista, que trabaje para disminuir las desigualdades entre el norte y el sur, con políticas que regulen el alquiler y que impidan que el centro se «convierta en un parque temático». También aprovechó para aclarar que la Operación Chamartín le parece «discutible».

Para decorar la sala del Círculo, su equipo eligió la austeridad e implantó grandes carteles con las siglas y el logo clásicos del PSOE. Cada interviniente que subía al escenario iba colocando una flor roja en un jarrón hasta juntar, al final del acto, 13 rosas.