ENTREVISTA

Jéssica Albiach: “Si Felipe VI no sabía qué ocurría en su casa, me cuestiono si puede ser rey”

  • Candidata a presidenta de la Generalitat por En Comú Podem, Jéssica Albiach

0

El próximo 14 de febrero del 2021 están convocadas elecciones al Parlament de Catalunya. La pandemia hace que la fecha sea una incerteza, si sigue empeorando la situación de la covid-19, podrían suspenderse las votaciones. Aún así, los partidos arrancan sus maquinarias electorales. En disputa, quién gobernará Catalunya la próxima legislatura, y hacia ahí se dirigen todos los debates: se ha convertido en un clásico que las distintas opciones de pactos postelectorales se conviertan en el tema fundamental de las campañas.

Jéssica Albiach (València, 1979) es candidata a presidenta de la Generalitat por En Comú Podem. Los comunes afrontan la campaña luciendo músculo de su labor de gobierno tanto en el Consejo de Ministros como en el Ayuntamiento de Barcelona. Y es que su objetivo es claro, formar parte del próximo Govern en la Generalitat, virarlo hacia la izquierda. Su cabeza de lista ha sido presidenta del grupo en el Parlament durante los dos últimos años y ha demostrado capacidad de negociación con otras fuerzas políticas, como en el caso de los presupuestos. ERC, JxCat y En Comú Podem llegaban a un acuerdo presupuestario la pasada primavera y Catalunya volvía así a tener presupuestos nuevos tres años después. La candidata, Albiach, explica a cuartopoder cómo afronta estos comicios.

-Se dice que para hacer una buena campaña hay que saber responder a la pregunta de qué va la campaña. ¿De qué van estas elecciones en Catalunya?

-Estas elecciones en Catalunya van de cambio, de si queremos seguir hacia la decadencia o si queremos levantar cabeza y dar una salida en clave progresista a las crisis que tenemos encima. También van de si conseguimos un cambio de Govern. El propio president Torra reconocía que no se ha avanzado ni un milímetro en esta legislatura ni en el terreno nacional ni en el social.

"Da un poco igual si es Pere Aragonès presidente y Laura Borràs vicepresidenta o si Aragonès termina siendo vicepresidente de Borràs"

Con la pandemia y la crisis que veníamos arrastrando desde el crack del 2008, en Catalunya no se ha estado gestionando al servicio de las mayorías. Estas elecciones van de si seguimos con un Gobierno que ha estado poniendo sus energías en sus discusiones internas y en la lucha por le hegemonía del espacio independentista o si conseguimos realmente un cambio que dé respuesta en clave progresista a las crisis y crea en la mesa del diálogo. Tenemos todavía por el resolver el conflicto entre Catalunya y España. Hemos visto cómo JxCat no apuesta por el diálogo. Nos costó mover al PSOE para que reconociese que este no era un problema de convivencia entre catalanes, sino que era un conflicto en clave territorial y nacional, y ahora vemos cómo JxCat sigue insistiendo en resolver esto por la vía de la confrontación, que no ha dado ningún fruto.

Aquí es importante señalar que da un poco igual si es Pere Aragonès presidente y Laura Borràs vicepresidenta o si Aragonès termina siendo vicepresidente de Borràs. Lo que está claro es que son dos fuerzas políticas que no se entienden y que además tienen propuestas distintas. ERC está ejerciendo un papel de izquierdas en el Congreso, mientras en Catalunya sigue secuestrada por JxCat, un espacio que no solo quiere seguir viviendo de la confrontación, sino que lleva en sus listas a Joan Canadell, alguien que dice que la mitad de Catalunya son colonos y que España es muerte y paro. Vemos a ERC empeñada en seguir pactando con JxCat, una fórmula que no ha funcionado. Por otro lado, vemos al PSC que parece que está cómodo en la oposición y que dice que no va a pactar con nadie, pero los tiempos de mayorías absolutas se han terminado. Por ello, en la medida en que nosotros tengamos más votos y estemos más fuertes será más factible el cambio que deseamos.

-Parece que esta campaña se va a hablar, sobre todo, de pactos postelectorales. ¿Con quién pactaría En Comú Podem para gobernar si dieran los números?

"Nuestro objetivo es que no gobierne JxCat"

-No pactaremos con la derecha españolista, jamás con el PP o Ciudadanos, de sentido común que tampoco lo haríamos con Vox, si entrara. Esto es de cajón y sentido común. Por otro lado, nuestro objetivo es que no gobierne JxCat en Catalunya. A partir de aquí, habrá que ver cuáles son los números y los discursos después de las elecciones. A veces tengo la sensación de que el discurso en precampaña y campaña no se corresponde con la realidad. Sobre todo, el discurso del PSC, que va a por los votos que está perdiendo Ciudadanos, y el de ERC, que tiene bastante frontera de voto con JxCat y no quiere perderlos. Escucharemos a estas fuerzas al pasar las elecciones.

-Estas elecciones estarán marcadas por la pandemia y la crisis económica y social derivada de la misma. ¿Qué aporta su programa electoral para las personas que peor están pasando esta crisis?

"Necesitamos dignificar las condiciones laborales de sanitarias, también un retorno de batas blancas"

-Venimos insistiendo de manera recurrente, y el Govern se cierra en banda, en un pacto nacional por la salud. Ya teníamos un sistema de salud perjudicado por los recortes, que produjeron una fuga de batas blancas a otros países y territorios, en Aragón los sanitarios por hacer el mismo trabajo cobran 700 euros más, en Francia, el doble, en Reino Unido, el triple. Mediante el pacto necesitamos dignificar las condiciones laborales de sanitarias, pero también un retorno de batas blancas donde blindemos la primaria. Tres de cada cinco euros recortados en salud fueron de la primaria. Habría que aumentar la inversión, también en medicina preventiva.

Además, estamos viendo también el desastre de esta pandemia en colectivos concretos. Por ejemplo, en las residencias. Tenemos un modelo por el cual se ha mercantilizado la atención a abuelos y abuelas. Esto no puede ser un negocio que llene los bolsillos de algunos, hay que quitar las zarpas de aquellos que quieren hacer negocio con la vida y el bienestar de nuestra gente mayor. No solo hay que pensar en un modelo residencial, sino en un modelo de pequeños pisos donde haya una atención personalizada a las necesidades de cada persona. Queremos una vida digna para la gente joven y también para la gente mayor.

Hay que reforzar la renta garantizada de ciudadanía. Hemos de diversificar el modelo productivo, hemos visto cómo hemos sido muy vulnerables a esta pandemia, estábamos centrados sobre todo en dos sectores, el turismo y la construcción. Esta diversificación tiene que pasar necesariamente por una transición ecológica, no como una amenaza, sino como oportunidad para generar puestos de trabajo de calidad.

Además, tenemos que tomar otras medidas, cuando una multinacional requiere de inversión pública, no pueden irse cuando les plazca, si tenemos financiación pública en las empresas, necesitamos poder estar sentados en los sillones donde se toman las decisiones. Como Gobierno hay que pensar cuáles son los sectores estratégicos que no se han desarrollado, como la ciencia, la innovación, la tecnología, la ciencia, la transición energética... En ese sentido van nuestras medidas: asegurar el bienestar de la ciudadanía a través del blindaje y transformación de los servicios públicos, mejorando las rentas de los colectivos que más sufren y creando empleos de calidad.

-Hablemos de la cuestión nacional. La pasada legislatura defendían un Pacto de Claridad, un acuerdo catalán que se dirigiera a la elaboración de una ley estatal que permitiera a los catalanes decidir. ¿Seguirán apostando por esta vía?

-El referéndum tiene que ser la última estación, pero somos conscientes de la correlación de fuerzas. Por tanto, lo que no podemos hacer es no hacer nada hasta que llegue el referéndum. En este sentido, apostamos por la mesa de diálogo, por un acuerdo entre las partes que sea votado por catalanes y catalanas, refuerzo del autogobierno, reforma del sistema de financiación y blindaje del catalán.

-Habla de la correlación de fuerzas de cara al referéndum. Estando en el Gobierno del Estado Unidas Podemos y si En Comú Podem llegara a gobernar con ERC, ¿qué situación se podría dar más favorable que esta para un referéndum?

"Promovemos una disposición adicional en la Constitución que reconozca a Catalunya como nación"

-Sabemos que hay muchos partidos socialistas. Lo que tenemos que hacer es seguir empujando para que el sector socialista que cree en la plurinacionalidad no solo se la crea, también la practique. Entendiendo, además, que es un problema que se viene arrastrando desde hace mucho tiempo, que no solo afecta a Catalunya, sino que afecta también a otros territorios del Estado. También se les podría aplicar a estos territorios que sean considerados como nación.

Por ello, lo que consideramos y promovemos es una disposición adicional en la Constitución que reconozca a Catalunya como nación. En este sentido, hemos de pensar cuáles son las competencias que quieren ser compartidas, cedidas y cuáles queremos tener desde Catalunya.

-Una reclamación de las fuerzas independentistas que llegará al Congreso próximamente es una ley de amnistía. ¿Qué le parece esta propuesta?

"La amnistía nos parece bien"

-Tenemos un objetivo claro, la libertad de los dirigentes independentistas. Teniendo claro esto, hay que buscar cuál es la fórmula más rápida para que esto suceda, porque ya van tres años de injusticia. Por tanto, entendemos que esto es una urgencia en clave humanitaria, también a nivel jurídico, hay catedráticos que reconocen que no hubo delito de sedición. Estamos empujando para que se resuelvan lo antes posible los indultos, esperamos el informe del Tribunal Supremo. Por otra parte, Jaume Asens está trabajando, como presidente del Grupo Confederal en el Congreso, para la reforma del delito de sedición, la reforma del Código Penal. Esto no solo serviría para los dirigentes independentistas, también sería bueno para garantizar el derecho a la manifestación. Además, pondría nuestro Código Penal al nivel de otros países europeos.

Por último, está la vía de la amnistía. La amnistía nos parece bien. Cualquier vía que vaya encaminada a la libertad de los líderes independentistas nos parece bien, pero vemos que el PSOE no votará a favor de esta ley de amnistía. Nos parece bien la amnistía, pero las tres vías que he comentado son complementarias. Vayamos avanzando en aquellas en las que creemos que podemos tener éxito y el objetivo de la libertad sea inmediato. Obviamente, hay que seguir empujando al PSOE.

-En todo caso, si a En Comú Podem le parece bien la amnistía, entiendo que votarán a favor en el Congreso cuando presenten la proposición de ley los partidos independentistas.

-Esta discusión todavía no ha tenido lugar. Ellos no registrarán la proposición de ley hasta marzo. Entiendo que se votará a favor. Como esta ley todavía no se ha registrado y desconozco cuál es el texto de la ley, no quiero adelantar acontecimientos y una discusión que pertenece al ámbito del Congreso. Ya digo, nosotros la amnistía la compartimos, otra cosa es que tendremos que ver el texto antes de elegir nuestro sentido de voto.

-Ha hablado de cómo Asens está trabajando para modificar el delito de sedición. Aprovecho para preguntarle sobre qué opina de la actual situación del poder judicial. 

"Se están convirtiendo en el gobierno de los jueces"

-No me gustaría meter a todos los jueces y juezas en el mismo saco, por ejemplo, desde los juzgados de instrucción y primera instancia se hace un gran trabajo. Sí creemos que la cúpula del poder judicial, por las propias dinámicas que han tenido, incluso por la gente que ha podido tener acceso a esos cargos, es altamente conservadora y bastión a través del cual la derecha y la extrema derecha intenta gobernar e influir en las decisiones políticas. Por eso, cuando hablan del Estado irreformable, yo siempre hablo de que el Estado son distintos poderes. Una cosa es el Gobierno progresista, otro poder es el CGPJ.

Es una salvajada lo que está intentando hacer el PP de bloquear la renovación de los cargos que hace dos años que están caducados. Se quedan en sus sillones porque es una forma de influir políticamente. Por eso, hemos registrado una proposición de ley para que, como mínimo, mientras se renuevan los cargos, no puedan seguir nombrando altos cargos. Tiene un sesgo altamente conservador y reaccionario. Se están convirtiendo en el gobierno de los jueces, de las togas, como un contrapoder al Ejecutivo.

-Antes me hablaba de blindar el catalán. Esta semana hemos conocido una decisión del TSJC que obliga a que el 25% de la enseñanza sea en castellano. 

-Esta decisión es altamente errónea. La inmersión lingüística ha sido un modelo de éxito en Catalunya. El Govern de la Generalitat presentará un recurso frente a la instancia judicial superior para ir en contra de esta decisión. No hemos podido analizar bien la sentencia, pero tenemos que ver si al haber caído la LOMCE y tener ahora la LOMLOE está decisión estuviera obsoleta ya.

-La semana pasada se producía el trágico incendio de Badalona. Se demostró cómo muchas personas viven en situaciones de hacinamiento y en condiciones indignas, en Europa, en el 2020. ¿Qué proponen para que esto no siga siendo así?

"Es responsabilidad de la Generalitat el disponer de un parque público de vivienda social"

-Hay que ser responsables y humildes. Hay que pensar cómo cooperar desde las distintas administraciones, no quiero hacer un discurso partidista. Por un lado, hay unas trabas enormes para empadronar a las personas migrantes. Lo primero que habría que hacer es agilizar los empadronamientos, es la manera que tienen de acceder a servicios sociales. Por otro lado, es responsabilidad de la Generalitat el disponer de un parque público de vivienda social, no puede ser que personas vivan en esas condiciones que no cumplen el mínimo de los derechos humanos. Por otro lado, habría que reformar la ley de extranjería, es profundamente injusta, eso hay que hacerlo desde el Gobierno central.

Aquí no caben discursos partidistas. Lo peor que nos puede pasar es escuchar discursos como el de Albiol, hablando como si fuera un problema de orden público. Evidentemente no es un problema de orden público, estamos hablando de personas que vienen huyendo de la miseria, el hambre, la guerra... Muchas personas son migrantes a causa del cambio climático, por problemas como la sequía. En esto tienen mucha responsabilidad países como el nuestro.

-Para terminar, está muy candente el debate sobre la monarquía. ¿Será tema en esta campaña electoral en Catalunya, donde hay una gran mayoría republicana?

"Inviolabilidad no es impunidad"

-Hemos visto cómo Tezanos insiste en que no es un problema ni un debate, por lo que no quiere preguntar. Creo que hay que agradeceros a los medios de comunicación que hace unos meses sacasteis la encuesta sobre la monarquía y república. Así, pudimos ver cómo hay una mayoría en el Estado que es republicana. En Catalunya, vimos cómo este porcentaje era aún mayor.

Me hace gracia cuando hay gente que dice que hay que separar la persona de la institución. Esto sería lógico en cualquier otra institución, en esta la cuestión es hereditaria, estamos hablando de consanguinidad en pleno siglo XXI, es la cosa más absurda que nos podemos encontrar. En función de si eres de la familia de los Borbones eres jefe del Estado sin que nadie te vote. Es un anacronismo, además es una institución que está manchada por la corrupción, no solo la figura de Juan Carlos I como se quiere insistir. Cuando Juan Carlos I estaba supuestamente haciendo una serie de cosas, Felipe VI ya tenía cuarenta años. Si Felipe VI no sabía lo que ocurría en su casa, me cuestiono si puede ser rey de un país.

No solamente eso, la ciudadanía tiene derecho a votar cuál es su jefe de Estado. Creo, además, que se está dando un abuso de la figura de la inviolabilidad. Inviolabilidad no es impunidad. En este sentido, necesitamos una ley de transparencia donde se rindan cuentas, se sepan cuáles son sus ingresos y sus gastos. Evidentemente, no puede haber tarjetas black para que las use ni Juan Carlos I o sus nietos, como parece que ha sido.

CUARTOPODER ACTIVA SU CAJA DE RESISTENCIA
Tras los acontecimientos de los últimos meses, cuartopoder ha decidido activar una caja de resistencia periodística donde cada uno aportará lo que pueda, desde 3€ hasta 200€. Hasta ahora nos financiábamos solo por publicidad, pero hemos decidido dar un paso hacia delante e ir a un modelo mixto donde el lector también pueda hacer aportaciones. Sin embargo, apostamos por mantener en abierto todos los contenidos porque creemos en la información como derecho de toda la ciudadanía. Puedes colaborar pinchando aquí.

 

Leave A Reply

Your email address will not be published.