Julio Rodríguez: “Hay que indignarse, pero también edificar para cambiar el país”

El ex JEMAD Julio Rodríguez antes después de la entrevista con cuartopoder.es
El ex JEMAD Julio Rodríguez antes de la entrevista con cuartopoder.es. / M.F.S.

Fue el fichaje inesperado de Podemos y ahora es la apuesta del ‘oficialismo’ de la formación morada para liderar el partido en la capital. El ex jefe del Estado Mayor de la Defensa Julio Rodríguez (Ourense, 1948) tiene perfil de Estado y experiencia al frente de las instituciones, características que compartidas con Manuela Carmena, cree el sector cercano a Pablo Iglesias. El militar, un veterano en una organización política donde abundan los más jóvenes, es su apuesta para conseguir que la alcaldesa finalmente decida optar a revalidar mandato. Es también el candidato del ‘errejonismo’, tras un pacto in extremis en un lugar donde otrora surgió el conflicto entre ambas corrientes, pero compite con Isabel Serra en estas primarias madrileñas que se sellarán el 15 de diciembre. Nos recibe con una sonrisa en un bar de Lavapiés (Madrid).

— ¿Qué le lleva a alguien que ha sido jefe del Estado Mayor de la Defensa a concurrir a unas primarias de Podemos para liderar el partido en la capital?

— Para mí la decisión más importante fue implicarme en el proyecto y eso es hacer política, política de Estado. Fueron ganas de cambiar el país. La decisión no fue participar en unas elecciones, sino participar en un proyecto concreto. Siempre me ha gustado la política, aunque yo siempre fuera apartidista como militar. Creo que Podemos ha recuperado la política para los ciudadanos. Una vez tomada esa decisión ahí, como muchos otros ciudadanos anónimos que trabajan para el partido, he querido trabajar donde parece que pueda aportar algo de valor añadido. Me daba igual que fuera como diputado, pegando carteles o como secretario general de Podemos Madrid. ¿Por qué secretario general de Podemos Madrid, en caso de que salga elegido? Porque el grito unánime de Vistalegre II de “unidad” tuvo impacto en los cargos orgánico. Quizás una primera respuesta orgánica sea esta, una candidatura de “unidad” de Madrid porque es la capital de España y se pueden extrapolar muchas de las políticas al resto del país. Es muy importante que haya un Podemos fuerte en Madrid. Si yo puedo aportar algo a esa “unidad” pues ahí estoy, como un soldado (risas).

— El proceso de negociación ha sido arduo y finalmente no habrá lista de consenso. Anticapitalistas ha decidido presentar su propia lista. ¿Por qué no ha sido posible el acuerdo? 

“Buscamos que la forma de gestionar Madrid se extrapole a las comunidades autónomas y al Estado”

— El acuerdo mayoritario se ha logrado y, por parte de Anticapitalistas, creo que se apartaron en seguida, que no hubo prácticamente negociaciones. Es una opción muy legítima y muy válida, estamos en unas elecciones primarias. Tenemos todos el mismo objetivo, venimos del 15M, no hay tantas divergencias entre familias. Quizás hay distintas formas de organizar el proyecto o puede que haya agendas personales, no lo sé. Lo que buscamos nosotros es una candidatura unitaria para que dé fortaleza a Podemos a Ahora Madrid,  que la forma de gestionar Madrid se extrapole a las comunidades y al Estado. Es la idea que queremos transmitir.

— Personalmente, ¿qué le parece esta decisión de Anticapitalistas? Ha críticas bastante duras por parte de miembros de su candidatura en contra de Anticapitalistas, como las del concejal José Manuel Calvo.

— Yo personalmente respeto esa decisión, no la comparto. Venimos todos de la indignación. El objetivo de estar indignados también es edificar para cambiar este país y muchas veces, si no eres eficaz, habría que olvidar la indignación: son dos trabajos, cabrearse y dejarse de cabrear. En este sentido, yo no comparto muchas opciones dentro del debate o la discusión porque unidad no es uniformidad. El debate o la discusión hay que apoyarla, pero no hay que volver a manifestarse de manera diferente en votaciones por aquello de mantener esa especie de pureza. Todos consideramos que tenemos un objetivo claro, otra cosa son los caminos para llegar a ese objetivo.

— Isabel Serra le ha retado a mantener un debate cara a cara, ya sea en una sede de Podemos o en algún medio de comunicación para debatir sus propuestas. ¿Lo acepta?

“He querido huir
de los debates personalistas que
han causado bastante daño en nuestra organización”

— Estamos en unas elecciones primarias a un Consejo Ciudadano Municipal. Somos mucha gente y he querido huir de los debates personalistas que han causado bastante daño en nuestra organización, que no se planteara como un debate entre dos candidatos, sino un debate en el que participan todos los miembros de la candidatura, participan los círculos, y eso es lo que estamos haciendo. Por supuesto, no rehuyo del debate porque está en el ADN de nuestra formación. A mí no me gusta mucho significarme aunque mediáticamente pueda parecer lo contrario. Quiero huir de las agendas personales y que se vea que esta es una candidatura en el que participan todos y eso se está haciendo. Estamos participando en debates en círculos, debates sectoriales del programa de proyecto, el organizativo etc.

— Hasta el último momento el ‘errejonismo’ barajó la idea de concurrir a las primarias con su propia lista con otro candidato o candidata distinto a usted. Finalmente aceptaron una lista de consenso bajo su liderazgo. ¿Le han manifestado su apoyo?

— Nosotros ya no hablamos de ‘pablistas’, creo que ya ‘pablistas’ somos todos, pero en este sentido creo que el grito de unidad que salió de Vistalegre II lo tienen asumido todas las partes. No hubo discusión. Otra cosa es el debate. Parece que como se publicitó a última hora hubo dificultades, pero desde el principio estaba claro que iba a haber candidatura de unidad. Es como cuando se está negociando algo en El Rastro, hay un vendedor y hay un comprador, y el vendedor sabe que lo va a vender y el comprador sabe que lo va a comprar. Lo digo en el sentido de que no había dudas sobre la unidad. Cuando se me propuso como candidato, había un acuerdo de que fuera yo, por así decirlo, el que liderara la lista. El problema que he tenido al elaborar la lista ha sido dejar fuera a personas muy válidas porque partíamos de un consejo de 24 a un consejo de 18 porque y ahora hay 9 personas que son elegidas por los círculos. He tenido que quitar a gente, poner a gente de mi confianza, con experiencia en el Consejo Ciudadano Municipal anterior y con experiencia en la gestión municipal como Calvo, Paco Pérez, Esther Gómez. Es una lista muy unitaria, muy consolidada y muy potente y se ha tenido que quedar fuera gente muy valiosa.

— ¿Cuál es la propuesta que defiende para Podemos Madrid y por qué es importante que los inscritos le elijan a usted y a su propuesta?

— Nosotros nos concentramos en que queremos garantizar cuatro años más de Carmena. Si la gente habla de Ayuntamientos del Cambio es que algo ha cambiado, pero esa política hay que consolidarla porque en cuatro años no se pueden revertir todas las políticas del PP. Quedan muchas cosas por hacer y eso pasa por la continuidad de Manuela Carmena, por la continuidad de sus políticas, que se haga la política más participativa, mirando a la ciudadanía, cuidando al ciudadano, más inclusiva, consultando. Son necesarios los presupuestos participativos, aunque luego critiquen que ha participado poca gente, pero es importante que la gente se vaya acostumbrando, se sienta consciente de que la política hay que hacerla o, si no, te la hacen. También hay que amenazar con que si nosotros no ganamos viene lo anterior, porque todavía hay contratos, los contratos integrales, que terminan en la siguiente legislatura. El PP ató muchas cosas, hemos luchado contra la corrupción, hemos corregido, pero todavía quedan muchas cosas por hacer.

— ¿Opina que si ganara Anticapitalistas estaría en peligro la continuidad de Carmena?

— En estas cosas me remito a los hechos. Algunas veces ha habido acuerdo y luego (Anticapitalistas) ha votado de otra manera. En última votación del Taller de Artillería votaron diferente sabiendo que saldría adelante la opción porque estaba también apoyada por el PSOE. Trataron de manifestarse como si eso fuera una desviación del programa (de Ahora Madrid). Creo que hay que discutir la gestión, pero cuando se decide una opción hay que apoyarla. Desde mi punto de vista son rupturas testimoniales, parece que atienden más a agendas personales que a agendas políticas. Si tú lo haces de una manera testimonial parece que no has puesto en riesgo el proyecto, pero que conste que estás con la pureza.

Julio Rodríguez.
Julio Rodríguez./ M.F.S.

— ¿Cómo debe reconfigurarse Ahora Madrid? En su opinión, ¿deben participar los mismos actores y tener la misma fuerza?

— Creo que hay que fijar bien el objetivo y el programa. Eso lo va a debatir la Asamblea Ciudadana Estatal. Todo el mundo puede apuntarse, pero que no sea al revés: hacer un conglomerado y luego fijar el programa. Hay que llevar unas ideas claras. Hace falta un Podemos fuerte porque un Podemos fuerte hará un Ahora Madrid más fuerte. Y hará un Gobierno más cómodo. No estoy hablando de uniformidad, pero estoy hablando de unidad respecto al programa. Eso va a ir paso a paso: se elige una Secretaría General, se elabora un programa, se eligen las personas idóneas para ese programa y un equipo debe tener distintos componentes en función de su idoneidad para ejercer ese trabajo. Y a partir de ahí que se sume a ese proyecto.

— Pero, ¿Ahora Madrid volvería a tener unas primarias similares a las anteriores?

“Manuela Carmena seguro que querrá elegir a las personas expertas en su equipo. Indignados y eficientes”

— Sí, con una propuesta de lista y una candidatura, pero yo prefiero, antes que el reparto de cuotas, la construcción de un proyecto y personas idóneas para ese proyecto. Manuela Carmena seguro que querrá elegir a personas expertas en economía, en urbanismo, querrá tener un equipo equilibrado, una parte política, pero también una parte con más experiencia en feminismo, en memoria histórica, en participación ciudadana… Así es como lo haría. Un equipo indignado y eficiente.

— Se ha hablado de usted como posible sustituto de Carmena si esta decide no repetir o si, en caso de que fuera elegida, decidiera no continuar a mitad de legislatura. ¿Cómo se vería en ese lugar?

— No me veo porque siempre digo que me gusta ir paso a paso. Eso no significa que no tenga perspectiva de futuro y personal, pero yo no contemplo otra posibilidad distinta a que Manuela Carmena se presente como alcaldesa. Creo que es la mejor alcaldesa. Ella también puede tener, como nos ha pasado a los que hemos desempeñado alguna responsabilidad, la sensación de que con tres o cuatro  años más completarías una labor. Si Manuela Carmena decide continuar, medirá sus fuerzas para una legislatura completa. No creo que esté pensando en estar un año o dos años y dejarlo. Creo que hay mucha gente que quiere insinuarlo. Cuando alguien se lanza a hacer una carrera no se entrena para 5km para correr 10, se entrena para correr los 10km. Pensando en Carmena, en su idea de servicio público, de meterse en política cuando tenía todo hecho en su vida, su carrera terminada, no contemplo esa opción. Otra cosa es que no tenga derecho a hacerlo, es una decisión que puede tomar en cualquier momento. Con eso no se desvirtúa lo que he dicho antes.

— ¿Cómo observa el conflicto con Cristóbal Montoro? ¿Cree que se podría haber gestionado de otra manera desde el Ayuntamiento?

— Es el planteamiento de alguien a quien parece que molesta un Ayuntamiento que funciona bien, de una manera eficaz y alejando a la corrupción, porque no aplica la misma medida a otros Ayuntamientos. Parece una medida política. La respuesta es la que se ha dado: tienen que dar una respuesta de condenar esa medida, recurrirla jurídicamente como se ha hecho y también implementarla porque no se puede ir a la contra. También hacer los cambios que se han hecho de partidas para que hagan el menor daño posible a la ciudadanía. ¿Qué ha hecho Carmena? Pues ha pasado el dinero de algunas partidas que estaban sobredimensionadas a otras, con algunos proyectos plurianuales ha pasado la anualidad a este año siguiente… Se retrasa, pero no se cancela el proyecto. Son estrategias de ingeniería financiera, en el buen sentido.

— Uno de los puntos en desacuerdo con Anticapitalistas es que ellos no contemplan la entrada al PSOE en gobiernos, ¿qué opción defiende usted? ¿Podemos debe valorar gobernar con los socialistas? 

“A mí me gustaría pactar con el PSOE de Pedro Sánchez de las primarias, pero no con el anterior ni el posterior”

— Para llegar a un acuerdo de legislatura con otro partido puede haber múltiples acuerdos. No tiene por qué ser entrar al Gobierno (con el PSOE), puede haber un acuerdo global, puede haber acuerdos puntuales. Primero hay que ver los resultados de las elecciones, hacer el balance y, después, negociar en función de un programa y de unos objetivos en los que habrá algunos puntos comunes y otros que no. El resultado final del acuerdo puede ser de todas las variaciones. Después, a mí me gustaría pactar con el PSOE de Pedro Sánchez de las primarias, pero a lo mejor no con el primero, que quería pactar con Ciudadanos, ni con el tercero. Lo digo en el sentido de que hay que pactar con programa y acuerdos.

— Respecto al proyecto de Carmena de la Operación Chamartín, que cuenta con el rechazo de Anticapitalistas, ¿qué opina?

— Yo me centraría en la globalidad de la política de urbanismo del Ayuntamiento de Madrid, en la que está incluida la Operación Chamartín, el proyecto de la Plaza de España, la peatonalización de la Gran Vía… Hay una política de urbanismo de gobernar de cara al ciudadano, una política participativa desde el punto de vista presupuestario y de iniciativas. En el caso de Madrid Nuevo Norte, Carmena ha desbloqueado que un barrio no pudiera desarrollarse, ha mejorado el proyecto con participación de las asociaciones de vecinos. Todo eso ha impedido que se haya desbloqueado una situación que estaba bloqueada desde hace años e impedía el desarrollo. Me parece positivo.

— ¿Qué le parece Íñigo Errejón como candidato a la Comunidad de Madrid?

— Es un tándem excelente Íñigo-Carmena. Él lo ha reconocido así. Me parece un candidato muy válido, estoy seguro de que hemos conseguido una amplia mayoría, pero tiene que pasar las primarias de los inscritos e inscritas. Estoy seguro de que va a ganar la mayoría. Yo le voy a votar.

— ¿Qué medidas cree que hay que tomar ante los insultos y amenazas a Carmena en un chat de policías?

— Me parece una actitud impresentable. Refleja una actitud que hay que cortar. Estas conversaciones forman parte de unas redes privadas y, si la ley no las cubre, habrá que cambiar la legislación, porque vienen de quienes tienen permitido el uso legítimo de las armas. Es una minoría que no es mayoría en la Policía, y pone en riesgo el peligro de la institución. Por la vía jurídica los jueces tiene que aplicar la ley, y eso llevas sus plazos, pero, como hay que cortarlo de inmediato, hay que hacerlo por la vía disciplinaria o administrativa, que es lo que ha hecho el Ayuntamiento. Esto hay que desligarlo de cualquier manera que no manche la institución y vale para la Policía municipal, las Fuerzas Armadas, el cuerpo de Bomberos, aunque mucho más para los dos primeros, que son los dos cuerpos en los que hemos depositado el uso legítimo de las armas.

Publicidad