Podemos y Madrid En Pie: ‘El encuentrillo de Lavapiés’

  • Madrid En Pie y Podemos negocian en busca de una confluencia para las autonómicas
  • La formación morada acepta la invitación a última hora y no hace declaraciones a medios

El 12 de junio de 2015, en una rueda de prensa conjunta, el espacio Ecooo, en la calle Escuadra de Lavapiés, el entonces portavoz socialista en el Ayuntamiento de Madrid, Antonio Carmona, y Manuela Carmena escenificaban un pacto por el cual la gobernabilidad de la capital pasaba a Ahora Madrid tras lustros de gobiernos de la derecha. Este espacio, que acoge distintas actividades culturales y encuentros políticos, así como la sede de esta empresa sin ánimo de lucro que aboga por un nuevo modelo energético, limpio, sostenible, se ha convertido en uno de los escenarios preferidos de la izquierda madrileña para desarrollar sus actividades y encuentros con la prensa.

Hoy, 3 de abril de 2019, a poco más de 50 días para que se celebren las elecciones municipales y autonómicas, la izquierda se presentaría en cuatro candidaturas distintas a la Comunidad de Madrid. Por un lado el PSOE de Ángel Gabilondo; por otro, Más Madrid, con Íñigo Errejón; Podemos, encabezado por Isa Serra y, por último, Madrid En Pie, con IU y Anticapitalistas. Las derechas y ultraderechas, con tres candidaturas (PP, Ciudadanos y Vox) pierden la batalla en número de papeletas... Pero no en las encuestas, los sondeos advierten: el tripartito de Colón ganaría las elecciones y el bolsonarista Vox sería determinante para ello.

Hoy, 3 de abril de 2019, a poco más de 50 días para que se celebren esas elecciones, Podemos y Madrid En Pie celebran una reunión para intentar solucionar el desaguisado y llegar a un acuerdo de confluencia en el espacio Ecooo, precisamente, en el corazón de Lavapiés. Una reunión que, hasta última hora, no se sabía si se iba a producir. Madrid En Pie lanzaba la semana pasada la invitación a los de Serra, quienes hasta última hora no han confirmado la asistencia.

Publicidad

La semana pasada, Madrid En Pie anunciaba su proceso interno de primarias, que ya está en marcha. Abierto el plazo de inscripción de las candidaturas, a partir de mañana jueves comienzan las votaciones, hasta el domingo. Ese mismo día, llegaba el primer gesto de la confluencia de IU Madrid y Anticapitalistas: cambiaban el modelo de primarias prometido hasta el momento, listas abiertas y proporcionales, a listas cerradas, para facilitar la participación de Podemos en el sentido de que las primarias no alterarían el orden interno de la lista morada ratificado por primarias. El otro punto de fricción es el programático. Desde Podemos, aseguran que no hay diferencia programática. Las bases de IU Madrid, previamente, mediante un referéndum, votaban en contra de la propuesta de confluencia acordada por las direcciones estatales de Podemos e IU.

El escenario está abierto, aunque todo hace prever que el acuerdo es posible. Tres horizontes a la vista. El primero, que Podemos acceda a participar en las primarias de Madrid En Pie. El segundo, que tras las primarias de Madrid En Pie, se llegue a un acuerdo de coalición entre IU y Anticapitalistas, por un lado, y Podemos por otro. El tercero, cuatro candidaturas de izquierdas en las autonómicas madrileñas.

Fuentes de los primeros aseguran a cuartopoder.es que la coalición sería viable, pero que Madrid En Pie conservaría su funcionamiento propio como espacio más allá del grupo parlamentario. Uno de los principales motivos de esta entente IU-Anticapitalistas es el escenario posterior a las elecciones, mantener la autonomía política propia para cultivar un movimiento político que trascienda la actividad institucional y se centre en el conflicto social.

A la reunión, han asistido, por parte de Podemos, los actuales diputados en la Asamblea de Madrid, Jacinto Morano y Beatriz Gimeno, ambos candidatos en la lista de Serra, así como Paloma García Villa, también candidata. Por parte de Madrid En Pie: los coportavoces de IU Madrid, Mauricio Valiente y Sol Sánchez, que también es candidata a la Presidencia de la Comunidad de IU; el responsable de Relaciones Políticas de IU Madrid y secretario general del PCM, Álvaro Aguilera, Lorena Cabrerizo, candidata de Anticapitalistas en las primarias internas y Manolo Garí, también de Anticapitalistas.

Antes de la reunión, se encontraba entre los presentes Enrique Santiago, secretario general del PCE. Santiago se destaca por su posición favorable al acuerdo con Podemos. Su presencia, aunque ha abandonado el espacio Ecooo antes de que comenzara la reunión, demuestra hasta qué punto la confluencia en Madrid es vital para el PCE, para IU a nivel federal y para el proyecto de Unidas Podemos que concurre conjuntamente en las generales del 28 de abril.

Sol Sánchez ha hecho declaraciones a los medios al inicio de la reunión: "Estamos aquí para proponer y para escuchar". La propuesta: que los de Podemos se integren en las primarias, pero, si esto no fuera así finalmente, no cerrar la puerta al acuerdo posterior. "Creo que son dos procesos paralelos", ha declarado Sánchez, en relación con las primarias de Madrid En Pie y con las negociaciones con Podemos.

La comitiva de Podemos no ha hecho declaraciones a los medios. Han permanecido apartados de las cámaras mientras la otra parte respondía a las preguntas de los periodistas. Tras esto, se han sentado en una parte de la mesa. Rostros serios, de pocos amigos, que contrastaban con las sonrisas contenidas de la otra delegación. No han desvelado nada antes de la reunión. Este fin de semana, en una entrevista en El País, Serra marcaba distancias con la confluencia. A la pregunta de si ofrecería un nuevo acuerdo para facilitar la confluencia con Madrid En Pie, respondía: "Estaría dispuesta a que aceptaran la propuesta que les hemos planteado".

En 1874, se estrenaba en el Teatro de la Zarzuela El barberillo de Lavapiés. Con libreto de Luis Mariano de Larra y música del maestro Francisco Asenjo Barbieri, la zarzuela entremezclaba las intrigas palaciegas y las conspiraciones del Conde de Floridablanca para arrebatarle el poder a Grimaldi, con los cuadros de costumbres del Madrid más castizo de la época representado por los personajes antihéroes, como el propio barbero Lamparilla. Madrid: villa y corte. Las calles y las instituciones, que decía la nueva política. Y así nos entretenemos, con regusto a sainete, mientras el calendario electoral no da tregua, ya se acerca a la vuelta de la esquina. Madrid, Madrid, Madrid...