La guerra del vídeo estalla en las redes sociales: todos contra YouTube

YouTube ha lanzado esta semana YouTube Go, la app que permite ver vídeos sin estar conectado a Internet. / Foto: Freepik

A la mayor plataforma de vídeos en Internet, YouTube, que esta semana cumplió 13 años y que en un principio era un servicio de citas online, pero sólo dos meses después de su lanzamiento ya se convirtió en un espacio para albergar vídeos en Internet, le han salido importantes rivales. Las principales redes sociales, Facebook y Twitter entre ellas, le han declarado la guerra al fijar los contenidos en vídeo como piedra angular de su estrategia para los próximos años.

Publicidad

Anuncio

Estas plataformas, que ya han revolucionado el sector audiovisual al tratar de hacerse con los derechos de retransmisión del fútbol y otras retransmisiones deportivas y culturales, quieren también convertirse ahora en almacenes y productoras de vídeo. El motivo principal es que estos contenidos son los que generan más interacciones -más “me gusta”, más comentarios, más retuits…- con lo que aumentan considerablemente el tiempo de permanencia de los usuarios en las plataformas. Esta es una de las métricas que los anunciantes tienen en cuenta a la hora de contratar publicidad en las redes sociales para sus productos y servicios, por lo que la ecuación es clara: a más contenidos en vídeo, más ingresos publicitarios.

Así lo han visto las grandes compañías de Internet, que se han lanzado a la producción de estos contenidos para atraer y retener a los usuarios. Twitter ha sido la última en mover ficha en este sentido. Esta misma semana aprovechaba el tiroteo ocurrido en un instituto de Florida (Estados Unidos) para lanzar un informativo con noticias de alcance en directo.

ticketea

El nuevo formato estará accesible a través de la pestaña “live vídeos” de la plataforma y permite que, cuando ocurra una noticia de interés, los usuarios puedan ver la emisión de las noticias en directo en un timeline específico junto a los tuits más destacados sobre el tema.

Para realizar este informativo, que en un principio sólo funcionará en Estados Unidos pero que podría ser replicado en otros mercados en los próximos meses, Twitter ha firmado acuerdos con pequeñas emisoras de televisión locales que proveerán de la señal a la plataforma cuando ocurra una noticia importante en su zona. Este modelo de colaboración es el que tradicionalmente han desarrollado muchos medios de comunicación con pequeñas estaciones o productoras en distintas localidades, que actuaban a modo de corresponsalías.

Que Twitter de este paso demuestra su intención de convertirse en un medio de información, tal y como ha reconocido Keyvon Beykpour, jefe del área de Vídeos de Twitter y fundador de Periscope, compañía de streaming de vídeo en directo que adquirió la red social en 2015. Según el directivo, “Twitter debe ser el lugar al que acudan los usuarios a la hora de informarse de un hecho relevante”. La firma quiere, sin lugar a dudas, acabar con el concepto tradicional de informativo de televisión y también convertirse en una alternativa en tiempo real a YouTube.

Facebook tampoco se queda atrás en la guerra por los contenidos en vídeo. La red social de Mark Zuckerberg ha firmado acuerdo con varios estudios y productoras de televisión para crear sus propios contenidos televisivos. En principio, son microespacios de 10 minutos que pueden verse a través de Facebook Watch, la plataforma que ya funciona en Estados Unidos y que se asemeja a servicios como Netflix o HBO.

Por otra parte, Facebook “premia” a los usuarios que suben contenidos en vídeo directamente a sus perfiles en la red social en lugar de hacerlo a YouTube y después compartir el enlace. El algoritmo de Facebook, responsable de ordenar las publicaciones que ve cada usuario cuando entra a la plataforma, otorga una mejor posición a los contenidos que se publican y se cargan directamente en la red social.

Además, los vídeos que se suben a Facebook tardan menos en reproducirse -y lo hacen de manera automática, aunque sin sonido- en el timeline de los usuarios. Esto permite que tengan más visualizaciones que aquellos que se publicaron en YouTube y se compartieron en el perfil copiando su URL. Por eso, algunos vídeos tan populares como el del robot creado por Boston Dynamics y que se convirtió en viral esta semana, están alojados tanto en YouTube como en Facebook, para lograr un mayor alcance a través de las dos vías.

Con todos los vídeos subidos directamente a la red social, Facebook ha creado una plataforma muy similar a YouTube en la que se pueden buscar contenidos audiovisuales por temas o etiquetas. Ante movimientos como este, a la compañía propiedad de Google no le queda más remedio que innovar para mantener su posición de liderazgo.

En este sentido, YouTube ha lanzado recientemente YouTube Go, una aplicación independiente que permite descargar vídeos en la memoria caché del teléfono móvil o la tableta y reproducirlos posteriormente sin conexión a Internet. Esta funcionalidad imita a la que ya ponen a disposición de los usuarios otros servicios de contenidos online como Spotify.

 

Publicidad