El regreso de Pablo Iglesias: los retos de Podemos

  • El secretario general de Podemos vuelve a la primera línea política tras semanas dedicado a cuestiones familiares
  • En una entrevista televisiva, esta noche marcará las líneas políticas de esta formación en este curso político

2

El timeline de la cuenta de Twitter del líder de Podemos, Pablo Iglesias, recoge, como última intervención, la del día 2 de julio. Aquel día, participaba en un acto conjunto con Jean-Luc Mélenchon, el líder de la France Insoumise, la fuerza izquierdista y del cambio francesa próxima a Podemos.

Fue un acto en el que ambos dirigentes mostraron su buena sintonía, apostando por generar alianzas europeas que hagan frente, por un lado, al neoliberalismo que ha implementado las políticas de austeridad desde la crisis económica. Por otro lado, plantearon la necesidad de construir una alternativa que combata al auge de la xenofobia y autoritarismo que pregonan buena parte de la extrema derecha, a quien las encuestas le da muy buenos resultados en las próximas elecciones europeas de 2019.

Desde aquel día, Iglesias ha estado apartado de la primera línea política. El nacimiento prematuro de sus hijos hizo que tanto él como su compañera, Irene Montero, priorizaran las cuestiones familiares. Iglesias vuelve hoy a la actividad política, algo que no ha dejado del todo. El líder ha estado pendiente tanto de la vida política española como de la interna de su partido. Muestra de ello es que fue una conversación entre el propio Iglesias y el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, el pasado 24 de agosto, el punto de partida para desbloquear las negociaciones sobre el techo de gasto para salvar la legislatura.

Publicidad

El secretario general de Podemos tendrá hoy una agenda frenética. Por la mañana, presidirá la reunión de la Ejecutiva de Podemos en la sede de la calle Princesa. Por la noche, será entrevistado por el periodista Pedro Piqueras en Telecinco. Interesante entrevista en la que el líder de Podemos marcará, previsiblemente, las líneas maestras que seguirá la formación morada y confluencias en el curso político que se inicia.

Los retos a los que se enfrenta son inmensos, el panorama político ha cambiado durante su ausencia. La caída del Gobierno del PP en la moción de censura que elevó a Sánchez hasta la Presidencia del Gobierno tuvo, en gran medida, como responsable al propio Iglesias y sus maniobras parlamentarias que llevaron al PNV a votar a favor de la moción. Ahora, el PSOE necesita a Unidos Podemos, como se está viendo en los equipos de trabajo económicos conjuntos que se vienen reuniendo para conseguir sacar adelante unos acuerdos que se fragüen en unos presupuestos que mantengan viva la legislatura.

El PSOE quiere, y necesita, a Unidos Podemos como socio preferente. Unidos Podemos, que en un principio era proclive a entrar a formar parte del Gobierno de Sánchez, juega con esto para sacar adelante medidas izquierdistas y dar un giro a las políticas de Rajoy de los últimos años. Sin embargo, el PSOE está aplicando una política de cal y una de arena.

Consciente de la llegada a la cúspide del PP de Pablo Casado y sus flirteos con la extrema derecha europea en el lenguaje y en materias como inmigración o el nacionalismo centralista en la cuestión catalana y de la carrera que se ha destapado con Ciudadanos por ocupar el espacio político de la derecha, el PSOE quiere ocupar el centro político. No por ello puede dejar de mirar a la izquierda, los socialistas saben de que este año, probablemente, se celebrarán elecciones andaluzas y el que viene municipales, autonómicas y europeas. El PSOE quiere ganarse el centro político y ganar votos también por la izquierda.

Esto hará que Unidos Podemos cabalgue entre el azote a un gobierno que, hasta el momento se ha mostrado ambiguo en muchos temas y se ha destacado por los bandazos que ha ido dando, y el mostrarse como socio de Sánchez y partido con responsabilidad de Estado que pueda garantizar que la legislatura siga adelante. Las palabras de hoy de Iglesias en televisión serán estudiadas por analistas políticos y periodistas, pero también por sus filas internas. En Podemos, el debate sobre si hay que ser más duro con el PSOE o ser el bastón de la estabilidad gubernamental está abierto.

Y es que a meses de autonómicas y municipales, las negociaciones sobre el techo de gasto y presupuestarias son miradas con lupa por los dirigentes autonómicos de las fuerzas del cambio, que no quieren parecer como culpables de que no se llegue a un acuerdo y no se pueda aumentar el gasto social. Más presión, todavía, recibirán los negociadores del grupo confederal de los ayuntamientos del cambio. Flexibilidad en el techo de gasto es una necesidad imperiosa para los municipios, los ayuntamientos del cambio son los principales valedores de que las fuerzas de izquierdas pueden obtener victorias electorales y gobernar, y necesitan desarrollar políticas sociales estos meses previos a los comicios municipales.

También se mirará con lupa su respuesta al tema migratorio. Un debate que se ha ido calentando durante los últimos meses. Desde que Sánchez admitiera el desembarco del Aquarius, este ha modulado su política migratoria, endureciéndola, al dictado de Merkel y Alemania. Las devoluciones en caliente se mantienen, también las concertinas y los CIE, mientras el PP y Ciudadanos han endurecido el tono sobremanera para evitar una fuga de votos a Vox.

Otro debate constante durante las últimas semanas ha sido el de la exhumación de los restos del dictador Francisco Franco del Valle de los Caídos. El PSOE también ha modificado su posición inicial, de querer resignificar Cuelgamuros a apostar por que se convierta en un cementerio civil, algo que no satisface a familiares y víctimas del franquismo. A examen, pues, la dureza con la que Iglesias se refiera a este bandazo del Gobierno. En sus últimas intervenciones, destacó por ser contundente en la relación entre monarquía y corrupción, exaltar los valores republicanos y mostrarse a favor de retirar las medallas al torturador Billy el Niño. Memoria democrática y republicanismo es un tema en el que Unidos Podemos puede diferenciarse claramente del PSOE.

La monarquía también ha estado en el punto de mira de buena parte de la ciudadanía, sobre todo en Catalunya, en los últimos meses. El protagonista del homenaje a las víctimas de los atentados de Barcelona y Cambrils fue Felipe VI. Como decíamos, el discurso de Podemos se había endurecido con esta institución en los últimos tiempos. En Zarzuela estarán pendientes de la línea que marca Iglesias en este sentido desde los micrófonos de la cadena privada esta noche.

Sin embargo, el tema más complicado de este curso político que se vislumbra es, de nuevo, el catalán. La capacidad de Iglesias de ser interlocutor ante el independentismo quedó demostrada también en la moción de censura y en la conversación que este mantuvo con el propio Carles Puigdemont, así como en ser el primer dirigente estatal en visitar a Joaquim Torra en el palacio de la Generalitat. Desde Podemos se gestó la reunión de Zaragoza el año pasado, antes del 1-O, que buscaba establecer puntos de encuentro y diálogo entre el independentismo y otras fuerzas políticas antes de los momentos más calientes del pasado otoño.

Esta noche, con seguridad, Piqueras le preguntará sobre el conflicto de los lazos amarillos y sobre cuál debe ser la posición del Gobierno ante el desafío independentista. Torra habla mañana y definirá las líneas políticas del Govern para este curso político. Desde Moncloa, ya han avisado de que la vuelta a la ilegalidad podría conllevar la repetición de la aplicación del artículo 155 sobre el autogobierno catalán. PP y Ciudadanos ya lo están pidiendo, elevando el tono, como en todo. Iglesias nunca ha sido partidario de esta medida y siempre ha sido favorable al derecho a decidir. Si Torra regresara a la senda del “referéndum o referéndum”, ¿qué papel jugará Unidos Podemos?

Si el último acto de Iglesias fue con Mélenchon, pronto tendrá que regresar el líder del partido morado a la política europea. Este año hay elecciones europeas y está en juego que la extrema derecha se convierta en segunda fuerza política y encabece la oposición en el Europarlamento. Para ello, Podemos ha iniciado una serie de alianzas con la France Insoumise y Bloco de Esquerdas de Portugal que se extenderá a otras fuerzas de otros países. Este año, además de todo, la política se jugará, en gran medida, en el terreno de juego europeo.

La proximidad de elecciones conllevará a procesos internos en Podemos y a aterrizar los pactos de confluencia con IU y otras fuerzas políticas. La interna de Podemos siempre es un terremoto. El último tuvo que ver con las primarias internas andaluzas, en las que arrasó Teresa Rodríguez y su proyecto de confluencia con IU y con otras fuerzas izquierdistas y andalucistas, Adelante Andalucía, frente a la oposición que la dirección estatal ejerció desde Madrid. La gestión de todos estos procesos internos será otro de los retos de Iglesias y del secretario de Organización de Podemos, Pablo Echenique.

Esta noche regresa Iglesias. Un político que no tiene que demostrar su capacidad de liderazgo, pero que se enfrenta a grandes retos en un momento de turbulencias políticas. Las palabras de Iglesias dibujarán las líneas estratégicas de la izquierda en los próximos meses tras haber quedado, en el periodo estival, algo alejada del centro del debate político. La llegada de Casado al despacho presidencial de Génova y la carrera por la derecha establecida con Ciudadanos, por un lado, y las primeras medidas del PSOE en el Gobierno, se han llevado los titulares. Hoy, Iglesias vuelve a los titulares. Estaremos pendientes.

2 Comments
  1. florentino del Amo Antolin says

    Cuando, ya se calcula lo que va a decir Pablo Iglesias… Esperemos que siga siendo coherente, él y Podemos; porque la Yenka del difunto PsoE es una brújula desinmantada. Sí, Sato el tal PsoE está votando en los Parlamentos, con el neoliberelismo, carca y depredador; es más, su secretario Sanchez juega con las cartas marcadas de antemano por un tal Rajoy y sus secuaces ( banda para delinquír )… Ahora, toca… Tocata y fuga en sí bemol. Izquierda, derecha, adelante, atras… ¡ Un , dos, tres !. El nazismo, fascismo y franquismo !… Unas señas de identidad de una Europa de mercaderes en » B «, que traen más muros vergonzantes en los albores de este siglo XX I y más altos, por complejos conductos, rayando la estulticia sobre derechos humanos. ¿ Que opinión tienen sobre esa España invertebrada en la UE ?. Y ¿ sobre el asalto al Parlamento de las fuerzas armadas el 23 F ?. ¡ Estamos hablando de Europa, no del tercer mundo !. Aquí, se hacen monumentos a los horrores tragicos de unos ideales que nos pregonan…¡ Que vuelven, que son muchos !… ¿ Que diantres están pensando los progresistas, socialistas, comunistas, anarcos, ecologistas, nacionalistas, abertzales, sindicatos, estudiantes, pensionistas ?.
    Nos importan los movimientos, de unos politicos que dejan mucho que desear en resolución deconflictos sociales, que no miren las encuestas, alfín y alcabo, son servicios al semejante, pagados con sus impuestos…
    Pablo Iglesias, no deja indiferente a nadie; sobre todo aquellos, que le critican por desgastar al que más les pone en evidencia… A ver si Sanchez, se junta con los de izquierdas autenticos… No de boquilla !.

    1. Ggs says

      Pablo el Salvador, jajajaaaa….este que vive como un capitalista y quiere el comunismo para los demas, que cobra dinero de Venezuela en bancos extranjero, se compra chalets de 600.000 y azotaria a mujeres hasta hacerla sangrar…..como la «gente»normal claro que si. PabLenin solo inventa relatos (dicho por el mismo) populistas para que le voteis y el y los suyos vivir tan capitalistamente. Abre los ojos Florentino.

Leave A Reply

Your email address will not be published.